Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]

Ir abajo 
AutorMensaje
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 546
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    27th Marzo 2018, 19:27

Esa charla debía haber esperado unos días, cuando lo hubiera digerido todo. No se sentía preparado para afrontar la situación. Tenía miedo y le frustraba no estar preparado para llevar la conversación a buen puerto.

Estaba frente a esa puerta y no sabía muy bien qué decir. La única vez que se habían visto todo había salido de la peor manera y en aquel instante, se arrepentía mucho de su comportamiento.  ¿Cómo iba a encarar la situación? ¿Qué era pertinente decirle al velocista? Quizá simplemente debía empezar con una conversación estándar como California es un buen lugar para vivir, me encanta el clima. Luego charla de te quiero mucho Wally, siempre hemos sido amigos y blablabla. Bajo ningún concepto decirle estoy perdidamente enamorado de tu novia y mi corazón llora al saber que nunca va a corresponderme. Sí, sí y sí. Pensó mientras asentía con la cabeza. Sus desbocados, apasionados y desmedidos  sentimientos  por la arquera debían permanecer ocultos y por siempre silenciados. Ojalá  pudiera sentir por ella un amor fraterno pero aquello le era imposible. Se tomó unos minutos de pensar y repensar, antes de llamar al timbre.

Por Tesla,  Newton y demás  científicos  brillantes esperaba que aquella visita saliera bien. No sabía  cómo confrontar a Wally. Menos aún al combo de Wally y Artemis juntos. Porque vivían allí los dos juntos. Mal plan de Raven. Era una maldita emboscada.  Se llevó las mano a la cabeza. Respiró hondo intentando relajarse y tranquilizarse. Intentó introducir la mayor cantidad de aire para que su cerebro se oxigenase y pensase con más fluidez. Tenía  que haberle  citado en un lugar protegido como la base, casa de Dick o un café. Pero no en ese café  que le dió  la crisis, a ese lugar era mejor no volver en un tiempo. Aunque no podía culparla, no entendía  la complejidad  de las emociones  humanas. No podía entender lo difícil  que era tener que lidiar con un amigo al que hasta hace escasos minutos no recordabas y con la novia de éste, por la que no deberías sentir esas mariposas en tu estómago  ni ese embobamiento ni esa fascinación cada vez que habla o hace algo.  

Antes de que pudiera darse media vuelta, había pulsado el timbre y en un santiamén la puerta ya estaba abierta.  Mierda, mierda, mierda pensó.

- Hola, tío ¿Qué cuentas?- dijo improvisando su coletilla habitual- ¿Tienes un par de minutos para conversar? Porque si te pillo en mal momento puedo venir otro día.  - Comentó el arquero intentando rehuir la conversación. Pero el velocista  se hizo a un lado y le invitó  a entrar. Pensó de forma irónica que hoy era su día de suerte. Roy entró al departamento y se sentó en el sofá de la sala. Estuvo muy tentado de comenzar con un tópico sobre que bonita es la casa o que buen clima hace en California pero pensó que eso iba a alargar más la situación incómoda e intentó ir a la cuestión de su visita.

- Pasaba por aquí … -negó con la cabeza- no, en realidad no, me ha teletransportado Raven porque tengo que pediste disculpas por mi comportamiento. Se que no hay excusa para comportarse como un antipático.  A menos que seas un borde antipático. Porque hay gente que tiene ese carácter arisco y que te dicen cosas como cállate, piérdete y eres un imbécil y sabes que son sus maneras habituales de comportarse.   Pero claro ese no es el caso porque yo suelo ser muy amigable. - le miró  a los ojos y Roy se sintió  culpable por haber sido tan arisco y haber descargado toda su frustración y malestar sobre aquel hombre.

- Se que no disculpa ni excusa mi comportamiento pero tenía una movida en el cerebro, le hicieron algo a mi mente con magia e historias de esas que me hacían olvidar al Wally de mi mundo. La bendita magia ¿eh? No sabes lo poco que me gustan esas cosas místicas y de poderes incontrolables. - Y no dejó de hablar porque no quería sobre su persona las recriminaciones que pudiera hacerle el otro pelirrojo.- Además  que mi vida no sea fácil no es tu culpa tampoco. No te recordaba y había algo en tí que me hacía aborrecerte, creo que fue por la magia. Porque el Wallace de mi mundo y yo somos amigos desde los doce años, hemos tenido muchos conflictos y discusiones chungas y aún así seguíamos siendo amigos íntimos. -

Una vez solucionado el problema, en opinión de Roy, era el momento de irse. No quería encontrarse con Artemis. La estaba un poco evitando desde el encontronazo anterior con Wallace. Le mandaba mensajes y whatssaps para que la relación no muriera y no perdieran al menos esa amistad. Pero no quería mirarla a la cara, no tenía la fuerza para verla a los ojos. Aún se sentía destrozado por su indirecto rechazo y no sabía cómo lidiar con ello. Nunca había sabido cómo afrontar y asimilar los abandonos ni los sentimientos negativos.

Recién descubierta la amistad que tenía con velocista desde la preadolescencia, sabía que debía ponerle siempre por delante y no dejar que nada volviera a separarlos. Tenía que focalizarse y centrarse en restaurar su amistad con Wally. Debía poner como prioridad involucrarse con alguien más para matar todos aquellos sentimientos por la rubia, que le hacía sentir tan sumamente culpable, triste y equivocado.  Después de todo un clavo saca a otro clavo. Tal vez sólo necesitaba dormir en unas cuantas camas que no fueran la suya para ir superándolo. Decidido, tenía que ponerse de nuevo en el mercado; yendo a citas, saliendo a esas discotecas donde vas sólo a pillar cacho y tirándole los tejos a cualquier fémina disponible.  Porque  ese amor sólo  le perjudicaba y quebraba los cimientos  de su amistad con el primer Kid Flash. El Wallace que él recordaba no era como Dick que se enfadaba un tiempo y luego te perdonaba. Wally podía guardar rencor mucho tiempo. Aún recordaba cómo años después aún seguía enfadado por que la relación adolescente de Roy con WonderGirl había frustrado su romance platónico con Donna. Teniendo en cuenta estos antecedentes de su mundo el arquero prefería no arriesgar, relatando el profundo y sincero afecto que guardaba por Artemis.

- si hay algo que tengo claro en esta vida es que es un continuo devenir de reconstrucciones, así que volvamos a empezar.- Le tendió amistosamente la mano a Wally.

Amistad en el comic:
 

_________________
Sobre un vidrio mojado escribí su nombre sin darme cuenta y mis ojos quedaron igual que ese vidrio pensando en ella.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wally West
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Edad : 29
Localización : Central City

Ficha de Personaje
Alias: Kid flash (Desaparecido)
Nombre real: Wally West
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    29th Marzo 2018, 13:09

Cuando Wallace West abrió la puerta esa mañana y se encontró con la figura de Roy Harper delante de su portal, su rostro palideció al instante ante la inesperada sorpresa.

No había empezado con buen pie con el nuevo Roy, y era inevitable que se sintiera algo incómodo en su presencia. Le había visto en contadas ocasiones pero solo en la base de la Young Justice y para temas relacionados con misiones. No habían vuelto a hablar seriamente desde aquella vez en la cafetería. Roy no le reconocía como su amigo, no albergaba ningún recuerdo sobre el pelirrojo y aquello seguía frustrándole. Pero nada podía hacer para mejorar la situación. Además, el pecosos se había dado cuenta de que el hijo de Oliver albergaba ciertos sentimientos extrañamente afectuosos por su compañera de vida. La Vietnamita también le había contado lo que pasó el día del cine, donde conoció por primera vez a Clint Barton y se reencontró con Roy. Así que el primer pensamiento de Wally fue que Roy había hecho el viaje hasta Palo Alto sólo para ver a Artemis.

Pero en aquel momento, la rubia había salido a dar una vuelta para tratar de despejar su cabeza. Todavía seguía afectada con lo que había pasado con el falso Bart. Aquel maldito y bastardo clon… había torturado física y psicológicamente a la arquera tan solo unos días atrás. Inercia quería hacer daño a la familia de los Allen-West, y vengarse de la existencia de Wallace y Bart, los único velocistas activos en el universo Omega. ¿Y cómo conseguirlo? Cargando toda su furia y maldad contra sus seres queridos; la Young Justice, su tía Iris y su novia.

Le removía por dentro pensar en que había dejado sola a Artemis durante unas horas y que ese necio las había aprovechado para torturarla. Estaba cansado de no poder llevar una vida normal de pareja por tener una identidad superheroica. De que hicieran daño a sus seres queridos simplemente por existir e intentar vivir su vida.

Le sorprendió cuando Roy le preguntó si tenía unos minutos para charlar. Esperaba otro tipo de conversación y le molestó no haber adivinado lo que su ex-amigo tenía que decirle. ¿Pensaba entonces hablarle de sus sentimientos por Artemis? Si aquellas eran sus intenciones, no se se sentía preparado. ¿Por qué la vida sentimental era siempre tan complicada?

El pecoso sintió un nudo en el estómago y dejó paso a Roy para que entrara en su casa y se acomodara en el sofá.

—¿Quieres algo de beber?— y antes de que el arquero pudiera responder, Wallace ya estaba colocando una jarra de limonada recién hecha con dos vasos, en la mesita que quedaba frente al sofá. El pelirrojo se sentó al lado de su compañero y le miró expectante. Lo malo de que el tiempo pasara de forma diferente dentro de las cabezas de los velocistas, es que les daba la oportunidad de montarse sus propias paranoias de lo que iba a suceder.  

Sus ojos se abrieron de par en par cuando Roy le pidió disculpas. No, aquello no era lo que esperaba. Ni tampoco lo de que un mago hubiera borrado los recuerdos que tenía sobre su Wally West. No podía haberlo precedido ni aunque quisiera. Y ahora se sentía culpable por haberle juzgado antes de empezar a hablar. Pero es que hasta que la gente no pierde las cosas, no saben hasta qué punto son valiosas para ellos. Como la fuerte amistad entre Roy Harper y Wally West.

La magia… es un asco— confesó el pelirrojo. Siempre la había aborrecido y en aquel momento lo hacía más que nunca. Entonces, volvió a despegar sus labios con inseguridad, para hacer la pregunta que le carcomía por dentro.— Entonces… ¿Me… me recuerdas…?

Roy le tendió la mano para sellar su nueva y reconocida amistad y Wally la estrechó con fuerza, esbozando una sonrisa de gran alivio. Entonces tiró del brazo del arquero hasta que su cabeza chocara con su hombro y así poder abrazarlo con fuerza. Wallace acarició la cabeza de su gran amigo y sintió como sus ojos se humedecían lentamente hasta que dejaban escapar una minúscula lágrima que nadie más vería.

—Ya te vale, Roy…—protestó, con algo de humor en su voz— No tienes ni idea de lo mucho que me dolía que mi mejor amigo se hubiera olvidado de mi…

FDI: Que bonito es collage, es preciosoooo <3 ;____;

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 546
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    7th Abril 2018, 23:00

Ante la pregunta de Wallace sobre que si quería algo de beber, el arquero le iba a decir que nada, ya que no quería molestar.  Pero no tuvo tiempo ni de abrir la boca. En menos de lo que dura un suspiro el velocista le había servido limonada casera. Se quedó un poco ensimismado porque hacía mucho tiempo que no probaba zumo de limón y le retrotrajó a otro tiempo más amable.  Le recordó un poco a la vida hogareña que tenía con su padre antes de quedar huérfano. Ese brillo en la mirada de Roy Harper Señor cuando su hijo volvía de explorar el bosque en una cálida tarde de verano y él le daba la refrescante limonada para aliviar su sed y su calor.  Recordó a ese bebé que había visto en la burbuja de Raven y dudó un poco. Ese no era el momento para pensar en aquello. Posiblemente más adelante tendría que replantearse muchas cosas de su vida.

- Gracias.- Comentó sonriendo. Era muy habitual para los americanos ofrecer cerveza a los invitados. Roy en esos momentos siempre se sentía un poco incómodo por su problema.  Le gustó el gesto de Wally no hacer referencia a bebidas alcohólicas. Quizá sólo había traído para beber lo primero que se le ocurrió. Pero le había hecho sentir bastante cómodo.

Se había dejado llevar por sus recuerdos  unos instantes  pero para el velocista  era un eternidad y sentía impaciencia por lo que iba a contar Roy a continuación. El arquero le contó  sobre su pérdida  de recuerdos del Wallace de su mundo por un hechizo.

Asintió con la cabeza ante lo comentado por el West sobre  que la magia era un asco.  - Ya te digo. Si yo soy de un negado total para ello y siento terror a las cosas que no se me dan bien.- Era un genio y cuando algo no le salía en un número de veces que el consideraba suficientes, le frustraba y se sentía un incompente, un inútil que no valía para nada.- Raven fue la que notó que algo le pasaba a mi mente y me ayudó a solucionarlo con un mago amigo suyo. - No entró mucho en detalles porque estaba un tanto nervioso debido a su previa relación  tersa con  el Wallace de Omega.

-Pues sí  y … - Roy puso cara de procesando como decir aquello sin herir al otro pelirrojo. Ya le había tratado muy duramente la última vez que se vieron. - … y un poco no. Dick me comentó que en vuestra dimensión yo era un tanto el amigo borde, pues en mi mundo ese era tu rol. Pero los sermones y la necesidad de control del Wallace que recuerdo me han ayudado bastante cuando he tenido problemas.-

El pecoso estrechó la mano que el otro pelirrojo  le tendía la mano. Era un signo de que aceptaba su propósito  de retomar la íntima  amistad que había entre ambos . El actual Flash tiró del brazo de Arsenal y se fundieron en un fuerte y emotivo abrazo. Roy se dejó envolver por los cálidos brazos de su amigo y así permanecieron un tiempo. Sintió una caricia en su rojo cabello y sonrió. No podía entender cómo había podido pasar tanto tiempo sin las maravillosos recuerdos de su fiel amigo. El velocista siempre había sido muy importante en su vida y se sentía dichoso de volver a tenerle como amigo.

- El otro lado no es mucho mejor. Siempre he sentido que me faltaba algo importante y no sabía muy bien que era. ¿Sabes lo que es no tener nada y en un instante tener de golpe años de recuerdos, de sensaciones y emociones? Estoy un poco sobrecargado, acabo de recordar como hace menos de diez minutos. Lo siento mucho. Realmente  lamento haberme olvidado de tí.- Esas disculpas engloban  todo; su culpabilidad  por amar a Artemis  y su sentimientos de responsabilidad por no haberse dado cuenta de que le habían quitado de la memoria  a su amigo. Porque  en parte era su culpa.




"En este mundo terrorífico y desafortunado, hay pocas cosas que reconforten, una de ellas es hacer nuevos amigos. Los amigos pueden hacer que veamos el mundo más pequeño y seguro de lo que en realidad es, porque han vivido cosas parecidas a las nuestras. Conocer a gente así, hace que nos sintamos más completos."

_________________
Sobre un vidrio mojado escribí su nombre sin darme cuenta y mis ojos quedaron igual que ese vidrio pensando en ella.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wally West
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Edad : 29
Localización : Central City

Ficha de Personaje
Alias: Kid flash (Desaparecido)
Nombre real: Wally West
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    14th Junio 2018, 19:52

—Raven...— pronunció el velocista con cautela. Por alguna razón, no le agradaba del todo que Roy hubiera recurrido a la mística para arreglar su problema. Pero cuando se trataba de magia y cosas antinaturales o demoníacas, ella era la experta del grupo actual de la Young Justice. 

Wallace sentía una cierta aversión por los sucesos místicos y misteriosos, al igual que su mejor amigo Roy, y por eso a veces sentía cierto rechazo hacia la Azarina. No era nada personal, puesto que la muchacha no le había hecho nada malo, y menos después de aquella larga charla que mantuvieron con el pequeño Bart. Había conseguido reforzar su vínculo amistoso con la mística, y se enorgullecía por ello, aunque a veces no pudiera evitar sentir repelús cuando usaba alguno de esos poderes incomprensibles para él.

—¿Qué yo era tu amigo borde? ¡Venga ya! ¡No me lo puedo creer!— bufó, ligeramente ofendido. Quizás Roy no fuera tan mal desencaminado con aquella descripción, pero era totalmente diferente a la percepción que tenía el pecoso de sí mismo. —¿Sermones? ¿Necesidad de Control?— parpadeó varias veces, incrédulo. Pensándolo bien, si era tan diferente de su otro yo, aquello le convertía en el Wally West más guay de todos los universos. ¡Genial!

—Bueno, no importa, dejémoslo. —sonrió, recuperando así su rostro relajado y jovial— La buena noticia es que hayas recuperado los recuerdos, y con ello nuestra amistad… para mi significa algo muy importante.

Wallace también disfrutó mucho del correspondido abrazo, y cuando los jóvenes se separaron, el pelirrojo empezó a servir la limonada en dos vasos. Cogió el suyo y lo alzó en el aire, preparado para hacer un brindis.

—¡Por nuestra gran amistad! ¡Y que nos dure para siempre! — exclamó entusiasmado, y chocó su vaso con el de Roy. Después se lo llevó a la boca, bebiéndose la limonada de un trago. ¡Menuda sed tenía! Después de los nervios que había pasado, sentía la boca reseca.

—Tío, es normal. Debes de tener la cabeza a punto de explotar… — comentó sorprendido.— ¿Hace tan solo diez minutos? Sí que te has dado prisa… no te has dado ni tiempo a asimilarlo todo. ¿Pero sabes qué? Me alegro… Me alegro que hayas venido corriendo hasta aquí, significa que es algo muy importante… — sonrió, esta vez esbozando una cálida y cariñosa sonrisa— Yo también correría lo más rápido posible por ti, Roy.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 546
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    18th Junio 2018, 15:10

Notó el tono con el que había pronunciado el nombre de la mística.- No te cae  muy bien, ¿no? - En su mundo Wallace y Raven  no se conocían pero entendía que sus dos tipos de personalidades pudieran tener encontronazos. Además de esa fuerte impresión, la hija de Trigón le había comentado que del Wallace de su mundo le había tenido siempre cierta reticencias.

- Es una mujer difícil pero es buena, ella intenta ser mejor. - Se sentía muy afín en ese sentido a la Azariana. - Es muy duro estar en su piel, los demás no la comprenden y a menudo se debe sentir rara. Fuera del grupo. Cuando sientes que tienes un tara y estas inseguro que el grupo no te acepte es devastador.- Su tono fue algo sombrío porque sabía lo que era sentirse desplazado. Recordaba cómo era aquella sensación que le había llevado a dejar los Teen Titans, a alejarse de sus amigos y perderse en manos de las drogas.

- No me importaba mucho que fueras así, Wally. Estoy acostumbrado a la gente que muestra su preocupación gritando o queriendo controlar tu vida. Si fuera remilgado con eso aún sería virgen.- Se rió de forma simpática. Un duda le recorría. Estaba mal visto burlarse de maltrato y relaciones tóxicas cuando la víctima era una mujer, pero él era un hombre. Eso no era humor negro mal visto o ¿sí?

Después del emotivo abrazo, Wallace sirvió la limonada y brindaron por la amistad. El arquero sonrió feliz y contento. Con las siguientes palabras que salieron de boca del velocista Roy se dio cuenta de lo que le quería su amigo. El de ojos verdes se sintió realmente mal por ocasionarle tantos sufrimientos al otro pelirrojo: olvidarle, enamorarse de su novia, tratarle mal e ignorarlo. Se le encogió el corazón por herir a alguien que era tan amado.

- Eres importante Wally. Somos amigos muy íntimos y cercanos.- puso su mano en el hombro de su amigo. - Pero … cuando hay problemas me siento como si estuviera metido dentro de una casa ardiendo y prefiero huir de ella a quedarme a dialogar por que arde.- Suspiró. Por ese motivoera un alcohólico, el alcohol le hacía evadirse de sus problemas en vez de afrontarlos y tratar de ponerles solución.

- En realidad fue Raven. Ella consideraba que debía solucionar los problemas contigo de forma rápida. Yo quería tirarme en mi cama. Bueno … la cama que me presta Dick para que duerma en ella, taparme entre sus mantas y ponerme a llorar. Pensar en beber y sumirme en un círculo vicioso de depresión y miseria hasta el fin de mis días. - Se sintió ciertamente culpable porque Wally pensaba que era mejor amigo de lo que realmente era.

- La verdad es que había ido a ver a Raven porque todos estábamos un poco inquietos por su mudanza con el tal Andy. Me cuesta admitirlo pero Richard tenía razón. - De súbito se levantó del sofá. Estaba un poco inquieto. - Joder, odio cuando le digo que se preocupa en exceso y luego tiene la jodida y puñetera razón. - miró directamente a los ojos del oro pelirrojo.- Tío,  no me gusta un pelo el tal Andrew. No me gusta ese ambiente para Raven. Pero es adulta y no tenemos que meternos en su vida.- Se sentó con las piernas cruzadas y los brazos cruzados. Un gesto un poco infantil como si estuviera enfadado con el mundo, consigo mismo y con todo. Era su forma de expresar de forma física e inconsciente que se sentía atrapado, que no encontraba ninguna solución o manera de hacerle frente a la situación.

- Si de algo puedo hablar con seguridad en esta vida es de relaciones que te minan y te destruyen como persona. Llamé a la puerta de la casa y lo primero que hace es cerrarme la puerta en la cara. Soy guapo, obviamente no estoy acostumbrado a ese trato. ¿Qué es esa falta de modales? Tuvo que ir Raven a decirle que me dejase pasar. - hizo un aspaviento.

- Decidí darle otra oportunidad porque las personas bordes suelen ser majas en el fondo, sólo que son tímidas. Le había llevado a Raven una caja con infusiones de hierbas y el pavo actuó como si la estuviera dando veneno.  Me sentí muy mal con ese rechazo. Porque en mi cultura navaja está muy mal visto que una persona actúe con desprecio cuando le estas dando un regalo de corazón a otra. Pensé: se lo pasaré porque es un chico de Gotham, la gente allí vive muchas dificultades y carencias, igual no sabe que es una falta de educación, igual no sabe de emociones y sentimientos. Mira a Batman, Robin 2 y Robin 5. No saben que su indiferencia hiere a la gente. Pues Raven y yo empezamos a hablar en plan jiji jaja que amigos somos y él siempre evitando meterse en la conversación, mirándome como un perro presa a un ladrón, tío. Durante todo el rato que está el tal Andrew con nosotros empiezo a notar actitudes de dominio y  no me gusta eso para Raven. - negó enérgicamente con la cabeza.

-Porque hay personas que pueden aguantarlo pero no creo que sea sano. Opino que Raven debería estar con alguien más simpático, alegre y lleno de vida. Alguien que sea como una suave brisa en un día de verano. Alguien refrescante y enérgico.- No quería contarle a Wally que Raven le había dicho que se sentía atraída por aquel chaval. Tampoco le quería contar que se le había insinuado en varias ocasiones a la azariana y esta le había rechazado porque era un tema que por similitud podría llevar a su apasionado sentimiento por Artemis. Además, se avergonzaba un poco porque él tenía veinticinco años y Raven diecinueve. Le había estado tirando fichas a una menor de edad, porque en EEUU la mayoría de edad son veintiuno, y se sentía que había fallado moral y éticamente a sus amigos.  

- Pero quizá estoy hablando mucho, cuentame de tu vida. No sé estos meses en que no éramos amigos, ¿qué has hecho? ¿Qué ha ocurrido?-

_________________
Sobre un vidrio mojado escribí su nombre sin darme cuenta y mis ojos quedaron igual que ese vidrio pensando en ella.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wally West
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Edad : 29
Localización : Central City

Ficha de Personaje
Alias: Kid flash (Desaparecido)
Nombre real: Wally West
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    30th Diciembre 2018, 22:04

—No te cae  muy bien, ¿no?

—¿Quién, Raven? — preguntó el pecoso, manteniendo su mirada en la limonada. — Bueno, no me cae mal tampoco, es simplemente que nuestra relación no fluye como contigo o con Dick. Ella es muy rara y misteriosa, y aunque últimamente nos llevamos mejor que antes a veces no puedo evitar sentirme incómodo cuando está cerca o cuando realiza uno de esos truquitos suyos de magia.

—Oye… conmigo no tienes que fingir que todo va bien. Entiendo perfectamente tu necesidad de huir ante los problemas, yo también lo he hecho alguna vez. A veces me siento fatal cuando recuerdo lo cobarde que he sido tratando de evitar las cosas que me han hecho daño… pero lo más importante es darse cuenta de que la estamos cagando para luego poner una solución, ¿no? Y si no sabes como solucionarlo, siempre habrá alguien que esté dispuesto a ayudarte. — notó el peso de la mano de Roy sobre su hombro y esbozó una sonrisa ladeada. Le reconfortaba saber que su amigo le quería tanto.  

—Tampoco hace falta que nos pongamos moñas todos los días o hablemos de los problemas continuamente. Si lo que necesitas es distraerte puedes contar conmigo. Nos vamos cualquier día que quieras a descargar un poco de adrenalina patrullando, o a tomar algo. Lo que sea que necesites para que puedas olvidar los problemas durante un rato.

— Oh.. ¿Así que conociste al tal Andy? ¿Y qué tal es?—preguntó, curioso — Maldito Grayson… no se como se lo hace pero siempre tiene la razón. Creo que lleva incluido en su traje un bat-detector de posibles amenazas… — rió con su propia tontería.— Bueno, no hace falta que nos metamos en su vida directamente, ¿no? siempre podemos pillar al tal Andy por banda y amenazarle de muerte si se pasa un pelo con Raven. —volvió a reír, aunque quizás se estaba pasando de despreocupado con el tema de la empata.

—¡¿En serio?!— exclamó, casi escupiendo la limonada. —¿Te cerró la puerta en la puta cara y luego dijo que le habías traído veneno? ¡Menudo tipejo! Tiene toda la pinta de ser un novio posesivo, y a lo mejor es que no le gusta que su chica se rodee de hombres tan guapos como nosotros.—dijo con su poca humildad— Podríamos ir un día los tres para hacerle la puñeta, ¿no te parece? Seríamos como los primos de zumosol de Raven… así quizás le intimidemos lo suficiente para que nos tome en serio.

—Estoy de acuerdo, un tío con esa actitud no es bueno para nadie. Y es que la pobre Raven nunca se queja de nada, ni siquiera abre la boca cuando algo le molesta o le parece mal… — tenía que reconocer que esa actitud pasiva de la Azarina le molestaba un poco. El velocista era un chico muy espabilado, que siempre decía las cosas a la cara y protestaba por todo si estaba convencido de tener la razón o incluso aunque no la tuviera. Era totalmente lo contrario en carácter a Raven. — Pero bueno, si ella está con él será porque algo le debe de gustar… ¿no? o quizás es que simplemente se ha conformado con el primer tío que le ha dicho que sí…

Wallace se terminó la limonada en un santiamén y dejó el vaso vacío encima de la mesita que había delante del sofá, dónde se encontraban charlando los dos amigos. Roy finalmente le preguntó qué tal le había ido en todo ese tiempo en el que estaban medio peleados.

—Bueno… la verdad es que no tengo mucha novedad. Tuve alguna que otra discusión con Bart, ya sabes lo travieso que es, y también pasó aquello de su hermano gemelo malvado, no sé si mi primo te comentó algo. Con lo pequeñito que tiene el cuerpo ese Inercia no entiendo como le cabe tanto odio dentro… —sus ojos se estrecharon recordando el dilema del tren, y es que fue un susto bastante grave para los dos velocistas. Pero lo que más le preocupaba de aquella misión suicida eran las consecuencias que había traído consigo. Bart estaba más desanimado que de costumbre, y Artemis había quedado marcada por la tortura de aquel desgraciado clon. — Lo bueno de todo es que pronto llegará la navidad y en fin.... — el chico se puso de pronto algo tímido.— Había pensado en regalarle a Artemis un anillo de compromiso. Quiero darle buenos recuerdos a partir de ahora, y hacerla muy feliz para compensarle todo el tiempo que no he estado con ella por culpa de la Speed Force…

Ahora que Roy había recuperado la memoria, esperaba poder hablar libremente de su relación con la Vietnamita sin tener que causarle aún  más dolor. No soportaría ser uno de los motivos de depresión de su gran amigo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 546
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    7th Enero 2019, 12:02

Asintió con la cabeza cuando Wallace le preguntó si se refería a Raven.

-Creo que no fluye porque no escuchas y tiendes a juzgar. La estás llamando rara como si tu fueras el culmen de la normalidad.- le pegó con un cojín- Tú eres un freak, yo - se señalo a si mismo con un gesto super exagerado de drama en su rostro-  soy un freak y Dick por descontado.  De nuestro club juvenil creo que la más normal era Donna.-

En ocasiones como aquella la echaba mucho de menos. Donna Troy era el pegamento y la mediadora del grupo. Era la que siempre estaba poniendo paz en los titanes. La amazona tiraba de él para afrontar las situaciones difíciles. Era quien intervenía cuando la cosa se ponía muy fea entre Wally y él. Porque la morena sabía que los pelirrojos eran testarudos y que Roy se solía callar muchas cosas.

Su amigo le estaba pidiendo algo que le era muy difícil. Estaba acostumbrado a ser la persona fácil del grupo. Esa persona siempre positiva y que nunca da problemas. El graciosillo al que todo se la suda. Tanto había fingido estar bien que ya no sabía cómo dejar de hacerlo.

- Procuraré no guardarme nada.- Pero no tenía claro que lo fuera a cumplir. No sabía muy bien porqué le daba tanto miedo compartir sus sentimientos con otros hombres. Después de todo, eran sus amigos más íntimos. Pero, le aterraban las críticas de Wally porque no quería que se pusiera en el mismo plan que cuando discutía con Bart. Dick venía de una familia donde no se lidiaba muy bien con los sentimientos, seguro que era mortal cargar con esa cerrazón emocional y no quería sumarle a esa carga sus problemas.

- El noventa por ciento de mi día a día es puro drama y problemas. Pero siempre podremos hablar de Juego de Tronos.- dijo lo último con un matiz cómico.- Podríamos ir de acampada, me encanta acampar. Eres un chico de ciudad pero ¿sabrás montar una tienda? Te criaste en Blue Valley ¿O estoy desactualizado?-

Asintió con la cabeza ante la pregunta de Wallace. Roy supuso que todos los chicos y chicas de Monte Justicia estarían muy expectantes por conocer al joven por el que su amiga Raven se fue de casa.

Roy se rió de la gracieta del velocista. La verdad es que el arquero tenía un poco la risa fácil.

- Porque si siempre desconfía de gente habrá un momento en el que acierta. Es estadística. No sé si lo sabes, pero se me da fatal amenazar gente. Me tengo que poner muy serio y un 99% de las veces no lo consigo. Pero no te preocupes, que siempre atraigo a esas mujeres que dan miedo e igual una de ellas puede ir a reñir a Andy. - Más chistes sobre su poca suerte amorosa y relaciones tóxicas.  Se cruzó un poco de Brazos- Infundir miedo es fundamental en la Casa Wayne si pudiéramos lograr que uno de sus Robins más intimidantes nos acompañe, no sé. Jason o el demonio. - Sus ojos se abrieron al darse cuenta que quizá había soltado información de más. Porque Dick no conocía a Damián, por lo que seguramente Wallace tampoco conocía al menor de los Wayne. Además, Damián no quería llevarse con Dick( lo cual Roy respetaba). Al menos no había soltado su nombre.

- Me cerró la puerta en la cara y luego me dejó caer disimuladamente con sus gestos que mis regalos eran veneno. Sé Captar muy bien los gestos de asco me los han hecho tanto que lo puedo distinguir por mínimos que sean. Y yo fui muy majo, siempre lo soy.-

Suspiró. Muy frecuentemente sentía que la émpata y él tenían el mismo tipo de comportamientos malsanos en su búsqueda de amor y se  acercaban a personas buscando un resquicio de afecto.

- A veces, estás con la autoestima baja y sales con alguien que no es para ti porque crees que es lo único que te mereces y que nadie más te va a querer. No aspiras a algo más sano y verdadero porque no esperas que vayas a tenerlo nunca. Crees que te mereces una relación tóxica y no algo bueno. No te sientes digno de que alguien mejor te quiera.- El pelirrojo hablaba por experiencia propia. Sabía muy bien lo que era sentirse menos que nada y aceptar cualquier muestra pequeña de afecto. - Sé que tenía a otras opciones que ha dicho que no y no eran el hombre perfecto pero al menos sí mejores que Andy. - Sí, estaba hablando de cuando se le insinuó y ella le rechazó totalmente tanto cuando se conocieron como hacía unas horas. No le podía decir directamente al actual Flash que lo había intentado con una menor de edad porque Wally era muy ético y le  daba mucha vergüenza.

- Es que sois muy iguales y eso os hace chocar. Es buen crío. Nunca he tenido un hermano pequeño pero si le hubiera tenido me hubiera alegrado que fuera como Bart. Es alegre, bondadoso y optimista. Además, habla por los codos. - Negó con la cabeza. La verdad no tenía tan tratada a la familia del velocista como a la familia murciélago. El primo de su amigo era alegre y parlanchín pero no había tenido nunca una relación muy cercana. - Debe ser un poco fuerte tener un gemelo malvado. Pero aunque no esté el venerable tío Barry, te tiene a ti y a tu tía iris como apoyo.- Enviaba esa relación familiar que tenían los West-Allen siempre estaban unidos y no tenían grandes rencillas o rencores. - ¿Cómo de malo es ese tal Inercia?- Preguntó con bastante sorpresa e interés. El arquero pelirrojo era muy curioso después de todo.

Otra razón  para detestar esa remarcada fecha comercial y capitalista que  era para Roy la navidad. Ahí estaba un severo golpe a su estado de ánimo y a su autoestima. Hubiera preferido que Wally le golpeara de manera literal.  Se sintió apesadumbrado, devastado y miserable. Esos pensamientos  no dejaban de repetirse en sí cabeza, como una especie de mantra que en vez de calmarle le había sumirse en un estado cada vez más depresivo y quebradizo. Su mente se agitaba más  y más  y no podía pensar en nada que le aportase alegría. Lo intento pero no pudo alejar el dolor de su corazón. No hacía más  que darle vueltas a que la felicidad  de Wally se escribía con su infelicidad. Porque en ocasiones lo que más felices nos hace es la desdicha para otros. ¿Por qué ella no le quería? ¿Por qué amaba al velocista  y no a él? ¿Por qué  no se pudieron  conocer de antes?  ¿Por qué todo el mundo quería casarse con Wally y nadie con él (omitiendo a locas terroristas)? ¿Era inferior a Wally? Sabía que esos pensamientos eran egoístas e irracionales. Quizá  se lo merecía. Porque era una basura de persona y nadie podía amarle. Su autoestima  y autoconcepto  eran frágiles  y más si se recalcaba rechazos. Tenía  miedo al abandono y que alguien le rechazase era el cumplimiento  de su temor.  Se sentía tan pequeño, invisible, destruido e insignificante.

El vaso de limonada se cayó de su mano y se mojó el pantalón y parte de la camisa. También se empapó la alfombra y el vaso al chocar contra el suelo estalló. Roy miró fijamente los pedazos minúsculos de cristal como si fuera algo realmente extraordinario.

-Oh que bien- Pero su voz ni sus gestos correspondían con sus palabras. Su tono era triste y sus ojos estaban llorosos. Su cuerpo temblaba ligeramente y el arquero intentaba sin conseguirlo controlar la emoción. Aunque su amigo le había pedido que no fingiera estar bien sentía que en ese tema tenía que ocultar completamente su pena. Su corazón se había partido en mil pedazos. No, no quería saber aquello. Sentía unas inmensas ganas de ponerse a llorar. Le faltaba el aire como si alguien desde muy adentro le estuviera exprimiendo los pulmones. - Yo … yo - dijo tartamudeando. Su expresión corporal estaba gritando estoy enamorado irremediablemente de tu novia y para mí es como beber cicuta enterarme de vuestra boda. Pero no quería decirle a Wallace eso. No le quería hacer daño. ¿Cómo decirle a alguien que es como un hermano que su alegría te quema y te daña más que cualquier lesión recibida en sus luchas heroicas? Vinieron de nuevo a él esos pensamientos malsanos. Quería irse corriendo al bar más cercano y entregarse a su adicción hasta que le hiciera insensible o que le matase, lo que sucediera antes. Quería estar de nuevo perdido y no pensar, no saber, no sentir y que todo le importase una reverenda mierda. - No soy muy bueno para hablar de estos temas. Es mejor que se lo cuentes a Dick.- Miró el reloj, luego miró su teléfono móvil y  fingió preocupación por la hora.- Es un poco tarde ¿no? Debería irme llevo todo el día fuera de casa y Dick debe estar preocupado y bueno … le das recuerdos  a  Ar... Ar... Artemis de mi parte ¿vale?- Su tono estaba quebrado como si le costase todo un esfuerzo pronunciar cada palabra. Se levantó del sofá como si tuviera un resorte y se apresuró presuroso hasta la puerta. En el momento en que su mano tocó la perilla y la hizo girar sintió una arranque de valor. Si iba a destrozar de nuevo su vida ¿Qué le importaba? “ Estoy enamorado de tu novia y tu futura prometida. Te agradecería que no me mencionases nada de vuestra relación porque ahora no puedo soportar que la persona que amo esté con uno de mis mejores amigos” Todo le gritaba que le lo arrancara ya de su pecho pero vio los ojos de su amigo y no pudo. No quería cargarle con cosas que sólo eran su problema. Suspiró con pesadumbre y habló.

- Liam, Raven dijo que mi “hija” se llamaba así. Los nombres dicen mucho de una persona y de sus padres. ¿Qué  clase de nombre es Liam? No suena como si lo hubiera puesto yo. Vodka, Tequila, Chupito o Heroína son nombres que yo le hubiera puesto. -Comentó  con un poco de humor negro. Como si burlarse de sí mismo y su adicción pudieran reparar su corazón aniquilado.- Irey y Jay está  claro que el Wally que se los puso les quería. Les nombró  como dos de sus personas más  importantes. ¿Liam significará  algo en lengua sicaria?Tu crees que yo debería buscarla. Porque el padre de su universo no está y es egoísta que se quede sin él porque yo tenga miedo.- ¿Le estoy haciendo lo mismo que mi madre me hizo a mí? ¿Estoy siendo igual de negligente que Oliver? Se preguntaba para sí.- Tu primo siempre habla de tus hijos de su mundo, si tuvieras la mínima sospecha de que estuvieran en Omega ¿Los buscarías? ¿No tienes dudas? Porque yo las tengo. Te lo pregunto porque básicamente  estamos en la misma situación.- Y más,  si se tenía en cuenta que ambos estaban perdidamente enamorados de la misma mujer.

Ahora esperar que Wallace le diera una respuesta, esperaba que básica o le dijera que lo pensaría. Porque el velocista pelirrojo no estaba muy acostumbrado a plantearse este tipo de problemas ético-morales, así que seguro no le daba muchas vueltas a ese tema. Irse de allí como pudiera, intentar no caer entre las muy apetecibles garras del alcohol y las drogas, tumbarse en su cama, llorar hasta quedarse dormido, bloquear a Wally y Artemis, ignorarles un tiempo y fingir que nada de eso había ocurrido. A Roy le parecía un plan genial.

Un momento ... Wally y Dick habían mencionado que había un ClonRoy. ¿Quien era el padre de la criatura, entonces? Miles de preguntas le surgían a la mente filosófica del pelirrojo?- Pero, en tu universo ese bebé ... ¿Es hija mía o hija del ClonRoy? Porque yo soy el No clon y si es hija del clon es como mi sobrina ¿no?-

“ La noche tiene mil ojos,
y el día solo uno;
sin embargo, la luz del brillante mundo muere
con el sol moribundo.

La mente tiene mil ojos,
y el corazón solo uno:
Sin embargo, la luz de una vida entera muere
cuando el amor está roto.”

_________________
Sobre un vidrio mojado escribí su nombre sin darme cuenta y mis ojos quedaron igual que ese vidrio pensando en ella.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wally West
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 21/11/2013
Edad : 29
Localización : Central City

Ficha de Personaje
Alias: Kid flash (Desaparecido)
Nombre real: Wally West
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    19th Enero 2019, 01:26

Arrugó la nariz cuando su amigo se metió con él, diciéndole que nunca escuchaba y tendía a juzgar a Raven. Era posible que Roy tuviera algo de razón en lo que decía, pero Wallace era una persona a la que le costaba reconocer sus propios defectos, y cuando se los echaban en cara se ponía hecho una furia. Por suerte, Roy acabó restándole importancia a su discurso cuando lo convirtió en una broma y lanzó un cojín a la cara del velocista.

Los muchachos rieron, y cuando el pelirrojo más fortachón sacó el tema de Donna, Wally esbozó una suave sonrisa llena de nostalgia.

—Si Donna estuviera aquí, sabría meternos a todos en nuestro sitio...— comentó, y sus ojos verdes se clavaron en el arquero— La echas mucho de menos… ¿Verdad?

El velocista pensó que Roy estaba exagerando. ¿Cómo podía ser que el 90% de su día fueran dramas? No debía de haber contado bien, era imposible. Además, a ese tanto por ciento tendría restarle el tiempo que se pasaba usando el baño, el que tenía de descanso para comer y las ocho habituales horas para dormir. Las mates no le fallaban.

—¡Claro que sabría hacerlo! — respondió, ligeramente ofendido por haberle tachado de ignorante. Aunque estaba claro que Wally nunca había montado una tienda en su vida, pero seguro que le salía bien si lo intentaba.— Tus drivers están bien, colega — bromeó — Nací en Blue Valley, aunque hace un montón que no voy por allí. Mis padres, bueno… ya sabes como son.

—¿Jason no estaba muerto?— preguntó esta vez con asombro en sus ojos. Todavía no se había puesto al día de todo lo que había sucedido durante su ausencia dentro de la Speed Force, y tampoco logró pillar la referencia del demonio. El pecoso sintió que se estaba perdiendo algo, pero no le dio mucha importancia. — No creo que ningún Robin nos sirva, habrá que enviar al mismo Batman. Andy se cagará en los pantalones en cuanto le vea.  

Cuando se trató el tema de Inercia, la sonrisa de Wally desapareció en un instante. Detestaba aquel crío sádico salido de la nada. No le perdonaría el dolor que le había causado a Artemis y a Bart. Ese capullo se merecía un destino peor que la muerte.

— Es muy malo, Roy. Es alguien despreciable… ¡Está loco! — exclamó, exaltandose ligeramente tras recordar los eventos recientes. — Ese chico es pura maldad, es todo lo contrario a Bart.

No le gustaba hablar de ese tema, puesto que se sentía en parte culpable por no haber podido proteger a sus seres más queridos de las manos de aquel velocista diabólico, así que agradeció en silencio cuando la conversación tomó otro rumbo.

Cuando Wallace confesó finalmente que iba a pedirle matrimonio a Artemis el día de Navidad, sintió que por fin se había quitado un peso de encima. Roy tenía derecho a conocer sus intenciones con la vietnamita, y prefería decírselo él en persona que esperar a que se enterara por un tercero. Eso hubiera sido muy feo teniendo en cuenta que eran mejores amigos.

— Lo sé, es sólo… que quería que lo supieras. Además… me gustaría que vinieras a la boda, pero lo entenderé si no quieres ir...

No estaba seguro de cómo iba a reaccionar Roy frente aquella noticia, pero esperaba desde el fondo de su corazón que lo aceptara y les bendijera con su amistad. Pero quizás Wally fue demasiado optimista pensando así.

Roy no se sentía bien, y el velocista le ayudó a recoger la limonada que se había caído al suelo y lo acompañó con pesadumbre a la puerta. No quería dejarle marchar en esas condiciones, y menos cuando la conversación había terminado con un cierto matiz triste. Podía notarlo en los ojos húmedos del arquero, y en sus manos temblorosas… quizás no había escogido el mejor momento para hablar de la boda. Pero es que Wally nunca sabía esperar. Ser velocista le había convertido en una persona impaciente.

—¿Seguro que quieres marcharte ya? Podemos poner una peli y hacer palomitas...— insistió el pelirrojo. No quería que Roy se marchara con un mal sabor de boca, y menos después de haber recuperado la memoria y haber compartido buenos recuerdos. Pero cuando se dispuso a decir algo más, el arquero sacó un tema de última hora que le dejó clavado en el sitio.

¿Liam? Claro… yo llegué a conocer a esa niña en mi universo...— confesó, y después meditó durante unos instantes lo que pensaba a decirle. No era bueno tomar ninguna otra decisión precipitada por hoy, así que podía tomarse tranquilamente unos minutos, teniendo en cuenta que era capaz de pensar a la velocidad del sonido.— Si en algún lugar de este universo, Irey y Jay estuvieran solos y desamparados… les buscaría y me haría cargo de ellos. Al fin y al cabo son los hijos de un Wally West, y la familia West-Allen siempre cuida de los suyos. Se me haría muy raro, lo se, por qué no son de verdad mis hijos…pero sería incapaz de dejarles tirados. Al menos, intentaría conocerlos, y si ellos no me quieren como padre tampoco voy a obligarles, pero al menos les daría la oportunidad de conocerme… —se sinceró, y sus ojos buscaron la mirada triste de su compañero. Esperaba que su consejo le sirviera de utilidad. Empezaba a estar harto de ser una de sus fuentes de drama, y esta vez quería aportarle algo bueno a su vida de verdad.

— Es cierto, en mi universo Liam era hija del Clon de Roy, y sería algo así como tu sobrina. De todas formas, si esa Liam hubiera sobrevivido al efecto Omega, Dick la hubiera encontrado. Revisó todo cuanto tenía para encontrar a la gente de su universo… y fuimos muy pocos los que nos quedamos.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]    

Volver arriba Ir abajo
 
Hay un amigo en mí ( Roy y Wally) [20/12/2018] [Palo Alto, California]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Entrega de Regalos del amigo invisible de Reyes~
» La visita de un amigo
» ¿Dónde está Wally? cumple 25 años. ¡Felicidades!
» Grafismo y Daguerrotipos
» Un gran amigo!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte-
Cambiar a: