Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaRegistrarseConectarse

Comparte
 

 El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]

Ir abajo 
AutorMensaje
Brian Shimizu

Brian Shimizu

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 11/01/2015
Localización : Actualmente: La Tierra

Ficha de Personaje
Alias: El Protector, Untouchable
Nombre real: Brian Shimizu McHale
Universo: Marvel

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime18th Enero 2015, 02:05

14 de marzo de 2018

Era un día tan normal como otro cualquiera para los miembros de mi tripulación y para mi. Tras despertar nos reunímos todos en la sala de operaciones para, mientras tomamos un pequeño pero nutritivo desayuno, el Capitán nos informe de la hoja de ruta diaria. Yo, como siempre, me tomo mi café en un total de siete sorbos y con las órdenes del jefe memorizadas en mi cabeza, me dirijo a mi camerino para terminar de vestirme y afilar mi espada por primera vez hoy. Cuando considero que el filo está perfecto, voy hacia la campuerta de salida trasera, subo a una de las cápsulas de exploración y doy la señal para que abran la compuerta.

Hoy toca explorar los alrededores de un planeta que hacía meses recibimos el chivatazo de que estaba vigilado por naves de guerra Shi'ar, por lo que antes de acercarnos a su atmósfera con la nave principal planeamos dar varios rodeos con un par de cápsulas, que es como solemos llamar a un tipo de nave individual de tamaño pequeño que suelen usarse para misiones de reconocimiento. Gracias a esto evadimos los radares de las naves Shi'ar y nos aseguramos de que la entrada a dicho planeta no conllevará demasiados problemas con la Justicia.

A través de un intercomunicador inalámbrico sujeto a mi oreja izquierda comunico prácticamente a cada minuto de la situación al Capitán, que aguarda a mi señal para dar la orden de continuar.

A medida que me acerco a la órbita del planeta he de esquivar más y más basura espacial, para evitar dañar la nave, y al mismo tiempo cerciorarme de si hay o no Shi'ars patrullando la órbita. -Aquí cápsula roja 315. Por ahora no hay objetivo a la vista, mi Capitán.

Al parecer hoy sería un día calmado, después de todo. -¡Muy bien, muchacho! Rodea una vez más la órbita del hemisferio norte y vuelve p'acá en cuanto termines. Si todo sale bi-... -La comunicación directa con mi Capitán se había cortado de repente, y comencé a revisar los monitores de la cápsula. Todo parecía en orden. Bueno, no. Todo no. Mientras observaba detenidamente cada una de las lucecitas de colores que indicaban el estado de cada una de las funciones del transporte, noté que de pronto un par de ellas empezaron a parpadear sin parar. No correspondían a ninguna de las funciones básicas. No eran las del motor, ni las de combustible, ni el radar...

-Aquí cápsula roja 315. ¿Alguien puede decirme a qué hacen referencia las bombillas de posición L12 y T08? -Pero nadie parecía contestar. Por un momento pensé que el intercomunicador podría haberse averiado o que me había alejado demasiado del radio de funcionamiento, pero no se trataba de eso. Lo comprobé unas tres veces. Ante la ausencia de respuesta, di media vuelta para regresar a la nave principal, cuando de pronto...

-Oh, no... -Cuando quise darme cuenta al dejar el planeta objetivo detrás, ante mi avisté lo que parecían ser más de dos docenas de agujeros de gusano o agujeros negros hasta donde podía ver, que... obviamente, antes no se encontraban ahí. Di varios volantazos y pisé el acelerador al máximo intentando esquivarlos todos con el suficiente margen de distancia como para no ser absorbido por la fuerza de alguno de ellos. Comencé a hacer chasquear la lengua contra el paladar repetida e invontariamente, intentando calmar la ansiedad que de repente me envolvía. Sin duda, hoy no iba a ser un día calmado.

Justo cuando ya me creía encontrar a salvo, tras dejar atrás casi la mitad de los portales espacio-temporales, mi nave rozó por los pelos uno de los tentáculos del embudo de uno de ellos y la nave comenzó a cambiar de dirección. Parecía no responder a las órdenes del control manual, e iba directa hacia el núcleo del agujero. -Aquí cápsula roja... aquí Brian. Mi capitán, si alguien me recibe, estoy siendo absordido por un ojo negro. -No había tiempo. No sabía si saldría vivo de esta, pero existía una posibilidad, y suelo aferrame a ellas. -Repito: la cápsula no responde a los controles y me dirijo directo al interior de un ojo negro. Activo la baliza de localización. ¡Manden ayuda! -El mensaje de socorro fue lo último que pude verbalizar antes de que todo lo que viese a continuación fuera únicamente... negro. Nada. Solo obscuridad...

...por suerte, este no iba a ser mi último día. Cuando creía que todo estaba perdido, pues todos los controles habían sido desactivados y la retroalimentación de energía de la nave se había detenido, un pequeño halo de luz traspasó el cristal de navegación en frente de mi. Tal y como entras en un agujero negro, sueles salir de él. Lo que nunca puedes saber es dónde, cuándo, ni en qué estado lo harás.

En mi caso, y a pesar de notar que los muy repentinos cambios en el espacio, el tiempo y la materia estaban trastocando algo en mi interior que me hacía perder las fuerzas, pude contemplar que la salida del agujero iba a parar hasta la órbita de un pequeño planeta azul. Las formas en que estaban dispersas las placas terrestres al alcance de mi vista me sonaban de una forma muy cercana. Como si lo conociera. No obstante, casi sin tiempo para reaccionar, y sin poder pilotar la nave ni tan siquiera para la entrada a la atmósfera, debía de hacer algo lo antes posible o tanto la nave como yo seríamos poco más que una bola de fuego incandescente cayendo a toda velocidad hacia, con suerte, alguna parte del océano. Sin pensármelo dos veces, generé alrededor de la nave un campo psiónico de fuerza que la envolvía casi por completo. Procuraba proteger las zonas más sensibles al calor y la presión. Noté cómo poco a poco perdía las fuerzas, primero físicas, y más tarde... mentales. Estaba perdiendo el conocimiento. Si no aguantaba despierto el tiempo suficiente cabía la posibilidad de no volver a despertar jamás.

Por desgracia, eso fue algo que no pude comprobar personalmente.

Ya inconsciente, la nave continuó su recorrido a la deriva, y transformada en una bola de fuego, tras atravesar la atmósfera en dirección al este del continente asiático.

Finalmente la nave se estrelló, con muchísima suerte, a orillas de una pequeña isla de Japón llamada Mikura-Jima. Los curiosos autóctonos no tardaron en llegar, alarmados minutos antes con la imagen de una bola de fuego cayendo del cielo en dirección a su población. La nave había quedado casi totalmente destrozada. Se podía apreciar fácilmente cómo había perdido los alerones por el trayecto, y el motor y los propulsores de energía habían quedado del todo destrozados. La chapa exterior no paraba de desprender vapor al contraste de la temperatura que había alcanzado durante la caída y la del agua, por lo que nadie parecía quererse acercar. Tampoco sabían, las gentes del lugar, si se trataba de una nave alienígena o de algún tipo de nuevo prototipo de nave del Ejército.

Al cabo de unas horas, un total de cinco coches negros de alta gama se detuvieron lo más cerca que pudieron del suceso. De los mismos salieron un total de diez hombres engalonados con trajes de chaqueta negros, muy formales. Sus rostros eran serios y su actitud amenazante. Se dirigieron a pie hasta el interior de la playa, sin detenerse un instante, directos hasta donde se encontraba estrellada la nave. Algunos comenzaron a desalojar la playa, mientras otros, equipados con guantes protectores y mascarillas de oxígeno, manipulaban las compuertas de la cápsula. Ni siquiera había dado tiempo de que llegase la prensa nacional. Desde aquel momento, nadie más supo nada sobre el fatídico y extraño accidente.

23 de noviembre de 2018

En una casa tradicional japonesa, algo más ostentosa que el promedio de las del pueblo, y rodeada de una espesa arboleda que conforma un paisaje de diversas tonalidades de verdes que contrastan con el azul del cielo, se encuentra, en una habitación del segundo piso, sobre una cama en el centro de la misma, Brian. Entubado por las vías respiratorias y con un catéter en cada brazo, ha permanecido en coma por algo más de ocho meses. Ahora, sin razón aparente, parece despertar...

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Memorialp

Comienzo a sentir el tacto de mis dedos... no veo nada. No puedo abrir los ojos, me cuesta mucho. Siento como si la gravedad ejerciera un tremendo poder sobre mí, sobre mis párpados... sobre mis extremidades. ¿Estoy muerto?

No... no lo estoy. Escucho voces. Y pasos. Pasos a mi alrededor. Hago un último esfuerzo y parece que consigo abrir los ojos, a la mitad, al menos. Un techo con troncos de fortificación, todo de madera. Intento mover el cuello, parece que responde. Miro a mi alrededor. -¿Por qué la Srta Natsuki mantiene la esperanza de que el muchacho mejore? Pronto hará el año desde que lo encontraron así, ¡y no se ha movido un ápice! La verdad es que no me quejo por la labor que tengo que desempeñar, pero... -Reconozco el idioma en que se mantiene la conversación. Esas palabras... me son familiares. Aunque estas en particular provienen de una voz femenina, muy aguda y desgastada por los años, que por alguna razón ha dejado de hablar. -¡Oh, Dios mío! ¡Ha despertado! ¡Corran! ¡Avisen a la Srta Natsuki!

Vislumbro lo que parece ser el rostro difuminado de una señora mayor, que me observa y habla sin parar, a gritos, a no sé quién. Durante un momento creo ver también una silueta alta, robusta y casi por completo de color negro que se acerca hasta donde me encuentro y a los pocos segundos desaparece de mi vista. -Es cierto. El sujeto XY B-2 ha despertado de su coma. Se pone en marcha el protocolo de actuación previsto. -Escucho a continuación. No comprendo nada de lo que hablan, aunque entiendo el idioma. -¿¡Qué!? ¿Ya? ¿Tan rápido? ¡Si aún está convaleciente! ¡Casi no se mueve! -Se escucha de nuevo la voz femenina. En este momento creo que se están refiriendo a mi, pero sigo sin saber qué ha ocurrido o qué ocurre, o dónde estoy, qué hago aquí, en qué planeta he terminado si es que sigo en el mundo de los vivos.

-Silencio. Tenemos órdenes estrictas de actuar nada más despertase el sujeto. Ahora, le dejamos un minuto para que le vista y entonces nos lo llevaremos. No tarde. -Tras escuchar esto puedo ver a la señora mayor que hablaba hace unos momentos cómo empieza a quitarme los catéteres, las sondas, y comienza a vestirme con una tela elástica de color negro, despacio, con suavidad. Espera, lo que me pone es mi malla, la que suelo... o solía usar siempre. Lo hace en silencio. Su rostro expresa seriedad, y en parte tristeza, pero no me salen las palabras.

Al terminar, la señora se aleja de la cama y se coloca a un lado del marco de la puerta que hay a mi izquierda. Puedo seguirla con la mirada. Cada vez mi visión se ilumina más. Puedo apreciar que la habitación en la que me encuentro pertenece a una casa vieja, muy bien cuidada y limpia, pero antigua. De inmediato dos hombres con traje negro entran por la puerta y se dirigen cada uno hacia un lado de la cama. Entre ambos me levantan e intentan ponerme en pie. Cada uno coloca uno de mis brazos por detrás de sus cabezas. No lo consiguen. Me fallan las fuerzas. Siento que puedo mover las piernas, lo cual es una buena señal, pero habré estado mucho tiempo dormido, pues el cuerpo continúa entumido por la posición en la cama. Tras varios intentos, parece que no se cansan.

-Vamos. Tranquilo. Sin prisa. Esto forma parte del proceso normal de recuperación. Intenta dar varios pasos hasta que lleguemos a la escalera. La Srta Natsuki querría verle en buen estado físico. -Comenta uno de los dos hombres, como queriéndome ayudar. Así que le hago caso, y me esfuerzo por adelantar una pierna cada vez. De repente me acuerdo, la lengua... hablan japonés. Yo sé japonés. Bueno, ya es algo: comienzo a recordar.

_________________

Brian a los 17:
 

Brian a los 29:
 


Última edición por Brian Shimizu el 21st Enero 2015, 16:40, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Natsuki Aoki
HYDRA
HYDRA
Natsuki Aoki

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 22/12/2014
Edad : 29

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime20th Enero 2015, 12:41

La primavera en Japón era maravillosa, solía ir al festival del cerezo en Kyoto, por su naturaleza de ciudad más apegada a las tradiciones sus festivales solían ser los mejores, sobre todo aquellos que conllevaban que las geishas lucieran sus mejores galas en los jardines y casas de te. Las geishas de Kyoto seguían siendo las mejores, y aunque las okiyas habían disminuido su número drásticamente después de la guerra, aun seguía habiendo una gran oferta de artistas tradicionales. Su abuela todavía guardaba alguna de las viejas fotos que le hicieron cuando ella era la que arrancaba suspiros con su paso, los occidentales no podían entender a su abuela, su naturaleza, no había sido una fulana que se abriera de piernas para todo hombre pagara, había sido una artista, había aprendido a hablar de política, de economía, de arte, de poesía, de filosofía, tuvo que aprender a bailar y aprender a tocar instrumentos, a preparar la ceremonia del te, saber cuando callar y cuando decir la palabra adecuada; en muchos sentidos, su abuela había tenido una educación igual o más exigente que a muchas de esas señoras Europeas que despreciaban todo lo que no eran capaces de entender. Sin embargo aquel año había decidido refugiarse en la residencia vacacional de la familia, todo aquel asunto de la colisión había puesto Japón y su cuerpo patas arriba y había optado por tomase unos días de descanso alejada de todo el mundo, también había discutido con su abuela de nuevo por aquel asunto; pero se negaba en rotundo a ponerse en contacto con él. Sabía que Jason mantenía contacto, pero también sabía que él respetaba su decisión, prefería extirparlo de su mente, de su alma y no saber a escuchar periódicamente el resto de su vida que no la recordaba. Era su vida y ella elegía como vivirla, y nada de lo que pudiera decir nadie iba a hacer que cambiara de opinión.
 
Iba paseando por la playa en todas esas cuestiones sobre su vida, su futuro, su linaje, la pesada de su abuela, cuando algo que parecía un meteorito, se estrelló en la playa causando un gran revuelo. Jason brincó del susto y cuando la nube de arena y agua se disipó pudo comprobar que no era un meteorito, sino... ¿Una nave? ¿Una cápsula espacial? Putos chapuceros de la NASA... ¡Casi la matan del puto susto! Se acercó corriendo a la cápsula, para abrirla, mientras Jason avisaba a algunos hombres, y cual fue su sorpresa cuando al abrir la portezuela y asomarse dentro no vio el logo de la agencia aeroespacial por ningún lado, aquel no era ningún astronauta de los que salían por televisión y daba entrevistas sobre sus expediciones científicas. Era un muchacho joven, no mucho mayor que ella y estaba inconsciente. Cuando llegaron sus hombres lo sacó de la cabina y ordenó tapar aquello, fuera lo que fuera, aquello no le gustaba, al menos hasta que pudiera aclararse todo aquel embrollo. No quería a ninguna agencia gubernamental husmeando en su isla y haciendo preguntas.
 
Ordenó llevar al hombre a su casa, donde el médico del pueblo le atendió, tras asegurar que no díría nada a nadie. Natsuki no tenía motivos para desconfiar de él, siempre había sido muy discreto. Enseguida despejó las dudas sobre su estado, no estaba muerto, pero estaba en coma, el golpe que había sufrido había provocado una hemorragia cerebral, que aunque ya había reducido no podía asegurar si despertaría o si habría daños permanentes. Cuando se quedó a solas con el misterioso desconocido le observó con detenimiento, las ropas que había llevado, su rostro... Tenía cicatrices, y no parecían accidentales, su cuerpo parecía bien formado y estaba ejercitado, sus músculos pectorales eran fuertes y sus dorsales parecían tener un buen tono, pero de manera distinta a los chulitos de gimnasio adictos a los batidos de proteínas. Había encontrado una espada enorme en la cabina, junto a él, un tamaño muy poco manejable para su gusto, pero daba claros signos de haber sido usada. Todos esos detalles indicaban que quien fuera, era un guerrero y no un chulopiscinas.
 
Salió de la habitación dando orden al servicio de que se hiciera cargo de él, ella tenía muchas cosas en las que pensar y de las que ocuparse, había notado una significativa mejoría de sus capacidades, no le preocupaba en exceso, pero coincidía con Jason en que era extraño u había que comprobar si este aumento conllevaba algún efecto secundario, esperaba que no, realmente apreciaba su nueva agilidad. Ya bastantes efectos secundarios habían tenido con la oleada de terremonos que estaban sufriendo y había seguido a aquella inexplicable fusión de mundos. No podia evitar pensar, que quizás el hombre que ahora reposaba un coma en su casa estuviera relacionado de alguna manera con el incidente, quizás algún coletazo que le arrastró desde el espacio de su universo a este otro totalmente nuevo.

No dio señales de que fuera a despertar el resto del tiempo que ella pasó allí y acabó volviendo a Tokyo después de dar instrucciones sobre su invitado, había cuestiones que debían ser resueltas, y solo él podría responder. Nada más llegar puso a otro grupo a trabajar en los restos de la nave, que contrataran a quien hiciera falta para averiguar todo lo que pudieran, cuanta más información pudieran obtener, major. No estaba del todo segura de que cuando su John Doe despertara fuera capaz de recordar siguiera su propio nombre.
 

-


Habían pasado meses desde la collision, nuevos idiotas con capas habían aparecido, en todos los sentidos, tanto buenos, malos, como simplemente hijoputas y sus problemas aumentaban; pero no todo eran cosas malas, no habían sido malos meses para el negocio. Su clan, a expensas del “comercio de mercancías” no podia quejarse, las cosas no habían ido del todo mal, aunque la situacion se estaba volviendo tensa y algo más precaria de lo normal, algo a lo que ya estaba acostumbrada, quizás demasiado para su gusto.

Estaba terminando su entrenamiento diario, entregada a su tarea en un estado de absoluta concentración, cuando fue interrumpida, aquel muchacho no perdió la cabeza allí mismo porque fue lo suficientemente rápido en entregar el mensaje antes de que ella pudiera hacerlo. El astronauta sin agencia había despertado y se encontraba de camino. Perfecto, quizás él pudiera arrojar algo de luz sobre todo lo sucedido, quizás él supiera algo de la collision. Preparó la reunion en la sala de té, se había cambiado de ropa después del entrenamiento y se había puesto un bello kimono de seda en tonos verdes y rosados, en su día había pertenecido a su madre y ahora lo usaba ella. Un kimono de buena manufactura era una pieza lo suficientemente exclusiva y apreciada como para ser tratado como herencia familiar, y el armario de la casa estaba lleno de herencias como aquella.

Cuando él entró, acompañado por sus hombres, ella estaba sentada sobre sus talones, junto a una pared decorada con hermosos dibujos, Jason se encontraba a su lado, junto a otro hombre alto, Moreno, de elegante traje gris, su mano derecha en Japón, una de las pocas personas en las que confiaba tanto como en ella misma.

- Vaya, el bello durmiente ha despertado. Siéntate, tengo unas preguntas que hacerte

Natsuki señaló con un gesto elegante al cojín libre que había delante de ella, para después acercar la bandeja y servir dos tazas de té, acercando una al hombre ante ella.
Volver arriba Ir abajo
Brian Shimizu

Brian Shimizu

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 11/01/2015
Localización : Actualmente: La Tierra

Ficha de Personaje
Alias: El Protector, Untouchable
Nombre real: Brian Shimizu McHale
Universo: Marvel

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime21st Enero 2015, 16:29

Aquellos hombres uniformados, aunque muy callados, pudieron ofrecerme, durante el camino que me llevaría hasta una tal "Sta Natsuki", la suficiente información como para saber que nos encontrábamos en Japón, Planeta Tierra, donde nací y crecí hasta unirme a mi tripulación. También me dijeron que estábamos en noviembre de 2018, lo cual significaba que habían pasado ocho meses desde el último recuerdo nítido que conservo. Y el hecho de no haber sido recibido por mi Capitán y mis compañeros significaba que, o no habían recibido mi mensaje de auxilio, o bien se encontraban ya aquí, en la Tierra, buscándome sin resultados. Si bien recordaba gran parte de mi vida anterior a convertirme en pirata, este planeta se me presentaba ahora como completamente nuevo. Bueno, no completamente. Pero sí parecían haber cambiado muchas cosas, las cuales desconozco en este momento, pero que intuía y que de alguna u otra forma me gustaría contemplar antes de partir de nuevo.

Durante todo el trayecto continué bastante aturdido, tanto mental como físicamente, pero al menos ya conseguía verbalizar frases completas en japonés, lengua que no utilizaba desde hacía doce años. Podía caminar por mi cuenta, aunque a duras penas, por lo que uno de los hombres uniformados siempre me acompañaba como apoyo en los pequeños caminos que hacíamos a pie. El resto del viaje se hacía en avión y coche, particulares, he de decir.

En varias ocasiones pregunté por mi nave, pues suponía que en su interior se encontraba mi equipamiento y mi espada, y debía de comprobar su estado para ver si la baliza de localización seguía activa, en cuyo caso negativo explicaría que mis compañeros no me hubieran encontrado aún, pero en ningún momento quisieron desvelarme dicha información. Quizá hasta me habían dado por muerto. Tampoco me decían cuál era el objetivo de ir a visitar a Natsuki, aunque por cómo se referían a ella intuí que se trataba de una superior a ellos, y quizá era ella quien decidía qué hacer conmigo. Parecía que llevaban prisa, pues no tardaron ni diez minutos en sacarme de la casa en la que desperté, y no me dieron más ropa que la malla negra que acostumbraba a llevar, que es súper cómoda, por cierto, y unas sandalias standar negras para no dañarme los pies.

Tras varias horas de viaje, parecía que habíamos llegado a nuestro destino, solo que dicha ubicación debía de ser algo secreta, pues de camino en el coche me colocaron un saco negro en la cabeza, para evitar memorizar el camino, supuse. Aún con dificultad a la hora de andar, tras bajar del coche caminamos un poco más por un terreno arenoso, podía escuchar el crujir de alguna que otra ramita. Por eso, y por el extraño silencio que lo inundaba todo, intuí que nos encontrábamos en las afueras. Subimos unos cuatro escalones y cruzamos una puerta, tras lo que recorrimos un pasillo en línea recta. Poco a poco el paso aminoró hasta que el hombre que me ayudaba a caminar se detuvo y me quitó el saco de la cabeza, abrió la puerta que se encontraba en frente nuestra y entró conmigo a una habitación decorada con motivos tradicionales, amplia, bien amueblada y con una pequeña mesa baja alrededor de la cual se encontraban sentados tres personas: dos hombres y una joven, esta última ataviada con un kimono.

-Vaya, el bello durmiente ha despertado. Siéntate, tengo unas preguntas que hacerte. -Dijo la joven mujer, señalando con un gesto de su mano un cuarto cojín junto a la mesa. El uniformado que me había acompañado hasta allí me soltó el brazo, y entendí que era con ellos con quienes debía hablar, por lo que me acerqué hasta su posición y me senté en el cojín, no sin notárseme una pequeña mueca de dolor en el rostro, el cual expresaba, más allá de la total confusión y extrañeza que me producía todo esto, un enorme cansancio físico, visible en mi mirada entreabierta.

Tras un largo suspiro, miré primero lo que tenía delante de mi, unas tazas de té que estaban siendo servidas por la joven, la cual se encontraba en frente mía, con los dos hombres en cada uno de sus flancos, para después mirarla a ella directamente a los ojos.

-¿Quié... quiénes sois? -Pregunté por fin. La habitación parecía estar revestida de todo un halo de secretismo y misterio.

_________________

Brian a los 17:
 

Brian a los 29:
 
Volver arriba Ir abajo
Natsuki Aoki
HYDRA
HYDRA
Natsuki Aoki

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 22/12/2014
Edad : 29

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime28th Enero 2015, 14:15

Estaba desconcertado, pero era lógico en su situación, y decidió que a pesar de lo que solía ser su comportamiento habitual, tendría paciencia. No era su punto fuerte, pero estaba trabajando en ello; dio un sorbo a su te y posó la taza en la bandeja frente a ella antes de responder.

- Quieres seamos nosotros es, ahora mismo, un detalle irrelevante. Mi nombre es Natsuki, y te saqué de tu nave cuando ésta se estrelló en la playa de Mikura-jima, una isla a unas pocas horas de aquí. Estabas ya inconsciente cuando te sacamos, tenías una hemorragia en el cerebro que el médico consiguió controlar, pero no sabíamos cuando despertarías, o si lo harías.

Hizo una pausa para que fuera asimilando toda la información. Acababa de despertar de un coma y aunque parecía bastante lúcido, no podía asegurar en que estado se encontraban sus capacidades cognitivas. Ni siquiera podía asegurar que las conservara todas, entre otras, porque nunca antes le había visto, y bien podría ser un superdotado que lo hubiera perdido con el golpe. Aunque tampoco parecía especialmente tonto, miraba la habitación con curiosidad y parecía fijarse en los detalles.

- En principio pensé que podrías ser de alguna organización espacial, pero tu ropa no lleva ningún identificativo o distintivo de ninguna agencia aeroespacial; así que como comprenderás, tenemos algunas dudas que espero que nos aclares.

Natsuki tenía preguntas que hacerle, por supuesto, pero quería darle la oportunidad de contar toda su historia sin necesidad de sacársela con cucharilla. Aquello no era uno de esos interrogatorios en los que clavabas dos barras de hierro a alguien en las piernas, las conectabas a la luz con unas pinzas de coche y si no respondía a tus preguntas dabas la luz. No, aquello era una conversación civilizada con una taza de te y esperaba no tener que sacar las barras y las pinzas de batería. No era la loca psicópata que todo el mundo pensaba, que no tuviera reparos en hacer las cosas por las malas no significaba que no prefiriera hacerlas por las buenas, era menos agotador para todo el mundo, más rápido y menos escandaloso, todo ventajas… No entendía porque la gente a veces prefería hacerlo por las malas.
Volver arriba Ir abajo
Brian Shimizu

Brian Shimizu

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 11/01/2015
Localización : Actualmente: La Tierra

Ficha de Personaje
Alias: El Protector, Untouchable
Nombre real: Brian Shimizu McHale
Universo: Marvel

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime31st Enero 2015, 12:57

La joven de cabello oscuro que se encontraba sentada frente a mi se tomó su tiempo para responderme, dando primero un sorbo a su taza de té, dejándola a continuación sobre la bandeja.

-Quienes seamos nosotros es, ahora mismo, un detalle irrelevante. Mi nombre es Natsuki, y te saqué de tu nave cuando ésta se estrelló en la playa de Mikura-jima, una isla a unas pocas horas de aquí. Estabas ya inconsciente cuando te sacamos, tenías una hemorragia en el cerebro que el médico consiguió controlar, pero no sabíamos cuando despertarías, o si lo harías. -Contestó. Y en ese momento comprendí una cosa. Fuesen quienes fuesen, les debía el hecho de estar ahora mismo aquí, vivo. Pero... el "quiénes eran" no me parecía que fuese algo irrelevante. De hecho me parecía del todo relevante. Sin embargo, su tono de voz sonaba con demasiada seguridad. Estaba tranquila, por lo que parecía, y sus dos acompañantes no me quitaban ojo de encima.

A decir verdad no recordaba con exactitud qué fue lo que provocó el accidente que me trajo hasta aquí. Tan solo recordaba estar en una de las cápsulas de exploración rodeando la órbita de un planeta vigilado por los Shi'ar y después encontrarme dentro de la atmósfera terrestre. Intentaba esforzarme por recordar a cada minuto los detalles de lo que ocurrió, pero mi mente parecía ahora un puzzle a medio construir. "Es normal..." pensé. Según decía la joven, me encontraron con una hemorragia cerebral. Tan solo esperaba ir recuperando los recuerdos poco a poco.

-En principio pensé que podrías ser de alguna organización espacial, pero tu ropa no lleva ningún identificativo o distintivo de ninguna agencia aeroespacial; así que como comprenderás, tenemos algunas dudas que espero que nos aclares. -Continuó hablando. ¿Organización espacial? Ah, claro, ellos probablemente no conocían nada acerca del Imperio Shi'ar, las otras galaxias, así como la resistencia rebelde al Imperio. Cierto, pensaban que pertenecía a una de esas organizaciones que se dedicaban a explorar los alrededores del Planeta Tierra con el fin de avanzar en sus conocimientos astronómicos.

Antes de responder sostuve con mi mano derecha la cuarta taza de té, reservada para mí, y la levanté y apoyé en la bandeja unas tres veces antes de acercármela al rostro para inhalar un poco de su vapor. Olía bien, así que le di un sorbo para probarlo. Hacía más de una década que no volvía a tomar un té. Le faltaba un poco de azúcar para mi gusto.

Tenían preguntas que hacerme, así que procuré sentirme cómodo por si la reunión se alargaba más de la cuenta.

-Está bien. Intentaré responder a todas las dudas que tengan. -Dije serio, aún sosteniendo la taza de té con mi mano derecha. Entonces miré primero a los señores que se encontraban a cada lado, para finalmente clavar mis ojos en los de la joven.

_________________

Brian a los 17:
 

Brian a los 29:
 
Volver arriba Ir abajo
Natsuki Aoki
HYDRA
HYDRA
Natsuki Aoki

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 22/12/2014
Edad : 29

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime10th Febrero 2015, 22:06

Parecía algo inquieto, pero no iba a culparle por ello; ella misma lo estaría de encontrarse en su situación, seguramente ya habría intentado atacar a alguien, así que agradecía que estuviera manteniendo una actitud colaboradora. Su mirada se desviaba hacia sus acompañantes, quizás evaluándolos y se sintió en la necesidad de quitarle esa idea de la cabeza. Le había llevado allí para despejar sus dudas, no para ver cómo le arrancaban la cabeza delante suyo.

- Quizás lo más apropiado fuera que nos aclararas quien eres y cuál es la historia que te ha traído hasta aquí. Luego resolveremos las dudas que queden al respecto, de forma pacífica a ser posible.

Dio otro sorbo a su taza mientras le miraba con curiosidad; no parecía mucho más mayor que ella y desde luego, no una mala persona. Sus movimientos eran mecánicos y repetitivos, pero no parecía estar evaluando sus posibilidades de sacar provecho de su situación, quizás sacaran respuestas claras de todo, realmente era lo que esperaba, a pesar de todo no le había dado motivos para estar a la defensiva y le había salvado la vida aunque no tenía por qué hacerlo. Todo se había vuelto patas arriba desde la colisión y cualquier tipo de luz que pudiera arrojar sobre el asunto, cualquier cosa que pudiera hacer para repararlo, para ayudar, debía hacerla. Aquel era su mundo y no iba a dejar que se fuera al carajo sin hacer nada para evitarlo. Ella no era una heroína y los dioses sabían que no pretendía serlo, pero cuidaba de sus intereses y estos ahora eran su vida, sus negocios y su universo.
Volver arriba Ir abajo
Brian Shimizu

Brian Shimizu

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 11/01/2015
Localización : Actualmente: La Tierra

Ficha de Personaje
Alias: El Protector, Untouchable
Nombre real: Brian Shimizu McHale
Universo: Marvel

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime28th Febrero 2015, 14:53

-Quizás lo más apropiado fuera que nos aclararas quien eres y cuál es la historia que te ha traído hasta aquí. Luego resolveremos las dudas que queden al respecto, de forma pacífica a ser posible. -La joven fue lo suficientemente directa como para hacerme entender que no había salvado mi vida para nada. Tenía curiosidad. Quería saber, y probablemente no me dejarían marcharme de aquel lugar hasta no tener lo que buscaban. Pero, después de todo, era lo menos que podía hacer. Dejé la taza de té sobre la bandeja, y reposé mis manos sobre mis rodillas. Entonces la miré.

-Mi nombre es Brian Shimizu. Soy piloto, miembro de una tripulación de mal llamados piratas espaciales. Hace mucho tiempo que mi vinculación con este planeta se diluyó lo suficiente como para no desear volver. Pero... lo último que recuerdo es que fui absorbido por un agujero de gusano mientras exploraba la órbita de un planeta a varias galaxias de distancia. No sé muy bien por qué he acabado aquí. -Mi voz como de costumbre sonó completamente neutra, e incluso algo apagada debido al cansancio que sentía. No entendía por qué había mencionado que más tarde resolveríamos el resto de dudas de forma pacífica "a ser posible". No comprendía qué la hacía pensar que pudiera ser de otra forma. Necesitaba ver mi nave. Necesito ver mi espada.

Quería pedírselo. Quería que me mostrara mis pertenencias. Pero no estaba en posición de exigir nada. Los que me trajeron hasta aquí me aseguraron que todo estaba en orden y que en su debido momento me devolverían lo que es mío. Pero el filo ha de ser afilado. Lleva muchos meses sin ser afilado. Eso me pone nervioso. O lo haría, si tuviera fuerzas para manifestar ansiedad. Casi no puedo, aún tengo las extremidades algo entumidas. Sostuve de nuevo la taza de té, apoyándola otras tres veces sobre la bandeja antes de acercármela a los labios y dar otro sorbo.

_________________

Brian a los 17:
 

Brian a los 29:
 


Última edición por Brian Shimizu el 29th Marzo 2015, 23:53, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Natsuki Aoki
HYDRA
HYDRA
Natsuki Aoki

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 22/12/2014
Edad : 29

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime4th Marzo 2015, 13:55

Parecía aburrido mientras contaba su historia, o al menos así sonaba; era curioso, un pirata espacial, nunca había conocido a uno. La verdad es que era una explicación bastante insatisfactoria, al menos, desde el punto de vista de que no arrojaba demasiada luz sobre los hechos de la colisión, sin embargo, daba un dato bastante interesante, fuera lo que fuera que hubiera sucedido, no había afectado únicamente al sistema solar, si un pirata que circulaba por otra galaxia se había visto arrastrado a la tierra por un agujero de gusano.

- Ha habido una colisión de universos, o al menos, esa es la explicación más extendida. Algunas ciudades han aparecido y otras desaparecido, quizás eso fue lo que provocó el agujero de gusano que te trajo hasta aquí. Esperaba que quizás tu llegada pudiera aclarar un poco el asunto, pero no te preocupes, no nos comemos a nadie. Ha sido un día agotador para ti, si necesitas cualquier cosa, avísanos.

Puede que fuera exigente, y que no le hubiera dado mucha tregua, pero no era una desalmada, acababa de despertar de un coma, bastante es que hubiera sudo capaz de llegar hasta allí y hablar sin perder el conocimiento, ordenaría que le prepararan una habitación para que descansara lo que necesitara. Le había rescatado, no iba a dejarle tirado ahora a su suerte. Ella no hacía esas cosas.

_________________
El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] 1083_zpsze9ot1o5
Volver arriba Ir abajo
Brian Shimizu

Brian Shimizu

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 11/01/2015
Localización : Actualmente: La Tierra

Ficha de Personaje
Alias: El Protector, Untouchable
Nombre real: Brian Shimizu McHale
Universo: Marvel

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime30th Marzo 2015, 00:11

Una colisión de universos... ¿podría haber sido esa la causa del origen repentino de varios agujeros de gusano en un punto de la galaxia en que no había previo aviso de su presencia? Como poder, podía ser. Aunque no terminaba de explicarme del todo cómo algo así y de esa magnitud podía ocurrir. A decir verdad tenía la cabeza demasiado embotada como para ponerme a pensar en fusiones interestelares.

Al parecer eso no era lo único. El planeta Tierra había sufrido modificaciones geográficas y demográficas, por lo que Natsuki contaba. Ella esperaba que yo le resolviera dudas al respecto, aunque realmente yo me encontraba más confuso que nadie en la sala. No entendí el comentario sobre que ellos aquí "no se comían a nadie", había olvidado que en la Tierra existieran pueblos, en fecha reciente, que conservasen costumbres canívales. Pero olvidé dicho comentario cuando me ofreció hospitalidad. Entonces recordé que seguramente gracias a ella me encontraba ahora mismo vivo.

-Os agradezco mucho la hospitalidad que mostráis hacia mí. Y sobre todo, agradezco que os hayáis hecho cargo de mi asistencia sanitaria mientras me encontraba inconsciente. Estoy en deuda con ustedes. -Hice un gesto de agradecimiento, similar a una pequeña reverencia, que recordaba como forma aceptada socialmente de agradecimiento de mi estancia en la Tierra de joven.

-Espero que cuando me encuentre física y psicológicamente en mejor estado podamos continuar con esta conversación y aclarar una serie de puntos que considero importantes. -Terminé de beber de mi té y dejé la taza vacía sobre la bandeja encima de la mesa, repitiendo mi "protocolo". Tras esto, dirigí de nuevo mi mirada hacia los señores que acompañaban a la señorita, para finalizar con mis ojos clavados en los de ella.

_________________

Brian a los 17:
 

Brian a los 29:
 
Volver arriba Ir abajo
Natsuki Aoki
HYDRA
HYDRA
Natsuki Aoki

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 22/12/2014
Edad : 29

El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime29th Abril 2015, 00:48

Tenía buena disposición hacia ella, y eso le agradaba, aseguraba estar en deuda con ella, y a la luz de los nuevos cambios ella necesitaría hombres experimentados en combate. Estaba segura que eso de ser pirata espacial incluía muchos combates por sorpresa, algunos deseados, otros no. Y por supuesto, estaría más informado de ese asunto de alienígenas del que ella no tenia mucha idea y que parecía estarse convirtiendo en una desagradable rutina diaria.

- Descansa tranquilo, diré al servicio que te asigne una habitación y cuando estés en condiciones podemos seguir hablando. Si estás interesado en trabajar, seguramente tenga algo para tí.

Natsuki se levantó y salio de la habitación, indicando con un gesto a sus hombres que se encargaran del invitado, poco después de que ella saliera, una joven sirvienta ataviada con un kimono marrón oscuro entró en la habitación, indicándoles que la siguieran. Jason se puso al lado de Brian y le tendió la mano para ayudarle a levantarse.

- Natsuki puede parecer extraña, pero si quiere que trabajes para ella, es que ha visto algo en tí. Pero de lo que ella quiere a lo que ella necesita suele haber una ligera diferencia, y yo me encargo de que tenga lo que necesite. Eres un combatiente experto, de eso no cabe duda, has entrado y has buscado posibles salidas, la has valorado a ella y nos has valorado a nosotros. Ella te ha salvado la vida y ha asegurado que sobrevivieras, me pregunto si estás dispuesto a devolverle el favor.

Jason llevaba muchos años trabajando para Natsuki, con ella, apoyándola personalmente en sus momentos más duros, quien la había protegido en muchas ocasiones, pero como todo, esa etapa debía cerrarse; siempre la protegería, pero el último gran ataque que había sufrido le había provocado lesiones que todavía arrastraba y disminuían su efectividad. Si realmente quería mantenerla a salvo, tenía que encontrar a alguien que ocupara su lugar, que pudiera ser su escudo cuando las cosas se pusieran feas. Alguien dispuesto a protegerla como el la había protegido durante todos aquellos años.

_________________
El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] 1083_zpsze9ot1o5
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Empty
MensajeTema: Re: El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]   El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki] Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
El despertar... (23/11/2018) [Natsuki Aoki]
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: