Omega Universe - Foro de Rol de Marvel y DC
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Omega Universe - Foro de Rol de Marvel y DC

Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse
Años de Omega


¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

El record de usuarios en línea fue de 98 durante el 6th Marzo 2022, 21:50
Últimos temas
Los posteadores más activos de la semana
Aidan Doyle
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_title 
Ahri'ahn
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_title 
Los posteadores más activos del mes
Elian Iquelo
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_title 
Jason Todd
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_title 
Aidan Doyle
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_title 
Eclipse
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_title 
Ahri'ahn
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_titleSecreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Back_title 
Afiliados Hermanos (1/4)

Afiliados Élite (21/22)
Time Of Heroes

 

 Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]

Ir abajo 
4 participantes
AutorMensaje
Matthew Murdock
Marvel Universe
Marvel Universe
Matthew Murdock


Bando : Héroe

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 30/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime18th Mayo 2022, 22:32




SECRETO PROFESIONAL


- Oiga le repito que…

- Mire, yo le creo. Pero voy a tener que multarle igual. Tiene que llevar la tarjeta o no tengo forma de saber…

Matt pudo escuchar con claridad la conversación nada más salir de comisaría, aún con el bullicio de la calle. Apretó el paso inmediatamente hasta alcanzarlos, levantando las manos en el proceso

- ¡¿Ve?! ¡¡Ahí está!! ¡¡Matt!!

- Culpa mía, agente- fingió jadear mientras apoyaba la mano contra el coche- Foggy, no pasa nada. Yo pagaré la multa…

- No, no, déjenlo- suspiró el agente- Pero la próxima vez acuérdense de colocar la tarjeta cuando vayan a aparcar en zona de minusválidos. Y más frente a una comisaría.

- Lo recordaremos. Muchas gracias, agente.

El chico de azul abandonó el lugar a paso lento, mientras chistaba por lo bajo maldiciendo su rutina de forma inconsciente. Foggy se pasó la mano por la cara un instante y, con rapidez, abrió el asiento del conductor.

- ¿Y bien?

- Le van a devolver el tasbih. No estaban especialmente colaborativos pero las violaciones de la Primera Enmienda meten mucho miedo. Mucho más cuando el que te atiende no sabe ni de qué va el asunto.

- ¿Jurisprudencia?- sonrió Nelson mientras metía la llave en el contacto.

- Johnson contra Cleveland.

- Un partido conjonudo- bufó- Una lástima que no pudieras verlo. Espero que no les dé por buscarlo.

- No creo- se permitió, por fin, sonreír Matt- Demasiado lío y demasiado asustados. A los periodistas les encantan las historias sobre terroristas mutantes que quieren destruir nuestra forma de vida, pero les gustan aún más las de polis fascistoides que niegan el ejercicio de sus derechos a los ciudadanos extranjeros. Casi tanto como les disgustan al fiscal y al juez. Están muy escrupulosos, quieren hacerlo bien, sin fallos... salvo el más importante de todos, claro. Tienen al hombre equivocado.

Matt se llevó la mano a la nuca mientras avanzaban a trompicones por la carretera. La ciudad era un auténtico polvorín. El abogado no podía verlo, pero las ventanas de la ciudad se habían llenado de proclamas pro y anti-mutantes… aunque más de la segunda categoría. Tuvieron que tomar un desvío en la quinta con Lincoln, debido a una “manifestación espontánea de la ciudadanía”. Ese, sin duda, sería el eufemismo que los medios anti-metahumanos emplearían para lo que no era otra cosa que un disturbio de violentos y exaltados. Murdock se centró en su tarea, buscando alejar los insultos y soflamas de la multitud de su cabeza. No podía dejar de oírlos, pero sí intentar ignorarlos. Y había trabajo que hacer.

- ¿Sabemos algo de la tal Sasha Triger?

- No está en la pastelería (porque tiene una, y por la pinta de los cupcakes que he podido ver en su página web me sorprende no conocerla). He intentado averiguar donde vive, pero no he encontrado nada ¿Me recuerdas por qué es tan importante esta tía?

Porque mató a Cédric Valjean

- Tengo la sospecha de que pudo estar presente en el ataque a la Mansión X- Matt se guardó la información más sensible por el momento.

- Joder…

- Sí. Joder- suspiró Murdock- Y, además, Drago quiere hablar con ella. Con ella y con Elissa Stavridis. Es su…

- Terapeuta, ya- Foggy le tendió un papelito a Matt con la mano derecha, mientras aguantaba el volante con la izquierda, atento a la carretera- Es el número de su consulta. Iba a llamarla mientras esperaba, pero tuve que atender a los “mejores de Nueva York”.

Matt leyó la impresión de la tinta en el papel con las manos y, acto seguido, marcó el teléfono de la consulta.

- Fuera de servicio…

- ¿La psicóloga no paga las facturas? Con la de chiflados que hay en esta ciudad era de esperar que cobrase bien...

- Algo huele muy mal...- Matt cortó la comunicación y se puso los cascos. Comenzó a buscar información acerca de Elissa Stavridis en la red, tratando de encontrar cualquier cosa que pudiese servirle. Su corazón se paró durante un instante cuando la voz robótica del teléfono llegó a un punto determinado en la narración de un artículo del Bugle. Concretamente, la mención de un nombre que conocía demasiado bien.

Bullseye.

- Foggy, déjame en mi apartamento. Mientras tanto, intenta localizar a Sasha Triger. Averigües lo que averigües, me lo dices, pero no hagas nada por tu cuenta. Yo voy a intentar descubrir dónde vive Elissa Stavridis.

- ¿Vas a hacerle una visita?

- No- giró la cabeza- No Matt Murdock, al menos.


El piso de Elissa Stavridis era… acogedor. Su radar le daba una imagen exacta del espacio, sus dimensiones y distribución. Pero jamás podría saber cómo era “de verdad”, ese apartamento. Tan solo un conjunto de formas ondulantes, flamígeras. Como había dicho en más de una ocasión: Un mundo en llamas. Pero la llama del hogar, en este caso. Lo que Matt estaba más capacitado que cualquiera para percibir, eran los aromas. Y reconoció inmediatamente varios de ellos: Lino y tinta. Cuero y papel. Él… Él ya se había encontrado antes con esa mujer.

Su mente trató de dibujar un mapa. Un laberinto que tenía un centro indiscutible: Cédric Valjean. Él había trabajado para SHIELD. Ahí conoció a Elektra, y destrozó su vida. También había conocido a Drago, y destrozó su vida. Ahora estaba muerto, asesinado por Sasha Triger, que también estaba relacionada con Drago. Ella y Elissa Stavridis. Terapeuta de un mutante ¿Sólo eso? Una terapeuta cuya consulta fue atacada por Bullseye. Bullseye trabajaba para Fisk. También Cédric se había acercado a la sombra del rey. Juntos habían utilizado a Drago como arma para… arruinar su vida.

Bullseye también estaba en el Helicarrier, durante el ataque de la Mano. Mientras Elektra se recuperaba de la ignominia a la que Cédric la había sometido. Coulson había mencionado que el daño psicológico de Elektra estaba siendo tratado por… una psicóloga especializada en el tratamiento de personas con capacidades sobrehumanas. Y allí… Aquella mujer. Se quedó parada frente a él. Como si le conociera. Una mujer que olía a lino y tinta. A cuero y papel. A sangre y miedo… Olía a Elektra. Olía a Bullseye.

Claro…

Matt se sentó en uno de los sillones del salón. Exhausto, aunque no sólo físicamente. Apoyó su frente sobre sus manos enguantadas, rendido. Todo empezaba a encajar, pero no le gustaba la imagen del puzle.

El sonido de una llave se escuchó a unos metros. La puerta se abrió con lentitud. Y Matt elevó el rostro en completa oscuridad.

Aunque, quien enfrentó a la psicóloga no era Matt Murdock.

Era el Diablo de la Cocina del Infierno.

- Elissa Stavridis- susurró Matt- Creo que tenemos una conversación pendiente.


A Jesse Custer le gusta esta publicación

Volver arriba Ir abajo
Elissa Stavridis
DC Universe
DC Universe
Elissa Stavridis


Bando : Neutral / Anti-Héroe

Grupo : Shadowpact

Insignia de Fidelidad : Año 1

Mensajes : 240
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Localización : EEUU
Empleo /Ocio : Psicóloga
Humor : ¿Le gustaría hablar de ello?

Ficha de Personaje
Alias: Psique
Nombre real: Elissa Stravridis
Universo: DC Universe

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime23rd Mayo 2022, 08:44

La consulta de Elissa Stavridis no había vuelto a abrir sus puertas desde aquel fatídico 30 de abril.

A su regreso del Helicarrier, Andrea Letamendi la había contactado para explicarle lo de Lucy. La joven recepcionista, asesinada. A juzgar por las páginas del libro infantil que había en todas partes y la nota manuscrita, el autor del crimen había sido el mismo paciente al que Andrea había atendido el día anterior. "Stan", le dijo que se llamaba.

Andrea estaba destrozada. Se sentía culpable por lo sucedido. Por no haber podido evitarlo. Elissa la había consolado, rodeándola con brazos temblorosos. De no estar fuera de la ciudad, atendiendo a Elektra, Stan hubiera sido su paciente. Entendía perfectamente cómo se sentía su compañera.

Fue Elissa quien llamó a la familia de Lucy; Andrea no podía marcar el número sin romper a llorar. Aún así, permanecieron juntas, con las manos entrelazadas, mientras Lissa hablaba con los padres de la chica. La policía lo había hecho primero, claro, tan pronto Andrea había identificado el cadáver.

Elissa no recordaba ni una palabra de la conversación.

Aquel nueve de mayo, aún conmocionada por lo sucedido con Drago, esperando quizá haber recibido una carta, una llamada... la psicóloga se había acercado a su antigua consulta. El correo se agolpaba en la puerta, pero eran sólo facturas y publicidad. En cuanto al teléfono... No podía acceder aún al interior. Aunque ya habían levantado el cadáver de Lucy y la policía científica había peinado el local en busca de muestras, el equipo encargado del caso aún no daba por cerrada la investigación.

Tampoco era que griega se atreviera a tocar el pomo. Drea había sido escueta en los detalles. Había querido ahorrarle a Elissa las imágenes que no la dejaban dormir. Pero el cerebro tiene una asombrosa capacidad para conjurar pesadillas a partir de unas pocas palabras. Y allí, delante del lugar donde Lucy Hayes había perdido la vida, el miedo había reptado por los brazos y piernas de Elissa Stavridis, paralizándola de todos modos.

Había decidido no reabrir la consulta. ¿Hasta cuándo? No lo sabía. Ni siquiera sabía si estaba capacitada para seguir ejerciendo. Estaba claro que no había podido ayudar a Cédric. Como le había dicho a Drago en la Mansión, el francés estaba más allá de toda salvación. Ahora, Drago estaba bajo custodia policial, los Dioses sabían dónde.

A Drago... tampoco había podido ayudarlo a tiempo. Y... ¿qué ocurría con Elektra? ¿La había ayudado de verdad, o sólo había retrasado lo inevitable?

No podía seguir haciendo aquello.

Regresó de la consulta a pie, tomándose su tiempo. Sabía que el piso estaría vacío. Lyz había aceptado una cena de trabajo con su nuevo promotor, y N habría salido a dar un paseo con Lycos. Cuando hacían eso, solían estar horas fuera. Igual que Jake.

Y, sin embargo, cuando abrió la puerta de su piso, Elissa descubrió que estaba equivocada.

No estaba sola.

Al principio, enfrascada en sus pensamientos, no lo vio. Después, fue un movimiento en la oscuridad del salón. Una figura enmascarada que la aguardaba entre las sombras.

El corazón de la psicóloga se detuvo y las llaves, que aún llevaba en la mano, resbalaron y cayeron al suelo. Un enjambre de posibilidades se dibujaba en su mente. ¿Bullseye? ¿Cédric? ¿El asesino de Lucy?

El desconocido alzó la cabeza, y una luz procedente del exterior (¿los faros de un coche?) atravesó momentáneamente la habitación.

Rojo. El traje era rojo.

Lo había visto antes. En...

En los recuerdos de Elektra. En el Helicarrier.

Matthew Murdock.

Daredevil.

Elissa sabía que era uno de los "buenos", pero se sentía de todo menos a salvo. Su conciencia se retorcía dentro de ella, buscando declararla culpable de cualquiera de sus muchos errores.

La posibilidad de la justicia la aterrorizaba.

Él habló, su voz apenas un susurro. Suficiente para atenazar su garganta.

La sangre había abandonado el rostro y las manos de Elissa. Sentía un hormigueo en las mejillas. Le temblaban los dedos.

-Lo ignoraba -dijo, al fin, con un hilo de voz.

Se preguntó si debía decir su nombre en voz alta. Avisarlo de que conocía el secreto de su identidad.

No. No todavía.

¿Tenían que hablar? ¿De qué? ¿Qué diablos se suponía que tenía que hacer en una situación así? ¿Seguirle la corriente? ¿Llamar a la policía?

Tras un instante de duda, Elissa dio un paso hacia el interior del salón, encendiendo la luz. No recogió las llaves del suelo. Sus manos temblaban demasiado para hacerlo.

Tomó asiento frente a él, sintiendo que estaba a punto de representar una absurda parodia de sus propias sesiones.

- ¿Qué quiere de mí? ¿Por qué...? -señaló la situación- ¿...entrar en mi casa en plena noche? -preguntó.

_________________
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Lissa_10

A Ahri'ahn le gusta esta publicación

Volver arriba Ir abajo
Matthew Murdock
Marvel Universe
Marvel Universe
Matthew Murdock


Bando : Héroe

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 30/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime30th Mayo 2022, 03:02



Matt escuchó detenidamente el latido de la joven. El sobresalto era notable. Tenía el pulso acelerado, podía notar que bajo los intentos de mantener la compostura estaba evidentemente asustada. La voz ligeramente temblorosa. Pero era pronto para saber si le ocultaba algo o, simplemente, la excitación se debía al hecho de que un hombre enmascarado se hubiese colado en su casa. Aguzó el oído, escuchando sus pasos hasta tomar asiento frente a él. Matt postergó un instante más el momento de contestar. Acto seguido se levantó, hasta quedar tan solo a un paso del asiento de Stavridis.

- ¿De verdad lo ignora?- el diablo no movió ni un músculo- No. Creo que sabe perfectamente qué hago aquí y sobre qué quiero hablarle.

Se giró sobre sus talones, buscando con la mano caprichosamente. Palpando distintos lugares de la estancia, como si leyese la energía de la habitación a través de su mano.

- Es curioso ¿Verdad?- siguió Matt si modificar su tono un ápice- Que dos personas que tienen tanto en común no hayan intercambiado ni una sola palabra hasta el momento. Hay muchas… amistades comunes que nos unen. Elektra Natchios…- giró el rostro un segundo, en una sonrisa sardónica- No se preocupe, señorita Stavridis, no vengo a hacerle preguntas comprometidas sobre sus pacientes. Sé que tiene obligación de guardar secreto sobre el desarrollo de sus sesiones. Pero era a Elektra a quien trataba cuando el Helitransporte de SHIELD sufrió el ataque de la Mano ¿Verdad? Cuando se detuvo en seco entre el caos de la batalla y… se me quedó mirando- Matt negó con la cabeza- Sé que era usted, Elissa, no se esfuerce en ocultarlo.

Matt soltó la mano de la pared, quedando completamente de espaldas a la psicóloga, atento a cualquier reacción.

- Pero hoy no vengo a hablar de Elektra… o al menos esa no es mi intención principal. Vengo por otro de sus pacientes- el tono de Matt cambió rápidamente, volviéndose frío como una cuchilla de hielo- Dragoslav Katich. Otro de sus pacientes, estoy seguro de que lo recuerda muy bien… Ha sido detenido por asesinato y me consta de buena fuente que desea hablar con usted y con Sasha Triger. Y ambas, parecen extremadamente difíciles de contactar.

Matt volvió a acercarse lentamente hacia Elissa, con el rostro fijo en el lugar donde podía intuir que se encontraban los ojos de la chica.

- ¿Dónde está Sasha Triger? ¿Qué relación tiene con Cédric y con Drago? ¿Qué relación tienen todos ellos con usted? ¿Y qué demonios ha hecho que el mejor asesino del mundo la haya tomado con su clínica? Podemos empezar por ahí.


A Bullseye le gusta esta publicación

Volver arriba Ir abajo
Elissa Stavridis
DC Universe
DC Universe
Elissa Stavridis


Bando : Neutral / Anti-Héroe

Grupo : Shadowpact

Insignia de Fidelidad : Año 1

Mensajes : 240
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Localización : EEUU
Empleo /Ocio : Psicóloga
Humor : ¿Le gustaría hablar de ello?

Ficha de Personaje
Alias: Psique
Nombre real: Elissa Stravridis
Universo: DC Universe

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime10th Junio 2022, 08:36

El hombre se aproximó al lugar donde Lissa había tomado asiento. Ella no retrocedió. No se sentía capaz de dar un sólo paso fuera de la butaca.

- ¿De verdad lo ignora? -dijo él- No. Creo que sabe perfectamente qué hago aquí y sobre qué quiero hablarle.

No. No lo sabía. Pero, si tenía que apostar, hubiera mencionado a Elektra. El camino de Lissa se había cruzado únicamente dos veces con el del enmascarado. Una en el Helicarrier. La otra en una docena de recuerdos que ni siquiera pertenecían a la psicóloga.

- Es curioso ¿Verdad? Que dos personas que tienen tanto en común no hayan intercambiado ni una sola palabra hasta el momento. Hay muchas… amistades comunes que nos unen. Elektra Natchios… -Elissa sintió el hormigueo de la tensión en la punta de los dedos, pero no se movió- No se preocupe, señorita Stavridis, no vengo a hacerle preguntas comprometidas sobre sus pacientes. Sé que tiene obligación de guardar secreto sobre el desarrollo de sus sesiones. Pero era a Elektra a quien trataba cuando el Helitransporte de SHIELD sufrió el ataque de la Mano ¿Verdad? Cuando se detuvo en seco entre el caos de la batalla y… se me quedó mirando -continuó- Sé que era usted, Elissa, no se esfuerce en ocultarlo.

-No tengo motivos para ocultarlo -dijo. Su tono era sosegado, en apariencia. Unos cuantos años sorteando situaciones incómodas en la consulta habían ayudado a pulir su serenidad. Pero no estaba acostumbrada a que la interrogaran.

- Pero hoy no vengo a hablar de Elektra… o al menos esa no es mi intención principal. Vengo por otro de sus pacientes: Dragoslav Katich.

El nombre, como siempre, surtió el efecto de un hechizo. Demasiadas emociones impresas en los espacios que dejaban aquellas cinco sílabas. Demasiados secretos, ya desenterrados, ya expuestos entre los dos. Una culpa antigua. Miedo. Y una preocupación pulsátil, urgente.

-¿Ha visto a Drago? ¿Dónde está? ¿Está bien? -las preguntas brotaron de ella, atropellando las siguientes palabras del hombre de rojo.

Algo acerca de que tanto ella como Sasha eran difíciles de encontrar.

¿Qué insinuaba? ¿Que se estaba escondiendo? Era Drago quien era difícil de encontrar, maldita fuera. Necesitaba verlo. Hablar con él. Lo conocía, y creía entender los motivos que lo habían llevado a entregarse. El bosnio se estaba culpando por los crímenes cometidos por Cédric. Cometidos por él mismo, bajo la influencia de Cédric. Y también estaba protegiendo a su alumna, la verdadera homicida.

Sasha...

Las palabras de Lyz volvieron a la mente de Elissa como si su otro yo las estuviera pronunciando justo en aquel instante, en aquella misma habitación. Porque así había sido, horas antes.

Se le fue la olla, Lissa. Le... le fundió la cara.

La griega tragó saliva, comprendiendo al fin la conexión que Daredevil buscaba.

- ¿Dónde está Sasha Triger? ¿Qué relación tiene con Cédric y con Drago? ¿Qué relación tienen todos ellos con usted? ¿Y qué demonios ha hecho que el mejor asesino del mundo la haya tomado con su clínica? Podemos empezar por ahí.

Aunque el justiciero no hubiera propuesto empezar por el final, para Elissa era imposible ignorar la última pregunta.

¿El mejor asesino del mundo? ¿Su clínica?

-Usted... ¿sabe quién mató a Lucy? -dijo, y el miedo impregnaba sus palabras. En los últimos meses, Lissa se había hecho con algunos enemigos, pero la descripción de Andrea del tal "Stan" no encajaba con ninguno de ellos. Había llegado a pensar que, sencillamente, se trataba de un hombre desequilibrado. De una muerte aleatoria -. Lucy era la recepcionista del consultorio. Fue asesinada por un paciente. Yo no llegué a entrevistarlo; estaba fuera, en el Helicarrier. Mi socia, Andrea Letamendi... Ella lo visitó por mí. Se registró como J. M. Stan. Es todo lo que sé.

La psicóloga negó con la cabeza.

-Respecto a sus otras preguntas... No sé dónde está Sasha Triger. No sé qué relación tiene con Cédric. Pero fue alumna de... Drago. Seguramente él mismo pueda contárselo, si no lo ha hecho ya.-No le había pasado desapercibido el uso del diminutivo del bosnio por parte del enmascarado. Y aquello sólo podía significar que ambos hombres se conocían en un plano más personal -. En cuanto a mí... ya debe de estar informado de que fui la terapeuta de Dragoslav Katich. Y también traté a Cédric Valjean, en el Sanatorio de Arkham. Eso es lo que me conecta con ellos.

No se atrevía a decir más. Temía poner a Drago en peligro. Si él había decidido proteger a Sasha Triger entregándose por ella, no sería Elissa quien revelaría la verdad a Daredevil. No sin antes hablar con el bosnio.

_________________
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Lissa_10

A Bullseye le gusta esta publicación

Volver arriba Ir abajo
Matthew Murdock
Marvel Universe
Marvel Universe
Matthew Murdock


Bando : Héroe

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 30/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime10th Agosto 2022, 14:36



Matt sonrió. Una sonrisa amplia y estática, una que duró más de lo estrictamente necesario. Centrada en el lugar donde debía estar el rostro de Elissa Stavridis. Comenzó como una expresión genuina, fruto de sus pequeños hallazgos, pero decidió prolongarla. En los últimos años había descubierto que el diablo da más miedo cuando sonríe que cuando se enfada.

Se mantuvo en silencio durante unos segundos. Procesando toda la información pero, también, buscando que la cabeza de la psicóloga fuese encerrándose en sus propias trampas.

De momento, tenía varios puntos claros: A Elissa le importaba Drago realmente. En sus preguntas sobre el estado del mutante había una preocupación genuina; No mentía cuando afirmó no conocer el paradero de Sasha Triger, pero la conocía. Su pulso se aceleró cuando mencionó su nombre. Matt desconocía si Elissa estaba enterada del sucio secretito de Triger, pero lo averiguaría pronto.

Tras unos segundos de silencio, Matt volvió a hablar. El tono seguía siendo frío y distante. Era mejor que la psicóloga no supiese aún si se encontraba frente a un aliado o un posible enemigo. Ni el propio Matt lo sabía de momento.

- No, señorita Stavridis. Drago no está bien- Matt fue acercándose muy lentamente a la psicóloga- Está encerrado por un crimen que no ha cometido, rodeado de personas que no sólo niegan su inocencia sino que están plenamente convencidas de su culpabilidad. Y no por lo que tengan contra él, sino por lo que es. Extranjero. Musulmán. Mutante- Matt hizo especial énfasis en esa última parte- Está asustado, aunque no dé muestras de ello, y con el espíritu roto ¿Sabe que las autoridades ni siquiera han tenido la deferencia de dejarle su tasbih? Estoy seguro de que conoce lo importante que es para él su fe- ese punto ya estaba solucionado, pero Elissa no tenía por qué saberlo- ¿Puede adivinar lo que Drago piensa en este momento? Que da igual todo lo que haya hecho. Por la gente de este país, humanos y mutantes. Musulmanes, judíos, gentiles… Da igual. Sólo ven el monstruo que se ha creído que es. Y sigue estando completamente solo. Sin amigos.

Matt hizo una pausa dramática ¿Quería culpabilizar a la psicóloga para conseguir su colaboración? Era posible. En aquel caso, Murdock se sentía tan solo como el propio Drago. Se acercó aún más a Elissa.

- ¿Sabe quién tenía muy buenos amigos? Cédric Valjean. Antes de su deceso había conseguido la protección de un hombre al que conozco demasiado bien: Wilson Fisk. Y Fisk…- Matt silbó- Él sí que está rodeado de buenos amigos. Políticos, jueces, policías… ¿Se imagina a dónde quiero llegar? ¿Cree que un hombre como Wilson Fisk dejaría pasar el asesinato de uno de sus colaboradores? ¿Cómo le haría quedar eso? Y, para el mundo, Dragoslav Katich es el asesino de Cédric Valjean. Y para Fisk, la verdad no es importante, al menos no tanto como la “verdad” que los demás conocen. Hay otro amigo de Fisk… uno del que estoy seguro que ha oído hablar si ha tratado a Elektra: Bullseye… El mejor asesino del mundo. Uno que, en alguna ocasión, ha empleado el nombre de J.M. Stan…- Matt decidió esperar otro poco, para que la idea madurase en la mente de Elissa- Sólo necesita una oportunidad, señorita Stavridis. Un guardia que se distrae al cerrar una celda. Que se “duerme” durante el servicio. Que se “olvida” de encender una cámara y… - Matt apoyó las manos enguantadas en los brazos del sillón y, acto seguido, palmeó una de ellas con fuerza, provocando un ruido súbito pero con cuidado de no tocar a Stavridis-… y zas… Le aseguro que ese hombre es famoso por no fallar nunca…

Matt se alejó un poco, dejando respirar a la psicóloga.

- En el mejor de los casos, Dragoslav Katich irá a la cárcel. En el peor, está muerto. Pero me pregunto algo… ¿Estaré equivocado Elissa?- ahora usó su nombre de pila- ¿Es cierto que a Dragoslav Katich no le quedan amigos?


Volver arriba Ir abajo
Elissa Stavridis
DC Universe
DC Universe
Elissa Stavridis


Bando : Neutral / Anti-Héroe

Grupo : Shadowpact

Insignia de Fidelidad : Año 1

Mensajes : 240
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Localización : EEUU
Empleo /Ocio : Psicóloga
Humor : ¿Le gustaría hablar de ello?

Ficha de Personaje
Alias: Psique
Nombre real: Elissa Stravridis
Universo: DC Universe

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime15th Septiembre 2022, 22:40

- No, señorita Stavridis. Drago no está bien -algo frío y pesado se asentó en el estómago de Elissa, entumeciéndole las entrañas. El hombre de rojo se aproximó, despacio. Cada una de sus siguientes palabras fue como una flecha bien dirigida al centro de su pecho-. Está encerrado por un crimen que no ha cometido, rodeado de personas que no sólo niegan su inocencia sino que están plenamente convencidas de su culpabilidad. Y no por lo que tengan contra él, sino por lo que es. Extranjero. Musulmán. Mutante.

Era horrible. Y sólo el principio de una larga lista de cosas que Lissa no quería escuchar.

- Está asustado, aunque no dé muestras de ello, y con el espíritu roto. ¿Sabe que las autoridades ni siquiera han tenido la deferencia de dejarle su tasbih? Estoy seguro de que conoce lo importante que es para él su fe.

Sí, lo sabía. Lo sabía demasiado bien. Elissa se mordió el labio con fuerza, atrapando dentro de sí las náuseas, el terror y las ganas de gritar. Todo ello se sumó al terrible peso que la fijaba contra el asiento.

¿Puede adivinar lo que Drago piensa en este momento? Que da igual todo lo que haya hecho. Por la gente de este país, humanos y mutantes. Musulmanes, judíos, gentiles… Da igual. Sólo ven el monstruo que se ha creído que es. Y sigue estando completamente solo. Sin amigos.

"No está solo", quiso decir la psicóloga. Pero no era cierto, ¿verdad? Ella estaba allí, en su piso, respondiendo a las preguntas de un justiciero, mientras Drago... Drago seguramente estuviera en la oscuridad de una celda, sin nada que lo distrajera del horror que debían de haberle supuesto las últimas semanas. Sin ninguno de los símbolos de su fe para sostenerlo. Sin la música para hacerle olvidar, aunque fuera un instante, las sombras que anidaban en su interior.

Elissa cerró los ojos y apretó con fuerza los párpados. Cuando había conocido a Drago, el mutante era un prisionero de su propia mente. Después había sido esclavo de la de Cédric. Y ahora... ahora era el rehén del país que lo había acogido.

Pero unas palabras se removían aún en la mente de la psicóloga, como piezas de un puzzle que buscaran dónde encajar. "Encerrado por un crimen que no ha cometido". Así pues, el hombre de rojo lo sabía. O lo sospechaba.

¿Qué debía hacer ella, cuando el propio Drago había tomado la decisión de entregarse? Aunque la sangre de Cédric no manchaba sus manos, Elissa conocía al bosnio y sabía cómo pensaba. Todo aquello no era más que un acto simbólico. Drago estaba dando la cara por el resto de sus crímenes, al tiempo que protegía a Sasha Triger.

Elissa podía admirar y respetar aquella decisión. Y lo hacía. Era una muestra más de la luz que ardía en el interior del bosnio, la misma que él era incapaz de ver. Entendía el deseo de redención de Drago. Comprendía su necesidad de enmendar las cosas que había hecho mal. Pero no podía permitir que se convirtiera en un mártir. No podía permitir que apagaran aquella luz.

Ella necesitaba aquella luz.

El hombre de rojo continuó hablando. Y la psicóloga lo escuchó, en un silencio que cada vez tenía menos que ver con su voluntad y más con el nudo que le apretaba la garganta.

- Hay otro amigo de Fisk… uno del que estoy seguro que ha oído hablar si ha tratado a Elektra: Bullseye… El mejor asesino del mundo. Uno que, en alguna ocasión, ha empleado el nombre de J.M. Stan…

La piedra cayó en el agua y las ondas se extendieron sobre su calma superficie.

Las manos de Elissa empezaron a temblar.

Stan, el asesino de Lucy. Bullseye, el asesino de Elektra.

No eran dos personas distintas, claro.

Nunca lo habían sido.

-Sólo necesita una oportunidad, señorita Stavridis. Un guardia que se distrae al cerrar una celda. Que se “duerme” durante el servicio. Que se “olvida” de encender una cámara y…

La palmada de Daredevil hizo el resto.

Elissa se incorporó como un resorte. Pálida, con el rostro desencajado. No era el miedo reverente de alguien que escucha un cuento sobre lobos. Era el terror de quien ha caminado solo en la noche, escuchando los aullidos y sintiendo el aliento húmedo de la bestia en su nuca. Cuánto había de su propia experiencia y cuánto pertenecía a los recuerdos de Elektra, Elissa no lo sabía.

-… y zas… Le aseguro que ese hombre es famoso por no fallar nunca…

-Es imposible… él… ¡está en la cárcel! Elektra lo derrotó en el Helicarrier… -Elissa se oyó hablar con una voz que no le pareció la suya. Sonaba muy lejos, y sonaba aterrorizada. ¿Por qué? Su mente racional sabía que la situación estaba bajo control, pero el horror que sentía le susurraba que estaba pasando por alto algo vital. ¿Había escapado Bullseye de la vigilancia de S.H.I.E.L.D.? ¿O era el hecho de que estuviera en prisión lo que la enervaba de aquella manera? No era la primera vez que… ocurrían accidentes en la cárcel, y Drago… Drago estaba… - No pueden permitir que…

Pero Elissa no era tan inocente como para creer en sus propias palabras. Sabía perfectamente lo que Daredevil implicaba al decir que Fisk tenía amigos en todas partes.

El justiciero se retiró un poco, tal vez para permitirle respirar, pero Elissa no se sentó. El miedo no se lo permitía.

- En el mejor de los casos, Dragoslav Katich irá a la cárcel. En el peor, está muerto. Pero me pregunto algo… ¿Estaré equivocado Elissa? -preguntó Daredevil, despacio- ¿Es cierto que a Dragoslav Katich no le quedan amigos?

-No. No es cierto -el miedo estrangulaba sus cuerdas vocales al hablar- Yo… Dime qué puedo hacer para ayudarlo. Haré lo que sea.

_________________
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Lissa_10
Volver arriba Ir abajo
Bullseye
Marvel Universe
Marvel Universe
Bullseye


Ninguno

Bando : Villano

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 14/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime16th Septiembre 2022, 00:41


De repente, antes de que el justiciero pudiera responder a la atribulada hechicera, un objeto pequeño y redondo atravesó el cristal de la ventana con gran estrépito. Daredevil ya sabía lo que era desde antes de que terminara de rodar por el suelo: una pelota de béisbol. Y, aunque pudo oler el inconfundible hedor de la sangre, no fue capaz de discernir las palabras que habían garabateado con ella en la reducida superficie blanca:

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Sin-t-tulo

- Rapunzel, Rapunzel -canturreó desde abajo una ronca voz que tanto la psicóloga como el justiciero conocían bien-. ¿Vas a bajar? ¡Ponte algo sexy!

Daredevil escuchó el sutil clic de un gatillo al ser accionado y percibió el penetrante e intenso olor del combustible y el fósforo justo antes del...


_________________
Psycho Killer:
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Firma-Bullseye
Volver arriba Ir abajo
Bullseye
Marvel Universe
Marvel Universe
Bullseye


Ninguno

Bando : Villano

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 14/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime16th Septiembre 2022, 01:19

Tirada

_________________
Psycho Killer:
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Firma-Bullseye
Volver arriba Ir abajo
Omega

Omega


Insignia de Fidelidad : Año 7

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Localización : En el último Universo
Empleo /Ocio : Cronista
Humor : Y, al final, todas las realidades son una...

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime16th Septiembre 2022, 01:19

El miembro 'Bullseye' ha efectuado la acción siguiente: Tirada de dados


'Dado de 10' : 5

_________________
Volver arriba Ir abajo
https://omega.forosactivos.net/
Matthew Murdock
Marvel Universe
Marvel Universe
Matthew Murdock


Bando : Héroe

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 30/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime16th Septiembre 2022, 01:26

Tirada de Daredevil
Volver arriba Ir abajo
Omega

Omega


Insignia de Fidelidad : Año 7

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Localización : En el último Universo
Empleo /Ocio : Cronista
Humor : Y, al final, todas las realidades son una...

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime16th Septiembre 2022, 01:26

El miembro 'Matthew Murdock' ha efectuado la acción siguiente: Tirada de dados


'Dado de 10' : 8
Volver arriba Ir abajo
https://omega.forosactivos.net/
Matthew Murdock
Marvel Universe
Marvel Universe
Matthew Murdock


Bando : Héroe

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 30/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime18th Septiembre 2022, 03:39



Para Matt era imposible no notar cómo el corazón de Elissa Stavridis se aceleró tras la mención a Bullseye. Como un martillo neumático aporreando el asfalto. Olió el sudor frío recorrer su frente y su cuello. No era para menos. Sólo lamentaba haber tenido que recurrir a esa estrategia para conseguir su colaboración. El justiciero no se llevaba a engaño, todo lo que había dicho era cierto… pero había formas más delicadas de decirlo. Sin embargo, Drago no tenía tiempo para delicadeza. Él mismo no tenía tiempo para delicadeza… y una bola de ansiedad se disolvió en el estómago de Murdock cuando, finalmente, Elissa se prestó sin reserva a colaborar. Pero, ni siquiera tuvo tiempo de agradecérselo…

Al instante, el sonido del cristal roto le hizo girarse como un perro de caza. El objeto esférico rodó por el suelo. Una pelota de béisbol sin duda y… ese olor. Sus peores temores se confirmaban. Se trataba de Bullseye. Que justo tras la amenaza de Matt el asesino hubiese hecho acto de presencia le pareció una cruel ironía del destino. Y, también, una suerte por encontrarse allí en aquel letal instante.

- Rapunzel, Rapunzel -esa voz... esa maldita voz...-. ¿Vas a bajar? ¡Ponte algo sexy!

Matt había comenzado a planear su curso de acción cuando, de pronto, escuchó el click. Bullseye ya había hecho uso de aquél arma en otras ocasiones y los aromas tras el accionamiento del gatillo no daban lugar a la duda. Había que actuar, y rápido.

Por suerte, tras su allanamiento, mientras esperaba en silencio a la psicóloga, Murdock había tenido tiempo de hacerse un mapa mental del apartamento, gracias en parte a sus sentidos y, más que a ninguno, a su radar. Así que no lo dudó ni un instante. Agarró en volandas a Elissa y corrió con toda la velocidad que pudo en dirección a una de las ventanas laterales. No había tiempo de abrirla, así que se lanzó con todo su peso contra ella, cerciorándose de girar en el aire para impactar de espaldas con la superficie y así evitar que los cristales rotos pudieran dañar a la psicóloga. La ventana daba justo a la azotea del edificio y, ua vez impactaron con el asfalto, con el mínimo tiempo que les quedaba, Matt aprovechó que se encontraba en la parte inferior para impulsar a Stavridis hacia atrás con las piernas, alejándola lo más posible de la ventana.

Justo en ese instante se produjo la detonación. La onda expansiva desplazó unos metros al diablo, que había comenzando a incorporarse, quedando de nuevo tendido junto a la mujer, que se hallaba tendida boca arriba. Pero lo peor no había sido la fuerza del impacto, sino el sonido de la explosión. La cabeza le dolía como si el Dr. Octopus estuviese tratando de aplastársela con uno de sus tentáculos mecánicos. Estaba desorientado, y era incapaz de escuchar nada aparte de un intenso pitido.

Matt levantó un poco el torso y, al hacerlo, no pudo contener el impulso de vomitar. Giró la cabeza en dirección contraria a la psicóloga, dejando junto a su mano izquierda los restos a medio digerir de lo poco que se había metido en el cuerpo aquel día. Transcurridos unos segundos, el mundo empezó a volver a la normalidad. No podía escuchar aún el latido de Elissa, pero sí su respiración entrecortada. Se quitó el guante derecho con premura y comprobó su temperatura, colocando el dorso de la mano sobre la frente y mejilla de la mujer. El pulso estaba acelerado, pero firme. No parecía haber ningún corte profunfo y ninguno de sus signos vitales le sugirió que estuviese herida de gravedad.

De modo que, cuando alcanzó las fuerzas suficientes para incorporarse, simplemente dirigió el rostro en dirección al lugar donde sus sentidos indicaban que estaba el de Elissa y, en completo silencio, se colocó el dedo frente a los labios, sugiriendo a la psicóloga no emitir un solo ruido.

Trastabilló un tanto en dirección a la ventana rota. Su equilibrio se había visto muy afectado por la explosión, pero sacó fuerzas de flaqueza para continuar. El calor dentro del apartamento (o lo que quedaba de él) le resultaría insoportable en condiciones normales, pero afortunadamente su traje le ayudaba a aislar la mayor parte. Si conocía bien a Bullseye (y creía hacerlo) no se conformaría con haber acertado el disparo. Iría a asegurarse, o a regodearse… Tras tantos años de rivalidad, aún le costaba saber cuánto de su comportamiento era sadismo y cuánto profesionalidad.

Dentro del apartamento, su mundo en llamas se había trasladado a la realidad. El radar parecía lo bastante preciso como para guiarse por aquella ruina ondulante, aunque su oído no se había recuperado del todo. Con el sonar podía contar solo a medias. Arrancó un trozo de cortina para cubrirse nariz y boca, evitando el embriagador aroma a humo y ceniza. Tanteó por las partes que pudo, en busca del lugar adecuado, hasta que pareció distinguir un cúmulo de escombros lo bastante grande como para ocultarse bajo él. Con cuidado retiró la madera, el yeso y demás fragmentos que hasta hacía unos segundos habían formado parte del mobiliario y, con la misma dedicación, se colocó bajo ellos, tratando de cubrir la mayor parte de su cuerpo.

El crepitar del fuego y lo reciente de la explosión le hacían confiar poco en su oído. Sería muy difícil (por no decir imposible) percibir los pasos de Bullseye. Pero, afortunadamente, al asesino le gustaba tanto jactarse y canturrear como quitar vidas. Desde su improvisada mascarada, escuchó la voz de Bullseye, diciendo algo que le resultó indescifrable. Como quien escucha bajo el agua a quien se halla en la superficie. Pero al menos podía percibir cuán cerca estaba. Así que esperó, sintiendo en su pecho el latido acelerado de su propio corazón hasta que, en el momento que creyó preciso, emergió de los escombros con un gran tablón de madera en las manos.



No quería arriesgarse, pues no sabía hasta qué punto sus fuerzas estaban mermadas, así que hizo uso de todas ellas para golpear a Bullseye. En cuanto a la precisión del ataque, no pudo más que rezar. Por suerte, parecía que la adrenalina y la rabia acumulada de aquellos días le habían proporcionado un poderoso golpe de suerte. Tan poderoso como el que Bullseye recibió en el rostro, justo en el centro de la cara, trastabillando hacia atrás al tiempo que el madero se quebraba.

Ya en pié, el Demonio de la Cocina del Infierno hizo honor a su apodo y, erguido frente a las llamas, habló a su enemigo.

- Hola, Lester- sabía que aquel apelativo lo volvía loco- No sabes cómo me alegro de verte.

Frente a Matt, en medio de las ondas bamboleantes que, para su cerebro, representaban las llamas, pudo advertir como Bullseye preparaba su próximo ataque.

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Daredevil-waid4

- Has tenido muy mala suerte, viejo amigo. Hoy tengo más ganas que nunca de destrozar a alguien.

El justiciero extrajo los bastones de sus fundas, deflectando dos certeros cuchillos lanzados por su enemigo. Saltó preso de la adrenalina, como una bestia iracunda, usando los bastones para golpear el dorso de la mano de Bullseye cuando éste lanzó su primer golpe. El segundo puñetazo del asesino impactó contra la mandíbula de Matt, pero tras un rápido escupitajo sanguinolento, aprovechó el impulso para propinar un potente cabezazo en el mismo lugar en que ya había impactado el tablón momentos antes. Era probable que aquel golpe hubiese hecho más daño al propio Daredevil que a Bullseye, pero estaba demasiado cegado por la ira como para centrarse en el dolor, así que unió por el centro ambos bastones hasta convertirlos en una sola unidad y, en un rápido movimiento ascendente, golpeó la barbilla de Lester con mucha más fuerza de la que recordaba haber empleado nunca contra él.

- ¡Vamos!- gritó Matt- ¡Se supone que eres el mejor asesino del mundo! – Bullseye detuvo un segundo golpe, esta vez con algo metálico, pero el diablo forcejeó con él tratando de hacerlo retroceder…

¡¿NO CREES QUE ES HORA DE QUE LO DEMUESTRES DE UNA PUTA VEZ?!


Volver arriba Ir abajo
Bullseye
Marvel Universe
Marvel Universe
Bullseye


Ninguno

Bando : Villano

Insignia de Fidelidad : Año 8

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 14/04/2021

Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime18th Septiembre 2022, 20:16

De inmediato se sucedió el caos. El apartamento de la psicóloga se encontraba en la última planta, que acababa, literalmente, de volar por los aires. Pronto, el fuego se extendería por el resto de las plantas, que los vecinos estaban empezando a abandonar, aterrados, y Bullseye calculó que tendría menos de diez minutos antes de que aparecieran los bomberos, pero no necesitaba más para disparar su pistola de gancho y proyectarse hacia la planta destrozada. Lo más sencillo habría sido poner pies en polvorosa, pero Bullseye era un profesional, y por experiencia propia sabía que uno no podía nunca estar realmente seguro de la muerte de alguien hasta tener delante el cadáver. Y, a veces, ni siquiera eso era garantía de nada, como le habían demostrado cierta griega y cierto francés insoportable. Según sus averiguaciones, la psicóloga debería haberse encontrado en casa aquella tarde, y había arrojado la pelota por la ventana del salón para que, si no se encontraba ya allí, acudiera a investigar el ruido y que así el torpedo le impactara de pleno, pero en aquél mundo repleto de elementos extraordinarios podría suceder cualquier cosa, desde que justo en ese momento hubiera bajado a casa de la vecina a pedirle un poco de azúcar para hornear un bizcocho, a que tuviera alguna clase de dispositivo electrónico o mágico que le hubiera permitido resistir o escapar a la explosión. No, definitivamente no podría quedarse tranquilo hasta sentir quebrarse bajo sus botas el cráneo calcinado de Elissa Stavridis.

- ¡Rapunzel, preciosa! ¡Te has olvidado de lanzarme el pelo por la ventana! -canturreó mientras avanzaba por encima de los cascotes humeantes tratando de localizar el cuerpo, con un cuchillo en la mano-. ¡Menos mal que soy un hombre de recursos! ¡Anda, sal! ¡Tengo pensado algo divertido!

Un ruido brusco a su espalda le hizo volverse, cuchillo en mano, pero lo que vio le dejó tan patidifuso que no fue capaz de reaccionar a tiempo para evitar el brutal ataque del justiciero. Bullseye pudo notar cómo se le rompía el tabique de la nariz y gritó, retrocediendo por instinto al tiempo que se llevaba la mano libre a la cara. Pronto, el blanco impoluto de sus guantes quedó tintado con la sangre que manaba a borbotones de su nariz.

- Mnadiz... -musitó, la voz ahogada por la sangre y por la pantalla que formaba su mano sobre la parte inferior de su rostro.

Los ojos le lagrimeaban, tanto por el dolor como por el humo del incendio, que resultaba cada vez más y más insoportable, y así, con la visión borrosa, vio alzarse entre las llamas una imagen terrorífica que parecía salida de una pesadilla.

- Hola, Lester. No sabes cómo me alegro de verte.

Una vez superado el shock inicial, Bullseye empezó a reír de manera desquiciada, casi ahogándose con su sangre, y se pasó el dorso de la mano por la nariz para limpiarse y cortar la hemorragia.

- Eres incorregible, Mattie... Te has metido bajo mi máscara, ¿y qué? Yo me metí antes bajo la tuya -dijo arrojándole dos rápidos cuchillos que el vigilante por supuesto bloqueó antes de saltar sobre él.

- Has tenido muy mala suerte, viejo amigo. Hoy tengo más ganas que nunca de destrozar a alguien -le advirtió cuando se enzarzaron.

-Diría que éso me convierte más bien en un tipo con suerte, ¿no crees? -le replicó él, consiguiendo encajar un buen derechazo al diablo después de un primer intento frustrado, pero la inmediata reacción del justiciero volvió a pillarle por sorpresa al impactar con su frente sobre su nariz herida, haciéndole gritar por segunda vez un segundo antes de hacer que su mandíbula se cerrara violentamente al golpearle desde abajo en la barbilla con el bastón. Joder... de haber tenido la lengua fuera posiblemente se la habría desgajado por completo-. ¡Sí! ¡Sí! -gritó, eufórico, con un brillo demente en la mirada mientras sacaba la pistola de su funda y comenzaba a disparar frenéticamente sobre su Némesis-. ¡Así me gusta! ¡Dios! ¡Me encanta cómo te pones! -rugió, fuera de sí.

Daredevil bloqueó todos y cada uno de sus disparos con sus bastones sin detener su avance y volvió a caer sobre él, obligándole a utilizar la pistola para bloquear sus ataques.

- ¿De verdad crees que es la mejor estrategia retarme a demostrar lo bueno que soy cargándome gente, Mattie? ¿Es que no has tenido suficiente ya? -gruñó, los dientes apretados por el esfuerzo de mantener a raya a su rival-. Pero por favor, sabes que sólo vivo para complacerte -exclamó, golpeando brutalmente a Daredevil en la nariz con la culata de la pistola, justo en el mismo lugar donde le había atacado el diablo, para después arrojar el arma descargada con toda la fuerza que fue capaz hacia la tibia derecha para ralentizarle y así poder alejarse hacia el borde del destrozado apartamento.

A lo lejos se escuchaban ya las sirenas de los bomberos, y los asustados residentes del edificio habían empezado a acumularse a las puertas como hormigas ante un hormiguero. Bullseye se inclinó para recoger del suelo un puñado de escombros pequeños, y empezó a arrojarlos hacia abajo. El primero acertó a uno de los civiles en la nuca, matándolo en el acto, y el segundo atravesó la cabeza del hombre que estaba a su lado, entrando por una de sus orejas para salir por la otra. Daredevil se arrojó rugiendo sobre él, pero no pudo evitar que lanzara el tercer proyectil, que hizo estallar la rueda del camión de bomberos, haciéndolo derrapar hasta estrellarse contra la entrada del edificio, arrollando a varios de los residentes por el camino.

- Vamos, Matt, ¿queda alguna griega en Nueva York a la que no te hayas follado? -inquirió, furioso, bloqueando y descargando golpes y relacionando la inusual violencia de la que estaba haciendo gala su contrincante con la que había demostrado tras matar a Elektra. Por lo general el diablo no solía ser tan sucio cuando peleaba contra él, y desde luego que no era por falta de intentos de su parte por sacarle de sus casillas, así que no podía ser más que eso-. Aunque te entiendo, a mí también me encantan, pero deberías dejar algo para los demás. Eres un acaparador, ¿sabes? -inquirió, descargando una patada lateral que impactó de lleno en el costado del superhéroe para lanzar a continuación un golpe tegatana a su garganta-. Cuando te vi en el Helicarrier pensé... ¡eh! ¡Menudo golpe de suerte! ¡Ha venido justo a tiempo para ver morir a Elektra por segunda vez! Pero tengo que admitir que estoy empezando a cansarme de tus continuas interferencias en mis asuntos. Es un desperdicio de mi tiempo. Ésto tendría que haber sido un trabajo sencillo y ahora tendré que volver a matarla otro día.

Si Daredevil estaba allí, posiblemente Elissa también, pero ya no le quedaba tiempo para pararse a buscarla, y menos con el metomentodo rojo allí. En cuestión de segundos el lugar se llenaría de bomberos, ambulancias y policía. Podría haber acribillado a Daredevil con los cascotes que aún tenía en la mano, pero no quería matarlo así, tan rápido. No, su muerte, cuando finalmente llegara, debía de ser un placer que pudiera disfrutar adecuadamente.

Un súbito temblor bajo sus pies les hizo perder ligeramente el equilibrio, y Bullseye aprovechó para lanzarse al suelo y descargar una patada a la tibia dolorida de Matt.

- Dime, Mattie... ¿qué escuchan tus orejas de elfo? -inquirió con una sonrisa burlona, llevándose una mano al oído-. Yo no tengo súper sentidos, pero apostaría a que en algún lugar de éste edificio que está a punto de derrumbarse hay alguna tierna ancianita o algún indefenso bebé que no han podido salir a tiempo cuando lancé el cohete. ¿Quieres arriesgarte a que la palmen calcinados antes de que consigan entrar los bomberos? Por no hablar de los bomberos inconscientes dentro de su vehículo, o todos los atropellados de abajo, o la pobre Elissa... Seguro que la tienes escondida por aquí en algún lugar. Plantéate qué es más importante para ti... encargarte del viejo Bullseye o de todos esos civiles inocentes que esperan que les salves... ¡Hasta la próxima, Rojo!

Y, sin más, saltó del edificio, utilizando los diversos elementos del edificio o su propia cuerda para ir balanceándose y descendiendo hasta llegar al callejón trasero, donde aguardaba su moto.

Y, sobretodo... hasta la próxima, Elissa...

_________________
Psycho Killer:
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Firma-Bullseye
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado





Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Empty
MensajeTema: Re: Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]   Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019] Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Secreto Profesional (Elissa Stavridis) [09-05-2019]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Mini-Evento] La muerte no es el final. Vida en el hielo. (John Constantine, Rebecca Logan, Elysia Stavridis, Elissa Stavridis, Dalae Darkle, Garnet Brooks, Promethea [NPC]). 28 de Marzo de 2019.
» Maldito lunes [Elissa Stavridis] (04-02-2019)
» [Minievento WWD] The Mothman Prophecies (Elissa Stavridis) [16-04-2019]
» Las lágrimas de Sibila...(Elissa Stavridis)[31 de Marzo del año 2019]
» [Minievento] El tiempo en sus manos - Prólogo (Elissa Stavridis) [16/03/2019]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega Universe - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York :: Piso Stavridis-
Cambiar a: