Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18

Ir abajo 
AutorMensaje
Brother Blood
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 11/03/2017
Localización : Caverna bajo Hollywood hills

MensajeTema: Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18   7th Septiembre 2018, 03:48

- ¡¡Ahí está, que no escape!!

Varios hombres armados y ataviados con traje y una extraña media capa con capucha cubriendo sus rostros perseguían incansables a su objetivo, surgiendo de todas partes. Era como si de cada piso, de cada portal o ventana apareciese uno de esos sujetos, tal vez el cuerpo de seguridad más duro contra el que Frost se había enfrentado jamás. Cuando quiso darse cuenta, una verdadera manifestación de encapuchados la buscaba por las calles, algo realmente extraño si se tenía en cuenta que eran las once de la noche, y todos o la gran mayoría deberían estar durmiendo...

- ¡Por ahí! - Un disparo zumbó cerca de ella saltando esquirlas de ladrillo de la esquina tras la que acababa de esconderse. Odiaba su suerte... De todos los encargos raros que podían hacerle, tuvo que aceptar aquélla suerte de misión entre pirados religiosos. Pero los números eran su perdición... y aquél cheque tenía más de los que podía contar a simple vista. No en vano, se lo cedía el mismísimo señor Parrish, dueño de la cadena de grandes almacenes más lujosa del estado, y también un ferviente cristiano...

Hacía dos días que recibió la llamada de un empleado del millonario a su despacho en metrópolis. Al parecer, tenía buenos tratos con Penguin, y esta vez necesitaba a alguien con experiencia en grandes golpes, y se interesó en la ladrona de bancos, ahora a su servicio. Aquél peón le informó de que el señor Parrish requería su presencia en su despacho personal a las ocho ese mismo día para proponerle un negocio. Animada por sus ganas de acción y la curiosidad, decidió acudir a la cita, y se halló frente a un anciano débil y enfermizo, pero cuya mirada era más fría y autoritaria incluso que la de la suya.

- Señorita Frost... encantado de conocerla. Siéntese, por favor... -El despacho de Parrish estaba lleno de motivos religiosos, una gran cruz de plata adornaba la mesa, junto a una pequeña biblia y las estampas de algunas vírgenes y papas, y tras él, un cuadro de la crucifixión se hallaba junto a un retrato propio, presidiendo el conjunto. Era algo inquietante que la mesa de un gran empresario pareciese más el espacio de trabajo de un cura, pero trató de no mostrar extrañeza- Señorita, conozco su historial delictivo, y créame que lamento... profundamente involucrarla en esta tarea, pues ambos nos veremos evocados irremediablemente a la comisión de unos cuantos pecados, y sé que usted ya posee una vida de dignidad alejada de ellos... -tosió levemente y tras un carraspeo prosiguió- Verá querida... He vivido mucho tiempo, y durante el mismo, mi fe en nuestro señor Jesucristo no ha flojeado ni un ápice, lo cual como ve, me ha conducido a grandes cosas, que sin duda, le agradezco. Sin embargo, hoy en día no todo el mundo contempla la gloria de nuestro señor con la gratitud que se merece, y se unen a cleros extraños, traicionan a quien todo nos dio... pero hay una fe entre todas que tiene cada vez más fuerza. Llena la cabeza de los buenos cristianos de dudas y de promesas y termina alejándolos del camino recto. Sé que nuestro señor es el único y verdadero, por ello las otras creencias eran un mero acompañamiento, pero sinceramente, querida... La iglesia de la sangre es diferente. Hay algo detrás de su líder, ese joven llamado Sebastian, que me inquieta. Él ha conseguido lo que otras religiones con miles de años de historia no han logrado, cada vez entra en más hogares, y nos despoja de sentido. Por eso... he decidido investigar lo poco que se sabe de él. Y con ello, usted me ayudará a llegar al fondo de todo esto.

El hombre sacó una pequeña tablet, y al activarla, unos paneles virtuales flotaron con datos diversos sobre la ciudad de los ángeles y un ático cercano a las montañas donde se ubicaba el célebre monte Hollywood. También había algunas fotografías del tal Sebastian entrando y saliendo de aquél lugar, y unos horarios en una columna al lado de todo ello. El anciano carraspeó y tosió una vez más, y tras beber un poco de agua, retomó su conversa.

- Ese hombre vive en un ático cercano a las montañas donde está su capilla esculpida en una cueva. Es un lugar bonito, muy fresco, lo visité por curiosidad, pero me acabó repugnando estar allí, me sentía un traidor. Existe la leyenda de que esa capilla es sólo la entrada a una bóveda mucho más grande, pero no he podido confirmar nada, deben ser sólo habladurías... en todo caso, señorita, lo que nos reúne hoy aquí es esto- Pulsó algo en la pantalla y un ordenador portátil se materializó en los gráficos flotantes- Como todo hombre de nuestra era que se precie, Sebastian Blood tiene también sus mayores secretos en formato digital, y éste debe ser el aparato donde los guarda. Algunos rastreos por parte de expertos me han revelado que ahí trabaja con diversos temas, desde pedidos personales hasta concertar entrevistas. Si ese es su portal al mundo, también será donde elabora sus mensajes para éste, y donde estará su secreto para tener cada vez más poder. No sé si se tratará de extorsión, de compra de valores... pero no será algo limpio. Seré claro; Quiero que me lo traiga. Tiene aquí todo lo necesario para preparar el robo, se lo facilitaré en un usb antes de marcharse. Y por supuesto, la compensación será muy generosa... aquí tiene un adelanto si lo quiere...

"Que Dios la ayude" ¡¡Maldito viejo!! No le dijo que los pirados de la sangre fuesen armados y que supieran de un modo casi mágico que ella había entrado allí, ¿Cómo podía ser, cómo se enteraron todos? Corrió hacia el fondo del callejón con el dichoso ordenador golpeando su espalda en la bolsa que llevaba, pensando en su siguiente movimiento. Por raro que fuese, esperó que fuese un callejón sin salida, así por lo menos, no encontraría más encapuchados esperándola al fondo...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Louise Lincoln
Gotham Sirens
Gotham Sirens
avatar

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 20/11/2015

MensajeTema: Re: Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18   18th Septiembre 2018, 18:11

En ningún momento de su contacto figuraba que esos religiosos llevaran armas y mucho menos que salieran de bajo las piedras. Y por no decir lo que vio, más que adoradores de alguna divinidad eran adoradores de satán, pero ahora no iba a entrar en debatas religiosos y menos en una huida. Hasta de que le siguieran creo un gran muro de hielo adentrándose en un callejón donde tenía dos bifurcaciones, ambas con salidas de incendios. Rápidamente el camino de la derecha creo como rampas de hielo para que los fanáticos creyeran que se fue por aquel edificio, haciendo gala de su agilidad se subió por la escalera de emergencia del edificio de la izquierda yéndose por el tejado para despistarles a todos.

Ya he hecho mi parte del tracto, si quieres ver el portátil dame mi parte del dinero

Dijo bien firme mostrando el portátil para luego guardarlo en la mochila, se le notaba realmente cabreada, tan cabreada que a la mínima negación se lo cargaría y buscaría por ella misma el dinero. Finalmente pudo llegar al despacho de ese pez gordo y no tardo en intentar cerrar este trato lo antes posible. Ángeles, demonios, estaba harta de toda esa mierda, sin tan solo supiera lo que le esperaba… El empresario no tardo en sacar su talonario, introducir las chifas acordadas y firmarlo, entregándolo al mismo tiempo que la mujer de hielo le entregaba el portátil. Mientras el empresario llamo a uno de sus hombres para navegar en el portátil, examino que el talonario fuera autentico, para luego guardarlo en su guante. Al ver que el informático tardaba más de la cuenta se sentó en la primera silla que pillo más cerca, dejando descansar sus adoloridos pies después de tanto correr.

_________________

Todo el mundo sabe a qué temperatura hierve el agua ¿pero saben a cuantos grados se congela?
Si quieres lo puedo probar en tu cuerpo


DeepSkyBlue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brother Blood
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 11/03/2017
Localización : Caverna bajo Hollywood hills

MensajeTema: Re: Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18   7th Octubre 2018, 20:39

Pasaron algunos minutos más en los que el informático y el señor Parrish intercambiaban miradas cada vez más confusas. El diálogo entre ellos establecía que algo no encajaba con el ordenador robado. Finalmente, el hombre se acercó a susurrarle a su jefe, y éste, pese a su edad, se levantó de su silla con un movimiento bastante rápido, y se asomó a la pantalla del aparato. Su gesto se torció de la incredulidad a la ira, y dio un puñetazo a la mesa. E informático se retiró de nuevo a su mesa con el aparato siguiendo con la mirada al anciano, que se dirigía hacia Frost con paso veloz.

- Señorita, ha debido usted equivocarse de aparato. ¡Me ha traído usted un dispositivo prácticamente limpio! Dudo que ese hombre sea tan hábil como para haber sospechado de un plan que no he comentado con nadie salvo con usted, así que sólo me queda creer que acaba de cometer una torpeza impropia de su fama. No se lo voy  atener en cuenta por esta vez, pero como supondrá, el trabajo sigue pendiente, por lo que... - Una mano huesuda y blancuzca se extendió frente a ella- El cheque, por favor. Podrá aspirar de nuevo a él en cuanto me traiga lo que le pedí. Y le recomendaría no hacer ninguna tontería señorita. Si algo me ocurre a mí, tengo suficiente personal dispuesto en mi hogar como para darle una caza acorde a lo que pueda llegar a hacerme. Y aún si lograse escapar de ellos, mis abogados se encargarán de que la justicia y todos los cazarrecompensas de este mundo no se detengan hasta vengarme legalmente ¿Me explico?

El hombre tomó el papel y lo guardó en su chaqueta. Luego se dirigió a su escritorio sintiendo la rabia de la mujer tras de sí, cosa que no le impidió darle una última lección.

- Jesús terminó su trabajo aún sabiendo que le costaría la vida, y lo hizo por todos nosotros. Usted tiene la misma carga sobre sus hombros, señorita Frost. No nos decepcione.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Louise Lincoln
Gotham Sirens
Gotham Sirens
avatar

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 20/11/2015

MensajeTema: Re: Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18   18th Noviembre 2018, 22:44

Si no fuera porque estaba rodeada lo hubiera matado ahí mismo por tal insolencia, que ganas le tenía.

Yo he traído lo que me ha pedido, un estúpido ordenador, es culpa tuya que ese imbécil de Blood no guarde lo que quiere en uno.

Estaba por rechazar su oferta de volver, se podía meter por donde le quepa su dinero, pero temía que ensuciara su reputación. Miro todo su despacho en busca de pistas, sus despachos se parecían como buenos locos religiosos.

Pero tranquilo, arreglare lo que has empezado y la próxima vez contrata a alguien que sepa mejor recoger información, porque el informe que me has dado no se parece nada con la realidad.

Le miro de arriba abajo con descaro, cogió el portátil y se fue rumbo a la madriguera de esos locos. La luna se encontraba en el lugar más alto de la noche. La mujer de hielo observaba la entrada desde una distancia prudencial. Tenía que planear un plan rápido para entrar, ahora todos estaban fuera buscándola y descuidarían su base o por lo contrario se quedaron dentro por si volvía. Volver a entrar por donde salió sería una estupidez de principiante pero podía aprovecharse de eso, nadie esperaría que el ladrón volviera por el mismo camino y estarían vigilando otras entradas. Sin muchas cartas a elegir opto por hacer caso a su instinto. Antes de lo esperado ya se encontraba dentro de ese repugnante despacho. Como pensó no había tanta vigilancia y la que había era muy predecible. Se colocó en el centro de la sala con los brazos en garra analizando la estancia. Tenía que pensar como ellos, como personas encadenadas en el pasado, pensar como un religioso. De golpe le vino un flash de una peli de un aventurero que buscaba el Santo Grial. En dicha película habían dos que lo querían pero el primero bebió de una copa majestuosa, llena de piedras preciosas al igual de ornamentada que los santos de las iglesias; pero por su desgracia esa no era la correcta y murió. El otro aprovecho el error del primero y se fue a por la copa más sosa y mugrienta para beber de ella y así curar sus heridas o las de su amigo, ahora no caía muy bien en ello. Lo importante es la apariencia ¿Dónde podría un hombre mugriento guardar su información más valiosa? En un sitio mugriento como él.  

Fue revisando todas las estanterías de libros hasta encontrar un lomo de un libro que parecía que fuera a caerse en pedazos con solo mirarlo, sin duda este sería su Santo Grial. Sin pensarlo mucho más fue a cogerlo pero en el mismo instante que sus dedos tocaron el libro vio cómo su mano se manchaba de sangre, toda la sala se llenaba de sangre a tal velocidad que cuando quiso darse cuenta se estaba ahogando en ella. Dio un fuerte respiro saliendo de esa alucinación dando unos pasos para atrás hasta chocar con el escritorio, por instinto se giró y se encontró con él. Sebastian Blood. Trago saliva y lentamente se volteo cara a él sin despegarse del escritorio. No sabía si su poder consistía en alucinaciones como la que había vivido o es por su fuerte fragancia a sangre que su celebro le hizo una mala pasada. Cada vez tenia menos cartas pero tenía que seguir jugando hasta el final, costara lo que costara.

Buenas noches señor Blood, como ya sabrá he logrado colarme en su humilde morada dos veces para mostrarle mis habilidades ¿le apetece que hablemos de negocios?

Le mostro el portátil como ofrenda de paz. Aunque ese señor leyera su mente vería que no le estaba mintiendo. Tenía toda la intención de traicionas a ese capullo que le había hablado en ese todo para salir con vida de ahí, y si lo lograba, se iría una semana al caribe con Pingüino Emperador para que le trajera los caipiriña a la tumbona.

_________________

Todo el mundo sabe a qué temperatura hierve el agua ¿pero saben a cuantos grados se congela?
Si quieres lo puedo probar en tu cuerpo


DeepSkyBlue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brother Blood
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 11/03/2017
Localización : Caverna bajo Hollywood hills

MensajeTema: Re: Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18   20th Noviembre 2018, 18:56

Al voltearse, Frost se enfrentó a la imponente figura de Blood, quien apareció de las tinieblas de su propio despacho como un fantasma, observándola con desdén desde lo profundo de sus inquietantes ojos rojos, que enmarcados en la oscuridad de la sala, aún se veían más tenebrosos. Se acercó a la mujer sin decir palabra, sin emitir sonido alguno que respondiese a su singular propuesta, y tomó el portátil en su mano con un gesto seco, para dejarlo sobre la mesa. Dio la vuelta para dejar su abrigo en un colgador, ignorando a su intrusa, quitándole toda relevancia a su presencia, haciéndola sentir cada vez más pequeña, invisible, insignificante... No siempre necesitaba sus poderes para hacer sentir como un insecto a sus rivales. Le bastaba con creerlo lo suficiente como para que su actitud se moldease a la idea hasta aplastar la convicción del otro en sí mismo. Y también estaba el factor sorpresa...

Frost esperó encontrarse con un hombre anticuado y anciano como su actual jefe, pero se topó de bruces con todo lo opuesto a dicha imagen; Sebastian era un hombre elegante y atlético, e imponía respeto pese a su apariencia joven, como si los siglos de su religión de algún modo invisible vistieran su piel sin dañarla, simplemente estando ahí, recordando a quien mirase que estaba ante alguien superior. Cuando por fin se decidió a prestar atención a su "invitada", recogió el libro que ésta había tirado durante la visión que le causó, y lo colocó en el estante de nuevo, rompiendo al fin su silencio.

- Bien pensado... Soy un tipo más "clásico" de lo que parece, y de los que creen que un libro siempre será el mejor receptáculo de los secretos de alguien, sin embargo...-Dedicó una sonrisa maliciosa a la mujer de hielo, mostrando sus afilados colmillos. Al seguir estando iluminados sólo con las luces del exterior, Frost no fue capaz de discernir si lo que acababa de ver era otra ilusión o algo real- Un hombre que guarda secretos no los deja a merced de cualquier... ratera, que pueda hacerse con ellos. Reconozco que mis guardianes han fallado miserablemente al haber logrado entrar dos veces aquí, pero... ¿Cree señorita Frost que ha sido una buena idea? ¿Allanar mi morada dos veces como publicidad, en serio? Y qué le ha hecho pensar... que alguien como yo, un hombre de fe, y dedicado a los demás... ¿Necesite sus "servicios"? Creo que más bien me interesa saber quién los ha solicitado ya, y me hago una idea. ¡Juguemos a los detectives! Verá, vengo de una convención donde han estado la flor y nata de esta ciudad, uno de esos eventos a los que jamás dejaría de faltar un pez gordo, y sin embargo, todo el mundo se preguntaba por... Parrish.

Puso los brazos tras su espalda y se inclinó acercándose a Frost hasta quedar a escasos centímetros de su rostro, hundiendo su mirada en ella como dos afilados puñales buscando la verdad a navajazos en su alma. De pronto su voz cambió del tono formal y casi festivo que estaba empleando a un susurro que parecía provenir del submundo.

- Un hombre con suficiente dinero como para que alguien haga la mayor de las locuras por él y bilis de sobra en los labios con mi nombre, ¿cierto?- Tras afirmarlo, se retiró despacio y se sentó en la silla de su escritorio con aire pensativo, de nuevo ignorando a Frost. Finalmente, volvió a hablarle, con una media sonrisa prometedora.

- Detesto su actitud, Frost. Es desleal, y traicionera. Pero ese hombre ha demostrado que puede llegar a ser una verdadera y peligrosa amenaza para mí, y no estoy dispuesto a tolerarlo. Dígame qué era lo que él buscaba exactamente, y después, le diré cuál será nuestro plan...

El extraño énfasis que puso en aquélla palabra era una invitación a la villana, le daba todo lo que ella deseaba oír; Prometía venganza, prometía recompensa. Blood sabía perfectamente qué ofrecer a gente como ella, con el corazón lleno de rencor y ambiciones.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18   

Volver arriba Ir abajo
 
Entre dos aguas (Brother Blood, Killer Frost) 13/8/18
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ficha de Killer Frost
» Tres villanos de Batman revelados en 'Injustice: Gods amog us'
» Locuras entre amigos (2)
» Marcelo Tinelli habló de la pelea entre Ricardo Fort y Flavio Mendoza
» La longitud del título del tema debe ser entre 10 y 255 carácteres[Razas]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte-
Cambiar a: