Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse

Comparte
 

 Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova

Ir abajo 
AutorMensaje
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
097StevenRogers

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime15th Septiembre 2015, 05:15

Noche en Nueva York. Coches avanzando lentamente hacia sus hogares, después de jornadas de duro trabajo de reconstrucción. La ciudad esta llena de gente, de vehículos, el transporte esta saturado. Los semaforos alternan lo mas rápido que pueden entre el alto y el siga para que las calles no se vuelvan campamentos de gente que tarda mas en regresar a su casa que el tiempo que podía pasar con su familia o dormir aunque sea un poco para mantenerse mas o menos relajada. La gente estaba haciendo un gran esfuerzo, mostrando el lado heroico de la sociedad americana... Lastima que aun había cosas que no coincidían. Muchos extranjeros, muchos americanos de distintas versiones del mundo, muchos criminales. Los héroes hacíamos tanto como nos era posible, pero esta crisis jamas sanaría del todo. Como siempre, como cuando los nazis llenaron de bombas Londres, o tomaron Francia, solo nos queda resistir y con sangre, sudor y lagrimas volver a nuestro estilo de vida.

Ajuste mi chaqueta de cuero, mientras conducía gentilmente entre los vehículos con mi motocicleta. Quería llegar rápido, quería saber que todo estaba bien. No la había visto en la sede de S.H.I.E.L.D, no sabia nada de sus registros, y pensar que se había acabado su existencia en el mundo me dolía... ¿Si no se salvo? ¿Si se la llevo uno de esos portales que me tragaron a mi y que hicieron que tanta gente apareciera y desapareciera en distintas locaciones del mundo? Margaret Carter era la chica que me había flechado el corazón durante toda la guerra mundial, y la mujer que me había dado mi primer beso. Era la cosa mas hermosa que había visto, pero por culpa del hielo, del tiempo... Bueno, no pude volver a verla. Su sobrina me recordaba a ella, la veía y me hacia sentir culpable, como si la engañase y la intentase sustituir. Hasta que conocí a la agente Romanoff o Romanova, según me dijo después. Desde Margaret, nadie había podido conseguir que mi corazón también se descongelara... Pero, esa mujer me traía a sus pies, aunque fuera mas peligrosa que yo, aunque fuera la espía mas profesional que S.H.I.E.L.D hubiese contratado. Natalia era lo mas cercano a lo que podía llamar "mi chica" en estos tiempos.

Y esos pensamientos me hicieron llegar a su casa, a esa localización secreta que mantenía en privado. Un pequeño templo donde poder pensar y disfrutar de la soledad que el trabajo nos permite. Natalia me lo había enseñado, y creía que tenia llaves de su departamento... Todo debe estar en mi casillero de S.H.I.E.L.D, si es que todavía hay algo. ¿Como me presentaría? "Hola, Natalia. Perdón por haber desaparecido en un portal y ser de otra dimensión. Espero que recuerdes todo lo que hicimos y no me trates fríamente". No sabia nada, absolutamente nada. ¿Y si no estaba en casa? ¿Y si no había nadie? Quizás, hasta Natalia nunca hay comprado este lugar y viva en otra dirección. Suspire, apague la mirada y abrí el asiento para sacar mi morral... Había comprado lo que recordaba que mas le gustaba: Dr. Pepper. Dos latas para abrir... Me lleve las manos a la cara, "tonto Rogers". ¿En vez de traerle flores, o una caja de chocolates, le trajiste unas sodas?

Camine hacia las escaleras de la puerta principal y me senté, mientras pensaba en todo lo que podía pasar. La noche avanzaba, la calle se empezaba a vaciar. Me quede sentado unos veinte minutos en las escaleras, discretamente, sin mirar a la gente que pasaba. ¿Y si Natalia en ese universo simplemente estaba enamorada de otra persona? No podía con la incertidumbre, sentía que la presión me aplastaba el pecho. Vamos, tu puedes hacerlo. Me pare y toque en el interfono el departamento de Natalia... Pero nadie me respondió, parece que estaba descompuesto, a juzgar por el cartel escrito con mala caligrafía que indicaba que no funcionaba. Suspire, y mire hacia las calles. No había nadie, y quizas si era discreto, no se percatarían.

Subí por un barandal, dando un salto, para ir trepando por el muro, aprovechando los respaldos de las ventanas y los ladrillos sueltos, hasta que pude llegar a la ventana del primer piso. Estaba semi abierta, por lo que con tan solo tirar para arriba con fuerza, pude abrirme hueco para entrar. El departamento de Natalia, si no me equivocaba, estaba junto a las escaleras, por lo que golpee la puerta y me recargue en la pared. Ya lo tenia todo listo, en cuanto saliera, le explicaría que me paso, la abrazaría, le preguntaría como ha estado, y creo que todo saldría tranquilamente.

Mi plan estaba perfectamente desarollado... hasta que escuche que la puerta crujia para abrirse, en ese momento, me quede en seco.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Giphy


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
109NataliaRomanova
Los Vengadores
Los Vengadores
109NataliaRomanova

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 91
Localización : Clasificada

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime18th Septiembre 2015, 06:24

Los autos pasaban por la calle lentamente. Es un area residencial, no es como si tuviesen que apurarse ni nada por el estilo. Alla en mi dimensión, tenia un apartamento en pleno centro de la ciudad, cerca de Central Park, pero esos eran otros tiempos, tiempos en los que tenia dinero, en los que cobraba por las misiones que hacia y los trastos sucios que le ocultaba bajo la alfombra al gobierno, sin mencionar algo de "aseo" para S.H.I.E.L.D. y mi trabajo ad honorem con los Vengadores. Buenos tiempos, la risa de Clint, su buen corazón, las miradas que Steve le lanzaba todo el tiempo a Thor cuando estaba demasiado cerca de Hulk, a sabiendas de que iban a agarrarse a tortas en cualquier momento en ese jueguito suyo de quien era el mas fuerte, y claro, Tony, de ese no iba a olvidarme nunca, el muy bastardo mentiroso siempre estaba rotandose el liderazgo del grupo con Steve, pero nos iba bien, las cosas marchaban y estaban en orden, hasta crei que mi vida iba a ser de esa manera a partir de ahora: ordenada, sin tantos sobresaltos, ser como los espias de las series de televisión amerikans'kyi, que iban, hacian su misión, cuando mucho arriesgaban una que otra vez su pellejo, y se iban con la chica y el dinero, nada de esta mierda de montarse a naves chitauris o detener invasiones globales provocadas por el mierda de Loki. Me llevé la botella a la boca y bebi un muy largo sorbo de Vodka, y me importa nada que no pueda emborracharme, porque pienso seguir comprando este veneno y tomandomelo hasta el fondo. Drajtza, juro que si vuelvo a ver al hermanito de Thor, le voy a arrancar uno de esos cuernos y se lo voy a meter por el culo hasta que confiese todos sus planes, no seria la primera vez que le hago un enema a alguien para sacarle unos cuantos datos.

- Na Zdorovie (Salud)...- Bebí otro sorbo largo y dejé la botella sobre la mesita de madera. Deberia vestirme, se supone que iba a salir esta noche, pero solo me puse mi ropa interior y mi brassier negros, tanto tiempo libre me esta aflojando. - No, no voy a dejar la cena para mañana, si es lo que vas a decirme...- Miré a Tony un momento, el casco semiperforado estaba sobre la mesa, como siempre que tenia un largo rato a solas o que me dedicaba a beberme una botella de Vodka. Se que es solo un pedazo de chatarra, no queda nada del Tony que yo conoci, pero me ayuda, me alivia, hace que todo esto sea un poco mas fácil de asimilar. - Solo estaba pensando un poco, ¿Da? - Volvi a mirar hacia la ventana, las luces de los automoviles que pasaban se colaban entre las barras de madera de la persiana americana, iluminando lineas en mi piel fugazmente. Bajo esta luz, Tony parecia casi tetrico, le di unas palmaditas y le sonrei. - Quizás tenga algún sentido que esté aqui, pero tu sabes que siempre fui una loba solitaria, y no es facil adaptarte...A veces...- Suspiré. Tuve varios amantes, estuve por todo el mundo, soy temida en mas de un lugar, y sin embargo, aqui estoy, confesandole cosas a un casco vacio. -..A veces los extraño, mucho, y no se que hac...- Escuche ese ruido, el sonido de alguien trepando por un lado del edificio, no se precato, pero movio tierra, y hasta un trozo de un ladrillo viejo que cayo chocando con la pared. No todos iban a notarlo, pero con el oido entrenado, puedes hacerlo. Tomé a Tony y corri a ponerlo en su vitrina, disparando hasta la mesada de la cocina para tomar un cuchillo y acercarme a la puerta. Los pasos venian hacia aqui, pero no tiene sentido, no estoy activa y no he hecho virtualmente nada desde que llegue a Omega, ¿Para que carajos querrian matarme? Pero no trepas por el costado de un edificio si vas a saludar a alguien. Drajtza Natalia, siempre te persigue la Muerte.

Se detuvo, pero no entró. Y me acerqué suavemente a la puerta, girando la perilla y dejando a la puerta abrirse muy lentamente, arrojandome en un roll contra la esquina mas oscura que pude ver, cuchillo en mano, preparada para lo que fuera. Se tomó su tiempo, pero finalmente entró, una alta figura en la oscuridad parcial, un hombre. Era ahora o nunca, asique flexioné mis piernas y salté al respaldo de un sillón para darme impulso y, cuando se giró en mi dirección, pude abalanzarme sobre el, cerrar mis piernas alrededor de su cintura y aprovechar el implso para que quedase contra la pared y con la hoja de mi cuchillo pegada a su yugular. - Escuchame, hijo de puta, no se que haces aqui pero...¿Steve? - Las luces de los automoviles iluminaron por un momento su rostro, que se debatia entre lo asustado y lo incredulo. Bajé el cuchillo, recibirlo aferrada de piernas a su cintura y en ropa interior con un cuchillo seguro iba a darle una excelente impresión a este nuevo Capitan America. Carajo Tushka, sigues siendo igual de buena con las relaciones interpersonales. Abri mis piernas y apoye mis pies denuevo en el suelo.

- ¿Enserio entras al apartamento de la Viuda Negra sin anunciarte? Tu si que tienes ganas de arriesgarte...- Me di la vuelta y camine hasta el refrigerador, abriendolo y tomando una Coca-Cola que tenia de hacia unos dias. poniendosela junto con un vaso sobre la mesa y llendo hasta la puerta para cerrarla con llave. Caminé dnuevo hasta él y le di una larga mirada, ya mas tranquila, al menos mi pecho no subia y bajaba de la agitación, pero seguia casi desnuda frente a él. Bah, que se aguante, supongo que se merece un premio por la bienvenida que le acabo de dar. - Sientate, eres el primero que viene aqui desde que llegue a esta dimensión...- Me senté y esperé a que él tomara asiento en su propia silla,girando la mia para darle la cara a él mientras dejaba el cuchillo sobre la mesa a un lado mio, no iba a necesitarlo.

- ¿Que te trae por aqui? Estoy de licencia hace meses y todavia me falta un trimestre mas, Fury dice que tengo que despejar mi mente, prepararme para toda otra forma de hacer las cosas, pero yo no veo que el mundo haya cambiado tanto comparado con el mio...- Acerqué mi vaso y servi Vodka, bebiendomelo casi sin pensarlo, era lo ultimo que quedaba de la botella. Que bueno seria poder emborracharme.-...Cuentame algo de ti, no hemos cruzado palabra desde que llegué, pero me enteré de que estabas con vida, ¿Haz comenzado ya a salvar gatitos de arboles y ayudar a viejecitas a cruzar la calle o tú también estas de licencia? - Todo el comentario era una broma discreta, si conocia a Rogers, ni se iba a tomar un tiempo de nadam ni iba a dejar de salvar al mundo una y otra vez, el tipo era lo más cercano a un Trudogolik (adicto al trabajo) que habia en el negocio de los superhéroes. Conste, sigue teniendo la misma cara de pelmazo bonachón que el mio, y sigue estando mas bueno que un Vodka añejo, aver si hay mas parecidos que ese.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Firma_Nat


"Oh you song! Little song of a maiden,

Head for the bright sun.

And reach for the soldier

On the far-away border

Along with greetings from Katyusha"
Volver arriba Ir abajo
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
097StevenRogers

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime28th Septiembre 2015, 08:56

La puerta se abrió un poco, pero Natalia no salio a recibirme. Las luces estaban apagadas, y no veía nada dentro. ¿Que estaba pasando? Observe la situación, mientras evaluaba las posibilidades. Los segundos pasaron uno a uno, mientras sentía unas gotas de sudor recorrer mi frente. Era una situación bastante incomoda estar frente a una puerta que no se abrió sin saber que hacer, así que, actué por instinto. Algo preocupado, abrí la puerta y me permití entrar. Las luces estaban apagadas. No escuchaba nada en todo el lugar. Estaba apunto de buscar donde estaba el interruptor, cuando sentí unos pasos y rápidamente reaccione para colocar mis brazos en alto y detener la embestida, pero la agilidad de mi atacante fue mayor. Me estampo contra la pared y sentí un arma blanca cerca de mi. Tense mis músculos, cuando escuche una voz muy similar hablar. -¿Natalia? -Respondí al unisono mientras ella me preguntaba por mi nombre. Estaba sorprendido y asustado, ¿Por que me había atacado con un cuchillo de cocina?

Al sentir que ella se bajo de mi cintura, rápidamente toque la pared mientras buscaba el interruptor de los focos. Al encenderlo, el departamento se mostró, iluminado. Cerré la puerta cuidadosamente, y después, mire el lugar. Estaba en un aspecto descuidado, como si la mujer que lo hubiese habitado no hubiese tenido en los últimos días el menor cuidado por su hábitat. Había un par de botellas de Vodka, así como basura de comida instantánea. Mire a la mujer frente a mi y no pude evitar sonrojarme un poco. Esas piernas hermosas, que se recorrían desde los tobillos hasta los muslos, ese abdomen plano con un ombligo casi místico y aquel pecho tan hermoso que parecía resumir todas mis fantasías terrenales. Solté un muy leve suspiro, pidiendo perdón al cielo por esos pensamientos tan impuros y me concentre en mi hermosa compañera.  -Natalia... Perdón por no avisar. No tenia tu numero, y sabes que la tecnología no es lo mio... -Al darse la vuelta, mientras su cuerpo se alejaba, mire su espalda. ¿Acaso estaba jugando conmigo? Le apreciaba como a nadie, pero a veces, sentía que se aprovechaba de mi con pequeños gestos.

Me quede parado frente a la puerta hasta que regreso con una Coca-Cola para mi que me entrego. Invito a que tomara asiento, y acepte, moviéndome hacia la silla donde tome lugar. Natalia era mi amiga, y era la mujer que mas confianza depositaba en mi cuando las cosas estaban mal. No quería defraudarla, y sabia que la condición del fenómeno Omega podía resultar estremecedora, aun hasta para personas tan duras como ella. Sentía preocupación por ella, ¿Quizas estuviese deprimida? El Vodka no era su principal afición, y a juzgar por las botellas, seguramente estuviese pasando el tiempo desde hacia varios dias sin hacer nada mas que salir a comprar cuando sus reservas se acabaran.

-Estoy aquí para visitarte. ¿Eres mi amiga, sabes? -Mostré una sonrisa amistosa, mientras sacaba de mi morral las dos latas de Dr. Pepper que había comprado. - Te traje esto. Pensé que te gustaría... Es decir, a la anterior Natalia le gustaba eso... -Creo que eso no debió de haber sido dicho, pero ya no había vuelta atrás. Tome la lata de Coca-Cola y la abrí, dándole un sorbo- Bueno, tu sabes que siempre estoy al servicio de la Patria. Estados Unidos tiene muchos problemas ahora, y he pasado todo el tiempo que he podido en mantener el orden y pelear contra aquello que quiera atacar a la gente. El gobierno ya se ha consultado conmigo, y tengo que tener el teléfono prendido las 24 horas para contestarle a Fury... En mi linea personal. -Le sonreí un poco, mientras acercaba mi silla. Mire hacia la ventana unos segundos, y luego mire a Natalia- Entre todo mi trabajo, pensé en ti... Pensé que estabas desaparecida, pero me alegra verte. ¿Te sientes bien? Me extraña que estés tomando... -Me levante y me puse a recoger las botellas del suelo, asi como la basura que había tirada- ¿Acaso te quieres hacer daño?

No quería reprocharla por nada. Natalia podía parecer una mujer dura, carente de emociones, una amenaza increíble, alguien que podía cambiar de bando en cualquier momento. Pero yo sabia que era la mejor vengadora que habíamos aceptado en el equipo, y que SHIELD no se había equivocado al contratarla. Solamente necesitaba confiar mas en la gente, ¿O que la gente confiara mas en ella? Es difícil de saber que es lo que necesita Natalia. Cuando las botellas estaban al menos, todas juntas, le sonreí y volví a sentarme. -Widow... ¿Podrías ponerte algo? -Era incomodo pensar en la ternura de esta mujer cuando mis ojos me traicionaban con fugaces miradas sobre el cuerpo de la agente. Mire hacia la puerta, y únicamente espere a que ella se fuese a cambiar.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Giphy


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
109NataliaRomanova
Los Vengadores
Los Vengadores
109NataliaRomanova

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 91
Localización : Clasificada

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime29th Septiembre 2015, 02:34

Sonrei cuando escuche su pedido. Es si era el Steve que conocia: Siempre tan pudoroso y santo, queria las cosas ordenadas, a los hombres aseados y disciplinados, y a las mujeres bien vestidas. Bebi un largo trago de Vodka, casi hasta acabar la botella, mientras notaba de reojo como me miraba, pobrecito, queriendo ser un boy scout pero no pudiendo resistirse a ser un hombre, entiendelo Steve, a los hombres les encanta mirar, no van a cambiar, es instinto, y tú tambien. - Este Vodka es una porqueria...- Dije, luego de dejar la botella vacia sobre la mesa. -...Pero es lo unico que venden por aqui, y no puedo emborracharme asique...- Por fin noté las latas de Dr.Pepper sobre la mesa, y creo que ese acto me hizo darme cuenta y mirar alrededor mio. El apartamento estaba sucio, no es que fuera una pocilga, pero todo alrededor de la mesa habian envases vacios de comida rápida, ropa tirada sobre el sofá, creo que solamente faltaria la televisión encendida sin nada puesto en el DVD como para terminar de pintar el retrato de un apartamento de soltero. Suspiré, habia sabido tener mi apartamento jodidamente ordenado alla de donde vengo, y ahora, es un desastre, pero creo que este lugar representa mi corazón, mi espiritu, y quizas por eso lo dejo en este desorden, porque asi estoy yo en este momento, no soy la espia afilada que siempre he sido, ahora, solamente soy Natalia, y en este momento, Natalia Romanova es un jodido desastre. Miré largamente las latas, y toda mi actitud se cayó por el suelo, no podia actuar orgullosa frente a él, no por mucho tiempo.

- Si, Steve, a mi también me gusta...- Tomé la lata entre mis manos y la recorri con las puntas de mis dedos un instante. No era su Natalia, ra bastante obvio, y él no era mi Steve, el mio habia muerto abajo en la Tierra mientras entraba por el portal que me trajo hasta aqui. En pocos meses, estaba reencontrandome con dos personas que habian muerto para mi, era una sensación encontrada, extraña, pero por alguna puta razón no terminaba de parecerme extraño, como si ya estuviese insensibilizada hacia esa clase de cosas. Dejé la lata y me puse de pie, caminando hacia mi habitación y tomando una playera blanca y unos shorts negros usados que tenia por alli, lo mas cercano a unos pijamas que tenia. No me arreglé el cabello, ¿Que sentido tenia? Ya me habia visto asi, asique volvi a salir al comedor y me senté denuevo, abriendo la Dr.Pepper y bebiendome un sorbo. ¿Acaso este hombre se habia dedicado a poner en orden todos los envases de comida rápida mientras yo estaba vistiendome? No tienes remedio, Rogers.

- El gobierno, o mas especificamente Fury, me tienen aqui desde hace meses, y no me creo esa historia que te dije que me contaron, están vigilandome, me hicieron analisis cuando regresé al servicio activo, pero enseguida Fury me notifico que estaba de licencia especial...- Bebi otro sorbo de Dr.Pepper, realmente confiaba mucho en Nick y habia hecho muchos trabajos para él, pero lo que no comprendo es el por que, no es que no sea un tipo devoto del servicio de este pais y del mundo, pero yo no suelo ser del tipo cooperativo. Driznya (mierda), hace mucho que ya cerré ese tema en mi mente, y simplemente me conformo con pensar que por una vez trato, con él, de comportarme como un ser humano medianamente normal y como un agente medianamente adaptado a las reglas. - Mi tarjeta de los Avengers tampoco suena desde que llegué, vi a Tony, pero no he vuelto a saber de él, jamás vino aqui, me lo esperaba, es un volado...- ...exactamente como el mio. En muchas formas, se le parece, pero tambien difiere de él. Si me preguntan, creo que es suficientemente obvio cuanto lo aprecio, guardo su maldito casco perforado en mi cuarto, y creo que al dia de hoy esa Huntress debe creer que soy una loca que guarda trofeos de gente muerta o algo por el estilo, y no la culpo. - Asique si, llevo sola varios meses viviendo de Vodka y comida rápida, tratando de acomodar muchas cosas en mi cabeza y sin poder entenderlas, pero no es nada de lo que no me pueda ocupar yo sola, de todos modos, ya lo he hecho mas de una vez...- Lo miré a los ojos. Habia estado con Clint, con Tony, y sin embargo, el que siempre veia a mi era Steve, él siempre estaba cerca mio, me llamaba su amiga, me daba afecto incondicional, opinaba de mi lo que nadie mas, me bañaba en todas aquellas cosas que nadie mas me daba, y era a pesar de todo el hombre que mantenia como amigo y nada más. Suspiré y trate de sonreirle un poco, probablemente no me entendia, nadie sabia mucho de mi, llevabamos años trabajando y sin embargo yo seguia siendo casi un misterio para todos los que me rodeaban salvo para Fury.

- Da, quizás si quiero hacerme daño...- Musité, entornando la mirada, tratando de contener las lágrimas. Trataba de ignorarla, pero la angustia era muy profunda, y no poder emborracharse era algo muy emputecedor en este especifico momento. -...Quizás es el final de la linea, sobreviví, pero ¿Para que? Nadie mas lo logró de mi equipo, y hay amenazas tan grandes en este mundo que...- Me lleve una mano al rostro, y con la otra golpeé la mesa a puño cerrado, este tema realmente me cabrea rápido y facil, me siento impotente, insegura, no soy la que he sido siempre, y crei que pasar por ese portal iba a ser una mas de las mierdas potencialmente traumaticas que tenia que hacer en mi trabajo, pero esta habia sido demasiado. -...No se si debí haber llegado aqui Steve...- Volvi a mirarlo, mi voz era casi un hilillo, tan suve que era imposible creer que venia realmente de mi, por primera vez, estaba dejandole a alguien notar mis grietas. - No me necesitan, y el peso que tengo que llevar en mi corazón...lo que pasó n mi dimensión...yo...- Cerré los ojos un instante, y no pude evitar que una lágrima rodara por mi mejilla. Me odio, me odio asi de quebrada, asi de incapaz de levantarme de esta silla y hacer una puta cosa bien con mi vida, esta no es la Natalia que todos conocen, pero en este momento ni yo me conozco a mi misma.

- Sobreviviré, siempre lo he hecho...Supongo que estaré lista cuando me llamen, siempre lo estoy...Gracias por venir...- Conclui, sutilmente echandolo de mi apartamento con esas palabras. No quiero seguir derramando las lágrimas que ahora caen por mis mejillas. Me puse de pie y me acerqué a la ventana, dandole la espalda, abrazandome a mi misma lo mas discretamente que pude, esperando que la puerta tronara detrás mio, aunque aun no sucedia. ¿Se quedaria? ¿Realmente se quedaria a reunir mis trozos y volver a unirlos? ¿Queria eso? Sola no puedo hacerlo, no tengo las fuerzas, pero tampoco quiero que él se me acerque, temo que acabe mal, y a la vez, no quiero que se vaya, quiero que el unico hombre que ha sido invariablemente amable conmigo en mi vida se quede. No entiendo que estoy viviendo, ni sintiendo, nada en absoluto. Solo tengo algo claro: Por favor Steve, quedate, no puedo decirtelo, pero quiero que te quedes.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Firma_Nat


"Oh you song! Little song of a maiden,

Head for the bright sun.

And reach for the soldier

On the far-away border

Along with greetings from Katyusha"
Volver arriba Ir abajo
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
097StevenRogers

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime1st Noviembre 2015, 10:39

Natalia se levantó y fue a ponerse unos shorts y una camisa. Cuando escuche sus pasos alejarse, volví a recoger las cosas que quedaban tiradas... Busque con la mirada alguna escoba, pero no encontré nada, así que puse todas las botellas de manera ordenada en la mesita, para luego tirarlas en una bolsa negra y llevarlas al vertedero. No me gustaba pensar que mis compañeros estaban en este momento tan... ausentes, desordenados, caóticos. Tengo que mantener la moral alta del equipo, y el equipo no puede admitir caos en estos momentos, en ningún aspecto de su vida.

Las latas estaban a medio comer, había migas en el suelo de algunos snacks... Caramba, no había visto nunca a Natalia tan desordenada. Sonreí un poco y seguí limpiando, hasta que escuche los pasos de la mujer volver. Se sentó, tomo la lata de Dr. Pepper y empezó a beber mientras yo dejaba algunas cosas de nuevo sobre la mesa, con botellas ordenadas, latas de comida apiladas y envolturas dobladas de manera que no ocuparan mucho espacio.

Natalia empezó a contarme acerca de su situación actual con Fury y los Vengadores. Me detuve y me puse a verla a los ojos, escuchando con mucha atención sus palabras. Me daba pena que no pudiese trabajar, pero comprendía las órdenes de nuestro director: Natalia tiene un perfil psicológico que puede ser clasificado de inestable, aunque para mis esas eran puras patrañas. Natalia tenía un gran corazón, y eso no lo iba a decir ninguna prueba psicológica ni ningún análisis clínico. Solamente había que saber cómo tratarla, saber sintonizar con sus emociones...

Natalia pareció en un momento quejarse de su estado, como si se culpara. Se cubrió el rostro y golpeo la mesa, y no pude evitar sobresaltarme. Avance hacia ella, con la mano lista para calmarla si se sobresaltaba. Ella estaba frágil, dolida y preocupada. Si actuaba mal, me odiaría, me sacaría a patadas, o en el peor de los casos, se lastimaría. Me quede, a dos pasos de ella, en silencio, mientras miraba su rostro. Una lágrima rodo por su mejilla, pero había una distancia que nos separaba: Su hermetismo. No dejaba de ser un misterio en cualquier dimensión, y en el ejército nunca me enseñaron que hacer en estos casos... Solamente podía actuar a puro corazón.

Mi amiga concluyo, con un tono triste, más frio que de costumbre, casi dando por terminada esta visita. Se levantó y fue a la ventana, mientras yo me quede quieto, pensativo y confundido. ¿Qué podía hacer? ¿Envalentonarme y tratar de decirle que todo va a estar bien, que igual íbamos a sobrevivir, que las cosas son difíciles pero pueden mejorar? ¿O largarme y pensar fríamente esto en mi casa?

Los hombres de verdad no tienen miedo, y menos ante su chica. Inhale aire, y con paso firme, camine hacia ella, hasta que puse mi mano sobre su hombro, girándola y atrayéndola contra mí para darle un gran abrazo, estrechándola entre mis brazos como si fuese una pequeña-Si quieres llorar, hazlo. No te vine a hacer una visita de doctor, vine a ver a mi amiga, y no me importa ahora si tenemos que trabajar o no. -Camine con ella a paso lento hacia el sofá, donde la senté y posteriormente lo hice yo para acompañarla- Natalia, sabes que yo no miento, y no lo haría si te dijera que tú no tienes la culpa de nada que le haya pasado a la gente con la que estabas antes de la Colisión. Sé que no es fácil despegarse de la gente, y que duelen mucho las perdidas, pero en muchos universos hay un Bruce, un Tony y un gran equipo de Vengadores a los que podemos llamar familia. -Tome con suavidad su mano- Aunque la gente sin fe quiera hacértelo creer, no es el fin del mundo, es una nueva oportunidad, un reinicio de nuestras vidas... -La mire fijamente a los ojos, apretando suavemente su mano- Por favor, Natalia, tienes que ser una nueva mujer, empezar de cero... No es fácil, pero tienes amigos que te van a ayudar en este camino. ¿Vas a dejar que te acompañe?

Guarde silencio un momento, y mire un segundo hacia la ventana. Vaya, hoy era viernes... Si la Natalia que conocía se parecía a esta mujer, seguramente le gustaría ir a un billar de mala muerte a tomar unos tragos y patear a unos cuantos borrachos agresivos si se propasaban... Pero bueno, este era un nuevo inicio, y realmente, quería que la pelirroja se alejase de esos caminos tan dolorosos. Ella era más dura que cualquiera de nosotros, pero aun así, me preocupaba como si fuese una chica común. Me gustaría tanto llevarla a uno de esos edificios acondicionados de forma moderna para ser elegantes restaurantes con música en vivo y meseros que usan trajes almidonados, comprarle un ramo de flores y caminar junto a ella en las iluminadas calles de la ciudad... -Nat -dije, permitiéndome una licencia- Vamos a salir, ¿Está bien? Te voy a llevar a un lugar bonito, vamos a comer algo saludable, y vamos a hacer cosas que te hagan feliz. ¿Entendido? -Mis preguntas indicaban que podría dar algunas concesiones, pero si tenía que sacar a rastras a la espía, lo haría.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Giphy


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
109NataliaRomanova
Los Vengadores
Los Vengadores
109NataliaRomanova

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 91
Localización : Clasificada

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime2nd Noviembre 2015, 05:06

Cuando me tomo el hombro, no supe como reaccionar. No importa, él ya me tiene entre sus brazos no hace preguntas, solo me abraza, y yo como una tonta me desmorono y me aferro a él en ese abrazo. Sus palabras eran suaves, pero tenian esa convicción que impregna todo lo que él dice, siempre tan sincero, tan puro de corazon, y logra que me sienta mejor, solo antes de caer en la culpa que me da ser tan mala influencia, tan desastroza y caotica frente a alguien tan ordenado y bondadoso. Me deje llevar hasta el sofá, y me sentó como quien sienta una muñeca, con un cuidado absoluto en sus movimientos. Si para ese momento sentia que no me lo merecia, cuando comenzo a hablarme, todo eso quedo atras. Sus palabras me golpearon como una patada a la quijada, no sabia que decir, solo lo escuchaba y lo miraba, y luego a la pantalla vacia, sintiendo como las lágrimas comenzaban a brotar. No, no es asi, no Steve, no es tan facil, ¡Molchaniye (silencio)!.

- ¡No todo es asi! - Le grité, me habia parado del sofá como si tuviese resortes en los muslos, y me habia dado la vuelta para mirarlo con violencia. No lo iba a golpear, no habia dicho nada malo, solo habia sido sincero, pero esta equivocado, tan equivocado...- ¿Entiendes lo que significa para mi? No se tú pero de donde vengo, dos de esas personas habian estado conmigo Steven, gente a la que ame, gente con la que comparti cosas unicas, con la que segui siendo amiga luego, con la que trabajé para salvar al mundo...- Clint y Tony, a uno lo habia visto, al otro no, y ambos me dolian en medio del pecho. Habia podido medio perdonar a Tony por mentirme cuando cruzamos a esta dimensión, pero es no quitaba que me dolia horriblemente cada dia que él no estaba aqui, cada dia que el otro si, y que me odiaba a mi misma por pensar eso, como se que quizás llegue a pensar del nuevo Clint, si es que hay uno aqui. -...Los tuve que escuchar morir, ¡¿Que puta idea vas a tener de lo que es eso?! ¡Esto no es la Segunda Guerra Mundial! ¡Aqui están muriendo miles de millones! ¡Todo mi mundo, mi dimensión esta muerta! - Ya estaba gritandole, con la voz quebrada, las mandibulas tensas y las lagrimas goteandome por el menton, estaba completamente destruida y vulnerable frente a él, habia tocado todos los botones incorrectos. - ¿Y me pides...que empiece de cero? ¿Como si algo asi fuese fácil? Tengo el casco de mi Tony en el cuarto, todo lo que me queda de mi mundo es esa pieza de chatarra abollada con la que hablo todo el tiempo... Me sequé como pude las lágrimas, pero seguian saliendo, no estaba ni cerca de estar bien.

- No todo funciona asi en esta vida, soldado, no puedes hacerte el heroe, a veces, te joden tan feo que no tienes nada mas que hacer, y te quedas con una marca dentro que nunca vas a poder sanar...- Le escupi esas palabras con algo que sonaba demasiado parecido al odio. No estaba ni pensando ya a esas alturas, mi corazon roto y adolorido era el que me escribia el guion. - ¿Amigos? Todos mis amigos están muertos Steven, todos...Nadie sobrevivio, estoy sola aqui, nadie me llama, nadie viene, no tengo ni perra idea de quienes están vivos y quienes no salvo por este Tony y tú...- Le dije eso como quien lee un epitafio, con una seguridad absoluta que ni en puta sentia por dentro, pero siempre habia sido jodidamente buena para enterrarme hasta el cuello de mierda usando nada mas que mi hermosa lengua. - No puedo hacer mi trabajo, mi equipo está en su mundo y todo lo que puedo hacer es salir a cortarle los dedos a pederastas, desbaratar narcos de poca monta y  tratar de tener una vida medio decente...¿Te crees que todo eso se va a lavar con unas palabras bonitas y una cena? ¡¿Te crees que voy a enterrar a mis amigos y me voy a poner un vestido para ir a comer comida a un...?! - No puedo mas...- Un lugar...b...bonito...- Cai de rodillas al suelo, llorando. No gritaba, nada mas de agresiones, solamente una pelirroja llorando en el suelo del apartamento como una idiota y abrazandose a si misma, descontroladamente angustiada. Me habia quebrado, no habia podido más con el peso, habia sido demasiado para mi. Alcé la mirada, estaba con toda la cara humeda, hasta me tuve que limpiar algunos mocos, estaba mas patetica que nunca en toda mi vida, y me habia desmoronado frente al Capitan America, soy una verguenza, creo que no podria caer mas bajo si lo intentara.

Me puse de pie y me acerqué a él, sin mirarlo. - Yo...perdón...- Musité, totalmente destruida, no podia elevar la voz mas alla de un susurro, no tenia mas energia en el alma que esa. Me senté a su lado, mirando a la pantalla vacia, suspirando aun con el rostro hecho una fiesta de lagrimas, me las limpié con la mano, al menos las que pude, al carajo todo. - Haz vivido muchas cosas, no quise cuestionarte...pero es que...los extraño Steve...a todos ellos, a esa dimensión, a mi vida como era y...- No puedo creer lo que estoy por decir. -...Tengo miedo... Ya no puedo reconocerme mas en esta chica quebrada, pero lamentablemente, sigo siendo yo. -...Sin ellos, en un mundo nuevo, con tantas cosas desconocidas, y aun mas de la mitad de mi vida es una nebulosa de la que no tengo recuerdos claros...Hay...es que yo...- lo miré a los ojos, fijamente. - Es como si a todo lo malo que tenia ser yo se le hubiese sumado el peso del mundo, de ese, y de este, y quizas...es demasiado para mi sola...mucho, mucho mas de lo que yo puedo cargar...- Apoyé mi frente en su hombro, sin mirarlo.

- No me odies...- musité, dolorida. - Por eso queria tratar de que te fueras, no queria...no queria que tuvieras que escuchar todo esto, que tuvieras que ver el veneno que llevo dentro...- Entorné la mirada, seguro que la habia cagado, no habia forma de que todo lo que le dije no le hiciera al menos un poco de mella, pero no me importa, si me quiere empujar para que me salga de encima suyo, que lo haga, por mi podria darme un tiro ahora mismo y no me importaria. - No puedo seguir poniendome esa mascara de que no me pasa nada y saliendo al mundo...no soy de acero, tengo corazón, uno que ya no puede más...- Otro suspiro, largo, mi mano se eleva, y toma una de sus mejillas, mis ojos lo miran con una seriedad absoluta.

- Si aun quieres llevarme a ese lugar y hacer esas cosas felices, tienes que saber que llevas a esto, a una mujer rota, que no puede mas consigo misma, y que no soy esa Natalia segura que probablemente conociste en tu mundo...¿Realmente quieres esto Steve? - No me interesa si dice que no, no me enojaré, tiene todo el derecho. ¿Quien quiere a una araña pisoteada?.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Firma_Nat


"Oh you song! Little song of a maiden,

Head for the bright sun.

And reach for the soldier

On the far-away border

Along with greetings from Katyusha"
Volver arriba Ir abajo
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
097StevenRogers

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime2nd Diciembre 2015, 02:11

Aunque consideraba que esto pasara, no esperaba que fuese con tal intensidad. Natalia me empezó a gritar, escupiendo todo el veneno y la ira que tenia acumulada desde la Colisión. Endurecí el gesto, pero me mantuve callado... Un soldado debe saber cuando tener que aguantar encima un fangal para lograr su objetivo, y aunque lo que mi compañera me gritaba si podía lastimarme, simplemente, me dedique a escuchar. Estaba dolida, confundida, sola, cargando el temor de muchos años. Podía sentirlo, era el mismo miedo, la misma frustración con la que los veteranos volvían a casa tras las experiencias del campo de batalla. Para ellos, solo tenias que aguantar todo el ruido de la tormenta, hasta que esta se calmase... Después, el sol salia y las cosas podían volver a funcionar. Solo tienes que tener aguante, Natalia, resiste como siempre lo hemos hecho.

Me quede sentado mientras ella se levanto, solamente observándola. Mi mirada no era la del juez, si no la del amigo al que probablemente estaba ofendiendo con todos esos comentarios. Pero no me dolían, había escuchado cientos de cosas peores. Lo que me dolía realmente eran las lagrimas que iluminaba el foco del techo. Mis pupilas se humedecieron ligeramente, pero seguí firme, aguantando hasta el final.

Me levante cuando cayo de rodillas y me senté a su lado, poniendo mi brazo derecho sobre sus hombros, mientras ella lloraba y se abrazaba a si misma, angustiada, dolida. Solté un suave suspiro, ayudandole a limpiar sus lagrimas con mi pulgar derecho, con una sonrisa pequeña. Mi gesto se fue relajando, a la par que mi respiración. Ella recargo después su cabeza en mi hombro, mientras yo escuchaba su suave voz, rota por tanto dolor. -Descuida... No solo soy duro por fuera...-Dejo un suave beso sobre su mejilla y la pongo frente a mi, cuando ella alzo su mano y tomo mi mejilla. -Si, si quiero... Podras estar en cualquier situación, y ahí me tendrías sin ninguna duda. -Deje un beso en su frente mientras la abrazaba para ponernos ambos de pie y luego, dejarla suavemente erguida. Me quite el abrigo de cuero y se lo puse en los hombros, abrigándola para luego tomar su mano y salir por la puerta para bajar a donde estaba mi motocicleta, cerrando puertas a mi paso.

-Se donde podemos ir... -Saque el casco y se lo di- Colocatelo, por favor. -Acaricie su mejilla suavemente, y cuando se lo puso, me senté en la moto y me hice para adelante para que ella se sentara detrás de mi, abrazándome o soportándose en los respaldos laterales del vehiculo. Prendí el motor con mis llaves, y después, arranque a lenta velocidad. Estábamos pasando por la ciudad, dañada, con zonas que ya estaban trabajando, con los interminables atascos propios de la hora de regreso del trabajo. La ciudad que nunca duerme también era la ciudad de las oportunidades para aquellos que las iban a aprovechar, y Natalia aprovecharía esta oportunidad. Confiaba en ella, y confiaba en que todos los errores que pudo haber cometido en su realidad, podrán ser reparados.

El viaje no fue muy largo. Conocía la ciudad como la palma de mi mano, y sabia atajos, aparte de que la motocicleta permitía meterme por lugares mas estrechos y sortear entre los carriles el trafico vehicular. Cuando llegamos, estábamos en una especie de antiguo galeron, con un grabado de luces que rotulaba el lugar "Paglios Restaurant". Era uno de esos restaurantes modernos y caros con los que los ricos de ahora iban a hacer sus cenas de negocios y de placer, asi que supongo que a Natalia eso le parecería interesante. Aparte, tenían un excelente T-Bone según algunos de los directivos de S.H.I.E.L.D que me habían contado, por lo que estaba bien este lugar. -Vamos, muñeca. -Tras guardar la motocicleta en el estacionamiento, recibí el casco y apague el motor para poner el seguro. Tome a Natalia del brazo y caminamos hacia la entrada, con una sonrisa en el gesto. Aunque solo sea una noche, Natalia tendría un momento de felicidad, aunque para ello tenga que ponerme una nariz de payaso y zapatos gigantescos.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Giphy


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
109NataliaRomanova
Los Vengadores
Los Vengadores
109NataliaRomanova

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 91
Localización : Clasificada

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime26th Diciembre 2015, 04:01

Decenas de hombres armados, androides, extraterrestres,  nada puede detenerme si me lo propongo, puedo ser la perra mas feroz y persistente del jodido universo si quiero, pero un solo beso, sus labios apoyandose con suavidad en mi frente, eso es todo lo que necesitó para dejarme completamente desarmada. Senti el peso del cuero encima de mis hombros y su mano tomandome, apenas si lo solté para calzarme con unas botas que tenia en el suelo y tomar las llaves de mi apartamento, si luego necesito algo mas, ya vere como lo consigo, lo importante es no dejarlo esperando, no se por que, pero simplemente no quiero decepcionarlo. Tomo su mano y me dejo llevar luego de cerrar la puerta del apartamento, bajando con él hasta la calle. La noche era hermosa, y yo no lo habia notado en absoluto alli arriba sentada pensando en todo lo que habia sucedido. Mi corazon estaba tan estropeado que el dolor era todo lo que me motivaba en estos dias, al menos hasta que este soldado viene y me trata como si fuera su candidata a noviecilla en los '50. Drajtza, lo peor de todo es que antes de que me mire para darme el casco, huelo rapidamente el cuero de la chaqueta, perdiendome en la mezcla de su aroma con el firme material, esta chaqueta es realmente buena.

- Claro, pero no me has dicho adonde vamos, soldado, estaré vigilando...- Musité, guiñandole un ojo, tratando de distraerlo un poco de como me siento. El momento de recién habia sido demasiado intenso, y no es que no estuviese preparado, sabe de sobra que todo conmigo es asi de jodidamente dificil, pero tampoco se lo merece, no realmente. Steve es un gran hombre, pero es un soldado, las largas charlas sobre malas decisiones de vida y sentimientos profundos no son lo suyo, el prefiere demostrar lo que siente y lo que piensa a través de lo que hace, o cuando menos el mio era asi, puede que él sea diferente. Me puse el casco y me subi a la parte trasera del asiento de la moto. Cuando lo ves en las peliculas viejas o trabajas con él, no pensarias en Rogers como la clase de hombre que conduce a cuarenta kilometros por hora en una motocicleta en pleno Nueva York, pero luego te acuerdas que dentro de ese semental rubio hay un tipo de brooklyn que ahora estaria cobrando una jubilación y hablando de cuando no lo dejaron ir a la guerra por flacucho si no fuera por el suero. Sin embargo, sonreí, eso era lo peculiar de él: Detrás de la belleza fisica, también habia un buen hombre, quizás exageradamente bueno de a ratos.

Despues de un rato de pasear por la ciudad, la motocicleta comenzó a frenar poco a poco. Tiene que estarme tomando el pelo, no podemos, no estamos ni de cerca vestidos como para ir a un lugar como este. Lo miré a la cara como si me estuviera esperando el remate de que era una broma, pero no, estacionó la motocicleta y bajé rapidamente, con confianza, que estoy para el demonio, pero tampoco soy ninguna princesa. Me quité el casco y se lo puse en la mano con la que me lo pedia. - ¿"Muñeca"? Si supieras a cuantos les he partido la nariz solo por llamarme asi...- Pero lo dije con una sonrisa, a medias genuina, a medias falsa, acercandome a besar su mejilla largamente antes de darle el brazo para que caminaramos hasta el restaurante. Me gusta, soy asi, peleo en juego con las personas, pero la verdad del asunto es que Steve es el primer hombre con quien puedo pasar un rato sin sentir que me esta haciendo el amor con la mirada. No digo que sea malo cuando alguien te gusta como para jodertelo pero cuando cada puto hombre que conoces se te queda mirando el pecho o te ojea el culo...Ya me entienden...

No supe con que cara mirar al hombre que nos atendio, asique por si las dudas, me mostré confiada. Estaba en mi ropa de entrecasa en medio de un restaurante al que tranquilamente podria haber traido uno de mis vestidos mas elegantes. Fui con él hasta la mesa y me senté mirandolo directamente a los ojos. - ¿Y esta es tu idea de una primera cita? - Arqueé una ceja, pero no me quedaban mas fuerzas para fingir de momento, asique deje que mi gesto se volviera taciturno como realmente tendria que estar sintonizando con mi corazón. - No era necesario...pero...gracias, necesitaba salir...- Le murmuré, tomando un trozo de pan de la panera y llevandomelo a la boca solamente para distraerme del ligero dolor en mis encias. Habia estado abriendo bastante la boca durante ese griterio y los dientes habia pasado horas apretandolos con fuerza. ¿Que no soy una princesa? Es poco, ahora soy toda una vagabunda, y no ignoro las miradas, mas de una se pregunta que hago yo con un hombre asi en este restaurant.

Giro la mirada cuando él esta distraido llamando al camarero y las miro como si fuera a rebanarles las orejas y hacerme uno de esos collares que me hicieron famosa en la KGB. Podré ser un desastre, pero es mi cita, viboras.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Firma_Nat


"Oh you song! Little song of a maiden,

Head for the bright sun.

And reach for the soldier

On the far-away border

Along with greetings from Katyusha"
Volver arriba Ir abajo
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
097StevenRogers

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime3rd Enero 2016, 09:49

Un hombre, aunque sorprendido por nuestra etiqueta, nos hizo llegar a una mesa. Probablemente lo hacia porque sabia quien era yo, y quizas tambien tenia bien presente quien era Natalia entre los Vengadores. Pero eso no importaba mucho, lo que era necesario prestar atención era el lugar. Un bonito sitio de pisos adoquinados, con meseros bien trajeados, mesas de madera con decoraciones neoclásicas. Las lámparas colgaban del techo en pequeñas bombillas entubadas de color gris, y la barra mostraba un catálogo de licores desde Scotchs a los mas exquisitos vinos. La cocina estaba cerrada por unas puertas que se abrían por los dos lados con ventanas intermedias, y los baños, en un rincon, tenian un toque rustico que le daba cierto aire elegante. El mesero nos colocó en una mesa pegada a la pared del lado derecho, cerca de una ventana de la cual Natalia pudo sentarse.

Era un buen lugar. Por dentro estaba muerto de nervios porque a Natalia le gustase... Sabia que era una noche dificil, y que quizas no seria lo mas adecuado por toda nuestra vestimenta, ni por la situación tan dramática que hiciéramos esto, pero quería hacerla feliz y este lugar me pareció adecuado. La mire a los ojos mientras estábamos sentados y sonreí discretamente, para luego girarme a llamar un mesero que vino a los pocos momentos, dejándonos las cartas. Entradas, ensaladas, sopas, acompañantes para los platos fuertes... Casi no había mariscos, pero la parte de aves y animales de tierra estaba bastante surtida. Empecé a revisar el menú, mientras el camarero esperaba pacientemente. Miraba su placa de identificación que decia que se llamaba "Leo".-Buenas noches, Leo... -Me quede callado esperando hasta que Natalia pidiese primero, para luego decir- Yo quiero pedir... Dos rusos negros por favor -Mire a Natalia, sonriendo. Sabia que a ella le gustaba mucho el Vodka, y aunque a mi no me fascinaba, las mezclas de tragos eran mas interesantes.- Y de paso yo quiero una sopa de tomate para empezar, por favor. -Devolví el menú, y espere a que se retirara-

Me gustaba saber que Natalia podía tomarse conmigo algunas licencias. Ella era dura, vaya que si, como mi escudo o como la coraza de un T-40, pero conmigo tenia ciertas picardias, pequeñas muestras de afecto únicas que me hacían sentir muy especial. Era tan linda, y aun así, no podía evitar que sintiese que la tuviese que proteger... Seguramente ella me patearía el trasero si se viese en la necesidad, pero yo no veía en ella una persona a la que temer, si no todo lo contrario... Sonreí un poco bobo para mis adentros y luego tome un pan de la canastilla donde había para llevármela a la boca. Sono una canción un poco discreta al fondo, ambientando el lugar, mientras los comensales seguían en sus asuntos.

(Música)

-Espero que te diviertas esta noche. Todavía tengo cosas planeadas. -Mordí y trague de nuevo mi pan, estirando mi mano izquierda para tomar la suya por encima de la mesa, acariciando suavemente sus nudillos- ¿Te podre llamar de alguna forma sin que mi tabique nasal corra peligro? -Mostré una sonrisa bromista. Al menos ella nunca se mostraba irónica ante mi humor como lo hacia Stark o se quedaba algo confundido como Clint.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Giphy


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
109NataliaRomanova
Los Vengadores
Los Vengadores
109NataliaRomanova

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 91
Localización : Clasificada

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime10th Enero 2016, 22:56

Miré la carta dejandole pedir a él mientras me decidia, pero cuando pidio dos "Rusos Negros" tuve que hacer un esfuerzo para no bajar el menú y cambiar la orden. ¿Ruso Negro? ¿Vodka...mezclado? Le sonreí lo mejor que pude por encima del menu antes de volver a fingir que lo leía. El Vodka no es una bebida alcoholica como las demás, no la creamos para que se rebaje o mezcle, porque no la creamos para degustarla, la creamos para beberla. Mi gente es la del pais de los desiertos de nieve y los bosques desolados, donde el frio cala los huesos permanentemente y poca compañia hay mas que la dificultad y la desesperanza, y por eso es que tomamos papas, de lo poco que alli crecia, e hicimos con ella un brebaje que nos permitiera olvidarnos por un rato d toda la dureza del entorno, de los dias nublados que tan comunes son, de las guerras y los seres queridos que el frio se lleva. El Vodka es la manera en que los rusos lidiamos con la guerra que hay en nuestro corazón, y con los problemas de nuestras almas, no es simplemente una bebida, aunque el mercado capitalista opine otra cosa y ahora hayan decenas de marcas comerciales, nada será como el Vodka verdadero, el de mi patria, y nadie entenderá nunca el por que de la bebida. Suspiré, esa es la razón por la que no se bebe Vodka ni rebajado ni mezclado.

- Me quedaré con la sopa de crema de cebollas, Leo...- Le indiqué con calma, y el hombre anotó mi pedido y el de Steve antes de irse y dejarnos a solas. Tomó un pan de la canastilla y se lo llevo a la boca pero yo estaba concentrada en su mirada. Detrás del heroe, se esconden los ojos de un simple chico de Brooklyn, y hay algo de especial en esa inocencia y esa pureza que él aun guarda despues de todo lo que ha visto y ha vivido, algo que me atrae, que me hace tenerle respeto. Yo vivi cosas, pero no acabe bien, ha dejado marcas, heridas que no cierran, demasiadas, y que él pueda conservarse a traves de una vida tan dificil y d situaciones tan dolorosas es admirable.

- ¿Tú, con un plan? Nunca me lo habria imaginado...- Sonreí de lado y alcé las cejas, ironica y bromista, pero mi expresión se relajó cuando senti su mano sobre la mia, sus dedos acariciando mis nudillos. Me tragué la melancolia y lo miré con suavidad, sin fijarme en mi mano. No se si quiero que me toque, no se si quiero dejarlo entrar, hay cosas dentro de mi que nadie deberia ver, que nadie deberia conocer, y como es él, querrá conocerme, hacerlo de verdad. Y yo...yo...Agh, no quiero pensar en eso, por una vez estoy teniendo una cita medio normal y decente y aqui estoy pensando en cosas que ni siquiera sé si vayan a suceder. Suspiré y cuando llegaron los Rusos Negros, le di un largo trago al mio, no estaba tan mal, pero sostengo lo del Vodka.

- Me gustaria divertirme...y me da curiosidad lo que tú puedas haber planeado...- Una persona con la mente sentada en los '50 planeando una noche de diversión en 2018, no hay una sola parte de mi que no queria estar presente para ver eso. - Te tomaste en serio la broma..¿Da? - Rebatí juguetona. La verdad era que Rogers se tomaba casi todo lo que le decias literamente. Aproveché para acomodar mi cabello denuevo detrás de mi oreja con mi mano libre. - Si he partido esos tabiques, pero no es como si lo fuera a hacer contigo...- Le guiñé un ojo mientras le decia eso, no queria que sintiera que no me estaba agradando su compañia, al contrario, estaba empezando a darme miedo lo comodo y natural que me sentia a su lado. La canción que sonaba era muy bella, y esperé hasta los últimos acordes para seguir hablandole.

- Dime como prefieras, soldado...- Susurré para que solamente él pudiera escucharme. Me sentia mas comoda asi, jugando el juego, siendo seductora, y no una pobre victima. Entrelacé cuidadosamente mis dedos con los suyos, mientras una nueva canción () comenzaba a sonar. - Creo que puedes hacerlo mucho, mucho mejor que "Muñeca"...¿Por que no lo intentas? Encuentra uno que me guste y podria darte algo a cambio...- Musité con calma enigmatica. - Si quieres una pista, tampoco me gustan "Bombón", "Ricura" ni "Delicia"...- Reí suavemente. - Adelante, Capitán, arriesgate...- Estoy segura de que lo haras bien, no eres tú lo que temo de nosotros dos, soy yo.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Firma_Nat


"Oh you song! Little song of a maiden,

Head for the bright sun.

And reach for the soldier

On the far-away border

Along with greetings from Katyusha"
Volver arriba Ir abajo
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
097StevenRogers

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime14th Febrero 2016, 20:25

Los rusos negros llegaron y deje que Natalia tomara primero su vaso para después hacerlo yo y darle un trago. Fruncí muy levemente el ceño. No estaba tan fuerte ni tampoco me emborrachaba, pero el Vodka per se ya era una bebida que podía tumbar a un elefante si se consumía en exceso. Suerte que eso no me pasaba a mi, pero... ningún suero de supersoldado puede hacer mas duras tus papilas gustativas. Mi mano no soltó el tacto de sus nudillos, y aunque casi siempre que tocaba a Natalia, tenía los guantes del Capitán puestos. No me había percatado de lo suave que era su tacto, aunque sus nudillos se sienten ligeramente más duros, probablemente producto de las palizas que había tenido que dar durante toda su vida.

-No me tome la broma en serio... tanto. -Dije, alzando levemente la mirada. A veces, era complicado tener compañeros con un sentido del humor tan activo, puesto que para mi las bromas no eran algo muy comun si no sabia que el escenario era ese... no se, una pelicula de comedia, un payaso o algo por el estilo. Prefería muchas veces la seriedad y de vez en cuando alguna broma ligera, sin embargo, cuando las bromas y lo real se mezclaban en el discurso de mis compañeros, sencillamente no sabia que hacer. Me le quedé viendo y abrí un poco más los ojos. -Gracias... -Vaya, no sabia que decirle en este caso. Al menos, si le gustaba estar conmigo, evitara que me golpeara... Solo no tenía que cometer ningún error.

Me empecé a sentir un poco nervioso, a decir verdad. No quería cometer errores, y sabía que si pensaba en eso, me podria poner mas nervioso, pero era imposible estarlo... ¿Por que si todo iba tan bien, tenía que activarse mi sentido militar de la sospecha y la cautela en un momento como este? Exhale un poco y la mire a los ojos.

-Me gustaria llamarte... -Baje la voz un poco, para que ella escuchara. Hice una pausa, pensativo, pero no quería sonar excesivamente complicado ni tampoco algo demasiado cursi- corazón. -Sentía como mis mejillas se notaban un poco más calientes, producto del rubor que me hacía sentir llamarla de una manera tan tonta. Seguramente alguien más leído supiese mejores formas de llamar a una dama como Natalia, pero yo no era una persona que leía mucho, y fuera del ejército, no había cursado más allá de la secundaria en mis tiempos. Ojalá tuviese la creatividad de mi amigo Stark...

Gire suavemente la mano que tomaba la suya, y mis dedos tocaron su muñeca, en un suave tacto mientras volvía mi mirada hacia la mesa. Estaba en una posición complicada, pero hasta ahora, creo que no habia cometido ningun tipo de error, lo que me daba la ventaja de que podía seguir tal y como estaba. El lugar era agradable, la noche también, y la compañía de Natalia era lo único que determinaba el éxito de la misma.

El mesero trajo las sopas y las cucharas, para luego retirarse a seguir con su trabajo. Pronto nos traerá lo demás, pero mientras tanto, podíamos disfrutar de la comida.

-Natalia, quiero que sepas que me hace muy feliz estar contigo y que hayas aceptado venir pese a todo lo que te esta pasando. -Guiñe mi ojo con cierta picardía. Aun no tenia muy claro a donde ir después de esto, asi que me relajara y disfrutaria del momento.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Giphy


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
109NataliaRomanova
Los Vengadores
Los Vengadores
109NataliaRomanova

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 91
Localización : Clasificada

Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime31st Mayo 2016, 08:22

¿Eso que acaba de hacer fue un intento de guiñarme el ojo con picardía? Arqueé una ceja y sonreí de lado cuando hizo eso, dejando que Leo nos trajera las sopas que íbamos a tomar. - Leo, ¿Podrías darme el menú, por favor? – Había tenido una idea. Cuando me lo dio, le di una ojeada cuidadosa, creía haber visto…si, justo aquí. Definitivamente ya sé que vamos a comer de plato principal. - ¿Qué tal si vas pidiendo dos filetes Strogonoff? Tengo algo de nostalgia hoy… ¿Da? – Le dediqué una sonrisa y le dejé tomar el menú de mi mano y retirarse, soltando la mano de Steve para poder tomar mi cuchara y hundirla en la sopa, sorbiendo suavemente. Esta buena, al parecer Rogers sabe donde venir a comer.

- No Steve, la que tiene que agradecerte soy yo…- Lo miré a los ojos antes de tomar unas pocas cucharadas más, tratando de ordenar las palabras en mi cabeza. - Hay pocas cosas que no haya visto o hecho, eso ya lo sabes bien, pero si hay una cosa que nunca viví es conocer a alguien que pudiera estar ahí para mí cuando lo necesitaba…- Volví a mi sopa un momento, si hablaba muy rápido, se me escaparían unas lágrimas. - Ni yo podía estar para alguien, ni alguien para mi, y así viví la mayor parte de mi vida, pero hubo un día en el que todo cambió…- Suspiré, tratando de llevar mi memoria de regreso a ese momento tan importante, no quería perderme detalles. - Y fue el día en el que Fury me dijo que formaría parte de la Iniciativa Avengers….yo entré en ese helicarrier creyendo que entraba a otra misión, que tendría que jugar a la buena, sonreír mucho y asegurarme de que las cosas salieran bien, pero cuando me recibieron, no pude…- Suspiré y miré al techo un momento con una sonrisa soñadora que no encajaba en mi rostro para nada. -…eran tan sinceros, Steve, incluso Tony con sus estúpidos piropos, realmente estaban contentos de ver a una más allí, sumándose al grupo, y por eso no pude fingir, y me dije a mi misma que por primera vez sería yo misma, y los ayudaría no porque Fury me lo hubiese ordenado, sino porque quería, porque creía en lo que ellos querían…- Bajé lentamente la mirada y continué con mi sopa durante unas cucharadas antes de retomar lo que estaba diciéndole. - Les debía mucho, y en cierta forma, quizás también se los debo a ustedes, a ti…- Extendí mi mano libre para tomar la suya con fuerza un momento. - Gracias a ti por aceptarme en el equipo, por creer en mí cuando nadie más lo hubiera hecho, es algo que te voy a deber siempre…- Solté su mano lentamente y volví a mi sopa hasta terminármela.

- Mierda, Rogers, después de soportar lo que soportaste en mi apartamento, creo que podrías llamarme “Bollito de Canela” e igualmente me caerías bien…- Reí un poco de mi propio chiste, es bueno tener un sentido del humor. Leo vino y servicialmente me llenó una copa de vino y depositó un plato repleto de un filete strogonoff que se veía excelente. - Un plato de mi tierra, delicioso, no están acostumbrados a estos gustos complejos aquí, con todo ese cheddar y ese bacon…- Me quejé distraídamente, nunca podré entender por qué los Amerikans´kyis tienen esa fijación por los sabores simples y grasosos. - Cuando te termines tu sopa, comenzaré yo a comer contigo, y me dirás que te pareció…¿Si? – Dije, animada por primera vez al completo desde que me habia despertado de la cama este dia.

Tomé mi copa y bebí un largo sorbo de vino, que estaba mucho mejor que esos Rusos Negros. Al final de cuentas, el soldado se merece una cita. No puedo abrirme del todo, pero lo está intentando, y claro, me está haciendo sentir una jodida obra de arte, está poniéndole toda su buena voluntad. Como siempre, la que probablemente acabe sin encajar en todo este hermoso cuento soy yo, pero por ahora, no hemos llegado a esa parte de la historia.

_________________
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Firma_Nat


"Oh you song! Little song of a maiden,

Head for the bright sun.

And reach for the soldier

On the far-away border

Along with greetings from Katyusha"
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Empty
MensajeTema: Re: Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova   Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Hace mucho que no te veia. - Natalia Romanova
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ~lo admito si me gusta y mucho~

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: