Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse

Comparte
 

 El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor

Ir abajo 
AutorMensaje
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime2nd Junio 2014, 23:34

Happy Harbor.

Nunca había oído hablar de esta ciudad. No es que saliese mucho de Liverpool en mis días antes de la Gran Guerra, ni de Inglaterra en general. De hecho no conocía mucho más de los Estados Unidos que lo que conocidos míos me contaban de sus días en Boston, Nueva York o Seattle. Esos días ya han quedado muy lejos. Obviamente el país ha cambiado. Como seguramente lo habrá hecho también Liverpool.

La alcaldesa Hardins ha demostrado ser una buena persona, y contra todo pronóstico una política de fiar. No sólo no me ha guardado rencor tras el destrozo que le provoqué cuando volví a la superficie, también me ha ofrecido la ciudadanía estadounidense y un piso donde instalarme. Bueno, no pasa de ser un cuartucho oscuro, pero la verdad, no necesito nada más. Hace mucho que dejé de sentir la necesidad de comer o de dormir. Y no es que me guste, en realidad lo echo de menos. Pero al menos podré centrarme ahora en comprobar con mis propios ojos en qué medida ha cambiado el mundo, y si está preparado para la inminente invasión de Belafor.

Se me revuelven las entrañas con lo que veo.

Ciertamente Happy Harbor es una visión bucólica, al menos si lo comparas con la mierda que puedes ver en el Séptimo Infierno. Las calles están limpias, hay un cierto sentido de civismo, y salvo algún que otro grupo de vándalos haciendo de las suyas se respira cierta paz. Al menos toda la que se puede permitir la gente tras esa extraña crisis Omega de la que me habló la señora Hardins.

Pero mis años en el Infierno me han hecho desarrollar una especie de olfato emotivo. Llamémoslo así. Y lo que capto no me gusta nada. Falsedad es la palabra.

Aquí la gente vive bien, sus necesidades están cubiertas. Lo tienen todo hecho. Fácil si cuentan con una mamá que les mima desde lo alto. Están acostumbrados a tenerlo todo a su alcance. Si les golpea una amenaza, se achantan y esperan a que sus héroes lleguen para salvar el día. Sí, hay héroes en este mundo. Individuos con una preparación especial o un don, o algo parecido, que se alzan frente a la adversidad. Pero eso ha ayudado a alimentar esa actitud acomodaticia. Si llegase el día en que tuviesen que alzarse ellos mismos, coger un fusil y plantarse en la vanguardia, apuesto cien libras a que se lo harían todo en los pantalones y acabarían convertidos en carne de ametralladora.

Lo sé demasiado bien. El suelo de Somne está abonado con los huesos de necios como ellos. Yo fui uno de ellos. Y tuve suerte, o muy mala fortuna, según se mire.

¿La humanidad entonces no ha cambiado nada? Si es así, no sé qué posibilidades tenemos frente a Belafor.

Intento no pensar en el hecho de que ya han pasado cien años. Me inquieta que no hayan intentado abrir otra brecha ya. O quizás lo hayan hecho, en el mismo sitio de la última vez.

Pienso en todo esto mientras paseo silenciosamente por la ciudad y observo los alrededores, en busca de algo que me distraiga. Por lo menos la Mano Sombría me da un poco de tregua y no me tortura con su incesante parloteo.

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
Aureole Deveron

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 36
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime3rd Junio 2014, 00:22

El eco de las voces resonaba junto con el de las pisadas a medida que recorrían el amplio pasillo encerado. El repiqueteo de un bastón coreaba el rumor de los pasos. El conservador avanzaba con el paso seguro de quien ha recorrido ese mismo camino innumerables veces. Por su lado, su acompañante hacía otro tanto, aunque el estudioso no habría dicho que hubiera pasado en persona más de dos o tres veces por el museo. El resto del contacto había tenido lugar por teléfono. Era usual recibir llamadas de gente adinerada que por cualquier motivo quería donar algún objeto de su colección privada, pero no tanto que llamasen para hacer justo lo contrario. No era la primera vez, por supuesto, aunque seguía siendo algo infrecuente. De hecho, en la mayor parte de los casos, el museo daba una negativa a las pretensiones de compra de alguno de los artículos expuestos, sobre todo si la intención del comprador era retirarlo de la vista del público por su propio interés.

No era ese el caso de su interlocutor, que cambiaba con él frases corteses y comentarios bastante acertados sobre el estilo o la época de tal o cual obra de arte. Era un entendido, y aunque pocas veces le había visto y a veces no conseguía recordar su cara, era de la clase de comprador a la que le bastaba saber que la pieza era suya. El museo podía seguir exponiéndola, pero los costes derivados de su restauración pasaban a ser asunto suyo, lo que aliviaba no poco la economía de la institución.

-Lo cierto es que no esperábamos recibir su visita, señor Deveron... Supuse que, como en otras ocasiones, finalizaríamos el acuerdo por conferencia y los documentos le serían enviados listos ya para la firma.

-Ah, así es como lo prefiero, lord Sterling, pero esta vez estaba de paso y aprovechando la ocasión me dije: “¿por qué no supervisar ya la adquisición aquí mismo?” Sin intermediarios, sin retrasos... No se imagina cómo están los servicios postales estos días. Nadie diría que la mejora de la tecnología ayuda a los funcionarios. Una tara, lord Sterling, una tara, se mire por donde se mire – comentaba con aire afectado.

El resto de su discurso tenía también cierto toque anticuado, casi arcaico, pero esas rarezas y otras se perdonaban casi siempre (mientras no fueran escandalosas) a los estetas, entendidos y coleccionistas que frecuentaban ese tipo de ambientes. Sobre todo cuando estaban dispuestos a dejar su dinero en manos del conservador. Éste siguió escuchando la diatriba acerca de cómo eran las cosas antaño (algunas de las cuales ni siquiera las recordaba, y tenía más de cincuenta años, como el tal Deveron) mientras seguían hasta una puerta cerrada tras la que se hallaba una sala repleta de rarezas. En el centro había varias vitrinas, una de las cuales mostró ufano con un gesto de la mano.

-Bien, aquí está. ¿Qué le parece?

El inglés cincuentón se acercó sin dejar que el vaho de su respiración empañase el cristal. Sí, eso era lo que buscaba. Tras años de infructuoso trabajo y encontrarse con falsificaciones, al final el cetro de Arub-har estaba en aquel modesto museo. Soltó una risita complacida.

-Es sin duda perfecto, lord Sterling. Perfecto. Naturalmente habrá que llevar a cabo el examen de autenticidad – aseveró, sabiendo lo que iba a decir el conservador -. Si, sí, sé que sin duda es el auténtico, no iba a venderme una copia... pero ya sabe, es lo habitual del negocio. Mañana estará aquí mi apoderado para revisar que todo esté en orden.

Tras un rato más de cháchara insustancial, pasaron a un despacho donde se cambiaron de manos unos documentos y una estilográfica. Ultimado el asunto, Aureole se encaminó a la salida acompañado del conservador. Tras despedirse del estudioso, le entregó el maletín con las copias a un hombre fornido, vestido de traje y con gafas oscuras que esperaba en la puerta. Éste echó a andar por una calle que, a esas horas de la tarde, estaba bastante concurrida. Aureole le seguía, dejando que su sirviente fuera como el quitanieves de una locomotora. Iba hablando mientras caminaba, consciente de que él le escuchaba a pesar del ruido de la gente y los coches.

-Te digo, Stanley, que cada vez cuesta más conseguir algo realmente auténtico. Mira este lugar. Cuesta creer que tenga algo más que piedras y restos, pero hete aquí que conservaban el cetro. Ni cazadores de reliquias, ni coleccionistas que se deshacen de sus piezas, ni ladrones de tumbas... Nada. Al final hemos tenido que recurrir otra vez a la compra en una institución. Ah, aquellos tiempos de perseguir pistas y charlar con brujos... Ya todo está expoliado, vendido, encerrado. Y por si fuera poco...

Aureole se interrumpió. Stanley se había parado cuando un hombre había topado con él. De hecho había sido como si el hombre se hubiera encontrado de pronto con un muro plantado delante. Contrariado, su amo le tocó con el bastón hasta que el gólem se puso de lado y le permitió ver qué había más allá de él.

-¿Por qué paras, Stan...? Vaya... Fíjate en eso – murmuró con sus ojos clavados en la mano izquierda del hombre. Pasaron un par de segundos en los que no hizo otra cosa, pero no tardó más en ser de nuevo dueño de sí mismo. Sonrió con azoramiento al tiempo que se quitaba el sombrero y se disculpaba con marcado acento inglés.

-Oh, le ruego nos disculpe, caballero. Mucho me temo que mi ayudante no le ha visto, quizá distraído por estar prestando atención a mis palabras. Lamento si le hemos sobresaltado. Aún no nos manejamos bien en esta ciudad, ¿sabe? Es lo que pasa cuando uno se centra en el panorama estando de visita.
Volver arriba Ir abajo
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime5th Junio 2014, 22:37

¿Sabéis otro de los problemas de haber estado tanto tiempo encerrado en el Infierno? No pierdes la costumbre de estar siempre en guardia.

Camino absorto, perdido en mis pensamientos, a la espera de que Handy me suelte otro de sus rollos místicos, cuando choco de pleno contra alguien. Bueno, llamarlo "alguien" es muy precipitado. Es como haberme dado de bruces contra un maldito muro. Me pongo en tensión y enseño la Mano Sombría, dispuesto a vender cara mi vida. Normalmente eso significa toparse con un blemio, y esos jodidos engendros no se detienen ante nada hasta que han comido.

-Calma, señor... No siento el aliento demoníaco aquí.

Que mi socio me pida contención me deja ciertamente sorprendido. Pero más pasmado me quedo cuando me encuentro a un tipo vestido al estilo de un lord, hablándome con un acento que por mis muertos que suena como mínimo a Oxford. Me quedo un rato escuchándole y alzo una ceja mientras medito mi respuesta.

-Lo cierto es que yo también ando muy perdido, caballero. Estoy seguro de estar en los Estados Unidos, y sin embargo me parece estar ahora hablando con un compatriota de la Gran Bretaña. ¿O estoy otra vez engañado?

Espero que su oído perciba mi nada disimulado acento de Liverpool. Miro un poco de reojo a la Mano y trato de esconderla. Espero que no intente distraerme con sus comentarios inoportunos.

-Bueno, ¿y usted es...? -pregunto tan brusco como me deja ser la falta de contacto humano.

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
Aureole Deveron

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 36
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime10th Junio 2014, 23:11

Perdido... sí, pero, ¿hasta qué punto? Era llamativa esa expresión. Para personas normales, en circunstancias normales, no pasaría de ser un simple comentario, jocoso, quizá un poco exagerado, o incluso coloquial. Pero Aureole no estaba tan seguro. El tono de voz desmentía que se tratara de una simple forma de expresarse. Si no era así, sin duda debía estar perdido. Pero de nuevo, ¿hasta qué punto lo estaba?

No suele ser tan sencillo, no sin una serie de condiciones, estar lo bastante perdido como para no estar seguro de en qué país se encuentra uno. Aureole alzó una ceja algo confundido, pero su flema inglesa no tardó en quitarle hierro al asunto, dejando hueco de nuevo a la cortesía. No le pasó desapercibido que había puesto la mano entre Stanley y él. No debía de ser un objeto especialmente delicado o que requiriera cuidados especiales, si lo manejaba tal cual. Sin embargo, aún le desconcertaba la forma y la factura. Era imposible decir nada más al respecto con sólo un vistazo. De modo que siguió dando coba al desconocido con su típica media sonrisa de suficiencia.

-Oh, no, señor, en eso sí se equivocaría. Si bien antaño Happy Harbour podía ser considerada colonia del Imperio Británico, hoy día lo más inglés que uno puede encontrar aquí es el contenido de los barcos que traen bienes de importación... y nosotros mismos. Gente común y corriente del Viejo Mundo admirada de lo que han hecho nuestros lejanos parientes en esta tierra, ¿no cree? A veces demasiado admirada, razón por la que uno se pierde entre tanto colorido. Nada que ver con nuestra neblinosa tierra natal, gris por definición. Ah, la nostalgia, siempre tan bien armada con nuestros recuerdos... Pero disculpe mis modales, tiendo a divagar enseguida cuando encuentro conversación. Mi nombre es Aureole Deveron, antes hombre de negocios, en la actualidad coleccionista de antigüedades y londinense en viaje de placer - dijo extendiendo el brazo para estrecharle la mano.

Eso sí, fue la mano izquierda, que en el mismo ademán de adelantarse pasó el bastón a la derecha. No estaba seguro de si aquel hombre respondería al gesto o no, pero en caso afirmativo al menos podría echar una ojeada algo más cercana. No con los ojos, claro. Incluso a través de sus guantes, sus sentidos místicos indagarían para saber si había realmente algo de especial en aquella pieza. A continuación hizo un gesto en dirección al hombretón que seguía pegado a la pared, en el mismo sitio donde se había quedado tras apartarse a la orden de su amo.

-Ah, sí, y éste es mi fiel Stanley, mi... guardaespaldas, por decirlo de alguna manera. En realidad es mi mayordomo, pero su físico imponente es una buena disuasión contra los atracadores. Le permite a uno pasear tranquilamente al atardecer sin preocuparse de lo que le rodea... Claro que es precisamente por esa falta de preocupación que uno puede acabar más lejos del hotel de lo que esperaba - dijo con una risita a despecho de sí mismo -.Oh, discúlpeme de nuevo, esta memoria... Me temo que entre toda mi cháchara al final no me quedé con su nombre, señor...
Volver arriba Ir abajo
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime18th Junio 2014, 21:59

El tipo empieza a hablar, o más bien a divagar. Me hace hasta gracia. Tiene los modales y el refinamiento de un típico dandy de Oxford, lo que se dice un cliché andante de la vieja flema británica. En el fondo parece aún más reliquia del pasado que yo. Pero no puedo evitar divertirme ante las maneras algo recargadas de ese hombre. No deja de ser una alegría reencontrarse con la patria, aunque sea de una región muy distinta a aquella donde te has criado.

Observo que me da entonces la mano izquierda. Eso me inquieta un poco. ¿Ha sido un lapsus de modales o se ha dado cuenta de que escondo algo en la otra mano?

-Cuidado, señor... Siento la impronta de la magia en ese hombre. No es demoníaca, pero desconozco su origen.

Y los comentarios oportunos de Handy no ayudan, precisamente. En cualquier caso le tiendo yo mi mano derecha, por si decide rectificar el gesto.

-Sargento Simon Graham, del 308 Regimiento de Infantería del Reino Unido. Aunque dudo que ese título le diga nada... Hace cien años que el mundo no oye hablar de nuestros muchachos.

Acabo de darme cuenta de que he delatado mi naturaleza sin más a un completo desconocido. Pero para mí una tapadera no tiene sentido. Después de todo lo que he visto y lo que he vivido, estaría encantado de que el mundo supiera quién soy y de dónde vengo, aunque sea por que sepan lo que está a punto de venirles encima.

-Veo que usted también tiene las espaldas bien cubiertas, Mr. Deveron -dejo caer, haciendo referencia al enorme guardaespaldas que acompaña a mi interlocutor-. -Puede que los tiempos hayan avanzado, pero la necesidad de protección permanece, ¿verdad? Al menos no estamos en mitad de una maldita guerra convocada por el orgullo de unos pocos poderosos...

En realidad estamos ante las puertas de una guerra mucho peor. Una contra un enemigo mucho más implacable que un puñado de presidentes obesos y con ganas de probar su recién fabricado arsenal.

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
Aureole Deveron

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 36
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime10th Julio 2014, 23:27

Aureole terminó cambiando de mano y pasando el bastón de nuevo a la izquierda. Lástima, habría sido lo más sencillo.

Lo cierto es que sí le decía algo. Aún recordaba claramente cuando la radio había anunciado con orgullo patriótico la primera aparición oficial del regimiento, al mando del entonces brigadier Hilton. La unidad había sido formada con personal procedente de fuerzas de artillería, reentrenadas como infantería ya al final de la segunda Gran Guerra. Al margen de esa noticia, todo lo demás concerniente tanto a sus compatriotas militares como a la guerra misma había interesado poco a Aureole, que poco después había partido en uno de sus viajes a África. Le habría preocupado dejar sola la mansión, aún con sus guardianes, pero para ese año estaba todo el pescado vendido en lo que a los alemanes se refería.

Pero, ¿cómo era posible que aquel hombre afirmara pertenecer a semejante cuerpo? La verdad no tenía idea de si la mencionada unidad seguía existiendo, pero como muchas que fueron creadas expresamente durante la guerra, sospechaba que no. De hecho, el mismo Simon afirmaba que hacía cien años que el mundo no escuchaba de ellos. Aureole le miró de nuevo, aún más intrigado. ¿Cómo debía responder? No parecía que lo hubiera dicho de broma. Para alguien que vivía entre pociones y conjuros, cuya misma existencia se había prolongado ya decenas de años, aquella afirmación no tenía por qué ser un sinsentido. Pero el hombre tampoco parecía nervioso por haber dicho algo así, ni sus ojos tenían el brillo vacuo de la locura...

-Lo cierto es que sí conozco ese regimiento. Ah, la locura de la guerra... Como bien dice, la necesidad de protegerse siempre está ahí, y desgraciadamente también están esos pocos orgullosos o ambiciosos que se sustentan de esa no tan perentoria necesidad. Stanley tuvo el dudoso placer de servir en el ejército una vez. Quizá por ese horror, ese destruir al prójimo sin siquiera saber quién es y por qué está ahí... Tal vez es la causa de que hable tan poco. ¿Pero qué le voy a contar a usted, sargento? ¿Le gustaría acompañarme? Es ya pasada la hora del té, pero aún así me apetecería tomar algún refrigerio. Por supuesto nada de lo que aquí gustan de llamar café. Conozco un lugar pintoresco pero agradable por el que suelo pasar en mis visitas a la ciudad. ¿Le parece bien, amigo mío?

Dicho esto, hizo un gesto con su propia mano enguantada de blanco hacia la otra vertiente de la calle, donde una travesía peatonal convertía la misma en un paseo más que en una carretera. Siguiendo ese camino, el sol quedaba oculto por los edificios, y sólo la luz propia de las tiendas, que ya empezaban a encender sus llamativos carteles, acompañaba el fulgor anaranjado del astro. Aureole caminaba con paso tranquilo, adecuado a alguien de su edad aparente. Stanley iba detrás, con su cara inexpresiva fija en el camino por encima del hombro de su amo. Mientras caminaban, Aureole seguía con su charla.

-Terribles, esos tiempos. Nada que no se vea ahora en otras regiones del globo, pero al mismo tiempo, nada comparable a aquellas batallas, a aquella escala abrumadora. Lo que llega a inventar el ser humano. Poseo varias antigüedades, mayormente armas, que datan de la segunda Gran Guerra, y varias eran precisamente empleadas por nuestros paisanos. Todo ello destinado a conseguir un fin letal, o glorioso, según para quién, claro. ¿A usted qué le pareció? Guardo también algunas reliquias, desde viejos planos de ferrocarril, un traje completo de aviador nazi y hasta un artefacto que formaba parte del saqueo efectuado a una sede secreta de la sociedad Thule. Ya sabe, esa especie de club selecto que trataba con el ocultismo y que creía en la superioridad aria. También creían en cosas como la Atlántida y poseían raros objetos, en teoría con poder oculto. Claro que nada como éso... que según parece tiene algo más de práctica que de teoría - dijo señalando la mano enguantada. Los ojos castaños se fijaron en los de Simon. En ellos no había hostilidad, ni siquiera anticipación. Sólo una calma absoluta y paciencia. Tanto la pregunta rápida que parecía querer ir a cogerle por sorpresa como su último comentario estaban destinados a fijarse en su reacción. ¿Qué contestaría el buen sargento?
Volver arriba Ir abajo
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime29th Julio 2014, 19:32

Me quedo un poco ensimismado cuando el caballero arranca con su verborrea. Suena al típico anciano nostálgico de aquel tiempo pasado que fue mejor. En cierto modo yo también lo soy. Aunque en realidad yo nunca tuve la oportunidad de echar de menos mi hogar, no pude verlo crecer. Ahora soy una reliquia del pasado, como este Aureole, supongo.

Siento que Handy desconecta un poco. A fin de cuentas no hay la menor mención de asuntos demoníacos que despierten su interés. No obstante, a mí sí que me llaman la atención algunos nombres y referencias que escapan por boca de ese tipo. ¿Cómo decirlo? Me suenan vagamente familiares, pese a no haberlos oído en mi vida.

-¿Nazis? ¿Sociedad Thule? Perdone, pero me he perdido. Los alemanes nunca mencionaron nada de eso. Claro que yo sólo llegué a ver una parte de la guerra, pero créame, ya con Somne tuve bastante.

El último comentario me hace recelar un poco. No puedo evitar ocultar con un gesto sutil la Mano Sombría. No parece que el hombre sea un demonio disfrazado, pero prefiero no correr riesgos.

-En otras circunstancias le hubiese dicho que todo eso son pamplinas... Pero me duele decir que, si fuese cierto, usted y yo no estaríamos hablando aquí y ahora. Créame, Mr. Deveron, hay cosas con las que no es prudente jugar. -un momento... Acabo de caer en algo que ha mencionado antes ese tipo-. Espere, espere... ¿Ha dicho usted "segunda Gran Guerra"? ¿Quiere decirme que, después de aquella locura y carnicería sin sentido, el mundo se lanzó en pos de una segunda? ¿En serio está la humanidad tan desquiciada y sedienta de sangre?

Honestamente, no soy quién para denunciar, pero al menos me he pasado los últimos cien años contra un enemigo que realmente merece morir.

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
Aureole Deveron

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 36
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime4th Agosto 2014, 12:40

Aureole escuchó con atención la respuesta y estudió asimismo las reacciones del sargento. Stanley no dijo ni hizo nada que no fuera seguir andando en dirección al local hacia el que se dirigían. No obstante, se detuvo cuando lo hizo su amo. El alquimista alzó una ceja ante la mención de Simon de no conocer a los nazis. Bien, podría no conocer la sociedad Thule. No todos los soldados que habían ido a combatir tenían por qué estar al tanto de una agrupación que, en sus inicios, había sido muy secreta. Se fijó en el ligero gesto que hizo que ocultase su mano, pero en aquel momento no le dio mayor importancia. No, era lo otro, lo que estaba diciendo, lo que le hizo prestar aún más interés. Y más aún cuando comprendió lo que significaba. Abrió la boca y señaló a Simon con el índice mientras entrecerraba los ojos.

-Aaah, de modo que es eso... Le ruego me disculpe, creí que se refería a un regimiento de mismo nombre, creado con el excedente de tropas de artillería que fueron reentrenados como infantería, durante la guerra que he mencionado. Vaya. Debo decir que me había parecido algo raro que no supiera si se encontraba en Estados Unidos. Un caso extremo de desorientación, si me lo permite. No obstante, colijo de su incrédula pregunta que usted ha vivido en una época... y se ha saltado otra hasta llegar aquí. Sé que esto puede resultarle chocante, sargento, pero se encuentra ahora mismo en el año 2018. En Estados Unidos, tal como le comenté. Se ha perdido, por tanto, numerosos acontecimientos. Pero no se preocupe, hay tiempo más que de sobra para ponerse al día - aseguró, echando a andar de nuevo.

Qué interesante. Aquello implicaba ya sin lugar a dudas el contacto de aquel hombre con la magia. Que fuera la suya o de otros, habría que comprobarlo. Por de pronto, la mano ya era una posible pista. Había intentado ocultarla, haciendo mención a que "en otras circunstancias le hubiese dicho que son pamplinas", luego en las circunstancias actuales era justo lo contrario. Al poco de caminar, llegaron finalmente a una pequeña cafetería. Tal como había comentado, era un sitio pequeño, con aspecto rústico pero recogido y agradable. Tenía un par de mesas en el exterior, pero Aureole echo un vistazo dentro y vio otra mesa alejada, con asientos indudablemente más cómodos, que se apresuró a reservar. Con un gesto invitó a sentarse al sargento y llamó a la camarera, una mujer de mediana edad, amable, pero con un aspecto tan serio y estirado que podría pasar por británica. Luego se quitó el sombrero, lo dejó en un rincón de la mesa (pues no había perchero) y se sentó a su vez.

-Stanley, no tienes por qué quedarte tan cerca mientras hablamos. Ve a dar una vuelta, y llama al hotel, a ver si ha llegado ya el equipaje. Bien, yo tomaré un té de Ceilán, si tiene. No muy fuerte, con limón, y con una bandeja de pastas surtidas, por favor. Pida lo que quiera, amigo mío, hoy invito yo - aquí hizo una pausa, en la que la camarera tomó también nota de lo que quisiera Simon antes de alejarse. Sólo entonces retomó la conversación. Estaban solos. El enorme mayordomo también había salido.

-Bueno, ya estamos más cómodos y apartados de oídos indiscretos. ¿Por dónde quiere empezar? ¿Prefiere ponerse al día de los últimos chismes primero, o tal vez contarme cómo es posible que alguien haya dado semejante salto en el tiempo? No me responda con algo como "no se lo va a creer", por favor, yo mismo tengo mis... excentricidades, y es posible que tampoco se las creyera si se las cuento. Salvo que haya visto cosas aún más curiosas, claro. Usted dirá, sargento - dijo entrelazando las manos y mirándole con ojos inescrutables.

Volver arriba Ir abajo
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime29th Agosto 2014, 21:53

Es un tipo curioso este Mr. Deveron. Me ha acabado tirando de la lengua hasta revelar que vengo de cien años en el pasado, y eso no parece alterarle. No cabe duda de que no es alguien normal, o al menos está acostumbrado a estas zarandajas.

-Sí, eso ya lo sé. La señora que me ayudó a "renacer" en este mundo me ha puesto al corriente. Al menos sobre la actualidad. Lógicamente no ha tenido tiempo de informarme de lo que ha sucedido en los últimos cien años. Lo que me lleva a preguntarme...

No me da tiempo a terminar mi réplica. El caballero me lleva hasta lo que adivino es una cafetería, con un aspecto bastante equilibrado entre la nostalgia del pasado y el lenguaje del presente. Un presente que aún me cuesta comprender. Por alguna razón tengo la sensación de que Estados Unidos ha vuelto a ser colonizada por Gran Bretaña. Primero el dandy, luego la camarera... Ya sólo faltaría oír a los viandantes gritar eso de "¡Dios salve a la Reina!".

-Para mí un whisky, gracias.

Somos un dúo gracioso. Aureole no hace sino hablar y hablar. Yo siempre he sido de palabras justas. Eso es hasta que nos sentamos y clava su mirada penetrante sobre mí. Y me invita a explayarme. Bien, Simon, llevas sin contarle tu historia personal a nadie durante un siglo y ahora ésta es la segunda persona que encuentras que te pide que lo hagas. ¿Cómo respondes a eso? Bien, pues... Lo mejor posible.

-Verá usted, Mr. Deveron... Es una historia muy larga, así que si no le importa, iré con la versión resumida. Y luego, si quiere más detalles, sólo tiene que preguntarme. Está bien... Sí, vengo de hace cien años en el pasado, aunque aún no tenga ni idea de qué ha sucedido entre medios. Lo que yo recuerdo es la Gran Guerra. Ya sabe, muchas pancartas, muchas promesas de gloria y victoria fáciles, muchos vítores y mucho "Los hijos de Dios llevan las armas". Yo mismo me lo llegué a creer, como muchos jovenzuelos de Liverpool sin una mísera migaja que llevarse a la boca que pensaban que la guerra les daría una oportunidad de ser alguien en la vida. Fuimos a matar prusianos al frente belga con la cabeza llena de pájaros y fantasías de gloria. Hasta que llegamos allí y la guerra nos arrancó todas las fantasías, las desolló y desparramó sus vísceras por todo el campo de batalla.

La Gran Guerra, Mr. Deveron. Supongo que no necesita que le cuente nada, sus libros de historia le habrán hecho justicia, o eso espero. Baste decir que aquello fue lo más cercano al Infierno que todos los que en ella murieron experimentaron. Pero para mí fue sólo un anticipo.

Yo hice lo que todo soldado: disparar, seguir órdenes y sobrevivir. Nadie me había preparado para lo que me encontraría más allá de Somne. Le advierto que lo que viene ahora sí le sonará por completo a locura, pero... Resulta que nuestra guerra no fue sino un patio de recreo comparado con una que lleva librándose bajo las entrañas de la Tierra desde antes de que el hombre aprendiese a usar taparrabos. Una guerra entre, lo crea o no... Vampiros, o así se hacían llamar. Y... Demonios. Sí, lo que oye, demonios, como los que siembran todos los sermones en las Iglesias. Sólo que éstos son reales, y mucho mucho peores de los que cualquier párroco le pueda describir. Y... tuve que luchar contra todos ellos, y contra el mandamás de los demonios, que pretendía lanzar toda una hueste sobre nuestro mundo, aprovechando el dolor y el sufrimiento sembrados por nuestra estúpida guerra.

Y no lo consiguió, gracias a Dios. O mejor dicho, gracias a mí. Me planté ante él, sellé la puerta del Séptimo Infierno donde ese hijo de perra se alojaba y después permanecí en su maldito dominio durante cien años. Hasta ahora. Por la razón que sea, he podido encontrar una brecha que me ha permitido volver a la superficie... Quizás con un propósito: avisarles a ustedes de que se les acaba el tiempo. Belafor está dispuesto a vengarse. Y si yo he podido escapar significa que las barreras entre nuestro mundo y el Infierno se han debilitado. Y nada podrá impedirle volver a intentarlo.


Suspiro. He hablado tal vez demasiado. Me estoy arriesgando a que este hombre resulte ser un espía de mi enemigo. Aunque, la verdad, si quisiera matarme ya lo habría hecho. Quizás... Quizás sea buena señal tener a alguien con quien poder hablar de estos asuntos. Quizás signifique que aún queda algo de esperanza.

Ahora sólo queda esperar a que él me replique.

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
Aureole Deveron

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 36
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime4th Octubre 2014, 20:30

Aureole escuchó sin decir una palabra, con los ojos a ratos clavados en Simon y a ratos clavados en algún punto detrás de él, o más bien a través de él. Recordaba esa época, aunque desde luego no podía decirse que la hubiera vivido con tanta intensidad. Nunca le había interesado la guerra. No comerciaba con armas ni servía con sus empresas a intereses políticos de ningún tipo, cuanto menos militares. Para él, la guerra había sido un rumor sordo repetido por numerosas emisoras de radio. Sí le había afectado, claro. Quién sabía cuántas cosas se habrían perdido en aquella época... Claro que eso no le había tocado directamente. En el caso del buen sargento, todo había sido así.

Hacia el final del relato la cosa cobró un interés más que histórico. Si Simon esperaba alguna muestra de incredulidad, sólo se encontró que los ojos castaños se entrecerraban, aumentando si cabe la sensación de que estaba absorbiendo cada palabra. Eran detalles muy interesantes, los que contaba el sargento. Ahora empezaba a entender aquel viejo dicho con aires de enigmática maldición.

-No tengo muy claro cómo describir lo que me ha contado. Fabuloso. Intrigante. Aterrador... Sí, es todas esas cosas a la vez. Y lo más aterrador es haber pasado por ello. Me parece increíble que aún parezca tan cuerdo, amigo mío. Otros que han visto mucho menos han tenido peor suerte.

Aureole conocía la existencia de diversos seres infernales. Sabía que no se llevaban precisamente bien entre ellos. Y la verdad, por lo que sabía, estaban tan ocupados peleando entre ellos que pocos se habrían molestado en organizar una invasión. De vez en cuando un grupo, siempre con un líder poderoso, tenía la ocurrencia de saltar de un plano a otro con ganas de conquista, destrucción y sangre, pero había gente en la Tierra ya preparada para contrarrestar ese tipo de amenazas. Desgraciadamente, también había gente dedicada a facilitarlas. Belafor le sonaba, aunque nunca había tratado con él personalmente, y que recordara tampoco con ninguno de sus subordinados. ¿Un nuevo y presunto señor del mal? Tal vez. Simon parecía afectado por la charla. Le había aliviado, pero su mirada daba a entender que estaba agotado. Soportaba un gran peso en su memoria, y esos recuerdos no eran simplemente de algo que había pasado. Eran señales de que algo más podía pasar.

-Ha mencionado que una persona le ayudó a regresar a este plano. ¿De quién se trata? Si no es indiscreción... - preguntó. Si había más místicos en la zona, le interesaba.
Volver arriba Ir abajo
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime19th Octubre 2014, 21:36

Me fijo en sus reacciones después de que le haya contado todo. No parece haberse inmutado en exceso. Todo lo más, parece sinceramente fascinado. Con el tono de voz de un hombre que parece saber muy bien de lo que le hablo. Por un lado me reconforta poder conversar con alguien que no va a pensar en primera instancia que estoy loco. Por otro, me inquieta hasta qué punto puede llevarle el interés. Sólo espero que no se trate de un maldito agente encubierto de ese bastardo.

Supongo que la única forma de averiguarlo es seguirle la corriente.

-La verdad no fue un acto de voluntad por su parte. Digamos que estaba en el lugar y momento oportunos. Pero por si le interesa... Su nombre es Joanna Hardins, y es alcaldesa de esta ciudad. O eso me dijo. No estoy nada familiarizado con este lugar.

Me cruzo de brazos entonces y le miro fijamente, haciendo un ejercicio de desconfianza que en mí ya es natural.

-Y si me lo permite, tengo la sensación de que es usted demasiado curioso... Hábleme sin rodeos: ¿quién es usted?

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
Aureole Deveron

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 36
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime27th Octubre 2014, 19:46

Graham no tuvo problema en revelarle la identidad de la persona que había facilitado su huida de aquel infierno. Joanna Hardins... No conocía a nadie con ese nombre. Tal vez fuera una nueva mística, y cabía la posibilidad de que fuera su inexperiencia lo que había ayudado al buen sargento. Eso podría ser a lo que se refería con que su escape no había sido un acto voluntario por su parte. De modo que se trataba de la alcaldesa.

Simon se cruzó de brazos y su mirada se hizo más intensa. Aureole supo entonces que había conseguido picar su curiosidad. Sin duda había pensado que cualquiera que estuviese al tanto de sus aventuras instantáneamente lo tildaría de loco, y sin embargo se había encontrado con alguien que no sólo no se había cuestionado su cordura sino que encima le alababa por conservarla. La pregunta, no obstante, le hizo soltar una risita. Antes de responder, se llevó la taza de té a los labios, aunque ya estaba templado, bebió un sorbo y se limpió con delicadeza con una servilleta.

-¿Quién soy? Bueno, es complicado, sargento. He tenido muchos nombres a lo largo de bastante tiempo. A pesar de eso, el nombre que le di no es falso. No me inspiraba usted recelo, y el hecho de que le haya dicho mi nombre real sin ambages podría considerarlo una muestra de confianza por mi parte. Normalmente nunca soy tan directo. También es cierto que soy londinense, que me dedicaba a los negocios y que colecciono antigüedades.

A medida que hablaba, había ido centrando su atención en la bandeja de pastas, de las que ya faltaban unas cuantas que "misteriosamente" habían desaparecido durante el relato de Simon. Cogió una con una mano una de las pastas, cubierta de chocolate y la sostuvo entre los dos. Del lado de Simon quedaba la parte inferior, en la que se veía claramente la galleta.

-Claro que todo eso responde al quién, y no al qué, que sospecho es lo que usted quería saber con esa pregunta. Las apariencias engañan, pero a veces no es sólo cuestión de apariencia. El todo está en tener buen gusto; en ser cualquier cosa, más de una a poder ser, y no revelar más que una de ellas. ¿Recuerda qué le dije de las antigüedades? Bien, no me interesan todos y cada uno de los muebles de estilo Luis XIV, ni ando detrás de candelabros de plata, incunables de los tiempos de Gutenberg y objetos similares... aunque no dejan de estar bien. No, mis colecciones son algo diferentes. Sabe, amigo mío, habrá quien diga que la mejor mentira es la verdad mal interpretada. Hace tiempo yo descubrí que, en realidad, la mejor mentira es la que cada uno se cuenta a sí mismo. No sólo porque algunos no querrán creer lo contrario, es decir, la verdad... sino porque otros ni siquiera se plantearán que ésta pueda existir. Colecciono antigüedades, sí. Antigüedades como esa que lleva en el brazo - dijo señalando el brazo izquierdo del sargento.

Los ojos oscuros de Aureole pasaron del objeto a los verdes de Simon. Había estado observando a ratos aquel guantelete tan inusual. El metal oscurecido, las púas, las articulaciones... No era un artesano, pero no importaba. Daba igual cómo se mirase, aquello no había sido forjado por la mano del hombre. En todo caso, no de un hombre solo. Y la manera en que evitó el contacto al ir a estrecharle la mano...

-Una antigüedad que no es una antigüedad común. Un coleccionista que no es un coleccionista común. Apropiado, ¿no?
Volver arriba Ir abajo
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime15th Noviembre 2014, 13:38

Da demasiados rodeos para la respuesta que estoy buscando. Pero no parece ser un mentiroso. De hecho noto demasiada pasión en lo que dice como para entender que pretenda engañarme. Un coleccionista de antigüedades, dice. No de antigüedades cualesquiera.

Y esto mismo lo subraya con un simple gesto con el que señala a la Mano Sombría.

Mi compañero ha estado inquieto y curioso toda la conversación, pero ha preferido mantenerse al margen hasta ahora. Inevitablemente la curiosidad de Mr. Deveron ha acabado por reclamar toda su atención.

-Señor, cuidado... Ya saben lo que dicen de la curiosidad y de los gatos.

Como siempre, me toca las narices que hable cuando no se lo pido. Pero en algo estamos de acuerdo. Retrocedo lentamente, echándome hacia atrás en mi asiento, mientras miro al caballero de manera desafiante.

-Sabe, Mr. Deveron, dudo que sea usted un agente demoníaco. No huele como ellos, y de querer hacerse con mi compañero habría adoptado métodos menos sutiles que esta conversación interesada. No obstante, déjeme advertirle desde ya: NO quiere seguir hurgando las narices en ESTA antigüedad. Créame: esta antigüedad poco común se ha cobrado las vidas de cientos de hombres sólo por saciar el interés de unos pocos. Y aún a día de hoy andan tras ella entidades que le horrorizarían de tal manera que le robarían unos cuantos años más de su vida. Yo me he comprometido a cargar con ella, y no es una tarea en absoluto agradable. Pero no pienso decir más. Y si eso es todo lo que quiere usted decirme, tal vez sea el momento de pagar la cuenta y separar nuestros caminos. No parece usted un mal hombre, así que le daré una oportunidad y le advertiré: NO me siga.

Me cruzo de brazos y dejo claro así que mi postura es firme. A partir de aquí, se acabaron las charlas amistosas.

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
Hellboy

Mensajes : 1085
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 74
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime16th Noviembre 2014, 11:59

Happy Harbour. Una pequeña ciudad, hogar de la famosa Joanna Hardins. Un extraño ser a caballo entre el mundo de los vivos y el de los muertos, con la capacidad de comunicarse y controlar a estos. Otra más en la lista de visitas pendientes. Hellboy se dirigió a este lugar con la esperanza de que ella supiese algo acerca de los jinetes del Apocalipsis. John Constantine, Angela Strazza,... había un sinfín de seres del otro universo con la capacidad de relacionarse con el más allá. Eso, o que se enfrentaban a las criaturas malignas y oscuras casi a diario, como el caso del tal John. Pero después del enfrentamiento con Hambre en Escocia, las cosas habían tomado un rumbo distinto. Entre él y Rebecca habían conseguido, no sin mucho sacrificio y dolor, vencer al primero de los jinetes. Sin embargo, este era el más débil. Contra el siguiente necesitarían toda la ayuda o información que pudiesen reunir. Estaban en su derecho de saber que el mundo podía llegar a su fin, y seguramente más de uno estaría interesado en echar un cable, por pequeño que fuese.

El helicóptero del B.P.R.D aterrizó a las afueras para evitar llamar la atención. Esta vez, el demonio iría solo a hablar con la alcaldesa. Abe y Krauss estaban en la sede reuniendo toda la información que podían de Victoria, así como tratando otros temas de máxima importancia, como el alíen de Kryptón y la verdadera naturaleza de Sloan. Una larga gabardina, un guante que cubría la mano izquierda del demonio y un pañuelo que cubría su rostro para evitar atraer miradas indiscretas. Naturalmente, por muy camuflado que creyese que iba, no rebaja de medir más de dos metros de altura y tener la envergadura de un armario. Además, su gigantesca mano de piedra era algo bastante difícil de ocultar. Ni siquiera las enormes mangas de la gabardina conseguían taparla por completo. Un sombrero de ala ancha terminaba el disfraz.

Sabía que aquella ciudad era el hogar de algunos héroes, y el famoso monte Justicia se elevaba hacia el cielo, majestuoso e imponente. Con un poco de suerte, a pesar de su aspecto, pasaría medianamente desapercibido, en el sentido de que la gente estaría acostumbrada a ver seres sobrenaturales con colores o trajes extravagantes. El demonio se dirigió a una pequeña cafetería poco abarrotada para informarse de dónde podía encontrar a la alcaldesa. Se agachó para entrar en el pequeño local y se dirigió a la barra. No había mucha gente. Un par de tipos extraños en una mesa del fondo, otro par en la barra apoyados, y unas chicas en una mesa riendo y charlando. El demonio llegó a la barra y llamó al camarero.

- Un whisky. Seco. Sin hielos ni nada.- Mientras el hombre le preparaba su bebida, recorrió de nuevo el local con la vista para analizar la gente que allí había. Sentía una extraña presencia, pero no era capaz de explicar de qué se trataba. Era como una tenue luz en una noche oscura. Allí había algo o alguien que era más de lo que mostraba. Los amarillos ojos del demonio buscaban entre los presentes algún rasgo distintivo de héroe o villano. Pero ese rastro era distinto. Se lamentó de no tener a Abe con él, pues habría sido capaz de descubrirlo y localizarlo en un abrir y cerrar de ojos. Gruñó levemente y sintió en su cinturón el Samaritano. Por regla general, esperaba antes d e pelearse con alguien. Los demonios suelen ser más bocazas de lo que parecen. Déjales hablar durante treinta segundos y seguramente te cuenten hasta de quién son hijos y de qué agujero se han escapado. Y después, las tortas. Rápido, preciso y eficaz. Y si podía evitar sacar el enorme revolver y liarse a tiros mejor. Después de todo, era un pésimo tirador.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor 2nu254g
Volver arriba Ir abajo
Aureole Deveron
Shadowpact
Shadowpact
Aureole Deveron

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 17/04/2014
Edad : 36
Localización : Londres

Ficha de Personaje
Alias: Deveron el Sangromante
Nombre real: Aureole Beauregard Charmian Deveron
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime27th Noviembre 2014, 00:06

Durante unos segundos que parecieron extenderse en el tiempo como minutos, Aureole no dijo nada. Tras la declaración del sargento se hizo el silencio en la mesa de una manera tan súbita que parecía que el tiempo se hubiera detenido. Inesperadamente, el alquimista se rió. Reía con los ojos cerrados y mostrando los dientes, como si aquello le hubiera hecho una gracia genuina. Al cabo miró a Simon a los ojos, ya sin la misma fijeza que antes.

-¡Tranquilidad, sargento! Supongo que yo sería igual de suspicaz si hubiera pasado por sus mismas vivencias, pero es inútil aquí. No tiene usted de qué preocuparse, amigo mío, se lo aseguro. Mi interés por este tipo de objetos es una cosa; usarlos es asunto de otros. No me interesa poseerlo, no más de lo que me interesaría que alguna entidad malintencionada me lanzase una maldición, y como comprenderá no es algo que me atraiga. No, mi campo es más de índole académica, ¿comprende? Me encantaría estudiarlo, es el conocimiento lo que me atañe. Sí, es cierto que adquiero este tipo de artículos, digamos, especiales; pero eso no significa que en caso de no poder comprarlos vaya a intentar apoderarme de ellos por la fuerza. Eso no me va, la verdad. Y está el peligro de que haya daños en la pieza, claro. Pero no crea que no conozco los riesgos. Va en la profesión, si usted me entiende. Verá, mi padre falleció precisamente intentando llevar a cabo un ritual alquímico, cuando nunca antes había intentado realizar magia práctica; mi madre no pudo soportar el dolor y le siguió poco después. Es por eso que le digo que conozco bien el bagaje que suelen tener a cuestas estos asuntos.

Aureole hizo una pausa en la cual dejó que lo dicho calara en Simon, mientras aprovechaba para dar un buen sorbo del buen té de Ceilán. Normalmente no comentaba cosas sobre su pasado, pero pasado era, a fin de cuentas, y formaba parte de él. No sería quien es hoy en día de no ser por él. Al contrario que muchos, él se mantenía en el centro de la Encrucijada. Sí, siempre en el centro que la gente tanto se empeñaba en abandonar en cualquiera de sus cuatro sentidos. Bastaban dos pasos para abandonarlo.

En ese mismo momento una figura de gran tamaño entró en el local. Llamaba bastante la atención, y no sólo por su envergadura. Para los sentidos entrenados de Aureole, aquella persona era como un faro. Uno de un tipo muy concreto. A pesar de que su brillo estaba algo apagado, como si ocultase su poder, su naturaleza estaba bastante clara. No pudo ver bien su cara, pero se dio cuenta del guante que cubría una mano desproporcionada.

-Vaya, qué sorpresa... No se vuelva ahora, sargento, pero ha entrado alguien interesante, creo. Acaso comparta con usted el gusto por los ornamentos manuales, ¿no le parece? Algo poco habitual. Y pensar que escogí este sitio por su tranquilidad...

Aureole no añadió nada más. Era un demonio, eso era evidente para él. Sin embargo, pensaba, si un ser así iba tras Simon por su guantelete, ¿no era extraño que en lugar de entrar rompiendo la puerta y arrojando el mobiliario, se dirigiese sin apenas mirarles hasta la barra a pedir una bebida? No fue hasta que llegó y fue atendido por el camarero que su mirada se paseó por las mesas. El mago no le conocía, pero eso no quería decir gran cosa. Estaba seguro de no conocer a todos y cada uno de los integrantes de las legiones infernales. Tal cosa le habría llevado buena parte de su larga vida, y no era tan interesante como para perder tiempo en ello.
Volver arriba Ir abajo
Simon Graham
Independientes
Independientes
Simon Graham

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Necrowarrior
Nombre real: Simon Graham
Universo: DC Universe

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime28th Enero 2015, 20:21

De nuevo la incesante cháchara de este Aureole. La mitad de lo que escupe no me dice nada. Yo no me siento más que como un pequeño extraño en un mundo ajeno. Curiosamente él también, pero eso no le impide tratar de encajar, aunque sea de la manera más peculiar posible. Me encojo de hombros. Yo no soy quién para argumentarle nada, a decir verdad. Sólo le advierto de lo que le espera si persiste en su nterés hacia mí.

Hablando de interés, Handy empieza a estremecerse. Recuerdo muy bien esa sensación, esa picazón en mi mano que atraviesa todo mi espinazo. Presencia demoníaca a las tres en punto. Lo que me deja más extrañado y alerta es el comentario de mi socio.

-Señor... No es un brucolaco, ni tampoco un azotador avernal. Es... No sé precisar lo que es. Pero parece muy poderoso. Y está intentando encubrir su naturaleza. Tenga mucho cuidado.

-La vieja caza de siempre, ¿eh, Handy? -río entre dientes, ladeando la cabeza lo justo para hacerme una idea de dónde puede estar el engendro. A continuación me vuelvo hacia mi interlocutor-. Muy bien, Mr. Deveron. ¿Quiere saber exactamente para qué sirve esta anticualla? Déjeme ilustrarle...

Sin dejar tiempo de reacción a nuestro nuevo visitante me pongo bruscamente en pie y desenfundo mi ametralladora de mano vampírica, uno de los souvenirs que me llevé de mis días en Somne. En apenas tres segundos el tipo de rojo que intenta cubrir su mano con una gabardina tiene a la Mano Sombría agarrándole del cuello de su ropa, y el cañón de mi arma apuntándole a su feo careto. Todo bajo la mirada asustada de varios tertulianos que empiezan a correr ante la posibilidad de verse en medio del fuego cruzado. La verda es que es lo más inteligente que pueden hacer. Nunca te interpongas entre un cazador de demonios y su presa.

-Vale, amiguito... No apestas a Belafor, así que tienes tres segundos exactos para decirme quién te envía antes de que te mande de vuelta al puto Infierno del que te cagaron. ¡Uno, dos...!

Handy empieza a fulgurar en rojo conforme canaliza su poder, listo para hacer trizas al desgraciado si intenta alguna tontería.

_________________
Color de fuente Mano Sombría: #990000

Color de fuente Simon Graham: #3300cc
Volver arriba Ir abajo
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
Hellboy

Mensajes : 1085
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 74
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime18th Marzo 2015, 10:28

OCC:
 

El demonio dio un trago al whisky y luego apretó los labios. Pensativo, miraba las bebidas que había tras la barra, bien ordenadas en las estanterías. Aquella ciudad era muy tranquila comparada con otras que habían salido de la nada, como Gotham. Aquello era un hervidero de locos. No podía entender como la vaquera podía vivir en semejante lugar sin volverse loca. Aunque bueno, a decir verdad algún tornillo le faltaba. No había más que ver lo que le había hecho a Peste. Enfrentarse así a uno de los jinetes del Apocalipsis. Menuda loca. Conseguiría que la matasen. Prefirió centrar sus pensamientos en la misión que iba a llevar a cabo, la cual no era ni de lejos mucho mejor. Joanna Hardins. La alcaldesa que era más de lo que mostraba. Una especie de diosa de los muertos capaz de traerlos al mundo. Desde la colisión, habían aparecido toda clase de entes y seres que trataban con lo sobrenatural y la magia a diario, y como miembro de la más importante organización de defensa e investigación de lo paranormal del mundo era su deber contactar con ellos y entablar algún tipo de relación. Obtener información, chivatazos, pistas para enfrentarse a lo que viniese... Cualquier cosa podía ser útil. Ella era la primera de una larga lista. Sólo esperaba no tener ningún contratiempo.

Naturalmente, apenas había puesto un pie en aquel lugar, y ya había alguien intentando joderle. Notó como le agarraban del cuello de la gabardina y le apuntaban con un arma. El demonio puso los ojos en blanco (o en amarillo en nuestro caso) y resopló. Giró levemente la cabeza y vio a un tipo. Un hombre normal y corriente, pero con una mano que brillaba con un intenso color rojo. Su arma no parecía ser convencional, y comenzó a contar.

- No creo que puedas mandarme al infierno de vuelta, ya estoy en él a diario cuando tengo que tratar con tíos como tú. ¿No te han enseñado acaso modales? ¿Apuntar así con un arma a alguien sin preguntar primero? Eso es más de mi estilo, y ahora empiezo a darme cuenta de lo molesto que puede ser.- Sin inmutarse, el demonio volvió a beber de su copa, suspirando al terminar el sorbo. Otro cazador de demonios o algo por el estilo. ¿Cuándo se darían cuenta de que él estaba de su parte? Supuso que después de algunos puñetazos. En serio, ¿se iba a tener que dar de leches con aquel tío? Más le valía tener en esa mano algún tipo de factor de curación o algo por el estilo, puesto que lo iba a necesitar.- Está bien listillo. Mi nombre es "que te jodan" y estoy aquí por petición de mis cojones para ver a la alcaldesa. ¿Alguna pregunta más?

OCC:
 

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor 2nu254g
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Empty
MensajeTema: Re: El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor   El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
El mundo ha cambiado, y no siempre a mejor
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: