Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Aureole Deveron

Ir abajo 
AutorMensaje
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 35
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

MensajeTema: Aureole Deveron   25th Abril 2014, 23:44

Nombre: Aureole Beauregard Charmian Deveron

Alias: tiene varios, todos ellos ganados a pulso; el Alquimista Cambiante, el Bibliotecario Rojo, el Noble Centenario, Coleccionista Arcano... pero la mayoría le conoce como Deveron el Sangromante.

Edad: aparentemente 51... o 23... o 30...

Universo de origen: DC

Nacionalidad: inglesa.

Raza: místico.

Mentor: ninguno formal, tuvo tratos con una entidad desconocida.

Bando: neutral.

Ocupación: hechicero, millonario, vividor, ocultista, alquimista, coleccionista de objetos antiguos.

Descripción física: Aureole es un hombre alto y fornido, de pelo canoso ondulado y cara ancha, cuyos párpados algo caídos dan a su expresión un toque de eterno aburrimiento. Sus ojos castaños parecen opacos y sin luz, y miran sin dar o recibir nada a cambio. Va siempre pulcramente afeitado y arreglado, aunque se diría que su gusto para el vestir se ha quedado bastante anticuado. No sólo gusta de llevar sombreros de copa, sino que además suele vérsele mucho con abrigos negros, guardapolvos de color sobrio, capotes para el mal tiempo y una nutrida selección de trajes y smokings con faldones, que hacen que su figura parezca un poco más oronda o estilizada, en función de la prenda. Camisas blancas inmaculadas, lazos de diversos colores que contrastan, polainas... Todo su guardarropa parece heredado de un pariente lejano ya fallecido. Sus manos, finas y mañosas, están ocultas por guantes blancos, y juguetean con un bastón de madera lisa y pomo dorado sin ornamentos. A veces lleva polainas de seda. Por lo demás, sus rasgos son bastante anodinos, y salvo por sus ropas no suele llamar demasiado la atención.


No obstante, Aureole es capaz de alterar su cuerpo con su poder, lo que significa que no siempre tiene el mismo aspecto. Aunque prefiere su forma real, muchas veces se presenta con el aspecto de su yo de veinte años. En esta forma lleva el pelo largo, normalmente sujeto en la nuca o suelto, y su cara vuelve a ser la que antaño le valió su segundo nombre y las miradas de más de una damita de la aristocracia. Sin embargo, no se vuelve más vigoroso o fuerte. Esto es debido a que su vitalidad se ha estancado junto con su envejecimiento, permitiéndole conservar el vigor de la juventud incluso en su apariencia de  cincuentón. Aunque éstos sean sus rostros más comunes, puede abarcar cualquier rango de edad o incluso deformar sus rasgos de tal modo que sea una persona completamente "nueva".


Cuadro conservado en la Biblioteca roja. Autor desconocido:
 

Junto a él va siempre lo que parece un hombre de piel oscura y rostro embrutecido, vestido también de traje aunque de un modo más actual. Bajo sus gafas de sol, sus ojos están en blanco, sin ver nada que no tenga que ver con sus obligaciones. Su tamaño llama la atención casi inmediatamente debido a su gran musculatura y su constitución. Siempre se mantiene un poco encorvado y tal vez sea mudo, porque nunca se le oye decir una palabra.
Stanley:
 

Descripción psicológica: ¿dije que salvo por sus ropas no suele llamar demasiado la atención? Matizaré: donde su vestimenta termina de atraer la mirada, su comportamiento toma el relevo. Aureole es un individuo a primera vista frío y distante. No tiene por costumbre mirar a los ojos de la gente salvo que se esté dirigiendo a ellos. Es una persona que procura actuar siempre de acuerdo al protocolo, y si éste no existe, se comporta de manera egoísta y caprichosa. Le encanta hablar de manera grandilocuente, empleando metáforas que a veces no parecen tener relación ninguna. Tiene numerosas manías, una de las cuales es evitar el contacto físico con cualquier persona a la que no conozca. Una vez rota la barrera del desconocimiento, Aureole sabe ser un buen anfitrión y un huésped agradecido, que disfruta contando historias extrañas que siempre parecen tener una moraleja. Es tan flemático como puede serlo sólo un noble inglés, manteniendo la calma ante casi cualquier situación, y prefiere recurrir al diálogo (o a los puños de Stanley) antes que a su propio poder. En su forma más joven puede ser algo más jovial, pero en su aspecto más maduro tiende a actuar con algo más de rigidez. Esto es debido al haber tenido que interpretar el papel de varios descendientes de su familia. Apelar a cosas como su orgullo o su generosidad es imposible. Su longevidad, junto con su visión del mundo, le han convertido en una persona carente de vínculos o afiliaciones, que va de por libre prefiriendo asociarse sólo temporalmente. Le encanta adquirir magia nueva, en un grado casi obsesivo, y en alguna ocasión ha terminado traicionando, total o parcialmente, a sus socios con tal de conseguirla si ese era el precio a pagar.

***

Aureole Beauregard Charmian nacía en el seno de la familia Deveron cuando ésta aún era una parte incontestable de la aristocracia inglesa. En las altas esferas no se concebía fiesta o reunión a la que no fueran invitados, y sus propias recepciones eran la llamada ineludible para cualquiera que se considerara alguien en la sociedad o quisiera medrar en ella. Es decir, hasta la muerte del abuelo de Aureole. Cuando el caballero Leonal Francis Deveron murió, su hijo Edgar ocupó el puesto de su padre en la sociedad, y tras desposarse con Deanna Taunton por conveniencia, ambos descubrieron que tenían intereses comunes y su relación se afianzó inesperadamente. Dichos intereses pasaban por temas ocultistas de los que, como sabrían gracias a su inmensa red de contactos, había numerosos partidarios entre la flor y nata de la nobleza y la alta burguesía inglesas. No tardaron en pasar a formar parte de un selecto grupo que amén de buscar y comentar sobre libros de tema religioso, sobrenatural o pseudocientífico, jugueteaban con rituales, espiritismo y fórmulas y sistemas alquímicos.

En la mansión Deveron empezaron a celebrarse unas reuniones tras las suntuosas fiestas, en las que un puñado de personas pasaban a una sala mientras el resto de invitados se marchaban. Entonces comenzaban las sesiones de espiritismo, el intercambio de métodos cabalísticos y la participación de ritos que no habrían gustado a más de un sacerdote. Sin embargo, para los participantes aquello no era más que un pasatiempo como cualquier otro, y no profundizaban lo suficiente para que no fuera considerado un simple juego. Naturalmente, dichas reuniones tuvieron un repentino cese al nacer el primer y único hijo de los Deveron. Se le impuso el primer nombre de Aureole, siendo los otros dos un capricho de su madre, que decía que era lo más hermoso que jamás había tenido en sus manos.

Al alcanzar los tres años, sus padres le pusieron al cuidado de una niñera, que había estado trabajando como doncella para ellos desde hacía muchos años. Por entonces, los Deveron retomaron el ocultismo. A medida que iba creciendo, Aureole contó con los mejores maestros que el dinero podía pagar. El disfrute de su tiempo libre fue algo muy limitado, pues pasado un tiempo, las lecciones se vieron sustituidas por acompañar a sus padres en los viajes de negocios de Edgar. A pesar de ser lo suficientemente adinerados como para contar con una institutriz, la propia Deanna se hizo cargo de su educación durante los recorridos por distintos países. Durante uno de esos viajes contrajo una enfermedad que les obligó a permanecer más tiempo en una de sus escalas. Su esposo estaba preocupado, pero al ver que se recuperaba, aprovechó para investigar Al contrario de lo que pudiera parecer, Edgar no dejaba que sus aficiones le apartaran de sus negocios. Sin embargo, también aprovechaba para recabar información sobre las creencias y métodos de brujos y chamanes, adquiría objetos arcanos de dudosa procedencia y tomos polvorientos. Viajaron por Asia, África, India, América... siempre controlando los intereses de sus negocios y encontrando nuevos artículos que enseñar a su regreso a los miembros de su selecto e informal club.

Para Aureole, sin embargo, el haber tenido siempre su vida organizada y repartida entre maestros hizo que al llegar a la adolescencia empezara a descuidar buena parte de sus obligaciones, cambiándolas por diversión variada. Consideraba que sabía bastante, y únicamente continuó con aquellas lecciones que le ayudarían a llevar los negocios familiares, pensando que eso bastaría más que de sobra para vivir. Sus padres, más permisivos ahora que estaban de nuevo entretenidos con sus libros y reuniones hasta altas horas, no corrigieron su actitud. Dado que tampoco parecían querer incluirle en sus asuntos, Aureole se marchaba de la fiesta con los invitados, a poder ser acompañado de alguna señorita. Esto fue una rutina continuada, hasta que como suele ocurrir en estas situaciones, una tragedia lo cambia todo.

Ocurrió una noche que Aureole estaba fuera de casa. El mayordomo dijo haber escuchado un grito en el estudio de Edgar. Al ir hacia allá, pensando que quizá el señor había tenido un percance, se encontró a Deanna en la puerta, llamando a su marido. El mayordomo comprobó que la puerta estaba cerrada, por lo que tuvo que derribarla. Al conseguirlo, Deanna abrió los ojos como platos y se tapó la boca con las manos, emitiendo un grito ahogado. Dentro del estudio estaba Edgar, desplomado de cara sobre la mesa de roble. Tanto su espalda como la alfombra estaban llenos de tierra, barro y polvo. Su cuerpo estaba completamente exangüe, y un tenue olor a humo inundaba la habitación. Cuando llegaron, las autoridades no fueron capaces de sacar nada en claro. Todos los miembros del servicio tenían coartada, ocupados como estaban en preparar la siguiente velada. Deanna estaba en shock y cada vez que le preguntaban la voz se le quebraba y los ojos se le inundaban de lágrimas. Nadie se explicaba la presencia de tierra y barro, pues el estudio no tenía maceteros ni ventanas por las que hubiera podido ser introducida, y la puerta estaba cerrada por dentro. A pesar de que el cuerpo estaba completamente vacío de sangre, nadie encontró ni el más leve rastro de la misma. La muerte de Edgar quedó archivada como caso sin resolver.

El funeral fue al día siguiente. Edgar Bradford Deveron fue enterrado en el mausoleo familiar, rodeado tan sólo de sus familiares y miembros de la alta aristocracia. Sus compañeros de ocultismo no habían acudido. Más de uno sospechaba que era posible que Edgar se hubiera dedicado a la magia práctica, tratando de convertirse en hechicero con terribles resultados, y prefirieron no tener nada que ver con la familia. Los más allegados se limitaron a enviar sus condolencias por correspondencia. Aureole, que no comprendía el repentino desaire, quemó las cartas. Con la muerte del cabeza de familia, las cosas cambiaron en la casa. Aureole se hizo cargo de los negocios familiares con un desapego tan notable que parecían no importarle más que una piedra del camino. Su madre, tras un período de depresión, volvió al ocultismo y a los libros, sin siquiera intentar guardar las apariencias.

Otro suceso más vino a sacudir la fama de la familia Deveron. Desde hacía tiempo, Deanna se había ensimismado cada vez más. Tenían que recordarle que comiera, y aún entonces apenas probaba bocado. Se había desentendido de todo y de todos, y las únicas cosas que seguía haciendo eran sus sesiones de espiritismo. Aureole escuchaba de vez en cuando a escondidas. Su madre intentaba una y otra vez contactar con su esposo fallecido, suplicándole que volviera o que la llevara a su lado. Una noche, finalmente, debió conseguir algo... Cuando la doncella fue a buscar a la señora para cenar, salió dando gritos. En medio de la alcoba, totalmente desordenada y con los muebles abiertos o movidos, estaba el cuerpo de Deanna, sin vida. Tal como había sucedido en el caso de Edgar, el funeral fue al día siguiente. Esta vez estaban tan solo el personal del servicio y él. No hubo cartas de condolencia.

Aureole no hizo prácticamente nada durante tres meses. Atendía sus negocios con prisa por quitarse la tarea de encima, y despidió a buena parte de los sirvientes, pues ya no daba fiestas y no necesitaba tanta gente. Aún era un miembro respetado de la sociedad, y compadeciéndose de sus pérdidas recientes más de uno ofrecía consuelo o algo más, en el caso de las damas que le creían vulnerable. No obstante, ya no era igual. Empezó a ver todo desde un punto de vista vacuo y sin ilusiones. Un día, cansado de todo cuanto le rodeaba, entró al estudio de su padre, que había estado tal como lo dejara el día de su muerte. Reunió también los libros de su madre, y pasó un año entero sin salir apenas de la habitación. Si los antiguos compañeros de sus padres hubieran podido verle, se habrían sentido maravillados... y aterrados. Aureole investigaba los antiguos misterios, aprendía rituales, recordaba las leyendas... Y era capaz de utilizarlas, algo que ellos nunca habrían intentado. La magia práctica era tabú, pero Aureole no tardó en ser un hechicero con todas las de la ley. Desde su perspectiva ajena y su desapego, no cayó en las trampas que acechan la mente de un hechicero, y mientras recogía libros de una estantería, descubrió el pasadizo.

Era un pasaje oscuro hecho de piedra que descendía bajo la casa. Al final del mismo, encontró una puerta de madera. Tuvo que empujar para abrirla, pues estaba medio atascada por la humedad. En el interior encontró lo que parecía un laboratorio. Había mesas repletas de matraces y probetas, alambiques y viales con líquidos extraños y repugnantes. En el centro de la estancia había un atanor en perfectas condiciones junto a una gran mesa de piedra con forma de losa. Curiosamente, todo estaba limpio, y sólo el suelo estaba lleno de polvo. Y tras la puerta abierta, una voz sibilante que le habló le puso los pelos de punta.

-Bienvenido, amo.


Aureole se giró. La voz procedía de un ser pequeño, que apenas le llegaría a la rodilla. De extremidades finas y alargadas, la cabeza apenas se diferenciaba del cuello, que era ancho. Dos pequeñas alas correosas sobresalían de su espalda. La criatura se acercó agazapada, en lo que parecía un remedo de actitud servil. Aureole estaba sorprendido, pero su forma de ver las cosas ya distaba de la de una persona normal y se recuperó enseguida.

-¿Quién y qué eres?

-Soy Melf, amo. Soy un homúnculo que tú creaste.

-Es la primera vez que te veo. ¿Por qué dices que te he creado?

-En tu sangre está la sangre de mi amo, si la cual yo no viviría. Si toda la sangre de mi creador desapareciera del mundo dejaría de existir. Eso te convierte también en mi amo y creador.


Aureole interrogó a Melf sobre aquel lugar. El homúnculo le contó que su amo siempre había bajado allí a trabajar. Había descubierto hace tiempo la forma de crear un cuerpo para su amada. Alarmado, el joven le preguntó a qué se refería. Melf respondió que el amo decía que debía darse prisa y buscar una cura para su amada, que estaba muriendo. Le echaba la culpa a sus viajes por el mundo, y Aureole recordó que en el último de ellos Deanna había caído enferma... si bien luego parecía haberse recuperado. Según el homúnculo, al no poder encontrar una cura, Edgar había decidido hacer un cuerpo nuevo a partir de la creación de un golem, y vincular el alma de Deanna a él con uno de sus rituales esotéricos. Sin embargo algo había fallado. La creación del golem requería de sangre para poder ser llevada a cabo, pero Edgar no había tenido en cuenta dos cosas: la primera era la cantidad de sangre, que debía ser equivalente a la de un cuerpo humano; la segunda, que una vez comenzado el ritual éste no podía detenerse.

Eso explicaba las circunstancias de su muerte. Al intentar dar su sangre, había contemplado con horror cómo ésta manaba de la herida de su dedo sin parar, cayendo al montón de barro alquímicamente preparado que habría de ser el cuerpo del golem. Incapaz de detener el flujo de sangre, había intentado alejarse y escapar. Sin embargo, el ser incipiente le había seguido para seguir nutriéndose de él, y al llegar al estudio le había alcanzado. Al sufrir la pérdida de sangre, Edgar había muerto, y sin nadie que finalizara el ritual, el golem a medio formar había vuelto a ser sólo polvo y tierra esparcido en el suelo de la habitación. El pasadizo se había cerrado dejando el misterio en el aire durante más de cinco años.

Aureole se sentó en una silla frente a la mesa de piedra mientras Melf revoloteaba con un trapo, limpiando las probetas, aquello para lo que había sido creado hacía tiempo. El joven estaba confuso. En el transcurso de un año había descubierto más cosas que en toda una vida de estudio, y había perdido a sus padres a causa de esos conocimientos. ¿Qué debía hacer ahora?

Continuar. Seguiría adelante... pero no como ellos. Él no se iba a dejar atrapar por las artes arcanas. Las usaría en su beneficio, pero no dejaría que le consumieran. Empezaría por lo que ellos habían dejado para el final: él mismo. Convertido ya en un hechicero con todas las de la ley, nombró apoderados para los negocios de la familia, asegurándose con sus nuevas habilidades de que todo estaría en orden. Luego se dedicó a viajar, buscando, como su padre, artefactos y conocimientos nuevos que le dieran acceso a los pozos más profundos de saber, codeándose con brujos y místicos de todo el mundo.

Habiendo comprendido el potencial de la sangre, sus estudios se centraron en su autopreservación, consiguiendo estancar su envejecimiento y controlar su cuerpo a la perfección. Ha vivido con varios nombres, alterando su apariencia para hacerse pasar por sus descendientes y mantener el control de sus posesiones. Finalizó con éxito la construcción de un golem, extrayendo un poco de su sangre durante varios días hasta tener la cantidad necesaria para el ritual. Con semejante guardaespaldas, se dedicó a ser un bon vivant mientras ojeaba artículos prohibidos sin dejar que nada de lo conocido le afectara más allá de hacerle más poderoso. Investigó numerosos mitos y regiones legendarias, desde Atlantis a Mu, pasando por el paraíso de Shangri La, lugar al que ha conseguido llegar una única vez a cambio de no revelar jamás su ubicación. Invoca criaturas infernales, celestiales y primigenias sin ser vinculado a ningún bando y sin pertenecer a ninguna tribu, y sus fórmulas alquímicas le dan acceso a numerosas habilidades y pócimas de extraños efectos. Diversos poderes se han interesado en su amplia colección, pero saben que tanto eso como su dueño están bien protegidos, y los que no lo aprenden a la fuerza. En la actualidad, sigue ese mismo camino, que no es otro que el suyo.

***

Poderes: Aureole es un hechicero que mantiene poderes relacionados con su sangre. Es capaz de nutrirse de la sangre de otros (aunque no es un vampiro al uso), cambiar su constitución y físico a voluntad, modificar su aspecto y utilizarla para sanar sus heridas o las de otros. Su poder sobre la sangre ha estancado su envejecimiento. Puede, hasta cierto punto, controlar la sangre de otros cuerpos, siempre y cuando haya al menos una gota de la suya en el cuerpo del objetivo. Con un poco de tierra y tres gotas, puede realizar un ritual alquímico que culmina con la creación de un homúnculo, aunque también puede obviar la parte más arcana y crearlo simplemente con tierra, sangre y unas palabras (en estos casos el homúnculo no dura más de unas horas). Aparte de eso, conoce numerosos hechizos, rituales y vudú, empleando principalmente de protección personal (como el infame Laberinto de cristal, que crea paredes invisibles a su alrededor), invocaciones varias e hipnotismo y otras disciplinas mentales. Tiene acceso a varios artefactos arcanos, siendo su bastón uno de ellos: es capaz de lanzar ondas de choque con la precisión de un cirujano.

A su lado, siempre vestido de traje y con unos rasgos modificados por la sangromancia, está Stanley, su golem, que actúa como guardaespaldas, sirviente y porteador cuando hace falta. Es incapaz de decir nada que no sean murmullos ininteligibles salvo por su amo, pero sus gestos y miradas son por lo general muy elocuentes para el resto de los mortales. Stanley es un ser muy resistente, capaz de aguantar golpes físicos sufriendo poca molestia, y es inmensamente fuerte. Sin embargo es más bien lento, y ciertos hechizos pueden debilitar su fuente de poder.

Habilidades: dentro de sus talentos se encuentran amplios conocimientos esotéricos y alquímicos. Es un hechicero avezado con numerosos contactos en el mundo del ocultismo, principalmente gente con la que ha hecho tratos y de la que ha conseguido o a la que ha ayudado a conseguir objetos y otros artículos. También es un hombre de negocios, conocedor del mundo financiero, aunque hace tiempo que no ejerce y deja siempre sus asuntos en manos de gente de confianza. En lo social se maneja con desenvoltura, atendiendo siempre al protocolo que la situación requiera. Es difícil que pierda la calma.

Debilidades/defectos: dada su forma de ser, no trabaja especialmente bien en equipo. Es un vividor que sólo piensa en sí mismo, por lo que es probable que se aburra pronto de lo que quiera que esté haciendo y lo deje a medias. Algunos de sus poderes y ritos requieren preparación, por lo que no tener a mano lo necesario puede ser un grave contratiempo, limitando la efectividad de su magia o directamente invalidándola hasta que realice los preparativos oportunos. En caso de ser amenazado o coaccionado, optará siempre por preservarse a sí mismo, lo que significa que no se hará el héroe si no está convencido de que puede salir bien parado. Además, su envejecimiento puede volver, y a un ritmo acelerado, si no se toma periódicamente una serie de preparados alquímicos en un orden determinado, pasando a sentir el peso de su edad de manera progresiva cuanto más tiempo pase sin tomar sus pociones.

Recursos: Suele llevar consigo unos cuantos preparados alquímicos para eventualidades y ciertos objetos mágicos útiles. Cuenta con numerosos contactos en el mundo sobrenatural que le proporcionan y a los que proporciona información (siempre a cambio de un precio). Amén de eso, posee la mansión familiar de los Deveron en Stratford, una residencia particular en Crawley y también alojamientos con reserva habitual en numerosos hoteles a lo largo del mundo en los que se hospeda cuando está de viaje. En estos lugares suele mantener, ocultos, pequeños grupos de homúnculos que le sirven. Es considerablemente rico, manteniendo el control de la empresa familiar desde hace décadas usando nombres y rostros diferentes y procurando dedicarse a negocios seguros.

Gólem: Stanley es un ser inorgánico hecho de arcilla, sangre y componentes alquímicos, reforzado con múltiples encantamientos y poseedor de una lealtad absoluta hacia su creador. Carece de voluntad o intelecto, con lo que no es capaz de realizar tareas que requieran el uso de una inteligencia propiamente dicha. Aunque puede ser confundido con tretas, no puede ser manipulado excepto por aquel que le creó o quienes sean designados específicamente por él, llevando a cabo las órdenes de manera directa y continuada en tanto no se le diga otra cosa. De igual modo no sirven contra él gases ni venenos, ni otras cosas que afectarían normalmente a un ser vivo. Esto no significa que sea inmune al daño; las armas de fuego perforan su cuerpo, aunque generalmente eso no suele bastar para que se detenga, si bien la acumulación de daño puede derribarle. Las armas de gran calibre o alta tecnología bien pueden afectarle como a cualquier otra cosa. En el sentido mágico, Aureole le dotó de protecciones que rebajan los daños, pero determinados hechizos, como los de exorcismo o manipulación de esencias o espíritus, pueden trastocar su alma artificial. Al margen de eso, cualquier conjuro lo bastante potente es susceptible de traspasar sus barreras por mera superioridad de poder.


Última edición por Aureole Deveron el 3rd Mayo 2016, 21:25, editado 6 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 2024
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 21
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Aureole Deveron   2nd Mayo 2014, 00:27

¡Ficha Aceptada!
Empieza a rolear cuando quieras

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
126Promethea
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 446
Fecha de inscripción : 04/05/2014

MensajeTema: Re: Aureole Deveron   8th Agosto 2014, 13:45

Estimado usuario:

Hemos comenzado a hacer la revisión de ficha por el tema de defectos que ya anunciamos. Paso a comunicarte los cambios que requiere tu ficha sobre este tema:

-Que no trabaje en equipo bien y que necesite preparación para algunas de sus magias es aceptable. Pero todo lo demás son rasgos de personalidad. Colócalos en su apartado pertinente y añade alguna debilidad que le afecte claramente (quizás la magia/poder de luz). Si necesitas ayuda aquí estamos para ello.

Por lo demás está todo bien. Cuando modifiques la ficha avisa y pasaremos a revisar tras lo cual cerraremos la ficha.

Atentamente el Staff.

_________________
"Si no existiera, tendríamos que inventarla".
Color de diálogo: #C71585
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Joker
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 430
Fecha de inscripción : 13/11/2013
Localización : Arkham Asylum

Ficha de Personaje
Alias: Joker
Nombre real: desconocido
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Aureole Deveron   13th Mayo 2016, 23:24

¡Me alegra tenerte de vuelta, Aureole! Lo bastante como para no poder parar de sonreír.

Durante tu ausencia debes saber que se instauraron cambios, y es necesario hacer un repaso a tu ficha para adaptarla a un nivel de poder que sea aceptable. Con los místicos siempre tenemos que profundizar mucho, porque el alcance de los poderes es muy inexacto. No al nivel de que expliques todos los hechizos o conjuros, pero si necesito que matices cosas, que procedo a explicar a continuación.

En este foro en principio se permiten dos poderes. Por lo que he podido leer en tu ficha, tienes diversos, relacionados con la magia si, pero se podrían considerar independientes. Control de la sangre, creación de homúnculos, voodoo, invocaciones, hechizos defensivos, el polimorfismo y el bastón. Es demasiado, incluso teniendo en cuenta que eres un mago experimentado. En casos como el de Jhon Constantine, por ejemplo, es cierto que tiene sabiduría de muchas cosas, pero que la sepa no implica que pueda usar todos los conjuros, maldiciones, etc que conoce. Así que creo necesario que matices esto:

- ¿Qué tipo de manipulación de la sangre haces? ¿Puedes condensar plaquetas para causar trombos? ¿Privar de riego a las venas, etc?

- Cuando dices que tu bastón puede lanzar hondas con precisión de cirujano, ¿Qué tipo de daños puedes causar y a qué distancia?

- Homúnculos. ¿Cuánto tardas en hacerlos, cuántos puedes hacer, cuánta preparación previa tienen, cuánto puedes mantenerlos?

- Polimorfismo. ¿Se trata de cambiar tu propio cuerpo de edad, o te permitiría convertirte en quien quisieras, como lo haría por ejemplo mística de los x-men?

- Invocaciones. ¿Se refiere a invocaciones demoniacas, tipo horáculo, o habla de criaturas que emergen para servirle y ayudarle? En tal caso, ¿A qué tipo de criaturas tendría acceso?

- Hechizos. Tanto si son defensivos como voodoo (las capacidades de la santería no son para tomárselas a broma) estaría bien saber su alcance. El laberinto de cristales, ¿Es como una caja que te protege, o puedes hacer que la gente se pierda en el? ¿Las paredes no pueden ser traspasadas? ¿Funciona eso en ambos sentidos? ¿Qué duración y cómo se desactiva?

En cualquier caso, debo informarte de que deberías plantearte reducir tu poder. Hay algo más que debes matizar. Tu gólem. Desde luego es permisible que lo tengas, pero tienes que aclarar esto.

- Cuando dices que su nivel de fuerza es inmensa y su resistencia muy grande, entiendo que se compara con un hombre promedio, y aunque se le puede dañar, entiendo que es reparable. Pero en comparativa ¿Cuánta fuerza y resistencia tiene? ¿Aguantaría golpes fuertes, que le atropelle un coche, que se le caiga un edificio encima? ¿Puede levantar un coche, o sólo objetos pesados dentro de la media humana? Necesito que esto se aclare para que quede registrado y no haya ambigüedad.

Te recuerdo que los objetos mágicos que sobresalgan la media, deben ser notificados a la administración. No importa si tienes grimorios antiguos, amuletos contra el mal de ojo, y cosas de nivel básico. Pero si llevas encima una petaca de whisky capaz de atrapar en su interior a toda criatura mágica que se te antoje, eso debe ser avisado y APROBADO por administración mediante MP para que sea valorado. No puede usarse sin conocimiento de administración. De hacerlo es posible que haya represalias.

Y ahora, sin mas dilación, espero tu corrección. Postea a continuación, y si tienes alguna duda, queja o sugerencia, estoy a un mp de distancia, así como el resto de administración.

¡Sonríe siempre!

_________________
"¿No entiendes que la vida no es más que un gran gag? ¿¡Entonces porqué no te ríes?!"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 35
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Aureole Deveron   14th Mayo 2016, 01:55

Bueno, iré por partes para no liarnos. La verdad es que como ya dije, pensaba llevarle como un pj de apoyo para otros más que un protagonista, así que la parte de reducir el poder no me molesta. Sí me gustaría la posibilidad de ser versátil, eso sí, pero mejor será concretar lo concretable.

- ¿Qué tipo de manipulación de la sangre haces? ¿Puedes condensar plaquetas para causar trombos? ¿Privar de riego a las venas, etc?
El tema de la sangre es más por conjuros que la usan como componente, aunque puede usarla para alterar su aspecto (como señalaré donde el polimorfismo), sanarse a sí mismo o a otros y crear una especie de vínculo telepático mezclando su sangre con la de otro. También puede hacer que sangre fuera de su cuerpo manifieste un efecto de la que sigue en su interior (si bebe una poción y hay una gota de sangre en otra persona, ésta también podría beneficiarse de sus efectos, por ejemplo). La parte del control de otros mediante sangre creo que la eliminaré. Sería necesario que el objetivo tuviera una cierta cantidad de ella dentro para poder aplicarlo y no lo veo factible. Podría llegar a alimentarse de ella (es decir, meter sangre de otros a su sistema circulatorio y dejar que su cuerpo se nutra como si fuera suya) pero eso no va más allá de permitirle pasar sin comer. Y le gusta comer, de modo que eso también puedo suprimirlo xD.

- Cuando dices que tu bastón puede lanzar hondas con precisión de cirujano, ¿Qué tipo de daños puedes causar y a qué distancia?
Como toda onda de choque, sería un daño de tipo contundente. No podría cortar ni perforar armaduras; es como un golpe físico a distancia. A pesar de ser algo preciso, no tendrá mucho alcance (es un arma de mago, no de francotirador), así que no le calculo más de unos 15 metros, arriba o abajo. Dada su naturaleza puede abarcar un área, como una onda de choque normal, o ser algo más focalizado, como si fuera un puñetazo a distancia (a eso se refiere la parte de la precisión).

- Homúnculos. ¿Cuánto tardas en hacerlos, cuántos puedes hacer, cuánta preparación previa tienen, cuánto puedes mantenerlos?
Depende. Los homúnculos creados con el ritual simplificado duran minutos, y se crean también en minutos, con sangre, tierra y un encantamiento. Si se trata de homúnculos más duraderos ya requieren arcilla modelada, un círculo mágico, encantamientos, algunas gotas de sangre, un horno (o una fuente de calor) y unos preparados alquímicos. Estos pueden durar semanas, puede que más si la magia que les anima es renovada. Si no, se desharán en montoncitos de barro acabado su tiempo.

- Polimorfismo. ¿Se trata de cambiar tu propio cuerpo de edad, o te permitiría convertirte en quien quisieras, como lo haría por ejemplo mística de los x-men?
Es cambiar su propio cuerpo, ya sea en términos de edad o grosor, pero no llegaría al nivel de Mística. La estructura ósea y la altura siguen siendo las mismas, y otro tanto con su ropa. Vamos, no podría pasar por su yo de diez años. En realidad, para aparentar ser otra persona usaría una ilusión, que siempre podría ser descubierta como falsa simplemente tocándole.

- Invocaciones. ¿Se refiere a invocaciones demoniacas, tipo horáculo, o habla de criaturas que emergen para servirle y ayudarle? En tal caso, ¿A qué tipo de criaturas tendría acceso?
Se refiere a llamadas a entidades inteligentes de otros planos. Nada como llamar a bichos del Final Fantasy para luchar por él. Aureole puede invocar a un ente (con mucha preparación) y hacerle una ofrenda o una propuesta para conseguir cierta ayuda, pero nada en términos de combate. Y esas entidades siempre pueden negarse, o peor aún, salirse de control si se les pide según qué o son tratadas inadecuadamente. Aún así, nada de combate. Más que nada información y pequeños recados si acaso xD.

- Hechizos. Tanto si son defensivos como voodoo (las capacidades de la santería no son para tomárselas a broma) estaría bien saber su alcance. El laberinto de cristales, ¿Es como una caja que te protege, o puedes hacer que la gente se pierda en el? ¿Las paredes no pueden ser traspasadas? ¿Funciona eso en ambos sentidos? ¿Qué duración y cómo se desactiva?

El laberinto de cristal puede abarcar un área de unos 5 metros a su alrededor, en su extensión máxima. Realmente son un conjunto de paredes invisibles superpuestas que giran a su alrededor. Un ataque que atraviese una puede chocar con la siguiente y así. Por ilustrarlo de alguna manera, es como si estuviese rodeado por algo así, aunque con una forma esférica y moviéndose continuamente. Si se tratase de un atacante cuerpo a cuerpo, tendría que sortearlas para llegar a su centro, que es donde está Aureole. Las paredes no pueden ser traspasadas por cosas como disparos de pistola, pero como pasa con todo, cosas suficientemente bestias pueden destrozarlas, ya sean mágicas o no. No pararían a Hulk, por poner un ejemplo extremo, al menos no más que el tiempo justo de ver su cara como si estuviera pegada a un cristal. Luego reventarían xD. Funciona en ambos sentidos, esto es, Aureole no puede hacer ataques directos a través de ellas (aunque él ve perfectamente las paredes).
Los demás hechizos, mesmerismo, vudú, etc, no son de largo alcance. Para cualquier cuestión de hipnotismo sería preciso poder ver bien los ojos de la persona a hechizar. Pero bien, bien. Las ilusiones pueden abarcar bastante más, tal vez un área de unos 20 metros. La brujería y la santería es algo que usaría en su faceta más ritualista, lo que puede tener un rango amplio pero efectos limitados y mucha preparación previa. Y nada del típico muñequito con alfileres.
Los temas de alquimia son para pociones y rituales. Punto. Alcance cero.


En cuanto a Stanley, sería capaz de apartar un coche de su camino, aunque posiblemente no pudiera levantarlo, lanzarlo, ni usarlo para golpear a nadie con él. Lo suyo son las farolas xD. Al ser de arcilla el daño contundente o perforante no le supone mucho problema. Un coche podría mandarle volando pero no le haría mucho daño. Que le caiga un edificio encima, si bien no le destruiría totalmente, le haría algo de daño y desde luego le detendría hasta que pudiera sacarse los cascotes de encima u otro lo hiciera por él. Está justo por encima de la media humana, es decir, podría hacer esas cosas de arrastrar un camión tirando de una cuerda y similar. No llega más allá. Por no concretar más, hay cosas que una estatua de arcilla incluso hechizada no aguanta bien (cargas explosivas, conjuros poderosos, ser reducido a cachitos por maquinaria pesada...).


En el tema de objetos mágicos, no tengo ninguno pensado aparte del bastón ahora mismo (aunque es parte de un conjunto de cinco, uno de los cuales apareció en Problemas en el museo). Otros objetos pensaba añadirlos según hiciera falta, pero nunca serían una cosa tan bestia como la espada Hacedora de Viudas, o una réplica exacta de Gae Bolg (salvo que hubiera una trama de por medio, como para recuperar dicho objeto o lo que sea). La idea es que Aureole sea un pj de apoyo, y con ello prefiero versatilidad sobre poder bruto. Veinte objetos cutres capaces de hacer veinte cosas diferentes en vez de uno que abrase el culo de Dormammu en un decir "arde, bastardo".

Perdón por el tochazo que te has tragado xD.

_________________
Ficha de pj
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Joker
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 430
Fecha de inscripción : 13/11/2013
Localización : Arkham Asylum

Ficha de Personaje
Alias: Joker
Nombre real: desconocido
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Aureole Deveron   18th Mayo 2016, 02:11

He de decirte que estoy encantado con lo que has hecho. Has desglosado lo que era necesario y he podido entender más de la capacidad y alcance de tu poder. Para mi, leerte ha sido un verdadero placer. Entiendo que lo que pretendes es conseguir amplitud en el campo de la magia, y no un sólo poder llevado al extremo. Como bien has dicho, versatilidad ante fuerza bruta.

En caso de adquirir dichos objetos pueden ser en tramas, si tienes interés en completar el juego. De cualquier manera, cualquier objeto mágico que se una a tu arsenal debe ser aprobado por administración. Cuando quieras usarlo, puedes remitirme un mp con el objeto que quieres conseguir y cuales son sus capacidades, y una vez tengas el visto bueno, montar la trama. Después de tus aclaraciones, que quedarán en constancia aquí arriba, sólo puedo volver a darte la bienvenida.

¡Ficha aceptada!
Puedes empezar a rolear cuando quieras.

¡RECUERDA!: Mantener tu cronología actualizada en la sección preparada para ello, y notificar cada vez que abres un nuevo tema para que el moderador encargado pueda realizar su seguimiento y corrección. ¡sonríe siempre!

_________________
"¿No entiendes que la vida no es más que un gran gag? ¿¡Entonces porqué no te ríes?!"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 2024
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 21
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Aureole Deveron   20th Febrero 2018, 14:37

Abierta la ficha para modificar las imagenes. Cuando hayas terminado avisa a la administración para su cierre.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Aureole Deveron   

Volver arriba Ir abajo
 
Aureole Deveron
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Aureole Deveron

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: HÉROES Y VILLANOS :: Fichas de personajes :: Fichas de personajes Originales-
Cambiar a: