Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse

Comparte
 

 Prueba de rol: Kara Zor-El

Ir abajo 
AutorMensaje
114KaraZor-El
DC Universe
DC Universe
114KaraZor-El

Mensajes : 85
Fecha de inscripción : 08/05/2016
Localización : Metrópolis

Ficha de Personaje
Alias: Claire Connors
Nombre real: Kara Zor-El
Universo: DC Universe

Prueba de rol: Kara Zor-El Empty
MensajeTema: Prueba de rol: Kara Zor-El   Prueba de rol: Kara Zor-El Icon_minitime22nd Mayo 2016, 22:52

    Metropolis, 02:31
(¿Lo peor de una fiesta de instituto? Que no te inviten.) Pienso, distraída, mientras dejo de prestar atención al libro abierto delante de mis ojos (Bueno, en realidad no… lo peor de una fiesta de instituto es que no te inviten y que además la celebren en el apartamento de al lad… ¡bueno, tampoco! No, lo verdaderamente malo es que no te inviten, la celebren en el apartamento de al lado y que, además, en seis horas, tengas un examen importantísimo sobre la única #$@! asignatura que no eres capaz de entender). Resoplo y me froto los ojos, cansada. (Si Kal-E… Clark estuviese aquí, me sonreiría y me diría lo importantísimo que es esto: esforzarme en ser un ser humano, en entenderlos, en vivir como ellos.) Pienso mientras cierro el libro de historia americana, bostezando y frotándome los ojos. (Si Diana estuviese aquí, seguramente me criticaría por estar perdiendo el tiempo pensando en estas cosas en lugar de concentrarme.) Y así, me levanto, estirando los brazos y sintiendo como el viento a esta altura de la calle me sacude el pelo (Si el tercero estuviese aquí, seguramente me diría… me diría…me diría que me apartase de su gárgola, que la necesita para subirse encima y parecer el conde Drácula).

Y pienso eso porque estoy sentada en una gárgola, a noventa y dos metros de las vibrantes calles de Metrópolis, como el Murciélago, pero sin poner cara de mala, y sin intentar parecer el hombre del saco. En estos momentos mi apartamento está inhabitable gracias a la #$@! fiesta que tienen montada en el apartamento de al lado y no conseguía concentrarme lo suficiente como para estudiar así que… ¿por qué no? Vigilo mientras estudio: seguro que a Clark y a Diana les encantaría la idea.

(¡Céntrate de una vez! Presidentes de los Estados Unidos por orden cronológico invers…) He oído algo. Vuelvo a cerrar el libro mientras cierro los ojos, intentado escuchar mejor… y lo escucho con claridad. A trece manzanas delante de mí envuelta en música, la voz de otra humana diciendo "detente por…". Y justo entonces comienzo a escuchar golpes, puñetazos: no soy una buena superheroina. No soy como Diana, o como mi primo, o Power–Girl, como Nightwing, o el Murciélago. Ellos hacen lo que hacen con dedicación; viven entregados a ello… ¿yo? Yo muchas veces no tengo claro que hago en este planeta.

Pero tampoco voy a quedarme cruzada de brazos.

No soy una superheroina, pero tampoco soy alguien que se quede de brazos cruzados. Arrojo el libro a mi espada antes de salir corriendo hacia delante y saltar al vacío; puedo sentir como el aire tiembla a mí alrededor unas milésimas de segundo antes de salir impulsada hacia delante mientras aprieto los puños. No soy mi primo. No quiero llegar allí, resolver las cosas y llevar a esa pobre chica a un hospital y a los malos a la cárcel. Quiero llegar, volar la pared de una patada y que no fuesen de papel para poder darles una paliza sin que se muriesen mil ochenta veces.

Suspiro mientras me poso en un callejón; hay una explosión de polvo mientras salgo de la supervelocidad y el aire ocupa el lugar donde estaba antes. "…favor." Escucho como esa pobre chica acaba la frase al otro lado de la pared donde he aterrizado y me contengo para no romperla como papel y entrar por la fuerza: seguramente el edificio se vendría abajo si hago eso. En su lugar doblo la esquina andando y encontrándome con la entrada a una discoteca: un tipo tan alto como mi primo y con una espalda tan ancha como la de Diana está delante de la puerta, montando guardia.

"¡Eh!" me dice "Bonito disfraz de Superman, pero tú no tienes dieciocho años ¿el carnet?"

Puede que esté enfadada, pero ¡eh! tampoco soy una supervillana. Se a quién pegar y a quien no, y se cuándo hacerlo y cuando no. “No es un disfraz. Aunque estoy de acuerdo en que lo parece…” le digo mientras me acerco, sin detenerme, cogiéndole por suavidad de los hombros, como si fuese a bailar con el “…lo siento, pero no tengo tiempo para explicaciones…” y sencillamente, le levanto, apartándole y volviéndolo a dejar en el suelo. El pobrecillo me mira alucinado mientras entro dentro.

(¡No Ç@#%, esto es peor que mi apartamento!) el interior está a oscuras, con la música atronando a todo volumen y todo el mundo saltando como locos. Todos son universitarios, y si no supiese a donde ir, estaría un poco perdida. Intento apartar a todo el mundo con delicadeza mientras avanzo, lo más rápido que puedo. Vuelvo a escuchar más golpes y aprieto el puño, hirviendo de rabia. Frustración. Me frustra no poder salvar a esa chica ya mismo, en ese momento. Me frustra tener que hacerlo yo, yo que no soy una superheroina, y no uno de los… no se, mil Green Lanterns que debe haber. Me frustra tener que hacer el examen de mañana, y no estar estudiando ahora mismo, me frustra la música y la gente que está pisoteando la capa, y la razón que tienen siempre Diana, y mi primo, y el Murciélago, y el saber que no tengo absolutamente nada en este planeta y me frustra… bueno. Ya lo he dicho. Yo no soy mi primo. Los pocos que miran abajo y ven a la chica que les está apartando se mueven rapidísimamente. Cosa de los ojos brillando, supongo.

Y cuando por fin llego a la puerta y voy a abrirla, han echado el pestillo: y casi doy gracias de eso, porque quizás puedo hacer lo que necesitaba hacer en un momento como este: aprieto el dedo índice contra la yema de mi pulgar y… suelto el dedo índice. ¿Alguna vez le has pegado un puñetazo a un cojín estando enfadada? ¿A qué te sientes mejor? Bueno…pues… así es como me siento yo ahora: la puerta sale volando arrancada de sus goznes como si la hubiese arrollado un autobús, estrellándose contra la pared.

Y los tres hombres que hay ahí dentro se giran, mirándome con los ojos muy muy abiertos. Uno de ellos tiene los pantalones bajados a altura de las rodillas y tan pronto me ve en el marco de la puerta, se mea encima. Cosa de los ojos brillantes. O de la puerta arrancada sin esfuerzo. O quizás es que ha reconocido la capa y ha empezado a darse cuenta de lo que soy capaz y de que, lo peor, es que no soy mi primo. Me miran en silencio durante tres segundos y entonces escucho algo que se lleva toda mi furia, toda mi rabia y toda mi frustración.

"Gracias."
"Gracias por venir."

Y ahí está. Acurrucada contra una esquina del baño, con la cara amoratada y el maquillaje corrido por las lágrimas. Medio desnuda, temblando y… sonriente. Siento como al mirarla se va toda la rabia y solo me queda una sensación de pena. Tardo unos segundos en sentir que hay una lagrima resbalándome por la mejilla, y que la gente de la discoteca se está asomando por la puerta. Ha parado la música. Escucho de en alguna parte entre la multitud como alguien está tecleando un número en un teléfono móvil y hablando con la policía. La pobre chica me sonríe como si yo fuese lo más hermoso que ha visto nunca y en ese momento (Está en shock. Necesita ayuda, pero sobretodo necesita ver algo bueno. Creo que si les tocase un solo pelo ahora mismo, ya no sonreiría. Nunca más.) entiendo un poco mejor a mi primo; yo también la sonrío mientras señalo a todos los que están asomándose por la puerta. "Está bien, no te preocupes..." le digo, intentando esforzarme en sonreiría también, en mostrarla ternura y comprensión . Escucho a la policía conectando la alarma de uno de sus coches a cuatro manzanas mientras paso mis brazos bajo su cintura, levantándola sin ningún esfuerzo: la pobre se abraza a mi cuello, sollozando.

La multitud reunida en la discoteca se aparta mientras camino hacia la calle, con la joven en mis brazos. Escucho como, a mis espaldas, uno de sus tres atacantes intenta salir corriendo, pero se lo impiden… y no puedo evitar sentir algo de gratitud por la gente de mi alrededor. Cuando al fin salgo a la calle y comienzo a volar hacia el hospital la chica se abraza a mi con todas sus fuerzas: no temerosa de la altura, ni temerosa de lo que ha estado a punto de suceder, si no agradecida. Quizás solamente necesita abrazar a alguien.

"Gracias Supergirl" me susurra. Y la verdad, no me gusta nada ese nombre. Es como el nombre de mi primo, cambiando el "man" por un "girl". Me hace sentir parte de su sombra. Pero mientras lo pronuncia puedo sentir como su pulso se relaja y su corazón late mas apaciguadamente, calmando los nervios.

Quizás lo importante no es que me guste a mi, si no a quien necesite pronunciarlo.
Volver arriba Ir abajo
101DianadeThemyscira
Liga de la Justicia
Liga de la Justicia
101DianadeThemyscira

Mensajes : 692
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 20
Localización : Trono de Themyscira, Atalaya.

Ficha de Personaje
Alias: Wonder Woman
Nombre real: Diana
Universo: DC Universe

Prueba de rol: Kara Zor-El Empty
MensajeTema: Re: Prueba de rol: Kara Zor-El   Prueba de rol: Kara Zor-El Icon_minitime23rd Mayo 2016, 00:21

Debo extenderte una felicitación por tu prueba de rol y decirte que ha sido aceptada. Puedes proceder a hacer tu ficha en la sección de personajes Canon

_________________
Color del dialogo: "blueviolet"



Prueba de rol: Kara Zor-El Giphy
Volver arriba Ir abajo
 
Prueba de rol: Kara Zor-El
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: