Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse

Comparte
 

 Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]

Ir abajo 
AutorMensaje
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
Tanith Blackwood

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Empty
MensajeTema: Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]   Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Icon_minitime23rd Agosto 2016, 20:05

“La nieve que anoche cubría toda la ciudad ya ha desaparecido casi por completo. Los servicios de emergencia trabajan a contrarreloj para ayudar a los que todavía están desaparecidos. Recordemos: se han contabilizado hasta ahora diecinueve muertos y centenares de heridos después de que una criatura asolase la ciudad y provocase cuantiosas pérdidas económicas…”

Apagué la televisión. Oír a la presentadora del telediario sólo conseguía aumentar mi dolor de cabeza y mi hastío. Además, no quería volver a ver el vídeo otra vez.

Alguien lo había grabado todo. La entidad, alzándose imponente entre los edificios. Las siete cabezas jugando con lo que encontraban a su paso, destrozando lo que encontraba a su paso. La intervención de Stark y de Dalae, que unidos fueron acabando, una por una, con las cabezas. Caitlin se unió después y le plantó cara a la jinete directamente. El vídeo se cortaba antes de que el supergrupo improvisado acabase con ella, cuando Daredevil aparece a escasos centímetros de la cámara y se lleva al tipo que está grabando a un lugar más seguro. Seguro que lo habían subido al internet ese.

...No soy creyente, pero recé para que Sophie no lo hubiera visto.

- ¡Eh! ¡Son las tres! ¿Cuándo se come en esta mierda de sitio? -grité en dirección a la puerta mientras machacaba el botón junto a mi cama.

Una enfermera que se mantenía bastante mal me miró con cara de pocos amigos y volvió a marcharse, con las manos vacías. Bufé. ¿Por qué no me dejaban salir? Si ya estaba bien. Las hemorragias internas ya estaban más que curadas, solo necesitaría mi medicación de costumbre. Y bueno, la herida en la cabeza que me hice cuando se me cayó la pared encima, estando tan bien vendada, no era tan aparatosa. ¡No tenían que mantenerme ingresada más tiempo!

¡Y pensar que todo esto empezó porque se me ocurrió probar a desconvocar a Dalae y Tony…!

Oí los pesaros andares de la enfermera, que regresaba. La comida de hospital no iba a ser buena, pero me moría de hambre. En su lugar, la mujer malencarada asomó por la puerta acompañada de más gente. La enfermera les anunció con un gruñido: “Visitas”, y volvió a marcharse. Estiré el brazo hacia ella:

- ¡Pero tráigame de comer! ¡Que no he probado bocado desde anoche!

Fue inútil. En mi fuero interno supe que no iba a volver. Así que hundí la cabeza en la almohada -demasiado blanda para mi gusto -con un mohín de fastidio.

- Hola, chicos. ¿Qué hacéis aquí? ¿Habéis venido a hacerle entender a los médicos que estoy perfectamente y puedo irme ya?




---

Bienvenidos a la partida basada en el sistema de Haunted House "Al otro lado". Para los que no lleváis tiempo en el CB, o no habéis estado presentes, que sepáis que esto ha salido después de un "roleo improvisado" en el chat. Vamos a hacerlo de la siguiente forma:

- Las acciones de "Tanith" como personaje, irán bajo el formato de negrita y con el código de color 6600FF.
- Las acciones o contexto que lleve a cabo como "master" o "narradora" irán con el código de color 0B0B61 y también en negrita.
- Los ordenes de posteo los asignaré al finalizar mis posts. Si por cualquier motivo queréis modificar el orden (ya sea por ausencias, por ejemplo), notificadmelo por MP para que no haya problema.
- El ritmo de participación será de dos a tres mensajes a la semana.
- Si tenéis problemas para participar, os tenéis que ausentar, o queréis abandonar, comentadmelo primero por MP, por favor.
- Si alguien fuera de esta partida quiere formar parte de ella, estoy dispuesta a aceptar hasta un jugador más. Indicadmelo por mensajería privada.

Y con esto creo que basta por ahora. ¡Que os divirtáis!

Orden de posteo:
 

_________________
Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Ambmoj
Volver arriba Ir abajo
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
Dalae Darkle

Mensajes : 927
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Localización : Entre Midgard y Nflheim.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Empty
MensajeTema: Re: Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]   Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Icon_minitime24th Agosto 2016, 03:16

Aterrizó sin ruido entre los árboles, y deshizo las alas de hielo que brotaban en su espalda. Acercarse volando no era la mejor de las ideas, aunque suponía que iba a conseguir la ayuda de Arión de todos modos. No tenía muy claro cómo empezar. No confiaba en que el atlante estuviera enterado del incidente de Nueva York, para empezar. Le habían dicho que acostumbraba a mantenerse al margen de los acontecimientos, enfrascado en sus estudios sobre magia. Además, no solía usar medios de comunicación modernos, como Internet, o la televisión, o siquiera el periódico. Sin embargo... Ese mismo aislamiento voluntario, movido por las ganas de conocer, podía servir de ayuda a Dalae.

Necesitaba información para poder investigar lo ocurrido, y Arión era la mejor persona para proporcionársela. Aún en el bosque, cubrió su armadura con la ilusión de un vestido, y se acercó a la majestuosa mansión del mago. Se tomó unos momentos para contemplarla, de lejos. No podía evitar pensar en Asgard al verla, aunque en principio no tuviera nada que ver. Quizás era por ese aura de pureza y claridad que impregnaba el lugar, más que por el aspecto físico. Caminó con tranquilidad por los jardines, hasta llegar a la puerta. Abrió un hombre que parecía a todas luces un sirviente, y que la hizo pasar.

No mucho después, se encontraba en el estudio del dueño de la casa (O quizás uno de ellos. Aquel edificio era enorme, y no sería extraño que tuviera más de uno.), delante de un hombre bastante más alto que ella. Vestía ropas de aspecto antiguo, muy elegantes. Aunque Dalae se dió cuenta enseguida de que, aunque llevara ropas de mendigo, seguiría teniendo ese porte que lo hacía parecer un príncipe. Procurando hablar con la corrección que el momento exigía, comenzó a explicarse. -Siento importunaros, lord Arión, pero el motivo de mi visita hace que tenga que actuar con rapidez. Me llamo Dalae Darkle, y... Necesito vuestra ayuda.-La decisión de decir su nombre real no había sido fruto del azar. Habían empezado a circular rumores sobre ella a pesar de sus esfuerzos por no dejar rastro, y quería que su nombre quedara unido a una "buena acción" como aquella. Además, no quería mentir al mago que, en un descuido, podía ver a través de la ilusión o leerle la mente. Esta vez, no iban a ser un grupo grande en el que pudiera camuflarse y llevar su disfraz sin llamar la atención. No, iban a estar solos si aceptaba, lo cual significaba que tenía toda su atención. Para bien o para mal.

-Anoche, dos monstruos aparecieron en el centro de Nueva York, y comenzaron a destruir los edificios y devorar a los ciudadanos. Se trataban una hidra y una entidad que la usaba de montura. Esta... Entidad, se parecía a una mujer esquelética, que bebía de una copa tan alta como una persona. Y aunque fueron destruidos por Iron Man, Fairchild y yo, sospecho que estos seres pueden ser parte de un problema mayor.-Paró un momento, para dejar que su interlocutor procesara toda la información.

-Hace unos días, una mística especialista en invocaciones probó a desconvocarnos a Iron Man y a mí. En lugar de quedar en forma espiritual en el limbo, fuimos transportados a una dimensión ajena a esta, y sobre la que no he podido encontrar información. En esa dimensión encontramos varias criaturas que no se encuentran en este mundo, entre ellas la hidra y la mujer esquelética, a un tamaño mucho más reducido. Creo que quizás se haya formado una especie de brecha entre las dos realidades, dejando el camino libre para que pasen más.

Sacó entonces un papel y lo desdobló. En él había dibujadas una serie de figuras que recordaban a seres humanos siendo sometidos a distintos métodos de tortura, a cual más sádico que el anterior. -Lo poco que sabemos de esa dimensión no es muy tranquilizador. Parece ser que estaba habitada por seres humanos, ya que encontré una casa tras separarme de Iron Man, nada más llegar. Además... El paisaje dominante es un bosque nevado, de cuyos árboles cuelgan miles de cadáveres de seres humanos ahorcados.-Un escalofrío le recorrió la espalda al recordarlo. -Entre ellos, volaban espíritus de fuego, que nos obligaron a separarnos. Yo acabé llegando a la casa, que resultó inmune a sus llamas. Y dentro... Encontré esto.-Dalae le pasó el folio a Arión, para que pudiera ver los dibujos con sus propios ojos.

-He reproducido aquí las ilustraciones que he podido recordar. Había muchas más en un libro que encontré en la cabaña. No sería tan inquietante si el libro en cuestión no desprendiera un rastro clarísimo de magia oscura, similar al que noté cuando fuimos transportados a esa dimensión. Sus páginas estaban escritas en runas nórdicas algo deformadas, que pude traducir en algunos pasajes. Se trataba de un estudio... Centrado en la resistencia física de las personas a la tortura. Poco después, los monstruos que llegaron a la Tierra anoche nos capturaron, y nos llevaron a una sala en el subsuelo, en la que parecían estar siguiendo los experimentos recogidos en ese libro. Desconozco qué vió Tony Stark entre el momento en el que nos separamos y el que nos capturaron, porque no ha querido hablar de ello con nadie.-Dalae puso las manos sobre el regazo, algo nerviosa. -Hay muchos interrogantes que resolver aún, y esperaba que un mago espiritual como usted pudiera resolverlos. Y si realmente hay una brecha... Hay que buscar la manera de cerrarla antes de que se produzca otro incidente.-La mirada que le dirigió a Arión fue, más que de súplica, de confianza en que haría lo correcto. Si algo sabía de él, era que tenía mucho aprecio por Midgard.

-Ahora mismo, la hechicera que nos condujo en primer lugar a la dimensión de origen de esos seres está en un hospital que conozco. Si desea ayudarme, podemos empezar la investigación preguntándole a ella.

_________________
There is always hope, even in Hell:
 
Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Dalae_darkle_by_liraen-d8nqdxw


Última edición por Dalae Darkle el 25th Agosto 2016, 13:11, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ahri'ahn

Ahri'ahn

Mensajes : 1799
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Empty
MensajeTema: Re: Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]   Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Icon_minitime25th Agosto 2016, 12:42

Nota:
 

"Soy aquella que nunca ves pero siempre está. Soy la fatídica noche de un día de invierno, que trae consigo el tiritar y el silencio. Soy quien sonríe cuando lloras y quien se ríe cuando te desesperas. Soy la que lleva la balanza entre sus manos y señala, sin vacilar, a los pobres de espíritu como vos que se dan aires de ser justos y rectos. Y mi nombre es Cloe, monsieur. Recordadme, pues es posible que yo no os recuerde a vos".

Las palabras de la morena resonaban vivamente en su cabeza mientras, sentado en su estudio, examinaba sin cesar un libro tras otro buscando en vano aquél nombre: "Cloe". Su álter ego no la conocía, y tampoco figuraba entre los Señores del Caos reconocidos. La vela que había utilizado durante la noche se había consumido coincidiendo con la salida del sol, lo que había propiciado que no se diera cuenta del tiempo que llevaba leyendo, ni de las horas que llevaba sin comer o dormir, lo cual solía ocurrirle a menudo, pero había dado indicaciones a Trykhun de que no deseaba ser molestado, y el acólito respetaba demasiado la labor de su señor como para no cumplir sus deseos.

En su mente volvió a dibujarse el rostro de la mujer, y la sonrisa que lucía mientras le hablaba y apoyaba los dedos en su pecho con descaro, como si el hechicero no la hubiera asesinado minutos antes para evitar que realizara una carnicería sobre su amada París.

"Ha sido un placer jugar contigo, mago, pero mi tiempo es escaso y París ya me ha entretenido suficiente. Dejaré que la... ordenes a tu antojo, si quieres. Pero ten ésto presente: ¿cuándo el orden se convierte en tiranía? O ¿cuándo lo justo es simplemente, una mentira?"

La había matado. La había matado y había resucitado, prácticamente al instante. Ni siquiera Chaon era capaz de hacer eso. Cada vez que lo destruía tardaba al menos algún tiempo en volver a reunir la energía suficiente como para materializarse de nuevo, pero ella...

Se puso en pie, pensativo, y, cogiendo la copa de vino blanco de Borgoña que reposaba junto a la vela, se acercó hasta la ventana sin percatarse aún de que había amanecido.

"¿Sabes lo curioso? Que quien busca prolongar el orden sobre el caos es en sí un emisario del caos. El verdadero orden es la balanza que regula tanto uno como el otro factor, pero querer superponer el orden sobre el caos es en si una violación de la balanza y por ende, del mismo orden. Entonces pichón, ¿no eres en sí un emisario del caos? ¿No lo eres? Yo creo que si... Tic tac... tic tac..."

No tenía razón. No era superponer el Orden sobre el Caos el tratar de impedir sus desmanes. Era ella la que había tratado de destruir la ciudad, interfiriendo así en el sagrado equilibrio a la manera de los Agentes del Caos. Él sólo lo había impedido, y a costa de un gran gasto mágico. Le frustraba no saber nada sobre ella. Ni quién era, ni cuáles eran sus objetivos, ni si volvería a actuar de nuevo. Necesitaba saber cómo pararla. No podía permitir que volviera a suceder lo de Atlantis y que París, o cualquier otra ciudad, cayera bajo los afanes destructivos del Caos. No podía fallar, no otra vez...

Frustrado, se masajeó el puente de la nariz. Le dolía la cabeza y se encontraba cansado... Y por fin reparó en la luz del día que se filtraba a través de la ventana. Cadena de Deedra... ¿cuánto tiempo llevaba leyendo y sin dormir?

El sonido que hizo su mayordomo al llamar a la puerta del estudio le hizo reaccionar.

- Sí, Trykhun, adelante -invitó, volviendo a depositar la copa de vino sobre la mesa.

El asistente se asomó con respetuosa cautela.

- Señor... sé que me indicó que no deseaba ser molestado, pero creo que ésto es algo que le interesará escuchar...

Y, apartándose, dejó al descubierto a una hermosísima mujer de cabellos de alabastro, ojos del color del mar y piel de porcelana. Intuía algo místico en ella, un tipo de esencia peculiar que le era familiar, y no tardó en averiguar por qué.

- Te recuerdo... Estuviste en aquella reunión mágica de hace dos días en Nueva York, ¿no es así?

- Siento importunaros, lord Arión, pero el motivo de mi visita hace que tenga que actuar con rapidez. Me llamo Dalae Darkle, y... necesito vuestra ayuda.

Él la miró con seriedad y le indicó que tomara asiento en uno de los sillones de roble que se encontraban frente al escritorio, sentándose él en la butaca de madera y cuero que había delante. Todo en aquél lugar traslucía antiguedad, y es que todos los muebles del despacho databan como mínimo del siglo XVIII.

Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Image003

- Dime, muchacha, ¿qué puedo hacer por tí?

- Anoche, dos monstruos aparecieron en el centro de Nueva York, y comenzaron a destruir los edificios y devorar a los ciudadanos. Se trataban una hidra y una entidad que la usaba de montura. Esta... Entidad, se parecía a una mujer esquelética, que bebía de una copa tan alta como una persona. Y aunque fueron destruidos por Iron Man, Fairchild y yo, sospecho que estos seres pueden ser parte de un problema mayor.

Anoche... Maldición. Había estado tan ocupado con sus propios problemas que no se había enterado de nada. Tomando el antiguo decantador que se encontraba en una esquina de la mesa, escanció una copa para Dalae y se la ofreció. El tacto del vino era sedoso al paladar, estaba exquisito.

- Ayer me vi obligado a confrontar la amenaza de una Agente del Caos que pretendía esparcir la locura sobre París... -explicó a la morena-. Me he pasado toda la noche tratando de recopilar información sobre ella, aunque ha sido en vano. No tenía ni idea de lo que estaba sucediendo en Nueva York, aunque me alegro que hayáis sido capaces de frenarlo. ¿Qué te induce a pensar que pueda ser parte de un problema mayor?

- Hace unos días, una mística especialista en invocaciones probó a desconvocarnos a Iron Man y a mí. En lugar de quedar en forma espiritual en el limbo, fuimos transportados a una dimensión ajena a esta, y sobre la que no he podido encontrar información. En esa dimensión encontramos varias criaturas que no se encuentran en este mundo, entre ellas la hidra y la mujer esquelética, a un tamaño mucho más reducido. Creo que quizás se haya formado una especie de brecha entre las dos realidades, dejando el camino libre para que pasen más.

Arión asintió.

- Tiene sentido. La brecha podría haberse iniciado el día de la Colisión de los Mundos y haberse ido ensanchando desde entonces. Numerosos portales se abrieron aquél día, comunicando diferentes dimensiones, tiempos y realidades. Sólo los dioses saben qué peligros pueden haberse desatado.

En aquél momento le vino un pensamiento: Garn. Había encerrado a su diabólico hermano en una prisión mística en el Mundo Oscuro para que no pudiera hacer más daño después de que éste controlara mentalmente a su mujer para convertirla en su amante y volviera literalmente en su contra a todos sus aliados y amigos a través de sus viles artes. Habían transcurrido 45.000 años... ¿Seguiría inalterada la prisión o se habría producido alguna fisura el día de la Colisión? Tendría que ir a comprobar cuanto antes que todo siguiera en su sitio. Él había perdido su poder ilimitado, pero Garn no, y no quería ni imaginar el daño que podría llegar a producir en aquél mundo si volviese a quedar libre.

Ella sacó entonces el papel y lo desdobló para mostrárselo. Estaba familiarizado con aquellos métodos de tortura; eran tristemente célebres en épocas anteriores, pero lo que dijo justo después sí le sorprendió:

-¿Miles de cadáveres ahorcados? -repitió, anonadado. Tomó el folio que ella le alargó para examinarlo con atención-. Magia oscura. Por Deedra, Caculha y todos los dioses... ¿Estás bien, mi señora? -inquirió alarmado al oír que habían sido capturados-. Por desgracia no soy ducho en curación, pero puedo hacer que Trykhun avise a un galeno. ¿Cómo está Stark?

El excéntrico superhéroe era uno de los primeros amigos que había hecho al llegar a aquella realidad y le intranquilizaba pensar que pudiera haber sufrido algún perjuicio.

- Hay muchos interrogantes que resolver aún, y esperaba que un mago espiritual como usted pudiera resolverlos. Y si realmente hay una brecha... Hay que buscar la manera de cerrarla antes de que se produzca otro incidente.

- La magia espiritual es una de mis especialidades -asintió él-. Puedo ayudarte. Vayamos a ver a esa hechicera.

* * * *

Arión y Dalae se materializaron directamente en la habitación de Tanith. El teletransporte había sido la opción más rápida para viajar de París a Nueva York con la urgencia que la situación precisaba.

- Hola, chicos. ¿Qué hacéis aquí? ¿Habéis venido a hacerle entender a los médicos que estoy perfectamente y puedo irme ya?

- Eso han de ser los sanadores quienes lo decidan, mi señora -dijo haciendo una anticuada reverencia ante la mujer-. Mi nombre es Arión, mago de Atlantis, Señor del Orden. La dama Dalae me ha puesto al corriente de lo sucedido anoche. He venido a ayudar. ¿Podéis explicarme en qué consiste exactamente vuestra magia y cómo hicistéis para realizar el hechizo? Cualquier detalle podría ayudarme a identificar esa dimensión desconocida y a averiguar quizás cómo cerrarla.

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] 2ptqw02
Volver arriba Ir abajo
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
Tanith Blackwood

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Empty
MensajeTema: Re: Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]   Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Icon_minitime26th Agosto 2016, 16:53

Cambié de expresión enseguida. Al ver a Dalae, pensé que quién la acompañaba sería Stark, pero no podía ser más distinto. Se presentó como Arión, con una reverencia cortés más propia de otra época que de otra cultura. ¿Mago de Atlántis? ¿La ciudad perdida? Las voces que solo yo podía oír se volvieron locas como si de “groupies” se tratasen. Agradecí en silencio que fuera directo al grano. No tenía ganas de aguantar las reacciones imprevisibles de las voces, que se retiraron a un rincón apartado de mi cerebro a seguir murmurando, como de costumbre.

- ¿Podéis explicarme en qué consiste exactamente vuestra magia y cómo hicistéis para realizar el hechizo? Cualquier detalle podría ayudarme a identificar esa dimensión desconocida y a averiguar quizás cómo cerrarla.

¿Magia?

Se me escapó una risilla entre dientes que fue “in crescendo” hasta convertirse en carcajada. La risa se detuvo en seco cuando me moví hasta quedar sentada en el borde de la cama.

- Magia, dice… -negué con la cabeza ¡Menudo disparate! Le tendí la mano para una presentación más apropiada -Tanith Blackwood, invocadora.

Caí en la cuenta de que mi primera reacción podría malinterpretarse o tomarse como una ofensa. No me reía de él, en absoluto. Me reí de la idea. Y aún seguía haciéndolo, pero por dentro.

Magia…

Miré a Dalae esperando una señal. ¿Hasta donde le había contado? Detalles, detalles…

- Supongo que debería empezar por el principio -”el principio que yo recuerde, claro” añadí para mis adentros -Lo que traigo a este mundo son entidades que siempre han estado aquí, enmascaradas sus existencias como mitos, cuentos, leyendas -se me quebró la voz cuando me levanté. Llevaba tanto tiempo allí tumbada que notaba mi cuerpo anquilosado. Rechacé cualquier tipo de ayuda con la mano y comencé a andar, descalza, de una punta a otra de la habitación, lo cual no era mucho. Al principio, con pasos renqueantes. Poco a poco fui ganando confianza -No hay magia. No hay conjuro ni hechizo.

Me volví hacia él y señalé un punto justo encima de su hombro izquierdo.

- Si miras ahí, no deberías ver nada. Yo veo una brizna azul tan pequeña y estrecha como un alfiler. Conforme más cerca de ella estoy, mejor puedo oírla -para ilustrar mis palabras me quedé a escasos centímetros de él. Mi aspecto no imponía nada, siendo más bajita que él, con aquel ridículo camisón de hospital, la cabeza vendada, y el pelo despeinado. Mis ojos rojos se quedaron fijos en el punto que señalé.

La había escuchado durante mis paseos. Un hilo de voz que las demás pisoteaban con el barullo de siempre. Confirmé su existencia durante mi corto paseo por la sala.

- ...Me piden, me suplican, que les de forma. Que una cada hilo de su existencia…

Mi propia voz sonó lejana hasta para mi. Me concentré en la vocecilla y en el hilo de color. Su nombre. ¿Quién te acompaña, Arión...?

 - Pixie
Pixie:
 



Pronuncie su nombre con voz firme, y el hada apareció sentada sobre el hombro, tan pequeña que cabría en una mano. Emitió una risita cantarina y echó a volar. Antes de alcanzar la puerta se esfumó convertida en diminutas partículas azules. Me dejé caer otra vez sobre la cama.

- Así funcionan mis invocaciones. Están ahí, las veo, las uno. Pero se me ocurrió experimentar… -suspiré apesadumbrada -Quería comprobar mi teoría de que lo que veo y traigo son almas… Y jugué con las suyas...

No podía seguir. Lo estaba pensando, y era una locura que me iba a impedir mirar a los ojos a Dalae y a Tony durante una buena temporada. ¿Y si hubiera salido mal? Peor que mandarles a un bosque con cadáveres, digo. O si hubiera salido bien. ¿Y si hubiera convertido sus almas en los jirones que veo siempre, y…?

Bueno, regocijémonos que no pasó ni una cosa ni la otra.

_________________
Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Ambmoj
Volver arriba Ir abajo
Ahri'ahn

Ahri'ahn

Mensajes : 1799
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Empty
MensajeTema: Re: Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]   Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Icon_minitime15th Enero 2017, 00:16

Cerrado por inactividad.

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] 2ptqw02
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Empty
MensajeTema: Re: Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]   Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild] Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Al otro lado [Dalae Darkle, Ahri'An, Caitlin Fairchild]
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: