Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse

Comparte
 

 ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]

Ir abajo 
AutorMensaje
114KaraZor-El
DC Universe
DC Universe
114KaraZor-El

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 08/05/2016
Localización : Metrópolis

Ficha de Personaje
Alias: Claire Connors
Nombre real: Kara Zor-El
Universo: DC Universe

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime4th Octubre 2016, 15:54

Cayó desde el cielo a las 7:39, ante la mirada atonita de todas las patrullas militares que vigilaban constantemente el perimetro de la base, atravesando el espacio aereo que el ejercito de los estados unidos mantenía con el codigo R-4808N como una gigantesca bola de fuego y luz. Atravesó el techo de hormigón armado rompiendolo como si fuese escayola e hizo lo mismo con cada uno de los diecisiete pisos que tenía por debajo, reventando una tras otra las diferentes y cada vez mas resistentes placas que separaban cada nivel restringido, hasta el punto que las vibraciones que causó llegaron a afectar a un lago cercano llamado Groom Lake, provocando ondas de agua igual que en cierta pelicula sobre dinosaurios.

Igual que en esa misma pelicula, tres segundos tras el accidente un rugido monstruoso se elevó desde el lugar del impacto: algo no enteramente animal y casi mecanico. Tan solo un pestañeo despues un monstruoso brazo de acero se elevó desde las entrañas de la base area de Dreamland y dejó caer una mano gigantesca apoyandose en el suelo, preparandose para poder hacer el impulso suficiente como para levantar al propietario de esa mano. Los sistemas automatizados de defensa de la base respondieron casi al instante disparando un torrente de balas antitanque contra la gigantesca mano, sin efecto.

Mil ovnilucinados del mundo iban a flipar en cuanto se despertasen y pusiesen las noticias: el area 51 tenía su Alien al fin.

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] B4jl6o

En su apartamento en metropolis, otra alienigena, esta considerablemente mas pequeña, muchisimo mas rubia e infinitamente mas preocupada llamada Kara Zor-El llevaba ya unas cuantas horas despierta: la kryptoniana le dió un sorbo al cafe mientras volvía a revisar la hora en su telefono movil: las ocho menos cuarto. Hoy iba a ser el dia. Hoy iba a, definitivamente, ser el dia en que llegaria a la universidad a la hora exacta a la que, se suponia, tenia que llegar, y ningun incendio, maremoto, atraco, robo, secuestro, guerra o lo que fuese se lo impediria. Empezaba a coger el ritmo: tenía su ropa recien lavada y planchada, los libros preparados sobre la mesa, los cubiertos y el plato del desayuno en el fregadero y su supertraje escondido bajo el colchon de su cama, en una especie de supermaleta protegida por una complicadisima combinación.

Digamos que Kara Zor-El estaba probando una alternativa a su habitual sistema de tirarlo todo por todos lados.

Con una sonrisa en los labios, la sonrisa confiada de quien sabe que lo ha dejado todo atadito, limpito y ordenadito Kara se dirigió a la ventana de su apartamento, abriendola y asomandose desde fuera. El viento le sacudió un poco el cabello, pero no lo suficiente como para despeinarla. Streaky, ese gato maligno que parecía odiarla un poco mas que Lex Luthor se giró mirandola y le sacudió un zarpazo, perdiendo sus uñas en el proceso: lo de siempre, vaya. Nadie estaba gritando, nadie pedía ayuda y los unicos robos eran los que estaban sucediendo en los bancos ahora mismo, pero contra esos, no podía hacer nada.

Kara Zor-El sonrió, dejó abierta la ventana para que la casa se llenase de aire fresco y se marchó a la universidad.
Iba a ser un buen dia.

"¡Interrumpimos nuestras emisiones! ¡Ultima hora! Las fuerzas armadas de los estados unidos. . ."
". . .sorprendiendo así a los altos mandos militares con. . ."
". . .la presencia de alguna clase de robot alienigena. El atacante. . ."
". . .de un tamaño de unos cuarenta metros. . ."
"¡Bajo ataque! Repetimos: el area 51 en el desierto de Nevada está bajo ataque."

"¡Tienes que estar vacilandome!" En apenas un segundo la puerta del apartamento volvió a abrirse y cerrarse, generando un cambio tal de la presión en la sala que todo lo que podía salir volando (papeles, servilletas, trapos, cojines. . .) salió volando. La ropa perfectamente limpia y planchada de Claire Connors salió volando aterrizando en cualquier parte de la casa, lo mismo en el fregadero que sobre la tele que encima del sofá. El colchón golpéo la pared cuando lo levantó y la maleta quedó destrozada al teclear la combinación demasiado rapido.

Antes de que su calcetín derecho llegase a caer en la licuadora (donde estaba con tanto sentido como sus pantalones, que habian acabado colgando de la lampara) la ventana volvía a abrirse y una chica demasiado rapida como para ser vista por el ojo humano, el ojo mutante, el ojo de una maquina o, en realidad, cualquier ojo, salió volando hacia Nevada.

_________________
¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Shessuper-shirt
Volver arriba Ir abajo
108KarenStarr
DC Universe
DC Universe
108KarenStarr

Mensajes : 245
Fecha de inscripción : 13/09/2016
Edad : 33
Localización : Metropolis

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime5th Octubre 2016, 08:12

Metropolis, 7:15 AM

Biiip...

-...No, Bruce, claro que tengo tiempo de discutir algo...-

Biiip...

- Si...quiero hacer ese combustible a base de goma de mascar...-

Biiip...

-...Y luego podemos ir a tu casa y...-

¡¡¡BIIIP!!!



- ¡Ahhh! - Paf, a comer alfombra. Apago el despertador con suavidad, pero en mi cabeza, estoy congelandolo, luego derritiendolo, luego...ya me entienden. Me revuelvo un poco el cabello y me pongo de pie, hay una caja de una hamburguesa en el suelo, las papas frias en la bolsa, y claro, la dura realidad de que esta ha sido otra noche en el sofá. Enciendo la televisión, mas por rutina que porque me interese lo que dan, es una vieja costumbre, sirve de mucho para saber que sucede en el mundo, no vaya a ser que surja algo y yo no me entere, pero desde que llegué a esta ciudad, no he tenido mucho que hacer, no sé Gotham, porque ahi siempre es un caos, pero Metropolis se la llevo muy ligera de todo lo ocurrido con esto de Omega, está casi igual que como la recuerdo. Los rayos del Sol se cuelan entre las persianas, todo muy de video musical, pero yo ni en cuenta, ya estoy en la cocina poniendo la máquina de café, que lo habré perdido todo, pero hay vicios que nunca se quitan. - Quizás deberia...¡Ngh! - Y como no, lo de siempre: me doy la vuelta a buscar la leche del refrigerador y el café para la maquina se cae desde encima de esta y derechito al suelo, todo por ESTAS, como siempre. Perdón, perdón, no es que no sea una chica alegre, es que tengo muy mal despertar. Puse el café de nuevo sobre la maquina y limpié lo que se había desparramado por el suelo, y ya que estoy en esto, debería empezar a pensar en ponerme algo de ropa, como para parecer menos vaga, si alguien de mi dimensión supiera que Karen Starr duerme en un sofá, babeando y comiendo comida chatarra antes de dormir, seguro que pensaria que...

"...Flash Informativo: Un enorme brazo metálico ha sido avistado brotando de la tierra en el Area 51, a pesar de que no se puede entrar a las instalaciones, el sólo tamaño del brazo..."

...Una mariposa no habría podido aletear completamente y yo ya estaba frente a la TV, mirando las imágenes. El brazo era monstruoso, como salido de una película de ciencia ficción, y de repente, un rugido que hasta a mi me hizo estremecer. - Bueno, supongo que puedo repartir curriculums mas tarde...- ...Si sobrevivo. Corro al armario y tomo uno de mis body blancos, capa, broche, botas...sostén triple reforzado que si no encuentro quien me los haga a pedido en esta dimensión voy a pasarla muy mal muy pronto...y en cosa de cinco minutos estoy vestida. Si te estás despertando y decides ver el cielo de Metropolis, todo lo que verás es a una diminuta motita en la distancia, acelerando y rompiendo la barrera del sonido, alejandose a toda velocidad...



Area 51, Nevada, 8:15 AM

...Y aqui estamos, Area 51, ni siquiera me preocupo de alguna medida de seguridad, solamente vuelo a toda velocidad, entrando en la zona desértica sin siquiera mirar a mis lados, directo hacia el enorme brazo, que ahora tiene un cuerpo al que estar unido, toda esa masa de metal bien rara tratando lo más rápido posible de desprenderse de las entrañas de la tierra y salir a la luz. Ni me lo pienso, prioridades: vuelo pasando los apéndices metálicos que salen de su cuerpo como espantoosos vellos y vuelo por los hangares, llamando a viva voz y tomando en brazos a cada soldado que me encuentre, al menos veinte minutos se me van en despejar la zona, y a estas alturas, el bicho está casi completamente fuera. Es enorme, como pocas cosas que haya visto, incluso Atom smasher se sentiría poca cosa a su lado. Da otro rugido. - ¡Llama vehiculos y evacuen este lugar! ¡Nada de lo que tengan puede con esto! ¡Yo me encargo! - El soldado asiente, no es que esté demasiado convencido de dejar en mis manos todo area 51, pero también tiene dos neuronas vivas y entiende que no va a poder hacer nada, asique le echa el vistazo de ley a mi pecho y sale corriendo con los demás, llamando por radio a las bases militares cercanas. Me giro sobre mis talones y cierro mis manos en puños, es hora de la...¡Epa!

Esquivé ese tentáculo por milímetros, su final estaba en punta, como si tuviera un mínimo de maleabilidad para ser adaptado como arma. Asique quieres pelear ¿Huh?. - ¡Iaaaah! - Disparé hacia él por el aire, golpeando sus tentáculos y destruyéndolos como si fuesen de juguete, partiéndolos, arrancándolos para golpear a otros tentáculos con el que tenía entre manos, todo mientras cada vez se me acercaban más y más de ellos, regenerándose casi al mismo ritmo que yo los destruía, tengo que hacer algo si quiero...- ¡Ngh! - Joder, me atrapó uno, y me tiene rodeada por el abdomen, agh, y comienza a hacer presión...mierda...tengo... que...- ¡Ngh! - Enfoco la vista en el tentáculo más fuerte de todos los que ahora me atan de pies, manos y abdomen y lo corto con mi visión de calor, y lo mismo en un instante con los demás, tentáculos, liberandome justo a tiempo para que...

...Mis oídos suenan, mi visión se nubla un momento. Me ha alcanzado con un manotazo, y yo salgo disparada y choco en tierra, rodando por el suelo descontroladamente hasta poder frenarme con los codos. Ahora lo tengo a una distancia, pero el cuerpo me duele, un solo golpe de esa cosa me acaba de dejar aturdida y dolorida. Tengo que pensarme esto mejor, uff, o no voy a durar mucho, está más que claro que esta cosa es tecnología armamentística alienígena, y que los tentáculos actúan por sí solos para hacerla las cosas fáciles al resto del enorme...¿Robot? Porque la verdad es que parece un ser vivo más que una maquina...

...Creo que voy a dejar lo de los curriculums para mañana.

_________________
Volver arriba Ir abajo
114KaraZor-El
DC Universe
DC Universe
114KaraZor-El

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 08/05/2016
Localización : Metrópolis

Ficha de Personaje
Alias: Claire Connors
Nombre real: Kara Zor-El
Universo: DC Universe

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime6th Octubre 2016, 17:39

Los ojos de Kara. . . (Oye ¿ese tío conduce raro, no?) . . .se desviaron de su meta, Nevada, el Área 51, a muchicientos kilómetros en la distancia, para pararse a mirar algo que había visto de refilón; una furgoneta de color rojo avanzaba ocupando todo su carril y parte del de al lado mientras conducía de manera tan recta y firme como si se hubiese propuesto, no solo hacer eses, si no hacer. . . (Rao, que se la mete. . .) . . .todo el alfabeto. En unos segundos pasaron muchas cosas: el pastor alemán que viajaba con el conductor de la furgoneta estornudó de una manera tan ruidosa como cómica (¡Que se la mete!), su dueño, el conductor, se giró para mirarle muriéndose de risa, sus ojos se desviaron del camino que estaba siguiendo, que ya de por si era bastante irregular y, en el carril de al lado, un joven abogado que iba a trabajar abrió los ojos muerto de miedo. . . (¡Rao! ¡Que se lo lleva por delante! ¡Que se la mete!) . . .al ver lo que le venía encima.

Sin perder un solo segundo Kara se apartó de su ruta e interceptó la furgoneta, que hasta hace tan solo seis décimas de segundo estaba a seiscientos metros: el vehículo crujió cuando la Kryptoniana lo levantó del suelo por el parachoques volviéndolo a colocar mirando hacia su carril. Después, despacio, y poco a poco deslizó su cuerpo bajo toda la maquinaria de la furgoneta, usándose a ella misma para mantenerla apoyada y evitar que se partiese en dos: el perro se puso a ladrar como loco y el hombre empezó a gritar algo que Kara no era capaz de entender. . . y eso tenía la leche de mérito, porque Kara entendía todos los idiomas de esa roca de lodo llamada Tierra.
    ¡Esgody cgoducidendo tgranquidla-ente, déjgae en pagz!
Kara se las arregló para depositar la furgoneta en una zona de descanso cercana (a tan solo tres kilómetros). Cuando salió de debajo de la furgoneta parecía que se había estado revolcando por el fango.
    Señor, ha estado a punto de embestir a otro coche ¿Tiene algún familiar al que pueda llamar para. . .?
    Suderfan: él si ques un buven surhéroe. Lledva la japa con elegancida y con jlase y. . .
    ¡Señor coño! ¡Que le estoy hablando!” Kara parpadeó “Esto. . . perdone, quiero decir, señor, por favor, atiéndame: usted no está en condiciones de conducir ahora mismo y. . .
    Y sho le dije: ¡jrasias por salvarme, suderfán! ¡Shoy Barry de repuestosh Barry y sinistas una bujía, en rhepuescosh Barry te haremosh un diez por ciento de dhesscuento!
Y llegados a este punto, Kara Zor-El decidió que Barry de repuestos Barry no estaba como para irse a ningún sitio ni para hablar coherentemente, así que metió la mano en la furgoneta y le quitó las llaves del contacto. Aprovechando las circunstancias el pastor alemán se estiró y le pegó un lametazo por toda la cara, babeándola el pelo. Apartándose a paso rápido Kara clavó los tacones de sus botas en el suelo y sintió la tierra crujir bajo ellos: con una explosión de aire, desapareció en el cielo. Barry se echó a dormir y Broncas, que así se llamaba el pastor alemán, le imitó apoyando su cabeza en su barrigón.

Mientras tanto, en Nevada, una mujer llamada Karen Starr se estrellaba contra el suelo a tiempo de ver sobre su cabeza un relámpago rojo y azul: mientras que Karen había llegado, la gigantesca maquina seguramente la había analizado. Mientras que Karen había organizado una retirada del lugar para evitar bajas, la criatura, androide o lo que fuese, seguramente había elaborado estrategias. Cuando Karen fue a luchar contra ella, el Ovni sabía que esperar de Karen y como atacarla. . . pero con la segunda Kryptoniana del día no tuvo tanta suerte. Kara llegó a tiempo de ver la base deshabitada, el robot destructor distraído y todo el trabajo de prevención hecho: con un estallido parecido al de un misil el relámpago azul y rojo que era la adolescente atravesó la cabeza del cyborg de lado a lado, entrando entre sus. . . ¿ojos? . . . como la bala de un rifle en una pelicula de zombies y saliendo por el otro lado cubierta de hierros, metales, fluidos azules y cables.

Las luces que parecían indicar la vida del robot se apagaron, dejando su mole en suspenso sobre la base.

¡Y cubierta de barro, hierros, grasa, un moco azul alienigena, babas de perro y cables de maquinas de guerra del futuro, la chica descendió del cielo, flotando a unos metros sobre Karen “Ya me he encargado. . . .” le dijo a Karen, a quien evidentemente. . . . no reconocía de nada. Para ella, Karen era una superheroina lo suficientemente valiente como para haber respondido a la crisis de inmediato, pero nada mas. Desde luego, no era una versión suya del futuro ni nada remotamente parecido “. . .oye, hay que buscar supervivientes. . .” jadeó cansada mientras se sacaba una cosa muy parecida a una ameba viva y revoltosa del pelo. La miró con asco y la tiró lejos antes de volver a mirar a Karen con una sonrisa cansada, que pese a estar hundida en el suelo, tenía un aspecto bastante mas digno que ella. “¿. . . .puedes ayudarme con eso? Cuanto antes empecemos antes acabaremos, y yo tengo obligaciones que. . .

Antes de que acabase la frase, un gigantesco pie mecánico hizo desaparecer a Kara enterrándola en el suelo.

_________________
¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Shessuper-shirt
Volver arriba Ir abajo
108KarenStarr
DC Universe
DC Universe
108KarenStarr

Mensajes : 245
Fecha de inscripción : 13/09/2016
Edad : 33
Localización : Metropolis

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime7th Octubre 2016, 08:25

En este trabajo, hay cosas a las que nunca te acostumbras. Este robot gigante es como el primero, siempre tienen alguna peculiaridad para la que no puedes prepararte, y siempre te vas a llevar una primera tunda antes de entender cómo funcionan las cosas. Me puse de pie lentamente, pero a medio camino de eso, mi oído capta algo, un sonido conocido, quizás demasiado conocido. Aun entre el dolor que me queda y el aturdimiento que se me está yendo, hago a tiempo de un suspiro. La cabeza estalla mientras otra motita de colores la atraviesa de lado a lado y vuela hacia donde estoy yo...y aquí está. Me quito algo de polvo del traje y abro la boca, peeero ella ya se ha encargado, ni un saludo, ni una pregunta, no, ya comenzamos con la actitud, y estoy por decirle sus verdades por hacer que nuestro primer encuentro en Omega sea así, pero de repente me habla de otro modo, con un tono calmado, y me sonríe, no como lo haces con alguien de tu familia, que vamos, técnicamente no lo soy, sino como una persona que te topas por la calle y quieres tratar bien. ¿Será que...?

- Sí, claro, pero escucha, Kara, ¿No me reconoces? Yo soy...¡Cuid...! - Bam, todas las luces de aquella cosa se habían encendido a la vez, como un zombie espacial. Planté los pies en el suelo para que la fuerza del viento no me arrastrara a otro vuelo descontrolado, pero como el susodicho no pensaba perderse de volver a manotearme como una mosca grande y pulposa, salí volando de inmediato, escapándome de una mano que intentó acabar conmigo. Muy bien, cálmate Karen,  necesitas una estrategia, el pie se ve enorme, pero es Kara y ni de broma ese pisotón puede matarla o ella misma habría estado atenta para no acabar aplastada como una rubia y algo engreída goma de mascar, lo que es más, ¿No puedo dejar de hacerle broncas un momento? A veces no puedo conmigo misma. Esquivé otro manotazo y me escurrí ágilmente entre sus dedos mientras mi cabeza trabajaba desesperádamente en busca de un plan. Esquivé varios tentáculos, ni siquiera me molesté en cortarlos esta vez, de todos modos se regenerarán, como dije, a cada uno hay que aprendérselo, y este es un regenerador. Me giro para tener un ángulo ventajoso desde donde verlo, un poco más elevada que su cabeza, pero cientos de agujeros se abren en su coraza, emitiendo un chillido espantoso que da un dolor de cabeza épico en cuestión de unos segundos. Vuelo para alejarme, pero con la visión borrosa por el dolor, no es sencillo acelerar por los aires, y me encuentro que su mano ya estaba acercándose a mí. - Ngh...joder...no...¡Esta vez no! - Literalmente desaté mi visión de calor, enfocándola en un rayo grueso, que cortó uno de sus dedos y me dio vía libre para volar mas allá de su alcance. Como siempre, los regeneradores tienen blindaje muy bajo, no puedes regenerar blindaje de verdad.

- Piensa Karen, piensa...vamos...- ...Necesitas un plan, uno de verdad, no puedes solamente volar hacia él y esquivar sus tentáculos cuando...

...Dejo un estallido de fuerza cuando salgo volando directamente hacia él, reduciendo mi velocidad cuando entro en alcance de sus tentáculos. Comienzo a volar alrededor, esquivándolos, siempre un kilometro por hora menos de lo necesario para terminar de escaparme, siempre uno más del que ellos quisieran para poder atraparme. Me toma un minuto reunir el centenar de tentáculos que quiero persiguiéndome, pero Kara es fuerte, puede resistir un poco más. Acelero y dejo que ellos lo hagan también, todo hasta que viro hacia su cuello, aquí comienza mi plan. Doy dos rápidos giros alrededor de su cuello y acelero sobre la curva final, dejando que los tentáculos me atrapen los talones justo cuando la propia inercia me hace acelerar para salir en línea recta a la altura de su nuca. Tal cual y como quería, los tentáculos sirven como una especie de enorme rienda, y como esperaba, Kara había estado tratando de usar manos y pies para evitar que la compactase con el pie, asique entre el tirón mío y el empujón suyo, la bestia mecánica se desestabilizó y trastabilló hacia atrás, todo mientras yo cortaba los tentáculos con mi visión y volaba a toda velocidad hacia el cráter de pie en el suelo, pasándole un brazo bajo el pecho a Kara y volando con ella a unos metros, donde le tomaría unos momentos darnos alcance.

- Escúchame, no tengo idea de si me conoces, pero por ahora, debes saber que también soy kryptoniana...- ...¿De verdad estoy explicándole esto a Kara? Este lugar está de locos. - Esa cosa se regenera, acabas de verlo cuando se encendió de repente y te dejó como un chicle...- Je, esa va a ser una buena bromita que hacerle cuando me saque canas verdes. - Necesitamos un plan, no podemos golpearlo a lo bruto y esperar que se apague...- ...Y lo dice la emperatriz de las estrategias, reina de los planes, Karen Starr quien, damas y caballeros, nunca trató de moler nada a golpes como una cavernícola con superesteroides. - Lo distraeremos mientras pensamos algo, tiene que tener algún centro de energía, algo que lo eche a andar, y es ahí donde tenemos que apuntar...- La tierra tiembla, me giro, ya está estable y caminando hacia nosotras. - Soy Power Girl, luego te explicaré más, de momento, usa tu visión de rayos equis si la tienes y volvamos a reunirnos cuando tengamos alguna idea de que hacer...- Me di la vuelta por completo y volé a toda velocidad hacia la masa metálica, esquivando un manotazo y varios tentáculos mientras lo escaneaba con mi visión de rayos equis. No veo nada, pero al menos ahora somos dos haciéndolos. Tengo que asumir que no sabe quién soy, la rescate y todo y ni siquiera dijo na...

...Espera, no hubieron chispas cuando nos tocamos...

_________________
Volver arriba Ir abajo
114KaraZor-El
DC Universe
DC Universe
114KaraZor-El

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 08/05/2016
Localización : Metrópolis

Ficha de Personaje
Alias: Claire Connors
Nombre real: Kara Zor-El
Universo: DC Universe

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime30th Octubre 2016, 23:27

Bienvenida, capitana Zor-El.
¿Eh?
La estábamos esperando.
¿Eh?
No podíamos abandonar la órbita sin usted, capitana Zor-El.
. . . .
¿Eh?
Por favor, acompáñenme a su silla de capitana. Permítame presentarla a su tripulación: este el medico de abordo Leonard Mccoy...” “¿eh?” “...esta es nuestra oficial de comunicaciones la teniente Uhura. Este es nuestro piloto el señor Sulu. Yo, capitana Zor-El, seré su primero de a bordo: puede referirse a mí como Señor Sp...
    ¡KAAAAAAARAAAAAAAA!
      ¿Eh? ¿El señor Spkara?
        ¡KAAAAAAARAAAAAAAA!
          ¡KAAAAAAARAAAAAAAA!
Kara recuperó el conocimiento: estaba enterrada, sin luz, rodeada de tierra, hormigón aplastado, cemento roto y sintiendo como un peso de unas doscientas toneladas comprimía y retorcía su robotico pie encima de su cuerpo, intentando aplastarla igual que cualquier persona aplastaría un cigarrillo. Aunque no estaba herida (¡Venga tía, esto no ha sido nada, recuerda cuando te cayó encima esa nave espacial!), o al menos, mas herida de lo suficiente como para perder la consciencia unos segundos y fantasear con su propia nave espacial, con cada empujón del gigante la tierra a su alrededor se comprimía mas y mas. No iba a aplastarla, pero si seguía así, la iba a mantener en su sitio mientras liquidaba a la mujer con capa, la superheroina que había acudido a la llamada de auxilio antes que ella. . . .y eso, Kara, no iba permitirlo. Si una rubia no podía confiar en otra rubia, el mundo no tenía sentido.

Con una mezcla de rabia, frustración y adrenalina kryptoniana, Kara echó atrás los brazos, aplastando la tierra con los codos: pudo sentir como entre su fuerza y la presión del robot gigante la tierra se comprimía a niveles casi moleculares: estiró los brazos hasta poder colocarlos en la misma postura en que los colocaba todas las manos durante su sesión de flexiones y golpeó la suela del pie con sus dos manos, empezando a moverlo. Sintió como todo el peso y la masa del titan se balanceaba, en parte por su combate con la rubia superdotada, y en parte por la rubia mucho menos dotada que tenía bajo el pie. Todo el mundo de Kara tembló con alguna clase de golpe o movimiento repentino que la alienigena aprovechó para lanzar un nuevo impulso, sacudiendo al titan: por unos segundos, incluso pareció que iba a sacárselo de encima.
    . . .primera regla de la Superheroina inteligente: nunca des nada por supuesto con robots.
Un dibujo casi circular comenzó a iluminarse en la masa de metal contra la que estaba luchando, dibujándose con el patrón de las celdas de un panal: los hexágonos del centró de la superficie se replegaron hacia dentro a toda velocidad. . . (¡¿Pero que @&#! vas a hacer ahor. . . .?!) . . .permitiendo que asomase desde el interior lo que a todas luces era un. . . (¡Venga ya!) . . .taladro. Casi inmediatamente, las turbinas del mecanismo se activaron, comenzó a temblar vibrando y se activó intentado perforar su estomago y atravesarla de lado a lado: la púa impactó contra su estomagó, comenzó a brillar al rojo vivo mientras demostraba que era incapaz de atravesarla y estalló arrancada de su eje, entre la presión de un cuerpo que no podía atravesar y la presión que seguía ejerciendo la gigantesca maquina. Trozos de maquina, líquidos inindentificables y planchas de metales al rojo vivo saltaron en todas direcciones. . .

Y tras el taladro, e igual que el taladro, el robot saltó con un superempujón de dos manos desde debajo de su pie y un powertirón sobre el.

Antes de que Kara pudiese llegar a responder coherentemente, aquella mujer la estaba sacando de la zanja, ayudándola a sostenerse ¿otra kryptoniana?. Si, esa cosa se regenerab. . . ¿había dicho que era kryptoniana?. No, evidentemente no podían apagarla a lo bruto: de hecho, era muy probable que transformarse la energía cinética en su energía auxilia. . . ¿¡Como que otra Kryptoniana!? “¿Has dicho que eres u. . .?” desde luego, volaba como una Kryptoniana: Kara la siguió con la vista mientras su cerebro se recuperaba de lo sucedido y dejaba de ver supergirls volando alrededor de su cabecita “¿. . . na Kryptoniana?

Se espabiló tan pronto como vio como de nuevo esos tentáculos se alargaban para atrapar a la Kryptoniana. Estaba en una batalla, estaba luchando contra una criatura que seguramente mataría sin pestañear pero, por encima de todo, otra Kryptoniana necesitaba su ayuda: de pronto, Kara se sintió mas despierta que nunca. Mientras el coloso seguía distraído con Karenn, Kara lo rodeó, sin escanearlo: no necesitaba escanearlo para saber que no entendería nada con respecto a como funcionaba. . . pero, por otro lado, si lo que había dicho Karenn era cierto “¡Es un circuito en serie!” le gritó a Karenn mientras cercenaba con su visión de rayos láser unos tentáculos que se le estaban acercando demasiado; ella a su vez evitó otros mas, moviéndose lo suficientemente rápido como para convertirse en un borrón de luz y desestabilizando al gigante de una patada en el brazo “¡No hay que buscar nada! ¡Solo hay que empezar a arrancar cosas hasta que veamos que regenera y que no! ¡Por eliminación!

El gigante se giró lanzando un puñetazo a Kara. Kara lo detuvo con las palmas de las manos y le devolvió un cabezazo: el gigante trastabillo.

¡VENGA TÍA! ¡POR INVERNALIA!

_________________
¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Shessuper-shirt
Volver arriba Ir abajo
108KarenStarr
DC Universe
DC Universe
108KarenStarr

Mensajes : 245
Fecha de inscripción : 13/09/2016
Edad : 33
Localización : Metropolis

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime1st Noviembre 2016, 00:00

¿Inver...qué?  ¡Joder! Ese tentáculo casi me alcanza. Acelero para poder rodear al gigante de metal y evitarme los tentáculos, que como me alcancen, van a atraparme y presionar hasta que me saquen el jugo, y de eso nada, así que me lanzo esquivando tentáculos, cortando otros con mi visión de calor, y finalmente lo alcanzo, poniéndole un hermoso puño en la cara para sacarlo de su eje y desbalancearlo. Vuelvo a acelerar, y veo como Kara va dejando sus marcas en el gigante, y ahora detiene su puño con sus manos. Me había olvidado de lo fuerte que es, y si las chispas no surgieron esta vez...¿Será que voy a poder tocarla? Nunca, desde que la conozco, he podido darle la mano, o un abrazo, y creo que con el tiempo, he llegado a acostumbrarme, a decirme a mi misma que no necesito ser cercana a ella, que puede quedarse con su faldita y su cuerpito de modelo y su actitud, pero en el fondo, aff, es una buena chica, hace cosas buenas y...Espera, ¿Dijo ¨circuito en serie¨? - Circuito en serie...- Justo pasaba por al lado de ella cuando detuvo ese puñetazo con sus manos y le devolví un cabezazo, agrietando el blindaje externo, que tras un segundo ya estaba comenzando a regenerarse. Enfoco mi mirada y vuelo un poco más despacio, esquivando los tentáculos y viéndolo por dentro. Detalle de los circuitos en serie: Todos los receptores están interconectados, aseguras un paso más estable de la energía y un circuito mucho mas prolijo, pero a cambio, una falla en cualquiera de los receptores causa el colapso total del circuito. - ¡Mantenlo quieto! ¡Tengo un plan! - ...y que plan que tengo. Su sistema nervioso robótico se ve como un sistema, como una enorme gama de circuitos, y la energía brilla cuando se transmite a sus extremidades, sensores y otras piezas, pero a medida que su blindaje se recupera, noto como el brillo de uno de sus sistemas se apaga, y hay un solo sistema en toda esta mole de peli de marcianos que no necesitaría operar a plena intensidad una vez regenerado el blindaje.

Tomo altura, alejándome del robot, de Kara, de todo, al menos seis o siete metros mientras ella sigue en su concurso de fuerza con el puño metálico. - Bueno...- Me trueno los nudillos y flexiono mis piernas. -...aquí vamos...¡Ahhh! - Grito y me impulso hacia su abdomen a una velocidad de vértigo, convirtiéndome en una mota blanca difuminada, o en una Powerbala, como prefieran, apuntando directamente a un punto especifico en su abdomen. Son quince segundos hasta que impacto y penetro el blindaje, rompiendo cada tentáculo que había venido a por mí con solo seguir en línea recta, dentro, todo es oscuridad, pero yo tengo la visión de rayos X, y el impulso es suficiente para llevarme en un instante hasta una enorme glándula metálica, que escondieron inteligentemente en su entrepierna. Sí, en su entrepierna, y no estoy orgullosa de esto, pero atravieso la glándula y sigo de largo, saliendo por la parte baja de su abdomen, o su  ya saben que si tuviera uno, y caigo a Tierra rodando dos veces antes de estabilizarme y ponerme de pie, escuchando el chillido metálico de la bestia de cables, recubierta de su fluido conductor de energía (y de bromas si le cuento a alguien). Acelero todo lo que puedo, destrozando uno de sus dedos en mi paso para alcanzar a la otra rubia, comprobando mi teoría. Exito: el dedo no se regenera.

- Uff...- La miro a los ojos. Ella acaba de ver todo mi plan en acción. ¿Qué decirle luego de algo tan heroico, tan arrojado, tan valiente? - Como le digas de esto a alguien, te dejo limpiando toda su baba extraterrestre...- Sí, eso suena como lo que una heroína de cómics diría, esas que son molonas y siempre ganan y les sale todo bien.- Muy bien, chica, ahora...haz lo tuyo...- Una sonrisa y a volar de nuevo hacia él, que trata de atraparme mientras me cuelo entre sus dedos y vuelo cerca de sus ojos, obligándolo a seguirme con la mirada, y de paso, a darse la vuelta convenientemente. Está enfadado, cada uno de sus bits de información quiere aplastarme, o al menos, llenarme de tentáculos y partirme a la mitad con ellos. Vamos, Kara, hora de ser una motita azul y roja heroica.

_________________
Volver arriba Ir abajo
114KaraZor-El
DC Universe
DC Universe
114KaraZor-El

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 08/05/2016
Localización : Metrópolis

Ficha de Personaje
Alias: Claire Connors
Nombre real: Kara Zor-El
Universo: DC Universe

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime16th Enero 2017, 23:50

    Kara Zor-El era superinteligente.
El mundo entero parecía decidido a olvidarlo, pero Kara era kryptonianamente inteligente. Era tan lista, tan lista, tan lista que podría coger al humano mas inteligente del planeta y ganarle en una partida de twister (porque, a fin de cuentas, era tan lista que sabía que la manera mas rápida de vencer al terrícola mas inteligente era competir en algo donde su inteligencia no le diese ninguna ventaja ¡eso estaba claro!); por eso, siempre que tenía la oportunidad, Kara era partidaria de resolver los problemas usando la cabeza. Como por ejemplo, ahora, que le había dado semejante cabezazo a aquel androide-robotico-androidico-robot-gigante-asesino-del-espacio-exterior que le había dejado temblando.

    No, espera, mal ejemplo.
      . . .
        Bah, da igual.
Kara era tan lista que sabía cuando las cosas salían bien, y ahora las cosas estaban saliendo bien: puede que la hubiesen embarrado, lamido y pisoteado, pero ahora mismo volvía a estar de pie, volvía a sentir sus brazos fuertes y, esta vez, estaba acompañada de otra kryptoniana. Y mientras tanto en el otro lado del cuadrilátero aquel quiero y no puedo de Wall-E homicida estaba amputado, machacado, apalizado y tenía delante a dos kryptonianas a las que había usado de supositorio y de felpudo con ganas de revancha. Kara era tan inteligente que podía afirmar, sonriendo como una superloba y sin temor a equivocarse que. . .

Colega, estas realmente. . .

Cayó a tierra aterrizando sobre sus pies mientras la otra alienígena distraía al calamar biónico revoloteando a su alrededor como una mariposa de alas rojas y blancas. Los tentáculos la perseguían, como una araña hambrienta que ha olvidado la paciencia y quiere atrapar a la mosca en su red a toda costa. . . o como las manos de los frikis en las convenciones, vaya, que es mas o menos lo mismo. Kara respiró profundamente y clavó los talones en el suelo. Ligeramente al principio, pero con creciente fuerza. Al principio, la tierra comenzó a hacer un sonido crujiente mientras mas se comprimía. . . después, una capa de cemento a seis metros bajo ella comenzó a crujir, incapaz de sostener la presión. Un coche, en el otro extremo de la base, se hundió en una repentina falla. . . Calamardo estiró todo su cuerpo intentando alcanzar a Karen con sus tentáculos y expuso su cuerpo. El primer golpe hizo estallar los cristales antibalas de la base con la misma fuerza que la explosión de un misil. A veinte kilómetros al noroeste los perros de una gasolinera empezaron a ladrar como posesos. Todo el monstruo tembló y voló levantándose del suelo cinco metros: como una piedra arrojada a un estanque todo su cuerpo vibró enviando hondas al punto opuesto de su espalda. . . al volver a cerrarse en el punto opuesto exacto la superficie de metal del robot estalló, atravesada por la fuerza ejercida por el puñetazo. Y entonces, tan solo una centésima de segundo después, el aire que se había comprimido por unos instantes, estalló, arrancando por los aires un par de carteles de advertencia de la base. Y ese fue el primero de los golpes.

El segundo devolvió a tentaculitos al suelo, con la misma fuerza que si hubiese caído en caída libre desde una altura de doscientos metros, golpeado por una patada desde su cabeza. No llegó a tocar el suelo antes de caer aplastando, de nuevo, el cuerpo de Kara: esta vez en cambio estaba preparada. Detuvo el impulso sosteniéndolo con las botas y volvió a lanzarlo hacia arriba, como la pelota de ejercicios de equilibrio mas gorda y fea de la galaxia. Antes de que llegase a volver a levantarse demasiado, dos manos agarraron un buen montón de sus tentáculos, y tiraron de ellos, devolviéndolo al suelo con un estallido de tierra.

. . .j@%&*o.” Kara acabó la frase, dos segundos y medio mas tarde, entre resoplidos. En sus manos sostenía la mitad de los tentáculos de esa cosa, arrancados de cuajo, casi igual que una actriz abrazaría su oscar (y el premio a la mejor violencia gratuita es para. . . ¡Kara, que una vez mas nos recuerda que la mejor manera de resolver un problema es arrancar extremidades!) Desde el suelo, tomando aire, empapada de babas, barro, tierra, cemento y tantas cosas como para casi no dejar ver ni lo azul ni rojo de su uniforme, Kara Zor-El levantó la vista, mirando a Karen en el cielo. A su espalda, el androide temblaba con sus últimos retazos de vida. O electrovida. O cibervida. O tiempo de garantia.

Es. . .estas hecha un as. . .un asco.” dijo, riéndose, sin aliento.

_________________
¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Shessuper-shirt
Volver arriba Ir abajo
108KarenStarr
DC Universe
DC Universe
108KarenStarr

Mensajes : 245
Fecha de inscripción : 13/09/2016
Edad : 33
Localización : Metropolis

¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime19th Enero 2017, 07:17

Acelero todo lo que puedo, tratando de esquivar los tentáculos que, ahora que le he causado tanto daño al pobrecito mecano, parece que se han vuelto mas torpes, tanto, que corto uno que otro con la mirada, comprandole todo el tiempo que puedo a Kara para que...

...BUM.

- ¡¿Que mier...?! - Noto las vibraciones en el cuerpo del robot, que por un instante, se queda completamente quieto, hasta que las vibraciones se concentran y su pecho estalla en pedazos, dandome el tiempo de apartarme para que los escombros de eso no me llovieran encima. Eso sí, la descompresión del aire me toma por sorpresa, y tengo que hacer fuerza para estabilizarme, extendiendo mis piernas y cruzando mis brazos frente a mí. Mi capa parece la banera en los comerciales de hamburgueserias de la fuerza con la que ondea. Escucho perros ladrando en la distancia, soldados asustados, el llanto de una madre, pero no tengo mucho tiempo de reaccionar, porque ella ya está convirtiendose en esa motita azul de la que hablaba y pateandole la cabeza con todas sus fuerzas. A estas alturas, tengo una sola cosa en claro> Esta no es mi Kara, y la que me ha tocado en suerte está descontrolada. ¿Dudas sobre lo que digo? Pues ahora está usando al robot de pelota y...

...BAM.

El robot es apenas una pila de chatarra con forma humanoide tratando de moverse sin sentido alguno. Ella lo ha dejado K.O. con dos de los golpes más fuertes que he visto en mi vida. Impresionante, ¿Eh? Ahora bajaría su otro yo de body blanco a felicitarla, ¿A que sí?. - ¡Kara! - Vuelo a toda velocidad hacia ella, bajando a unos centímetros y caminando con velocidad de intersección de madre regañona, tomándole un brazo y clavándole la mirada, con el ceño fruncido. - ¡¿Estás loca?! ¡Mira! -  Le indico con mi mano libre los alrededores: El suelo esta agrietado por doquier, esa pista va a tomar mes y medio en repararse, mínimo. Si se lo propone, aun podrá escuchar el llanto de aquella madre, el ladrido de los perros, y ver en la lejania como ha volado dos o tres coches en la gasolinera cercana por la fuerza del impacto, sin mencionar que las construcciones de la base que no eran de cemente están ahora en el suelo, poco mas que ruinas. - ¡¿En que estabas pensando cuando le diste esos golpes?! - Oops, estás casi gritandole Karen, vamos chica, calma esa actitud tuya, eso, sueltala, baja los brazos y...respira. Así, muy adulta.

- Escucha...olvidemos ese momento, ¿Si? Creo...que tengo mucho en mi cabeza en este momento y no te estoy tratando como debería...- me llevo una mano a la cintura y otra a la cara, tratando de respirar y calmarme. Si no es mi Kara y al parecer no me conoce, entonces le está regañando una perfecta deconocida, y si es inexperta, pues este grito está siendo su primera lección. Y no se lo merece. Vuelvo a mirarla. - Cuando golpeas algo con tanta fuerza, generas un corrimiento de gases y sonido, distorsionas lo que hay a tu alrededor, no solamente lo que golpeas, asi que si no controlas tu fuerza, acabas con casos como el de los coches que acabas de ver dados vuelta, y eso no es lo que quieres... ¿Verdad? - Pongo una mano en uno de sus hombros, y mi mano acaricia suavemente el brazo que agarraba hace un momento. Si me hubieran dicho de apostar por tener una charla amable con Kara hace unos meses, apostaba en contra segura de que me hacía rica. - No es que yo no tenga la fuerza para derrotarlo, ni tú, ambas podriamos, pero tenemos que controlarnos para no destruirlo todo en el proceso...- La suelto suavemente y me abrazo a mi misma con suavidad, suspirando antes de dejar los powerbrazos caer powerabatidos.

- Escucha, creo que empezamos con el pie izquierdo aqui, se ve que no me conoces, yo soy...- Crack La grieta entre ambas se abre un poco más para darle paso a la cañería que acaba de estallar, bañándonos con una lluvia de agua a ambas. - ¿Siempre te ocurre esto cuando sales a combatir al mal o es solo cosa mía? - Me cruzo de brazos y arqueo una ceja, la típica pose de Karen la mujer gato negro, y claro, se me está mojando todo el body. Suerte que está hecho de material opaco. - Mira, hagamos otra cosa...- Me quito uno de mis aretes y le doy una larga mirada. Vaya si lo voy a extrañar, tanto como al que lo hizo. Se lo tiendo y se lo pongo en las manos. - Lo presionas y contacta directo con el que me queda...- Me alejo un paso de ella, es nuestro primer encuentro aquí y ya la he cagado de varias formas distintas en cinco minutos, si me perdona, va a ser un milagro.- Cuando quieras tener una charla y conocernos mejor, no tienes mas que llamarme, conozco un bonito lugar en Metropolis que hace unos mocaccinos dobles de primera...- Le sonrío, quizás así me odie un poco menos por el regaño, y por no ser buena disculpandome, y básicamente por todo lo demás.

- Hasta pronto, Supergirl...y...también estás hecha un asco...- Una última sonrisa y tomo vuelo alejandome de aquel lugar, justo escapandome de una brigada de helicópteros que de seguro tampoco la alcanzarán a ella. ¿Me llamará? Que mas da, primero, tengo que poner esos coches al derecho y tranquilizar a esa señora antes de que se seque de tanto llorar. Y secarme, soy un imán de miradas así de empapada y no es lo que quiero.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Empty
MensajeTema: Re: ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]   ¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr] Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
¡Tienes que estar bromeando! [Karen Starr]
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: