Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse

Comparte
 

 No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]

Ir abajo 
AutorMensaje
010ErikLehnsherr
Acólitos de Magneto
Acólitos de Magneto
010ErikLehnsherr

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/04/2014

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime9th Junio 2014, 14:58

[Nota : Esto es un poco después de la charla con Xavier en el post "El té de las cinco"]

La conversación con Charles había sido fructífera, si bien no exactamente en lo que había esperado. Eran los estamentos básicos de algo que necesitaba, de ese plan que tenía preparado ya en su mente. Por supuesto, Charles tenía sus sospechas, pero tenía cosas más importantes entre manos. Como las tenía el propio Magnus.

Pero Roma no se hizo en un día, y Genosha tampoco. El tiempo era maleable y permutable, pero no poseía habilidades para cambiarlo a su antojo. Y la verdad, si dispusiese de esa capacidad, empezaba a pensar que se habría vuelto todavía más loco de lo que posiblemente podía haber llegado a estar en alguna que otra ocasión... y ahora podía permitirse un pequeño descanso. Al menos hasta que localizase a Fiona. ¿Dónde se encontraba esa muchacha? Se supone que debía estar en las cercanías, pero no conseguía localizarla... Probablemente, por la influencia de la Mansión de por medio. Lo anotó mentalmente por si podía mejorar el localizador que le había entregado.

Ah... planes, cálculos, máquinas... ¿cuándo se había vuelto tan controlador como Charles? Quizás merecía más la pena simplemente quedarse sentado en uno de los bancos a los que antes había dado vueltas con Charles... o mejor aún, tomar esa taza de té que prácticamente había dejado olvidada cuando había empezado la conversación con Charles...

Volver arriba Ir abajo
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
Irene Salcedo

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime10th Junio 2014, 16:44

Por norma, si alguien en la mansión quería buscar a la "novata friki", no la buscaría en el jardín. El natural de Irene era más bien casero y poco dado a las salidas, así que no era habitual verla en los terrenos que rodeaban la academia. Pero había algo en la naturaleza de la española que estaba por encima de su faceta hogareña, y esa era la aversión que sentía hacia los conflictos. El aire dentro del edificio ya había sido tenso en cuanto algunas personas se habían dado cuenta de quién era su visitante, y eso había sido suficiente como para poner a Irene en alerta. Pero cuando había aparecido Logan, más que dispuesto a cantarle las cuarenta a alguien (con toda probabilidad al propio Magneto), Irene, que de por sí rehuía al canadiense todo lo que podía, empezó a pensar que era buena idea excusarse y marcharse por la primera salida que encontrara de forma discreta. Y en cuanto el doctor McCoy le contó a Logan la razón de la visita, bueno... Irene simplemente decidió que era hora de poner su estrategia en marcha. Así que, recitando una larga sarta de disculpas, dejó a la pobre Dianne con la palabra en la boca y salió a escape por donde pudo, que resultó ser la puerta principal.

El terreno era lo suficientemente grande como para que hubiera acabado en otro lado. De hecho, era tan grande que, de no haber estado cuidado a la perfección y despejado, se hubiera perdido. Y lo cierto y verdad era que estaba intentando calcular a cuanto estaba de la entrada, dado que había salido un tanto a ciegas, cuando se topó... bueno, con la visita.

Lo de toparse había sido casi literalmente, porque ella acaba de salir de un pequeño caminito que bordeaba un seto y se había girado en el camino más amplio para encontrarse a medio metro del hombre. Tras el primer respingo de sorpresa por encontrarse de pronto con alguien cuando no lo había estado esperando, mostró aquella sonrisa nerviosa suya y miró a su alrededor. Pero del Profesor Xavier no había ni rastro. La sonrisa de Irene no cambió en ningún momento cuando volvió a mirar al señor Lehnsherr.

-Lo siento... No quería molestar, solo estaba de paso.

La excusa era manida como pocas, pero en aquel estado de incomodidad y nervios, era lo mejor que se podía esperar de ella.
Volver arriba Ir abajo
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
Dianne Albidane

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime13th Junio 2014, 18:31

Cuando acabaron de preparar el té en la cocina y regresaron a la sala, los implicados en la charla de interés habían desaparecido. Al parecer el profesor X apareció y se fue a hablar aparte con el invitado. Si ya la situación era incomoda, la cosa fue a peor cuando un tipo con lenguaje bastante inapropiado y de actitud osca entró en escena maldiciendo sobre alguien sobre algo que iba a hacerle. Al parecer se llamaba Logan y quería hacerle una nueva cara al invitado. La joven rubia no quería ni saber que pasaba, pero desde luego el invitado no le había causado mala impresión. ¿Debería pre-juzgarlo de forma tan rápida a partir de lo que escuchaba? Se sentó en el sofá ignorando lo que todos hablaban (o más bien vociferaban) y se tomó el té con calma, momento en el cual Irene se escurrió dejándola allí sola. Obviamente hubiera agradecido que se la llevara con ella en vez de dejarla allí tirada sin nada que conversar, pero tampoco se lo iba a recriminar, acababan apenas de conocerse. Es más, probablemente la imitara y se escapara de aquella sala que ahora mismo era el campo de batalla entre el tal Logan y el profesor McCoy, quien solo le intentaba calmar.

Tomó su bastón con cuidado y se marchó en silencio. Obviamente nadie se fijó en ella, estaban demasiado sumergidos en sus propias cosas como para prestar atención a una muchacha recién llegada que podía pasar perfectamente por un fantasma. Caminó y camino hasta acabar en el jardín, donde pretendía ir un rato cada día para conocerlo (le encantaba estar en el jardín en su casa, era lo único semejante a la libertad que tenía). Es más, ese mismo día no pudo porque el propio señor Lehnsherr la había interceptado en la entrada. Ahora podría ir.

Una vez fuera dejó que el aire inundara sus pulmones y se deshiciera de esa sensación tan desagradable que le habían dejado en el interior. Curiosamente se percató de unos pasos no muy lejanos que acabaron desembocando en la voz de Irene que descubría que no estaba sola, si no con el extraño caballero. Decidió acercarse, aunque no dijo nada al llegar.

_________________
No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] 14cuvfd
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
010ErikLehnsherr
Acólitos de Magneto
Acólitos de Magneto
010ErikLehnsherr

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/04/2014

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime18th Junio 2014, 14:54

-Lo siento... No quería molestar, solo estaba de paso.

La voz de la muchacha lo sacó de sus ensoñaciones y devolviendolo a la realidad donde se encontraba, que se había puesto demasiado cerca de él... probablemente para el gusto de la propia muchacha, a tenor por cómo había retrocedido.

- Ah, no puedes molestar. Después de todo, es tu propia casa, ¿no? - dijo con voz suave, tratando de relajar el ambiente. Por mucho que fuera un gobernante, un homo superior y uno de los mayores "terroristas vivientes de la humanidad", seguía siendo una persona. Y cuando todo el mundo se pone recto y firme hasta cuando vas a tomar un café... cansaría a cualquiera.

Por el rabillo del ojo vio un movimiento y pudo vislumbrar que era la muchacha ciega la que se acercaba tranquilamente, deteniendose también a una distancia prudencial. Suspiró ligeramente. Miedo. El miedo seguía siendo el peor sentimiento que podía tener el hombre, junto con el odio. Como decía esa película vieja, "el miedo lleva al odio, y éste al sufrimiento".

- Acercaos si queréis. No muerdo, en serio. Y tampoco pienso convenceros para que vengáis conmigo a Genosha, eso es una elección que decide cada persona... Pero si no os importa, me gustaría haceros algunas preguntas. Igual que, si queréis, podéis hacermelas a mi - comentó con un deje tranquilo.

No, no tenía intención de convencer a nadie. Las cosas obvias son obvias, y tratar de convencer a la gente era el método de Charles, cual telepredicador anunciando la bondad de los mutantes. A algunos oídos les sonaría a coro celestial y a otros como un gato cayendo de un sexto piso. No, lo único que era palpable en la vida eran los hechos. Y los hechos eran lo que hacía que Genosha existiera.
Volver arriba Ir abajo
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
Irene Salcedo

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime20th Junio 2014, 01:03

- Ah, no puedes molestar. Después de todo, es tu propia casa, ¿no?

Irene hizo todo lo posible por cortar una risa nerviosa que probablemente no habría ayudado en nada. No sabía cómo explicar que sí, la Mansión era un sitio genial, y que estaba cómoda, pero que, tal vez porque solo llevaba unos meses allí, no la consideraba "su" casa. Era una escuela, una en la que al menos una mayor parte de la gente ni pestañeaba por sus rarezas. Pero no era su casa, no al menos de momento.

En ese momento, percibió que alguien se movía a un lado suyo, y se llevó un segundo sobresalto al encontrarse que Dianne estaba a su lado, sin decir ni una sola palabra. La española se llevó la mano al pecho.

-Hoy voy de susto en susto, en serio...- musitó en su idioma materno.

Sin embargo, el hombre delante de ella no había parecido ni la mitad de sorprendido. Tal vez realmente estaba demasiado tensa, si algo así hacía que saltara.

- Acercaos si queréis. No muerdo, en serio. Y tampoco pienso convenceros para que vengáis conmigo a Genosha, eso es una elección que decide cada persona... Pero si no os importa, me gustaría haceros algunas preguntas. Igual que, si queréis, podéis hacermelas a mi

¿Preguntas? Irene miró de nuevo a su compañera, pero solo unos segundos, antes de encogerse de hombros.

-Uhm... Supongo que no habrá problema. Pero no llevo demasiado tiempo aquí, así que...

Realmente, no es como si pudiera a contestar mucho, al menos en lo referente a su estancia allí. Porque suponía que de eso era de lo que quería hablar. En cuanto a ella, aunque tenía preguntas, no estaba segura de si debía hacerlas. No porque temiera un súbito cambio en el humor de su interlocutor, ni siquiera que no las respondiera, sino porque no sabía si quería realmente obtener las respuestas. Y hacía mucho, mucho tiempo que había aprendido a ser cauta con ese tipo de cosas. Pero mientras recordara eso, al menos no metería la pata.
Volver arriba Ir abajo
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
Dianne Albidane

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime4th Julio 2014, 23:15

Erick Lehnsherr, un hombre inquietante sin duda. Llegó a la mansión y la alborotó en seguida con su mera presencia. Pese a que todos parecían conocerle, ella no, pero no pudo evitar suponer que era alguien claramente temido, algún tipo de terrorista reformado. Al menos esa era la impresión que tenía la joven Dianne de el por lo poco que conocía. Lo que sí tenía claro es que era todo un caballero e invitó amablemente a ambas muchachas a acercarse y formular cuantas preguntas surcaran sus jóvenes mentes.

Irene estaba algo exaltada como para tomar la iniciativa de acercarse algo más, pero ella en cambio si lo hizo. Tanteó con el bastón hasta dar con el banco de piedra sobre el cual Erick se encontraba sentado y tomó un sitio a su lado. Mientras lo hacía se preguntaba por ese lugar, Genosha. Al parecer debía ser conocido y el tenía mucho que ver. Quizás fuera otra escuela como aquella. ¿Competencia? No lo descartaba por las palabras del hombre.

Irene mostró su inseguridad con sus palabras, y no podía sentirse más que identificada pues ella en parte se sentía igual. Pero también sentía curiosidad y cierta fascinación. La gente suele temer a lo que no conoce, pero en su mundo de oscuridad eso no podía funcionar así.

-¿Porqué le temen?

Fue directa, sin tapujos. ¿Porqué dar rodeos? Ella deseaba saber porqué todos actuaban así en la presencia de aquel señor. Lo podía comprender en parte pues al percibir su “poder” supo de inmediato que era inmenso, ¿pero acaso no lo era también el profesor? Y desde luego era un buen hombre que ahora ayudada a todos los muchachos que allí habitaban.

-No pretendo ser grosera...- dijo suavemente con cierto rubor incomodo en sus mejillas.- Pero realmente quisiera comprender el “porqué”.

_________________
No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] 14cuvfd
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
010ErikLehnsherr
Acólitos de Magneto
Acólitos de Magneto
010ErikLehnsherr

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/04/2014

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime6th Julio 2014, 03:43

La respuesta de las dos chicas fue muy clara. La española (si es que era español lo que había mencionado, casi imperceptible para su oído) había preferido retirarse y simplemente indicar que no era de mucha información, mientras que por el contrario la muchacha ciega no tuvo ningun tipo de impresión, sino que al contrario, se sentó a su lado y soltó la primera pregunta casi sin esperar...

-¿Porqué le temen?

Si Magneto estaba sorprendido por la aproximación directa de la muchacha, sólo un enarcamiento de cejas lo mostraba. Pero había que reconocer que la chica no tenía ni daba ningun tipo de sensación de miedo. También, se dijo a si mismo, que el hecho que fuera ciega y no conociera su nombre ayudaba mucho...

-No pretendo ser grosera...- dijo suavemente con cierto rubor incomodo en sus mejillas.- Pero realmente quisiera comprender el “porqué”.

Magneto sacudió la cabeza, movimiento que obviamente no podía ser apreciado por la ciega, pero después de todo era un acto casi reflejo... Corrigió su postura, girándose en el asiento y cruzando su pierna para poder tener a las dos chicas delante sin que tuvieran que moverse. Suspiró ligeramente. ¿Cómo exponerlo? ¿Sin tapujos, igual que ella? ¿Amenazante, como se presentaba a los "líderes humanos"? ¿Humilde, negando el impacto que había tenido en la humanidad...?

- Tienen razones de sobra para hacerlo, muchacha - empezó tentativamente - ya que he sido el mayor enemigo de la humanidad durante años... quizás décadas, incluso. Esos tiempos han quedado atrás... pero mata a un perro y te llamarán Mataperros. No puedo culparles, en absoluto. He causado mucho dolor a mucha gente. También se lo han causado a mi gente... a gente como vosotras. A gente de la Escuela. A todos los mutantes del mundo.

Bajó la cabeza y cerró los ojos. Podía recordar las peleas. Los sacrificios. Las traiciones. Las muertes. La condescendencia. Las ofensivas y las defensivas. Tantas y tantas cosas habían pasado... Desde aquél lejano momento... Quizás, allí podría haber sido diferente. Quizás todo podría haber sido diferente... pero...

-¿No te has preguntado el motivo por el que he dicho "es tu casa"? La Escuela termina siendo la familia, la única familia. No porque sea una secta ni nada por el estilo, sino porque normalmente, cuando un mutante llega aquí es porque su familia le ha rechazado... o no tiene otro lugar. - dijo con una seguridad casi aplastante. Salvo algunos casos que se podían contar con los dedos de una mano, todos los mutantes tenían un pasado que casi siempre era traumático. Un accidente en el que había surgido los poderes, un conflicto violento en el que su poder se descontroló... incluso a él le había pasado, después de todo.

-Sí, supongo que os lo habéis imaginado. La familia real, esa que es vuestra por la sangre que os une, termina rechazando a casi todo el mundo. El miedo llena de repente a esas personas que creían que os conocían... hasta "ese momento". A veces, es peor, es el odio el que lo sustituye y entonces vienen las fugas, los accidentes, los poderes descontrolados y la amenaza de las autoridades. Alguna vez, sobre todo si son pueblos perdidos en las montañas, hay casos de turbas enfurecidas. No puedo decir que sea agradable. - sacudió la cabeza de nuevo. Casi podía escuchar los gritos retumbando en sus oídos de su propio pasado. De su descontrol. De las consecuencias posteriores... Magda...

La atmósfera se silenció de golpe, quizás para darle un respiro al viejo lider de su propia nación mutante. Sólo algunos pequeños trinos de pájaros rompían el ambiente, sus formas de cortejo llenando el silencio. Como si hubiera pasado una eternidad, aunque sólo habían sido unos segundos, retomó el hilo de la conversación.

-Nunca he creído que el homo superior, o mutante, pueda convivir con los humanos, a diferencia de Charles, y así lo he hecho mostrar. Primero, pedí a la humanidad que dejase esas armas de destrucción masiva que acabarían con todos, las bombas nucleares. Pero lo rechazaron, querían mantener esas luchas de poder. Xavier me detuvo una y otra vez con sus alumnos. Así pues, decidí alejarme de la humanidad y creé un asteroide donde aquellos que querían alejarse de los humanos podían unirse a mi. Ah... pero los Sacrosantos Estados Unidos de América no podían permitirlo, y hasta me lanzaron esas cabezas nucleares para destruir ese hogar. Finalmente, tras varios años, la ONU decidió cederme una isla que había sido la némesis de los mutantes bajo mi control, con la esperanza que me quedase encerrado, muerto o incapaz de realizar nada con ella... Me subestimaron. Ahora, Genosha es una hermosa isla, y una nación tecnológicamente avanzada donde aquellos mutantes que desean simplemente vivir sin que les miren por serlo pueden hacerlo... siempre que cumplan las normas, eso sí. Nada de asesinos irreformables. Aunque la propaganda en casi cualquier otro país del mundo dice que estamos llenos de eso, precisamente...- bufó, contrariado. Tampoco podía culparles. ¿Un "paraíso mutante"? Le tenían demasiado miedo como para que reuniese un ejército de ellos. Por mucho que realmente no tuviera esa intención en absoluto. -Motivos de sobra para temerme, ¿no crees? - terminó finalmente con la explicación, mirando a Irene, como si esperase una pregunta de ella antes de formular él la suya.
Volver arriba Ir abajo
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
Irene Salcedo

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime7th Julio 2014, 02:37

Irene había tenido que contener una mueca ante la pregunta directa de Dianne. No porque temiera nada, sino por el simple hecho de que... bueno... era directa como un puñetazo al plexo. Pero si Magneto estaba sorprendido, apenas lo mostró. Tras acomodarse de forma que estuviera frente a ellas dos, procedió a responder.

La española no dijo nada durante el pequeño monólogo. No estaba segura de que pudiera decir nada al respecto. Sabía que Magneto había resumido mucho, y había dejado de decir muchas cosas. Cosas que ella sabía porque Kitty se había preocupado en contárselas. Pero sabía que no había un solo bando que estuviera libre de culpa, y sacarle los colores a uno llevaría a remarcar las faltas del otro. Y lo último que quería era enfrascarse en una pelea de "y tú más" que surgiría en caso de que comenzara una discusión de ese estilo. Ella era la primera en querer evitar conflictos.

Sin embargo, quizás lo que más la incomodó fue cuando dijo que la escuela acabaría siendo su única familia. ¿Realmente iba a ser así? Recordaba con claridad meridiana cómo se habían comportado sus padres cuando descubrieron que era mutante, pero de igual forma recordaba la conversación que habían tenido con el Profesor hacía apenas unos meses. Era cierto que ella había tomado la decisión de ir allí, pero la había tomado porque sus padres le habían dado esa opción, no porque hubieran querido deshacerse de ella. Sí, había tenido miedo a recibir una paliza por culpa de gente descerebrada que la odiara solo por haber nacido con aquellos genes, igual que lo habían hecho sus padres, aunque estos no hubieran sabido expresarlo hasta después de que llegara el Profesor. ¿Realmente iba a perder eso? ¿De verdad iba a perder ese lazo, solo por haber nacido diferente? No, no creía que fuera así. No quería creer que fuera así.

Tal vez estuviera mintiéndose a sí misma. No podía saberlo. Pero no podía estar de acuerdo con la afirmación de que mutantes y humanos normales nunca se llevarían bien. Sabía que se tardarían generaciones enteras, y que nunca sería una relación perfecta, pero creía que era posible llegar a una convivencia. No porque fuera el sueño del Profesor Xavier, aunque sin duda coincidía con sus ideas. Sino porque realmente creía que era posible que la gente aprendiera a convivir con los demás, por mucha diferencia que hubiera.

Mientras tanto, el hombre delante de ella había acabado su exposición, y la miraba, como si esperara que dijera algo. Como si esperara que le preguntara algo.

-Kitty me ha dicho cosas. Tardó bastante más en contarlo todo- dijo-. Pero yo no estoy en posición de emitir juicios.

Hizo una pausa, mordiéndose el labio. ¿Debía hacer la pregunta que le rondaba por su mente? ¿Le gustaría la respuesta que le fuera a dar? ¿Debía realmente meterse en ella en esos asuntos? A fin de cuentas, ella misma había dicho que no estaba en posición de emitir juicios. ¿Quién ella era para hacerlos? Solo sabía lo que le habían contado. Finalmente, sacudió la cabeza, dándose cuenta de que, le gustara o no, al menos debía enfrentarse a la contestación.

-¿Se arrepiente?

Aunque no dijo nada más, el resto estaba implícito. ¿Se arrepentía de todos los errores, del daño causado? ¿Habría cambiado alguna cosa, habría intentado hacerlo mejor? Tal vez había sido demasiado simplista en su pregunta, pero no se atrevía a decir más. Pero la pregunta no había ido con malicia, ni con otra cosa que no fuera la necesidad de enfrentarse a su respuesta.

En el fondo, era como uno de esos diagramas de máquinas que a veces miraba. Solo buscaba una pieza más, que le permitiera entender cómo funcionaba el todo.

_________________
Color de dialogo: steelblue
Volver arriba Ir abajo
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
Dianne Albidane

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime23rd Julio 2014, 16:47

Dejó caer sus parpados para centrarse única y exclusivamente a las palabras del hombre conocido como Magneto. Quería escuchar todo lo que surgiera de su boca con suma atención, cada palabra era importante, así como su tono del cual podías averiguar muchas cosas de una persona.

El discurso fue corto pero intenso, mucha información, muchos matices que percibir. Enemigo de la humanidad...y a la vez víctima de la misma. ¿Pero acaso no eramos todos posibles víctimas de mentes perversas? Cierto es que ellos eran una evolución de los humanos, pero seguían siendo lo mismo. El miedo a lo diferente ha sido algo patente en todos, incluidos mutantes, y aquel hombre derrochaba de ese miedo por sus palabras de tal forma que casi era masticable para ella.

Familia... por mucho que se esforzara por comprender el punto de vista que el exponía ella no lo podía comprender. Ella no fue rechazada, es más, para su madre fue una gran alegría el saber que su hija era “especial” y por ello, la había atesorado y cuidado de una forma tan sectaria que se había convertido en un pajarito encerrado en una enorme y cara jaula. Pese a todo, la enseñaba y entrenaba para que sus poderes evolucionasen hasta que el mundo estuviera preparado para ella. Su madre tenía grandes planes, muchos, y el amor que le procesaba era tal que se sentía asfixiada. ¿Como podía ella comprender lo que el relataba? No podía y era incapaz de ponerse en su lugar debido a la carencia de experiencia. Ella no era una persona rechazada, en cambio su hermano si y su ausencia si la sufría solo porque el no era igual a ella, “especial”.

Abrió de nuevo los ojos despacio tras escuchar la ultima frase de Erick.

-Solo son palabras de un hombre con miedo que ha dejado que la cobardía le domine. Yo no he sentido ese rechazo, mi familia no me ha repudiado. Es más, nunca he experimentado ese rechazo por lo que hago. Estoy aquí por decisión propia y porque sé, que todo temen a lo desconocido, peor yo prefiero luchar que huir. Usted ha huido a esa tierra prometida, a eso que llaman “paraíso para mutantes” ¿Que la humanidad nos ha hecho daño? Claro, ¿y nosotros a ella no? Preferiría no separarnos como dos bandos contrapuestos. Creo que todos intentamos destruir lo que tememos, y lo que tememos es algo que no comprendemos. ¿No crees que Xavier lucha por comprender a la humanidad? Yo creo que si. Creo que su miedo le ha llevado a hacer todas esas cosas y, efectivamente, el miedo es algo a lo que temer. Usted puede ser temible, lo admito, pero no creo que sea por una cuestión de poder. Alguien poderoso es quien controla la situación, quien controla sus miedos.- Tomó aire por un momento.- Creo que ahora intenta tener un control sobre ello.

Quizás había hablado mucho, no pudo contenerse, incluso puede que estuviera confundida con algunas cosas, pero realmente lo creía así.

Irene lo coronó con una pregunta muy adecuada, ¿se arrepentía? La respuesta hablaría mucho del hombre que realmente era Erik Lehnsherr.

_________________
No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] 14cuvfd
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
010ErikLehnsherr
Acólitos de Magneto
Acólitos de Magneto
010ErikLehnsherr

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/04/2014

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime5th Agosto 2014, 20:39

@Dianne Albidane escribió:
-Solo son palabras de un hombre con miedo que ha dejado que la cobardía le domine. Yo no he sentido ese rechazo, mi familia no me ha repudiado. Es más, nunca he experimentado ese rechazo por lo que hago. Estoy aquí por decisión propia y porque sé, que todo temen a lo desconocido, peor yo prefiero luchar que huir. Usted ha huido a esa tierra prometida, a eso que llaman “paraíso para mutantes” ¿Que la humanidad nos ha hecho daño? Claro, ¿y nosotros a ella no? Preferiría no separarnos como dos bandos contrapuestos. Creo que todos intentamos destruir lo que tememos, y lo que tememos es algo que no comprendemos. ¿No crees que Xavier lucha por comprender a la humanidad? Yo creo que si. Creo que su miedo le ha llevado a hacer todas esas cosas y, efectivamente, el miedo es algo a lo que temer. Usted puede ser temible, lo admito, pero no creo que sea por una cuestión de poder. Alguien poderoso es quien controla la situación, quien controla sus miedos.- Tomó aire por un momento.- Creo que ahora intenta tener un control sobre ello.

La respuesta de Dianne fue sorprendente, aunque como bien decía, "nunca había experimentado ese rechazo". Afortunadamente, ella había sido "una bendición" para su familia, y no el circulo de odio que habían sido otros en ese universo, o en otros.

-Puedes considerarte afortunada, muchacha, puesto que no es lo habitual una situación como la tuya. Tormenta tuvo que sobrevivir en las calles como una ladrona... A Logan le experimentaron con él mil y una veces en Canadá. Scott... - se detuvo al darse cuenta de quien estaba hablando. Scott ya no estaba en la Patrulla, y era la espina que siempre le reconcomería a Charles.

Prosiguió, sin cambiar de tema. -Puedo arrepentirme de las formas, pero no de mi voluntad... Nosotros no empezamos el fuego. Igual que los europeos consideraban a los africanos como una raza inferior a esclavizar y utilizar, es lo que ven los humanos ahora con los mutantes. Genosha hará unos quince años no era un símbolo mutante, sino al reves. Eran los campos de exterminio de mutantes... . Hay mutantes de esta misma escuela que pasaron momentos horribles, sentíos libres de preguntarles. Lobezno, Tormenta, Bestia... todos ellos hablarán del malnacido de Cameron Hodge, un hombre que quiso someter, subyugar y dominar a todos los mutantes como si de bestias se tratara. Y era un humano.

Suspiró, frustrado, aunque en el fondo satisfecho. Usar el mismo nombre que había sido el infierno de los mutantes para volverlo su salvación. ¿Era o no algo irónico?

- No son mis miedos lo que me dominan, sino mi voluntad. Tengo miedo, sí, pero no es por mi. Es por la gente que usa a otros. Gente que no ve más que a los demás como simples números, como fuente de recursos o de poder. Y hay muchos mutantes, niños, adultos y viejos, que no tienen la suerte de poder coexistir. ¿Acaso crees que todos tienen una apariencia humana con la que vivir? Unos miden metros de altura, otros tienen ojos en todas las partes de su cuerpo. Otros tienen su boca volatilizada por una explosión psíquica cuando se manifestaron sus poderes, y la gente les rehuye y quiere llevarlos a un linchamiento popular, o a un circo de monstruos. ¿Te gustaría vivir en un lugar así? Genosha no es la tierra prometida, pero es una oportunidad para la gente que lo ha tenido. Y cuando la humanidad sea menos humana y más mutante, cuando tener una piel de color diferente o dos brazos más no sea visto como un anatema, entonces podrá haber comprensión, no antes. Mientras tanto, sólo serán hipocresía y buenas palabras - terminó, en un tono amargado.

La chica tenía razón, después de todo. Pero había gente a la que "no querrían comprender" en la vida. Después de todo, la mente humana se había inventado mil maneras para no hacer caso a lo que no quiere...
Volver arriba Ir abajo
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
Irene Salcedo

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime7th Agosto 2014, 02:02

Irene asistió al intercambio entre Dianne y Magneto, sintiéndose incómoda, como si sobrara, un sentimiento al que estaba más que acostumbrada, pero que no dejaba de ser desagradable, especialmente por la temática de la conversación. De algún modo, su pregunta quedó perdida en la marasma, su respuesta mezclada con el resto del discurso de Magneto, más dirigido a indicar que habían sido los "humanos" los que habían atacado primero. Irene podía entender la necesidad de la autodefensa, a fin de cuentas no era más que una parte del instinto de supervivencia, algo que formaba parte de la misma esencia de todos los seres vivos. Pero una cosa era defenderse a uno mismo, o a los suyos, y otra muy distinta era llegar a según qué extremos. Sí, había dicho que se arrepentía de las formas, o al menos que podía arrepentirse de ellas, pero... Al mismo tiempo, parecía justificarse con ese "ellos dispararon primero". ¿De verdad justificaba eso todo? Irene no creía que fuera así, porque la balanza simplemente no estaba equilibrada.

No podía demonizarle, ni había sido su intención en ningún momento, pero tampoco podía aceptar ese camino, porque no le parecía el correcto. Responder a la violencia con violencia al final solo generaba más violencia.

Sí, aunque no hubiera sido una respuesta directa, la pregunta había sido contestada. No había necesidad de que aquello continuara escalando. Ninguno de ellos iba a dar su brazo a torcer, así que era absurdo seguir hablando en círculos.

Antes de que Dianne pudiera replicar a lo que el señor Lehnsherr había dicho, incluso si no estaba segura de si iba de verdad a replicar o no, Irene alzó la voz más de lo que solía hacer, en un tono tranquilo pero seguro. Odiaba alzar la voz, pero si quería que la cosa volviera a los cauces habituales, era mejor que lo hiciera.

-Dijo que quería hacernos unas preguntas. ¿Cuáles son?

Lo mejor era, al menos desde el punto de vista de Irene, volver al asunto inicial, acabar con ello lo antes posible, y volver a la tranquilidad. Con un poco de suerte, esta vez conseguiría que le prestaran la suficiente atención como para lograrlo.

_________________
Color de dialogo: steelblue
Volver arriba Ir abajo
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
Dianne Albidane

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime7th Agosto 2014, 12:25

Quizás tenía razón, quizás era afortunada... o no. Porque que su madre la adorase no era más que por sus dones y porque pretendía convertirla en algo para sus propios fines, aunque el amor que le profesaba su hermano era sincero y nunca tuvo problema alguno con el.

Luego prosiguió con su discursito. ¿Porqué usaba una escusa tan infantil como “ellos empezaron”? Me parecía muy bien esa lección de historia, pero como bien sabía, cada versión se contaba para favorecer un bando. Sabía de sobra que los humanos no eran santos, pero tampoco los mutantes. Anda que no había villanos usando sus dones para subyugar a la gente. Obviamente una guerra no era fácil de tratar, normalmente los bandos no suelen dar su brazo a torcer, cosas del ego de cada uno.

Podía entender que quisiera proteger a los suyos, pues ella haría lo mismo y sabía de sobras que no era fácil para los humanos aceptarlos. Todo el mundo siente miedo a lo diferente o desconocido y no responden adecuadamente ante ello muchas veces. Pero ¿globalizar? Odiaba esa actitud, si debía hacer lo mismo que el y meterlos a todos en el mismo saco, ¿porque no exterminar a todos los mutantes por el acto de aquellos que han abusado de su poder para doblegar a los demás?

Pensaba replicarle esto a Erick cuando la voz de Irene se hizo con su atención impidiendo que la rubia pudiera seguir una discusión sin fin. Bendita Irene, menos mal que estaba ahí para frenarla, Dianne había heredado la terquedad de su madre y no siempre era capaz de cerrar la boca cuando debía.

Dejó que formulara su pregunta y esperó a que el caballero respondiera e hiciera lo que venía realmente a hacer con ellas.

_________________
No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] 14cuvfd
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
010ErikLehnsherr
Acólitos de Magneto
Acólitos de Magneto
010ErikLehnsherr

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/04/2014

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime28th Agosto 2014, 12:24

Y tan pronto como el tornado de palabras había surgido entre los dos, una sóla frase de la muchacha con gafas lo había detenido. Ah... En el fondo, había hecho lo más saludable... y debía reconocerselo. Cada vez que un mutante de Xavier actuaba como un Boy Scout, no podía sino querer meterle las palabras por las orejas y que le retumbasen un poco a ver si se daba cuenta de lo que había dicho.

Magnus no quería erradicar a los humanos. Se había intentado ir lejos para ello, pero no le dejaron. "Usted no puede ganar, usted no puede empatar, usted no puede abandonar el juego". ESO era lo que habían hecho los humanos. Ahora, al menos, tenía un empate - aunque fuera durante un tiempo breve.

Las volvió a mirar, como si fuesen de nuevo unas desconocidas, visitadas de nuevo por una luz diferente. Quería preguntarles cómo estaba Charles, qué tal se encontraba después de la Colisión, quería saber su estado mental. Estaba preocupado porque ese lado que tanto había luchado por no mostrar pudiese salir de nuevo, y causar todavía un daño peor. Pero ahora sería una mala idea. Las chicas estaban a la defensiva, y probablemente se lo tomarían como una amenaza todo aquello que dijera. Bueno, no era culpa de nadie, cada uno tenía su opinión, ahora sólo quedaba que esa Colisión les abriese los ojos.

- Mi idea no era sino preguntaros lo mismo de lo que hemos hablado, vuestra visión del mundo y de los mutantes como tal. Tenéis sana curiosidad - dijo mirando a Irene - y una voz que no duda en decir lo que es necesario. - dijo, esta vez, mirando a Dianne. No sabía si la muchacha ciega notaría esa diferencia, pero estaba seguro que la otra se daría cuenta - Me preocupaba que siguieseis los ideales de Xavier a rajatabla, igual que me hubiera preocupado si hubieseis estado de acuerdo conmigo sin pestañear. Toda esta Escuela que tenemos aquí al lado está llena de todo tipo de gente, pero la gran mayoría no quiere luchar, sólo quiere vivir su vida. Los hay afortunados que no tienen mutaciones graves o poderes demasiado notorios como para hacerlo, y hay algunos que no van a tener ninguna otra elección, puesto que sus poderes resultaron ser mucho más... explosivos. Y todos, unos y otros, tendrán que tomar una decisión : abrazar su lado mutante u ocultarlo cual locura en su mente.

Se levantó, pues la conversación, realmente, había terminado ya hace tiempo.

- Dianne, tanto Xavier y yo estamos equivocados, a veces en unas cosas y a veces en otras. Pero ambos tenemos algo de verdad. Y aunque no lo creas, cada uno hemos intentado el camino del otro, y hemos visto que no funciona. Al igual que tú, nosotros llevamos un bastón para movernos en la oscuridad que es la mente humana. Estos son nuestros dogmas. Y hasta que me encuentre un muro que me diga que debo cambiar de camino, ese es el que yo tomaré.

Se giró hacia la muchacha de gafas, porque realmente ella había sido la causante (o quizás mejor dicho, la víctima) de temas tan serios como ellos. Sus ojos se entornaron, y se pudo ver perfectamente el cansancio en ellos. Ese cuerpo agotado, ese alma intacta, pero esa energía que parece más próxima a la muerte que a la vida. Quizás, era un hombre que sólo su fuerza de voluntad le tenía en pie.

- Creo que es hora de marcharme ya. Que tengáis un buen día.

Y así, Magneto se dirigió a otra parte de la Escuela. Quizás esta vez, para tener un momento de paz. O algo que le recordase por qué había que mantener la lucha.

[OOC : Si no le interrumpis, Magnus se va]

Volver arriba Ir abajo
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
Irene Salcedo

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime30th Agosto 2014, 15:43

Y, gracias al cielo, el debate llegó a su fin sin que fuera a más. Al principio hubo una pausa, mientras el hombre las miraba, como si se estuviera fijando en ellas por primera vez y no las hubiera encontrado ya antes hacía unos minutos. O tal vez realmente se estuviera fijando en ellas ahora, eso era algo que Irene no sabía, y no sabía si realmente quería saberlo. Tal vez no. Fuera lo que fuese lo que estuviera viendo nuevo en ellas, fue el hombre el que rompió la pausa.

- Mi idea no era sino preguntaros lo mismo de lo que hemos hablado, vuestra visión del mundo y de los mutantes como tal. Tenéis sana curiosidad, y una voz que no duda en decir lo que es necesario.

Decir que no se fijó en que la había mirado a ella cuando habló de la curiosidad, y a Dianne cuando dijo lo de la voz, habría sido una mentira del tamaño de la Sagrada Familia. También estaba segura de que ESO no era lo que quería preguntar, pero prefirió guardar silencio, como siempre. En cuanto al resto del discurso, ¿qué podía ella decir? Sabía cómo se sentía con respecto a su poder mutante, y lo poco que le gustaba hablar de ello. Abrazarlo u ocultarlo, en el fondo para ella no era esa la cuestión importante. La cuestión era que fuera ella la que dominara su poder, no su poder el que la dominara a ella. Era por eso por lo que había aceptado la oferta del Profesor. Él lo sabía, ella lo sabía. Lo que hiciera ella con su poder carecía de importancia para el mundo siempre que hubiera sido ella la que hubiera tomado la decisión.

-Dianne, tanto Xavier y yo estamos equivocados, a veces en unas cosas y a veces en otras. Pero ambos tenemos algo de verdad. Y aunque no lo creas, cada uno hemos intentado el camino del otro, y hemos visto que no funciona. Al igual que tú, nosotros llevamos un bastón para movernos en la oscuridad que es la mente humana. Estos son nuestros dogmas. Y hasta que me encuentre un muro que me diga que debo cambiar de camino, ese es el que yo tomaré.

Y se volvió a mirarla, una mirada cansada, como si hubiera visto mucho más de lo que su figura y sus años deberían haber visto. Tal vez así era, y una vez más, no era ella quién para juzgar.

-Creo que es hora de marcharme ya. Que tengáis un buen día.

Irene observó cómo el hombre comenzaba a marcharse, segura de que debía decir algo, pero no muy segura de qué decir. Luego, en contra de lo que su cerebro establecía como razonable, dijo lo que dictaba su corazón.

-Dicen que errar es de humanos, pero rectificar es de sabios. Cuídese.

¿Y de qué otra forma se podía despedir a un hombre así? Bueno, al menos tendría experiencia para la próxima vez, suponía. Porque habría una próxima vez, de algún modo lo sospechaba, pero eso no quería decir que fuera a ser tan amigable como en aquella. Mejor dejarlo en aquel terreno cómodo.

Cuando Magneto desapareció de la vista, soltó un suspiro y liberó una tensión que no sabía que había estado manteniendo. Todo aquello le había dado casi tanta hambre como haber estado un par de horas haciendo juguetes con la luz.

-¿Quieres que volvamos?- le preguntó a Dianne-. Con un poco de suerte, Logan no estará ya en la puerta...

FDI:
 

_________________
Color de dialogo: steelblue
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Empty
MensajeTema: Re: No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]   No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane] Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
No siempre el té es amargo [Irene Salcedo, Dianne Albidane]
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: